domingo, 15 de enero de 2012

Si Hitler hubiera sido un tipo normal...



¿El destino de la humanidad puede depender del capricho o de las frustraciones de un resentido?

De todos es conocido que Adolf Hitler no tuvo una infancia feliz.
Su padre, Alois Hitler, era un alcohólico, despectivo con sus vecinos, que le trataba brutalmente y que pegaba a toda la familia cuando volvía a casa borracho.
Encima, Adolf sospechaba que su padre era hijo ilegítimo y que podía haber algo de sangre judía en sus venas.
A nivel profesional o vocacional tuvo una tremenda frustración personal por motivo de no ser admitido en la Academia de Bellas Artes de Viena.
Malvivió en la capital austriaca casi como un vagabundo, vendiendo sus pinturas, sufriendo la humillación por parte de los comerciantes judíos que decidían comprarle o no algún cuadro de los que pintaba.
Para rematar, se sabe que Hitler tuvo problemas de salud. Su estómago era delicado, por eso tal vez era vegetariano. No bebía alcohol ni fumaba, ni toleraba que se hiciera en su presencia. También se habla de sus problemas sexuales de raíz psicológica, sus extrañas relaciones con las personas del sexo opuesto.
Los freudianos insisten en patologías sexuales que tuvieron su punto de partida en la infancia. Comentan su aversión o miedo a las mujeres. Y muchos afirman que tuvo lugar un desplazamiento de la fobia que sentía hacia las mujeres a la fobia hacia los judíos, convertidos en chivos expiatorios de todas sus neuras.
O sea que nuestro personaje va configurando a lo largo de su trayectoria un “curriculum” vital que poco a poco da lugar a una personalidad especial llena de resentimiento hacia todo y hacia todos.

       

¿Qué hubiera ocurrido si este hombre hubiera tenido un pasado normalito, con un padre corriente que no le pegara, una infancia como otros chicos y que más tarde fuera admitido en la Escuela de Bellas Artes de Viena, saliendo de ella convertido en un pintor aceptable, con un trabajito normal, con una novieta teutona de piel blanca y de mejillas coloradotas, con un estómago a prueba de  cerveza y de salchichas con chucrut?

¿Habría llevado a Europa y al resto del mundo al desastre de una guerra con 50 millones de muertos?


61 comentarios:

  1. ¡Qué pregunticas haces un domingo tan temprano!

    Yo creo que con esa carita (por cierto la misma de mayor)No sé, no sé Sr. Profesor no me atrevo por sí me llevo un "No apto"je,je,..

    Besico

    ResponderEliminar
  2. Pues que quizás habría sido, de igual forma, un malvado. El mundo está repleto de personas que lo tuvieron más difícil y no dejaron, por esto, de ser rectas, honradas e incluso buenas. Cada vez creo más en la responsabilidad individual y menos en los condicionantes sociales e históricos.
    Reciba usted mis saludos.

    ResponderEliminar
  3. Si utilizamos la palabra Fobos como sinónimo...
    Estaríamos hablando de algo mas que historia...
    Menuda "perla del antisemitismo".
    Actualmente podría nombrarte unos cuantos ejemplos a bote pronto: Hans Asperger, Guantánamo, España descarrilada...

    ResponderEliminar
  4. Cabopá: como es algo que no ocurrió, pues cualquier respuesta sensata valdría.
    Un saludo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  5. Retablo: ya sabes que es todo un debate lleno de pasión desde el siglo XIX, con la irrupción de la genética y el psicoanálisis, la cuestión sobre si el criminal nace o se hace.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Nasty quiz: bienvenido tu comentario a esta humilde casa. Y sí, no es el único caso de depravación, solo que este es muy llamativo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Lo terrible del mal es que se presenta normal,
    puede que Hitler haya tenido una infancia con las tormentas propias de muchas infancias,como bien señala Hannah Arendt en su libro Eichmann en Jerusalem el mal es banal, terrible y banal.
    Se puede remitir a aquello de Simone de Beauvoir ,lo mas escandaloso del escandalo es que deja de serlo .En este caso,el mal ,con el que yo he convivido,es banal, es normal,no necesita de resentidos.
    Videla ,el encarcelado dictador argentino, era un tipico militar ,el mejor de los cadetes de su tiempo y preparado luego en la escuela de guerra por profesores franceses y yanquis.
    Tipico y normalmente militar,como tantos.
    He tenido a la vista represores,buenos padres de familia, amables incluso con los vecinos y conocidos, hoy algunos de ellos pasean a su perros y nietos por las plazas,normal, corrientemente.
    En mi trabajo revistaban alguno de ellos a cargo de la seguridad,uno de ellos era particularmente deleznable,repartia caramelos obsesivamente, yo por su paso por la policia en la peor epoca sospechaba de su persona,un dia me dijo,en la epoca de la subversión,Cristo me guió la mano.
    Tenga cuidado Castro- asi se llamaba- Ud es muy creyente y si no se arrepiente de sus crimenes su alma inmortal esta en peligro...recuerde que la tortura mortifica a quien la recibe y degrada y destruye a quien la aplica.Vaya Ud y cumpla sus tareas en silencio.
    Al poco tiempo murio, espero que si hay un infierno en el habite puesto que no fue juzgado
    como muchos de sus colegas que hoy estan en prisión.

    ResponderEliminar
  8. Buena pregunta, Cayetano, pero eso es como si decimos que si mi abuela tuviera ruedas y manilla no sería mi abuela, sino una bicicleta, o que si el Sevilla tuviese a Messi, lo mismo aspiraba a ganar la liga.
    Lo que está claro es que todos somos esclavos de nuestras circunstancias especiales, sobre todo las de la infancia, y nos marca y nos condiciona. Pero cuantas personas como él han tenido complejos y falta de cariño y frustraciones en la adolescencia y no desarrollaron luego ese instinto asesino y ese deseo de dominarlo todo, acabando con razas, etnias, grupos como homosexuales....
    Sería menos acomplejado y tendría menos fobias y más autoestima, pero los genes de la maldad ya los llevaba inoculados.
    Buen domingo, Cayetano.

    ResponderEliminar
  9. Supongo que la historía hubiera sido diferente. Es sabido que segun los derroteros que toma nuestra existencia, los resultados son diferentes. Eso sí, seguro que hubiera sido un mal tipo, pero al menos, solo con los de su entorno.
    Feliz domingo!

    ResponderEliminar
  10. Nando: determinadas circunstancias sacan la bestia que muchos llevan dentro. No llego a creerme del todo que un asesino psicópata que disfruta torturando a los demás sea luego un excelente padre, un estupendo amigo, un entrañable abuelo. Para mí que hay mucha hipocresía y mucho teatro de por medio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Paco: el gran debate. El criminal nace o se hace. Tú crees que él era así por naturaleza, pero criminalizar a los judíos tuvo mucho que ver con sus experiencias de infancia y juventud. Tampoco era un tipo sano sexualmente. En fin... quién sabe. Se me pone el vello de punta solo con pensar la remota posibilidad de que si este hombre hubiera tenido una vida normal no habrían muerto 50 millones de personas en esa guerra que provocó.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Lorenzo: eso pienso yo. Entre genética y educación, creo que lo segundo tiene más peso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Yo creo que no, que le hubieran faltado elementos de los que conformaron ese extraño carisma capaz de arrastrar a las masas. Sin embargo, otro hubiera llenado ese espacio, y quién sabe si hubiera llevado a Europa por parecido camino.

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. Cayetano.
    Franco era un buen esposo creo, Eichmann tenia un excelente trato con sus hijos, no hay reglas generales.
    La cuestion central puede que sea negarle "humanidad " al otro, creo recordar que los alemanes tenian un concepto para ello "undermenschen" o algo asi, subhumanos aplicado a eslavos con destino de esclavos, gitanos con destino de muerte y judios con igual camino.
    Cuando la colonizacion europea de la mano de los Leopoldo y y Stanley avanza sobre el Africa Central parte de la base de la negacion de humanidad de la poblacion negra,solo asi se puede entender el sostenimiento del Apartheid por parte de gente inteligente y culta hasta hace pocos años.
    En mi America el racismo hacia la poblacion india, en Bolivia, Guatemala,Ecuador tiene caracter de escandalo.
    La sociedad dominante se esconde en una presunta superioridad racial para someter a la mayoria de la población.
    Es largo el tema, me voy a la playa a disfrutar de un dia magnifico

    ResponderEliminar
  15. A lo mejor todo se hubiese reducido, digamos, a la mitad. Yo si creo que las circunstancias condicionan al individuo, quizá por mi experiencia en unidades psiquiátriicas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Evidentemente que no, Cayetano. Mientras leía estaba pensando cómo para conseguir un carné para conducir un autocar (55 personas), además de pericia tiene que pasar un test psicológico, pero no así para conducir un país con 55 millones de personas. Paradojas de la vida.

    ResponderEliminar
  17. Madame: siempre nos quedará la duda. Pero es cierto que de un resentido no se puede esperar nada bueno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Nando: siempre necesitamos justificar las atrocidades cometidas para poder mirarnos al espejo. Es algo humano, aunque muchos no merezcan ese calificativo.
    Con lo de la playa, casi se me había olvidado que estáis en pleno verano.
    Un saludo y disfruta del día.

    ResponderEliminar
  19. Dissortat: yo también soy de esa opinión. Las circunstancias, la educación, tienen un peso mayor que la herencia genética.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Francisco: paradojas de la vida en efecto. Ser padre tampoco requiere pasar examen alguno y hay cada caso...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Yo creo que hubo una mezcla de las dos cosas, pues su contexto familiar no favorecía una mentalidad sana, pero tampoco el contexto histórico y político de su nación. Mezcla explosiva para una mente enferma.
    ¿Y si, cuando luchó en la Primera Guerra Mundial, aquella bala que le pasó rozando, pero no le mató, hubiera dado en el blanco?

    Y, efectivamente, ni a los padres de muchos adolescentes no les pidieron el carnet de padre previamente ni prueba psicológica, ni a mi padre le hicieron prueba alguna para renovar su carnet de conducir...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Hace tiempo vi un documental en el que comparaban los perfiles psicológicos de Hitler y Stalin. Los dos eran muy similares, por lo que quizá, aunque lo vivido en casa puede influir, el problema de fondo sea algún trastorno psicológico.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Probablemente no. Lloraba por la muerte de sus canarios mientras diariamente se complacía en el martirio de miles de seres humanos, pero nunca sabremos, me ha hecho gracia lo de las mejillas coloradotas. :D

    Un abrazo, Cayetano

    ResponderEliminar
  24. Negrevernis: o sea que el amigo Adolf llevaba todas las papeletas para el sorteo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Kassiopea: sí. Eran similares en cuanto a no sentir nada de compasión por el sufrimiento ajeno, algo propio de psicópatas y sádicos que no saben de empatías.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Alma: lo de la "teutona" blanca como el yogurt, con las carnes temblonas como un flan y de mejillas sonrosadas es como muy visual. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. No lo sé Cayetano.
    Quizás algo hubiese cambiado, pero creo que hubiesemos seguido los mismos derroteros.
    No necesariamente los problemas sexuales vienen de la infancia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Runaway ha dejado un comentario:
    Recientemente ví un reportaje en televisión(no recuerdo ahora si era en Redes de Punset o en otro programa divulgativo)en el que explicaba y llegaba a la conclusión, que muchas de nuestras actitudes mayormente estaban influenciadas por lo que habíamos vivido en la niñez y adolescencia, y por lo que habíamos vivido en nuestro entorno más cercano: familia, educación, religión, amigos, barrio, pueblo, ciudad o incluso las costumbres o cultura de la región o país.

    Es difícil saber que hubiera sido de ciertos personajes de la historia si su ninez y adolescencia y su entorno fueran sido diferente de lo que tuvieron. Sobre todo porque ha habido muchos personajes históricos que también tuvieron una infancia y adolescencia difícil, o un entorno hostíl, y sin embargo, eso influyó muy posivamente en ellos, obligándose a forjarse para ser mejores personas y dejar un buen legado a la humanidad. Y también porque quien más quien menos conoce a gente de buenas familias que no les han faltado de nada, que han tenido estudios en colegios de pago y prestigiosas y caras universidades, y sin embargo son unos H.P.

    La página de Runaway:
    http://born-to-run-runaway.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  29. Runaway: no sé qué pasó con el comentario que mandaste que he tenido que traerlo del correo y pegarlo porque no se actualizaba aunque lo autoricé.
    Volviendo al caso que nos ocupa, la verdad es que cada persona es un mundo y tenemos cada uno una manera diferente de reaccionar ante el infortunio y de resolver nuestros problemas, pero también es cierto que muchos psicólogos cuando se enfrentan ante un maltratador lo primero que preguntan es si a su vez él fue maltratado en su infancia. Hitler fue maltratado en su infancia y en su adolescencia. Su respuesta fue maltratar a millones de personas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Manuel: nunca lo sabremos. Sobre los problemas sexuales de Hitler parece ser que sí proceden de su infancia. Según los freudianos: un padre violento, una madre mucho más joven y superprotectora, un niño que buscaba refugio y calor en los brazos de la madre y que odiaba a su padre. Cuanto más agresivo era su padre más se volvía hacia su madre buscando afecto, y más temor a que su padre descubriera el secreto: esa búsqueda edípica de calor en su madre, Klara Pölzl, mucho más joven que su marido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. q si su entorno familiar era tormentoso, pues creo q él tenia esperanzas de ser mejor tratado por la sociedad,y al ver q no era asi, el rencor se apodero de él, lo cual se puede decir q es comun en muchas personas.
    por eso digo q la sociedad puede ser la base de la formacion de una persona segun trato q pueda tener.

    ResponderEliminar
  32. Anónimo: somos el producto de la buena o de la mala educación, en el sentido amplio: familiar, social... La verdad es que este hombre tampoco a nivel social tuvo suerte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Hola cayetano y compañía. No sé lo que hubiera pasado si se casa con una alemana; pero te puedo decir qué le hubiese pasado si se casa con una española:
    Le habría encantado tocar las palmas al ritmo de las coplas. Hubiera estado super cómodo sentado en la mesa camilla.
    Las migas o el puchero hubieran disuelto sus ansias de atacar Polonia. Pero lo peor de todo, lo peor, es que seguramente la españole le hubiera seguido pegando como en su niñez. Ja, Ja, espero que me perdoneis por este comentario. Ja, ja...

    ResponderEliminar
  34. Trapo blanco: a lo mejor le habría quitado el trabajo a Franco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese caso, podríamos haber invadido Portugal, Francia, Marruecos... Madre mía. Imagínate a los españolitos cortijeros aprendiendo alemán... Mejor no pensarlo. Un saludo Cayetano, y enhorabuena por tu blog.

      Eliminar
    2. No encontraba tu comentario y mira dónde está. Los cambios de blogger sin preaviso.
      Un saludo.

      Eliminar
  35. ¿El pasado de Hitler? Me pregunto entonces por el pasado de Goebbels, casado ese sí, con una teutona de rosadas mejillas, y padre de varios querubines de rubios cabellos; o de Himmler, o de Borman o de... En fin, fanatismo y masas.

    ResponderEliminar
  36. Como decía Ortega "yo soy yo y mis circunstancias", con esta premisa es de imaginar que no hubiera sido el tipo que arrasó Europa y hubiera sido un tipo normal. Digo yo, que no tengo ni idea.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Hay muchos candidatos a lo largo de la Historia a los que revisarle su infancia y juventud... por si, como el caso que tú planteas, tuvieron algo que ver en sus miserables actos cometidos después.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. DLT: Magda se la pegaba a Goebbels con el del bigote y el ministro de propaganda punto en boca. Otro acomplejado con su cojera. Todos de "raza superior".
    Un saludo

    ResponderEliminar
  39. Valverde de Lucerna: la frase de Ortega tiene aquí mucho sentido. Aunque esto que aquí nos traemos no deja de ser un juego de ucronías.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Javier: muy sana no debe ser una persona que aniquila a millones de seres humanos y puede dormir tranquilo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Los acontecimientos y vivencias de la infancia, repercuten en la personalidad del niño cuando es adulto.
    No es justificable nunca la violencia pero si es cierto que muchas actitudes tienen su origen en carencias de la infancia que desestructuran la personalidad.
    ¿quién sabe lo que hubiera sucedido de no darse los elementos que se dieron para escribir esta negra etapa de la historia?
    Muy interesante.
    Recibe mi saludo.

    ResponderEliminar
  42. Buf, que pregunta¡¡
    Hubiera seguido siendo un pintor mediocre y aburrido, y a lo mejor un asesino en serie...
    La genética y la carga social ayudan bastante a crear una personalidad.
    Salud¡¡¡

    ResponderEliminar
  43. Analizando un poco a los personajes más paradigmáticos de la historia, se vislumbra que parte del carácter de su madurez provenía de la infancia. Y esto sin entender demasiado de los comportamientos psicológicos de los individuos, me ha llevado a pensar que la infancia pesa mucho en el carácter de las personas. Si uno tiene un trauma a edades tempranas, es difícil corregirlo y a veces sale por la espita en cualquier momento, forjanzo manías, filias y fobias.
    Saludos

    ResponderEliminar
  44. Sin domesticar: la infancia solo se vive una vez y algunos se la perdieron. Luego esto se paga y no hay vuelta atrás.
    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  45. Fº Javier: como pintor era bastante mediocre. A lo mejor habría mejorado o como tú dices se habría dedicado al asesinato en serie, por despecho de las mujeres, que no le hacían ni caso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  46. Carmen: no hay más que ver a los maltratadores. Muchos fueron maltratados en la infancia, como el caso que nos ocupa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  47. La maldad no es patrimonio de nadie, se puede ser cruel y haber sido educado perfectamente, aunque no estoy muy de acuerdo, mira esta cita de Jonattan Litell:
    "Los nazis son la prueba de que la cultura no nos protege de nada. Puedes sentir admiración por Mozart y ser un miserable"

    Saludos.

    ResponderEliminar
  48. Eduardo: totalmente de acuerdo. Ni la cultura, ni el nivel económico, ni la religión nos hace ser más buenos ni más malos. Hitler, por ejemplo, era muy aficionado a Wagner y a pintar al óleo, cosa en la que no destacaba pero que tampoco hacía mal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  49. Hola Cayetano, soy emejota, te comento la entrada diciendo que los "demonios" de inconsciente son terribles y ponen en evidencia la enorme interrelación que tenemos las vidas de los unos y los otros.
    En otro orden de cosas, comento como anónimo porque me han "raptado" los blogs que tenía y lo que es peor la cuenta de gmail, con lo cual estoy "vendida". Recuerdo haber leído que estas acciones han tenido lugar en otros blogs. De momento he seguido las instrucciones mandando una nueva dirección de mail y me sentaré tranquilamente a esperar acontecimientos.
    Tiene gracia parece que blogger me ha escuchado, estaba cansada y me ha metido "en el trullo" a descansar. Bs.

    ResponderEliminar
  50. Emejota: ayer me di cuenta del problema cuando intenté acceder a tu blog y salía el cartelito poniendo que ya no existía. Mira a ver si lo puedes solucionar y luego nos cuentas cómo lo has resuelto por si nos pasa a los demás.
    Los caminos de blogger son inescrutables.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  51. uno y sus circunstancias, si este hombre hubiera tenido una vida normal no creo que hubiera llegado a lo que llegó...

    ResponderEliminar
  52. José Luis: el producto resultante de una mala educación. Los sádicos y psicópatas no nacen, se hacen.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  53. Buenas Cayetano!! soy alvaro llamas, a la pregunta inicial yo respondería una cosa lleva a la otra, siempre que se quiera ir al lado oscuro claro, el mejor ejemplo lo tengo en mi persona, ya que si no hubiese cambiado mis conductas y compañías ya estaría encerrado, por suerte un día decidí que debía cambiar de actitud y pornerme a estudiar y escoger un buen camino, así que me quedo con "una cosa lleva a la otra" uno puede darle la vuelta a la tortilla cuando quiera y puede acabar con sus malos hábitos cuando quiera, si hitler hubiese dicho basta en el momento de llegar al poder y no ir a por los polacos ni a por nadie y se hubiese dedicado a dirigir su país tranquilamente... otro gallo nos cantaría. un gran saludo!

    ResponderEliminar
  54. Saludos, Álvaro.
    Tienes mucha razón cuando dices que cada uno es libre de decidir su camino. Tú elegiste con la cabeza.
    Espero que te vaya fenomenal por esos mundos estudiantiles.

    ResponderEliminar
  55. Hola a todos,
    Interesante blog y no menos interesantes todos los comentarios.
    Todo un persona "este". He visto que van a publicar una nueva biografía.. Breve Historia de Hitler.
    saludos a todos.
    https://www.facebook.com/brevehistoria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén por pasarte y comentar.
      Muy amable tu opinión.
      Saludos.

      Eliminar
  56. Posiblemente la historia hubiese cambiado, si bien Hitler ni siquiera fue el ideólogo de todo este movimiento. Ya venía de bastante atrás. No obstante, una personalidad tan marcada por tantos complejos conlleva que el individuo, aunque sea a nivel insconciente, intente potenciar o subrayar otros carácteres a fin de ocultar sus debilidades. Esto le ocurrió a este individuo. Sólo tenemos que echar un vistazo a nuestro círculo de conocidos para ver personalidades parecidas (¡ojo¡y que se me entienda bien)
    Saludos

    ResponderEliminar
  57. Félix: el hombre adecuado en el momento adecuado. Se armó así una buena.
    Un saludo.

    ResponderEliminar