martes, 11 de diciembre de 2012

Fray Luis de León


11 de diciembre de 1576: en España, Fray Luis de León, tras casi cinco años de encarcelamiento sin juicio, es absuelto por la Inquisición. ¿Celo religioso? ¿Envidia?
¿Cargos contra él?
Haber osado traducir la Biblia a lengua vulgar, especialmente su versión de "El Cantar de los Cantares". Parece que a algunos eclesiásticos no le gustó la iniciativa.
Se cuenta que en la cárcel escribió esta poesía:

ODA XXIII - A LA SALIDA DE LA CÁRCEL

Aquí la envidia y mentira.
me tuvieron encerrado.
Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado,

y con pobre mesa y casa
en el campo deleitoso
con sólo Dios se compasa
y a solas su vida pasa
ni envidiado ni envidioso.





46 comentarios:

  1. Muy cortos de juicios los que juzgaron y condenaron al sabio castellano de esa vil manera. Y él mismo lo dice: la envidia que es muy mala consejera. Un fuerte abrazo y buena semana prenavideña, Cayetano.

    ResponderEliminar
  2. Eso de hartarse y querer aislarse del mundo parece nuevo, pero queda claro que ya era una opción en el siglo XVI.
    Hoy en día quizá no le hubieran encarcelado, pero sí le hubieran puesto una querella millonaria por infamias o por violación de copyright para desplumarle. Las cosas han cambiado poco.
    Mi Fuensanta y yo nos adaptaríamos perfectamente al aislamiento voluntario. Eso sí, volviendo de vez en cuando para tomar unas cañas y unas tapas.

    ResponderEliminar
  3. Dijo Machado que en España, por cada cabeza que piensa, diez le embisten. Me temo que no andaba desencaminado.

    Saludos, Cayetano

    ResponderEliminar
  4. Y luego aquel famoso y magnánimo "Decíamos ayer..."

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. En mí la culpa ajena se castiga
    y soy del malhechor, ¡ay!, prisionero,
    y quieren que de mí la Fama diga:

    «Dichoso el que jamás ni ley ni fuero,
    ni el alto tribunal, ni las ciudades,
    ni conoció del mundo el trato fiero.

    Que por las inocentes soledades,
    recoge el pobre cuerpo en vil cabaña,
    y el ánimo enriquece con verdades.

    Cuando la luz el aire y tierras baña,
    levanta al puro sol las manos puras,
    sin que se las aplomen odio y saña.

    ResponderEliminar
  6. Es el deporte nacional por excelencia, aunque tampoco creo que seamos exclusivos. Saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué poco hemos progresado en ese aspecto! ¡Inmenso lírico fray Luis!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Lo que nos faltan son cabezas bien "amueblaicas"...
    ¡ay, si solucionaran algo las cosas!
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Posiblemente envidia...Quizás alguno de ellos querían traducirlo ;D

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
  10. España... Se ve que lo de las envidias y la cortedad de miras no es cosa del s. XXI.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Cuando el hombre juega a ser Dios siempre mete la pata; seguramente que Fray Luis perdonaría a sus envidiosos verdugos.

    ResponderEliminar
  12. Si la ya lo dijo Horacio en su "Beatus ille":

    Dichoso aquel que alejado de negocios, como en remoto tiempo los mortales, paternos campos con sus bueyes ara y no rinde a la usura vasallaje.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. No me extrañan que no les gustara...cualquiera que haya leído el cantar de los cantares comprende que no podía gustarles a ellos...

    "Grábame como un sello sobre tu corazón,
    como un sello sobre tu brazo,
    porque el Amor es fuerte como la Muerte,
    inflexibles como el Abismo son los celos.
    Sus flechas son flechas de fuego,
    sus llamas, llamas del Señor.
    Las aguas torrenciales no pueden apagar el amor,
    ni los ríos anegarlo.
    Si alguien ofreciera toda su fortuna
    a cambio del amor,
    tan sólo conseguiría desprecio"


    No, definitivamente no podían querer que lo entendiéramos

    :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Paco: el pecado nacional de toda la vida.
    Hablando de prenavidad, ¿en qué nos vamos a gastar la paga extra?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. La Fuensanta y el Antón: aislamiento al estilo de las huelgas de hambre que hacían los de ETA, con bocadillos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Carolus: la de charanga y pandereta, cerrado y sacristía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Rosa: esa frase la copió luego Tierno Galván cuando volvió a sus clases tras el "exilio" involuntario.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Nando: si todos los religiosos hubieran sido como éste...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Felipe: no tenemos la envidia en exclusiva, pero creo que somos medalla de oro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Antorelo: para mí, el fraile es sobre todo un gran poeta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Rosario: está claro que para buscar soluciones todos debemos poner de nuestra parte. Y no sólo quejarnos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Manuel: "ni envidiado ni envidioso". La envidia es mala, pero que te envidien es mucho peor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Negrevernis: hemos cambiado muy poco en nuestros vicios o "pecados nacionales".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Francisco: seguramente, si no hubiese sido imposible esa paz interior que mostraba en sus versos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Eduardo: el fraile era un buen seguidor de Horacio en esos versos famosos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Alma de Adra: es que religión y poesía a veces se llevan mal, sobre todo si hay fanatismo y ceguera.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Y después de tantos siglos todavía están las diferentes lenguas dando mucho que hablar ;-)

    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Hubiera sido más deleitoso para el catedrático salmantino haberse retirado del mundanal ruido por propia iniciativa y al campo, el locus amoenus que tanto ansiaban los humanistas y no pasar un tiempo precioso de su vida entre rejas y por los celos de sus colegas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  29. Dissortat: nunca mejor dicho; aunque hoy, unos y otros, usan el tema de la lengua como cortina de humo para tapar otras cosas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Carmen: totalmente de acuerdo. Que te lleven a la "vida retirada" a la fuerza no debe ser un plato de gusto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Hilaba muy fino el Santo Oficio. A veces resulta digno de admirar que se atreviesen a publicar o a pronunciar sermones:

    Saludos.

    ResponderEliminar
  32. El misticismo religioso siempre ha estado perseguido por los que ostentan el poder político y eclesiástico, no es único de España.

    Desde los místicos cristianos, pasando por los sufíes árabes, los indios americanos, los monjes tibetanos, Ghandi y los sintoístas japoneses.

    La mayoría de los místicos consiguen trascender más allá de las meras percepciones terrenales, suelen coincidir en sus proclamas éticas y en su espíritu pacífico y jovial al mismo tiempo. Y eso no gusta a quienes utilizan las creencias, más o menos firmes, del populacho para perpetuarse en el poder.

    ResponderEliminar
  33. Retablo: un Estado dentro del Estado. Temible por su poder.
    Lo de los sermones me imagino que no tienen desperdicio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Primogénito: el poder establecido siempre tiene miedo de los que van por libre y no se suman al rebaño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Sí, había leído que los motivos del encarcelamiento tenían que ver con peleas entre ordenes religiosas pero, básicamente, con la envidia! Yo, particularmente, tengo grabado en mi mente el primer verso de su "Oda a la vida retirada", que me hicieron estudiar de memoria en el secundario: "¡Qué descansada vida / la del que huye del mundanal ruïdo, / y sigue la escondida /senda, por donde han ido / los pocos sabios que en el mundo han sido;..."
    Saludos, Cayetano!

    ResponderEliminar
  36. Patzy: una poesía, la que citas, muy al estilo de Horacio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Decíamos ayer Don Cayetano... España es un país muy peligroso por la envidia que hay, ha habido y parece que seguirá habiendo....

    ResponderEliminar
  38. José Luis: ¡ostras! ¡Qué alegría verte por estos pagos!
    Pensaba yo: dónde andará este hombre.
    En casa nos acordamos de ti el otro día cuando vimos a tu antiguo y amado jefe pillado in fraganti llevándoselo calentito. Me sé de uno que seguro dio saltos de alegría.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. La envidia y la mentira han sido responsables de muchas miserias de nuestro país.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. La inquisición es la prueba de que a la iglesia no se puede arrogar poderes del estado. ¿A quienes encarcelarían hoy los Rouco Varela? ¿a las mujeres que abortan?¿a los homosexuales? .....

    ResponderEliminar
  41. Javier: dos "pecados nacionales".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. Manuel: si se les deja se hacen los amos de nuevo y vuelven a meter a Europa en la Edad Media.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  43. Tremenda osadía la suya en aquel tiempo, desde luego. Pero el hombre se lo tomó con filosofía.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  44. No es tanta la distancia cuando se leen estas palabras que podrían aplicarse hoy. Qué espíritu y qué vida interior hay que tener para expresarlo de esa maneraUn abrazo:)

    ResponderEliminar
  45. Madame: qué remedio. A la fuerza ahorcan. Mejor tomárselo de esta manera.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  46. M.P.Moreno: hay que estar hecho de una pasta especial.
    Un saludo.

    ResponderEliminar