domingo, 16 de diciembre de 2012

Aniversario

El 16 de diciembre se cumplen años de una fecha memorable.
Tal día como ese tuvo lugar un acontecimiento decisivo que fue fundamental para la independencia de los EEUU de América.
Me refiero al Motín del té en Boston.
En efecto, el 16 de diciembre de 1773 fue el punto de partida de la rebelión de las colonias inglesas en norteamérica contra su metrópoli, que derivó en una guerra por la independencia y en el nacimiento de una nueva nación: los Estados Unidos de América del Norte.
En el siglo XVII se habían establecido en la costa este norteamericana trece colonias con cierta prosperidad económica. Los colonos venían del viejo continente huyendo muchos de las guerras de religión que asolaban Europa, otros lo hacían para huir de su propio pasado, había delincuentes condenados a muerte e indultados si emigraban, y la mayoría, atraídos por las perspectivas de futuro y progreso que ofrecían unas tierras casi vírgenes.
La prosperidad se basaba en el comercio con Europa y con las colonias españolas de América, en la producción de algodón y tabaco y en el empleo de una mano de obra esclava, muy económica y eficiente, procedente de África. Todo ello permitió la aparición de una emprendedora clase burguesa que, con cierta autonomía, administraba y dirigía las colonias.
El origen de la protesta americana hay que buscarlo en las pretensiones de la metrópoli de gravar con nuevos impuestos a sus colonias sin que éstas pudieran enviar sus representantes al Parlamento británico. Es decir, eran considerados como ciudadanos para pagar impuestos, pero no lo eran para participar en la vida política: “Sin representación no hay contribución”, fue una frase acuñada por los colonos.
Por eso, cuando llegaron al puerto de Boston varios cargamentos de té , sobre el que tenían que pagar sus correspondientes impuestos, los colonos americanos, disfrazados de pieles rojas, asaltaron los barcos y tiraron por la borda al mar todos los fardos que contenían el té, en total más de cuarenta toneladas. Como represalia, el gobierno inglés cerró el puerto de Boston. Los colonos por su parte rompieron relaciones con los británicos y se organizaron para la larga guerra que vendría después.
Una década, la que va de 1773 a 1783, separan el Motín del té de la Paz de Versalles, por la que Inglaterra reconoció la independencia de los EEUU. Entre las dos fechas hubo momentos importantes, como el inicio real de la guerra en 1775 bajo la organización de George Washington, la Declaración de Independencia en 1776 y posteriormente las derrotas británicas de Saratoga y Yorktown.

Trece colonias: trece barras de la bandera.

La Independencia de los EEUU es un hecho trascendental en la historia contemporánea por varias razones:
  • Es la primera vez que en la historia reciente una colonia rompe sus lazos con la metrópoli. Es decir es el principio de la descolonización.
  • Es la plasmación de una rebelión popular ciudadana contra la monarquía. En este caso la monarquía inglesa de Jorge III.
  • Es una revolución burguesa, inspirada por los principios ideológicos de la Ilustración y propiciada por la burguesía.
  • Da lugar a la primera Constitución democrática del mundo (1787), donde se reflejan los principios ideológicos del liberalismo político: separación de poderes, soberanía popular, igualdad ante la ley...
  • Su carácter difusor. La revolución americana va a servir de ejemplo para otras revoluciones. La Revolución Francesa y la Independencia de las colonias españolas en Latinoamérica seguirán el camino emprendido por los  norteamericanos.

29 comentarios:

  1. Fue el gran ejemplo de la rebelión contra el estado más poderoso del mundo, Gran Bretaña, y se podía enfrantar y vencer. Luego vino la independencia y la Constitución. Europa tomó nota y pronto estallaron las revoluciones liberales. Un abrazo, Cayetano.

    ResponderEliminar
  2. Ay si ya recuerdo The Boston Tea Party, hay unos buenos cuadros al respecto, no me preguntes autor, se me olvidó, como casi todo lo que estudié. Bss.

    ResponderEliminar
  3. Paco: una entrada que pretende servir de recordatorio para mis alumnos de este curso y el origen de sucesos muy gordos en Europa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Puede y quizás sea objeto de un debate mas profundo , que las raices ideologicas de la Revolucion Norteamericana haya que buscarla más en cierta etica protestante e incluso en la propia historia inglesa del siglo anterior,cuando le cortaron la cabeza a Carlos Estuardo .
    Es una opinion desde mis lecturas desordenadas que Ud como profesor de historia podra ponderar.
    Lo que es indudable es la enorme influencia que tuvo en nuestros pagos, tanto esa Revolución como la Francesa, aunque también contabamos con el empuje de los levantamientos de los incas como fue el de Tupac Amaru y Tupac Katari,desdeñados por los historiadores europeistas.
    Tanta influencia tuvieron que la abolicion , aunque formal en muchos casos, de las figuras semiesclavistas de la mita y el yanaconazgo que pesaban sobre las comunidades indigenas, fue una reinvidicación de la revolución americana.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  5. Emejota: sólo que el actual "Tea Party" es mucho más carca y conservador que el de aquellos lejanos días.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Nando: sin negar otros factores de indudable peso, la influencia de este caso en otras rebeliones en Europa y América fue innegable. Fue la primera vez que se aplicaron de forma práctica las ideas de la Ilustración.
    Un precedente valioso para otros lugares del mundo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Y así, el nacimiento de un nuevo país que no tiene nombre, como he leído esta mañana en otro blog amigo, sino que usa, abusa y usurpa el de todo un continente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Francisco: así es. Decir americano es referirse sólo al poderoso vecino del norte. Y eso no es correcto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Es muy interesante, al respecto, la reflexión de Tocqueville en su obra La democracia en América. Queda, a pesar de los cambios, mucho de ese pasado en la actual mentalidad norteamericana.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. No sé como lo verán tus alumnos pero a mi me emocionó la primera lectura de la Declaración de Independencia por incluir entre los derechos inalienables la búsqueda de la felicidad, tendría trece años y hacía octavo de EGB y no lo olvidé nunca.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Y sin olvidar una consecuencia importante para los colonos que se independizaron: a partir de ese momento se libraron del mensaje navideño del rey.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Qué lejos de los ideales ilustrados impulsados por los francmasones creadores de la Carta Magna se encuentran los estadounidenses hoy en día. El actual "Tea Party" valga como ejemplo, que hacen que el Partido Republicano parezca de izquierdas.

    ResponderEliminar
  13. Retablo: un pueblo de colonos que tuvo que buscarse la vida en tierras lejanas. Lo peor que han heredado es quizás esa psicosis o miedo a ser robado o atacado que derivó en una cultura de las armas, con nefastas consecuencias con tanto loco suelto dispuesto a matar. Lo mejor: la mentalidad que tienen sobre el tema de los impuestos y ay del listillo que intente defraudar al fisco o ande con corruptelas. Lo crujen.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Alma de Adra: mis alumnos ya son felices. Estudian poco, gastan mucho. No hace falta que se les recuerde. Mejor casi que no. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. La Fuensanta y el Antón: me están entrando ganas a mí también de declararme independiente, sin consulta popular ni nada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Dissortat: luego el viento llegará a Europa y después regresará de nuevo a América.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Cayetano Gea Martín: los del Tea Party se parecen a los antiguos rebeldes americanos, lo mismo que algunos neoliberales de pacotilla de hoy a gente como Voltaire o los revolucionarios franceses. Cualquier parecido es pura coincidencia.
    Besos al primogénito.

    ResponderEliminar
  18. Era lo propio de la época, considerar que los habitantes de las colonias no tenían voz y eso hizo que estallara la guerra de la independencia de los Estados Unidos. No se puede despreciar al débil, hay muchos ejemplos en la historia, guerra de Vietnam, que el fuerte sale derrotado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Es curioso que en América todos los procesos de independencia fueron liderados por la clase media-alta criolla. La población indígena solo era carne de cañón para las guerras que se producían contra la metrópoli.

    Saludos, Cayetano

    PD. España ayudó a la independencia de USA, mas que nada por debilitar a Inglaperra.

    ResponderEliminar
  20. Valverde de Lucerna, la guerra de Vietnam se ganó por una estrategia acertada por Vietnam y una desastrosa por USA. El débil fue mas inteligente que el fuerte, otras veces es al revés. Así de sencillo

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Valverde de Lucerna: por eso la historia es buena maestra y consejera.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Carolus: eran revoluciones burguesas. Para otro tipo de revoluciones habría que esperar más tiempo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. El té fue la gota que colmó el vaso. En muchas ocasiones, situaciones aparentemente sin mayor importancia degeneran en grandes conflictos (como la guerra de la sandía, del cerdo, de los pasteles...) que simplemente son la mecha que prende.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Javier: el detonante de algo que ya se estaba maquinando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Hace poco tiempo, cuando estaba candente la campaña electoral americana, me explicaron el significado del Tea Party que encabezaba Romney. La entrada de hoy me ha refrescado las noticias que tenía de este punto de partida de la independencia americana que, ideológicamente, viene a inspirar a la posterior Revolución Francesa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Carmen: mucho más conservadores éstos del Tea Party de ahora que aquellos rebeldes americanos.
    Para mí ese factor inspirador que citas es la razón de mayor trascendencia que dio lugar a otras revoluciones y a otras independencias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Muy interesante. ¿Tendremos que amotinarnos también nosotros? Yo ya lo estoy pensando... Te deseo unas fiestas muy felices y que el nuevo año te traiga muchas cosas buenas. Besazos.

    ResponderEliminar
  28. Isabel: no lo sé. Si siguen tensando la cuerda, puede que se líe una buena. Lo malo es que los que nos consideramos españoles tenemos muy difícil "independizarnos".
    La gente todavía está dormida y cree que estos son "ajustes" por necesidad. Muchos, en cambio, creemos que se trata de una política deliberada para liquidar el Estado social. Tiempo al tiempo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar