jueves, 22 de julio de 2010

Latinajos




" Adeamus ad montem fodere putas cum porribus nostrum."

A primera vista parece una burrada.
Y sin embargo dice:
“Vamos al monte a plantar patatas con nuestras azadas”.

Yo tenía un profesor de Latín y Griego en Bachillerato que cuando se cansaba de aguantar nuestras bobadas de estudiantes solía decir:
“Qui cum pueris pernocta, excrementatus alborea.”
Quien con niños se acuesta… ya se sabe lo que ocurre después.
De todos es conocida la célebre fraseAve, Caesar, motituri te salutant”:
Y su traducción disparatada: Las aves del César se mueren por su mala salud.

Luego están las frases célebres, las que en algún momento fueron pronunciadas por personajes históricos como la clásica Alea jacta est”, pronunciada por César en el paso del Rubicón, o el In hoc signo vincesde Constantino en la batalla contra Majencio. O aquella de Cicerón cuando descubrió las argucias de Catilina : Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra. O el mensaje vitalista encerrado en "Carpe diem quam minimum credula postero": Aprovecha el día, no confíes en mañana.

Muchos latinajos célebres los podemos encontrar en los libros de Astérix, una fuente inagotable de entretenimiento y aprendizaje, como han podido comprobar los autores de las fuentes que cito al final.

Veamos algunos ejemplos:

¡Ay de los vencidos!



¡Dichosos los hombres del campo si conociesen su felicidad!




Dulce y honroso es morir por la patria




Temo a los griegos aunque traigan regalos.




¡Oh, tiempos; oh, costumbres!




¡Hasta los piratas saben latín!
Entonces serán...piratas ladinos.


Feliz el que puede conocer las causas de las cosas.



Páginas de interés:



30 comentarios:

  1. Cayetano una entrada de lo màs entretenida.

    Como ha ido por el reino lusitano?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Carolvs. Por Portugal todo bien. No nos guardan rencor. Me refiero al fútbol, claro. Buena gente y amable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Que entrada tan estupenda.¡Me voy a apuntar a tus clases! ¿En qué lugar de los Madriles? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Lo malo, Emejota, es que a mí el latín "me se" ha olvidado mucho. Tengo que leer más a Astérix.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Animula vagula,blandula,
    Hospes comesque corporis,
    Quae nunc abibis in loca
    Pallidula,rigida,nudula
    Nec,ut solis,dabis iocos...


    ¿que belleza no?

    ResponderEliminar
  6. Después de mis vacaciones en USA vuelvo a tu casa para seguir leyendo tus entradas, siempre tan interesantes y nutrientes.
    Me has recordado mis tiempos de estudiante de latín. Supongo que recordarás también aquella de "Mater tua mala puta est"... cuyo significado no tiene nada que ver con lo que parece.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Lo de "blandula" suena muy de geriatría. Jejeje. Lo malo de las traducciones es que cambian mucho el original.
    Un saludo, Nando.

    ResponderEliminar
  8. Antonio, bienvenido de regreso.
    La frase latina que dices me sonaba más como "Mater tua mala burra est". Lo de "puta" habrá que preguntárselo a esa señora. Igual no está de acuerdo. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Astérix: mi héroe de infancia y juventud. Me encantan los libros de esos pequeños y terribles galos, con sus piratas latino-hablantes, su aldea de locos y sus pequeñas dosis de historia mezcladas con mucho humor. ¿Se puede pedir más?

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Yo les debo muchas horas de felicidad.
    Un saludo, Carmen.

    ResponderEliminar
  11. Estudie en un colegio católico y por supuesto había que asistir a misa. Aunque esto es en los 70's algunas veces la misa era en latín. Un me acuerdo de las respuestas que había que darle al sacerdote.

    Agradable entrada Cayetano.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Deliciosa y fresca entrada, querido amigo. Hay cosas que dichas en latín suenan mucho más hermosas de lo que son. Como esa que habla de la dulzura de morir por la patria... Un abrazo enorme y sonriente.

    ResponderEliminar
  13. Blandula,bueno la culpa la tiene la Yourcenar que asi lo cita en sus memorias de Adriano

    ResponderEliminar
  14. Ay, pero qué olvidado ha quedado el latín del instituto. Asterix, como siempre, genial.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Lo malo del latín de los curas era que adoptaban la versión italianizada a lo Vaticano, cambiando un poco la fonética.
    Un saludo, Manuel.

    ResponderEliminar
  16. Ovidio y Cicerón casi siempre suelen estar entre los más citados. Debe ser más por su talla intelectual que por ser romanos. O por ambas cosas. En el fondo ahí están nuestras raíces.
    Un saludo, Isabel.

    ResponderEliminar
  17. Gran libro el de "Memorias de Adriano". No recordaba que la cita era de allí.
    Un saludo, Nando.

    ResponderEliminar
  18. Haaaa !!!....pero que goze leer tu blog. He pasado un momento agradable riendome con esta ultima entrada tuya. Te pondre entre mis contactos, si me lo permites, claro esta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. El latín se disfruta más cuando no es el obligado de clase y si es en compañía de Astérix, mucho mejor.
    Un saludo, reinas del garito.

    ResponderEliminar
  20. Desde luego que sí, Foton, bienvenido a esta tu casa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. ¿Latinajos?...Eso es,Latinajas en femenino, plural, por lo de la tinaja de Diógnes....je,je...
    Me gustó mucho el Latín,aunque se me ha olvidado...sacaba muy buenas notas,no te crea...
    "Aprovecha el día", esta es mi frase...Muy buena entrada amigo...
    Besicos salados.

    ResponderEliminar
  22. Cayetano, no se en que estaría yo pensando. Efectivamente es la frase que tú dices. A veces el subconsciente juegas malas pasadas. Yo recuerdo una anécdota en mis tiempos de trabajar en Cuidados Intensivos, en que un residente le dijo a una enfermera, que estaba de toma pan y moja: "Por favor, me puedes dar el follendo... ¡uyyyy en qué estaría yo pensando!"
    Somos la presa que deja salir de cuando en cuando el flujo del subconsciente.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  23. Latinajos de la tinaja. Muy bueno, Cabopá. No se me había ocurrido. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Hombre, Antonio, con una enfermera de buen ver cualquiera tiene un lapsus linguae. Es comprensible: estamos hechos de material humano. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Anécdota ad hoc: en cierta ocasión los duendes perversos me hicieron escoger acepciones erróneas traduciendo del latín; en vez de "espada corta", esgogí "pelos" para traducir PELUM, luego cogí "piernas" en lugar de "grebas" y así sucesivamente hasta construir la irreprochable frase (gramaticalmente hablando, claro) que sigue: "LOS SOLDADOS ROMANOS SE CORTABAN LOS PELOS DE LAS PIERNAS CON LA ESPADA". Naturalmente, yo sudaba tinta por el miedo a que el catedrático me preguntara a mí...y...adivina ¡bingo!
    ¡Qué momento, qué momento!
    Y otra vez traduciendo la Illiada...jajaja
    "Odiseo y sus hombres se retiraron de la batalla con los cuernos retorcidos" jajaja, en vez del consabido "como los bueyes de retorcidos cuernos, así se retiró de la batalla ...

    ResponderEliminar
  26. Muy simpático lo de los pelos de los centuriones.
    Las lenguas clásicas siempre han deparado momentos de diversión. Había un texto griego que no recuerdo ahora donde se hablaba de la "Batracomiomaquia" o parodia de la guerra de Troya, una batalla entre ranas y ratones, atribuida con poca esperanza a Homero. La traducción en vez de decir "Homero cantó la batalla de las ranas en las murallas de Troya" decía "Homero cantó como una rana bajo las murallas de Troya". Se parece pero no del todo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Divertidisima entrada, monsieur, y con un comienzo bien contundente!
    Asterix siempre ha hecho mis delicias. La verdad es que ponen unos nombres a todos que son demasiado.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  28. Bienvenida de nuevo, madame.
    La próxima entrada irá también sobre el héroe galo y sus amigos.
    Muy buenos ratos he pasado en compañía de los irreductibles.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Ay, lo que hemos aprendido con Astérix. Una entrada fantástica, ciertamente. ;-)

    ResponderEliminar
  30. Astérix siempre es una fuente inagotable de aprendizaje y de entretenimiento.
    Saludos, Carzum.

    ResponderEliminar