miércoles, 28 de julio de 2010

Aprendiendo con Astérix


Juntos para la foto



Hace 2060 años, concretamente en el 50 antes de C, en plena época de la dominación romana, una aldea gala lograba una y otra vez resistir heróicamente al invasor: la aldea de los irreductibles galos. Y no era nada fácil la vida para las guarniciones romanas que andaban por los alrededores.
Y hace también medio siglo largo, precisamente en 1959, que apareció por vez primera un cómic con las aventuras de Astérix y Obélix. Se trataba de “Astérix el galo”. A partir de ahí se sucedieron un buen montón de aventuras de la mano de Goscinny, el guionista, y Uderzo, el dibujante. Ni siquiera la desgraciada muerte del primero en 1977 detuvo las andaduras de nuestros simpáticos y fanfarrones personajes.
La obra viene a ser un símbolo de la resistencia contra la invasión de unos dominadores extranjeros. Hay quien ha querido leer en la obra la lucha de los partisanos franceses contra la ocupación nazi o la lucha por preservar la identidad nacional frente a la invasión de las modas y la comida basura del gigante americano, otra forma sutil de invasión.
También se ha querido ver en el cómic una muestra palpable del “chauvinismo” francés.
Sea lo que fuere, la obra cuenta la historia de un pequeño pueblo que la invasión romana no logra someter, a pesar de contar con el mejor ejército del mundo, gracias al valor de sus gentes y a que tienen el secreto de su invencibilidad en una poción mágica que fabrica el druida Panorámix y que les confiere una fuerza sobrehumana.
Hay que agradecer a sus autores el enorme regalo que nos hacen con esta obra, simpática y divertida, y que además encierra algunas memorables páginas muy interesantes desde un punto de vista de la didáctica de la historia porque, aparte de las situaciones cómicas que aparecen, hay detrás del cómic una gran labor de documentación para lograr una correcta ambientación histórica: vestimentas, casas, campamentos, costumbres, creencias, topónimos, técnicas militares y de combate…

Veamos algunos ejemplos:

Deportes y competiciones



Insulae o casa de vecinos






Una calzada romana



Una galera romana




Un centurión romano


El poderoso ejército romano maniobrando.
Formación en "tortuga".



La conquista de Hispania.



Fiesta de cumpleaños de los galos.



Páginas interesantes


¡Feliz verano!

33 comentarios:

  1. Que delicia de entradas estas sobre Asterix, monsieur! Es que es un comic realmente genial. Quien sabe a cuantas generaciones mas seguirá haciendo reir con sus ocurrencias.

    Muchas gracias por los enlaces.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Qué bonita entrada para el verano, con tanto color e inteligente humor, pero....por cierto su fuerza....¡Hummm, qué curioso, se basaba en una poción mágica! Así es, necesitamos magia para tragarnos lo imposible y así, al menos, vivir más felices. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cayetano me estoy divirtiendo como un enano con estas entradas sobre Asterix y Obélix, siempre me gustaron estos personajes, aunque siendo ya mayor sí que percibí ese chauvinismo francés que comentas, pero pase por lo divertido que es.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Nunca leí Astérix y Obélix, reconzco mi incultura...pero los leyó mi hijo por mi así como no sé cuantas veces...Le compramos la colección entera, una que hay con las pastas plástificadas,tendría unos 10 años y se los bebía cada noche...Fue en una Feria del Libro en Madrid.
    Besicos...
    P.D.
    Lo de féliz verano es, porque nos abandonas,ya nos contarás todo lo que haces por ahí...

    ResponderEliminar
  5. Interesante desarrollo sobre Asterix.
    La invasión romana , a pesar de su poderío, no logró someter al pueblo gracias al valor de su gente y ... a la bebida mágica.
    La obra como símbolo de resistencia es ejemplificadora y pedagógica!
    Un trazo de humor inteligente.
    Feliz verano!

    ResponderEliminar
  6. En efecto, Madame, un cómic genial. Los franceses deben estar orgullosos de ello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. La poción mágica, Emejota, tiene en nuestra tierra la apariencia de tinto de verano o caña de cerveza fresquita, no para combatir a los romanos sino para luchar contra el calor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Los franceses es que son muy suyos, Carolvs. No estaría mal que los hispanos tuviéramos un poquito de ese chauvinismo constructivo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Gran cómic este de Astérix. En mi casa han sido pasión de padres e hijos.
    Lo de "feliz verano" no es porque abandone un poco el blog, sino porque no sé si voy a poder conectarme donde vaya. De momento tengo suerte porque donde estoy ahora hay un ayuntamiento rumboso con biblioteca abierta al público y zona wifi.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Pues nada, Carmela, a ver si con nuestra poción mágica (sangría, tinto de verano, cervecita, etc.)logramos detener la invasión de los "Macdonalds" y similares. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. De pequeña me encantaba en verano sacar los comics de la biblioteca, y ya un poquito más grande los dibujos convertidos en pelicula me encantaban, últimamente se han convertido en personajes de carne y hueso en las múltiples aventuras realizadas en el cine francés, con Gerard Depardiéu a la cabeza, pero estas no son tan divertidas como el original.

    me quedo con Asterix y Obelix en Egipto.un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Para mí, Astérix y Obélix son compañeros de aventuras... lectoras e históricas. Creo que podría afirmar que entre ellos y mi padre me alentaron a estudiar historia, porque ya se sabe que lo que se empieza de joven es difíl de abandonar en la madurez. Y engancharse a los tebeos de los irreductibles galos es como una droga que engancha. Lo mismo me atrevería a decir de Tintín, otro clásico entre los clásicos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Yo también prefiero el cómic a las películas. Y eso que Depardieu borda el personaje de Obélix.
    Un saludo, muchacha en la ventana.

    ResponderEliminar
  14. Los buenos hábitos -y los malos- son difíciles de abandonar. Y ese de la lectura es uno de los mejores.
    Un saludo, Carmen.

    ResponderEliminar
  15. Hola Cayetano, acabo de descubrir tu blog y me encanta. Ah! Soy fan de Astérix. De hecho, recuerdo que hace un par de años, me tocó currarme todos los disfraces de la aldea gala, para las fiestas de mi pueblo. Nos dieron el tercer premio. ;-)

    ResponderEliminar
  16. Hola Cayetano:
    He tenido problemas para acceder a los comentarios de los blogs en general....Cosas de blogger.

    Cuando leo este comic siempre me viene a la mente la idea de que siempre con mente positiva se ogra todo.

    Asterix resistió la invasión romana, pero no solo por fuerz, sino porque siempre pensaban que ganarían.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Diosssss

    Me encantan. Mi favorito es el de "Axterix Legionario" donde hay un personaje absolutamente genial que es el egipcio "campodetenis". Los tengo todos y todavía hoy, a veces, me hacen reír hasta las lágrimas.

    Un abrazo, Cayetano

    ResponderEliminar
  18. Pobrecito del que hiciera de Asurancetúrix, el bardo. Jejeje.
    Un saludo, Carzum.

    ResponderEliminar
  19. La moral alta es lo que nos hace invencibles.
    Espero que hayas resuelto tus problemas con blogger.
    Un saludo, Manuel.

    ResponderEliminar
  20. El egipcio que dices es el que habla en jeroglífico siempre. Muy simpático. También es entrañable el centurión aquél al que nadie le hace caso.
    Un saludo, Almalaire.

    ResponderEliminar
  21. Adoro a Asterix y Obelix. De estudiante de bachiller vendían en los kioscos un chicle con las figurillas de pasta de Astewrix y Cleopatra, yo odio el chiche, pero me compré todos los que hicieron falta para tener la colección. No sé qué pasó con ella, pero eran miniaturas perfectas.
    Y en cuanto a la conquista de Hispania...capta Cartaginem, capta Hispania, que dijo Escipión el Africano.

    ResponderEliminar
  22. Buena entrada para estas fechas.Me he reido mucho y me has quitado algunos años que a veces hace falta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. QUERIDO AMIGO,preciosa entrada, felicidades.
    Te comento que tengo mucho trabajo y poco tiempo, por eso no puedo entrar tan a menudo como desearia.
    Te envio un abrazo y bendiciones

    ResponderEliminar
  25. Cartago Nova, buen sitio para asegurar la conquista de España.
    Un saludo, amiga Rosa.

    ResponderEliminar
  26. José Antonio, siempre viene bien echarse unas risas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Lo comprendo, Isthar. A veces no se tiene tiempo y hay que esperar el momento adecuado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Astérix forma parte de mi legado educativo, tanto como Les Luthiers o Monty Python... ¡Gracias, Pater!

    ResponderEliminar
  29. No todo van a ser buenos colegios de pago. Jejeje.
    De nada, hijo.

    ResponderEliminar
  30. Admito que uso Astérix en mis clases de 1º... Qué buenos tebeos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Un material nada desdeñable, Negrevernis.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Jo, como mola este artículo. A mi, de pequeño, estos comics me ayudaron mucho a acercarme a la Historia y las parodias no tienen precio aparte de, como citas, hay una buena labor de documentación a la hora de retratar la época. De como retratar un episodio apasionante y a la vez guerrero de nuestra historia sin perder la sonrisa.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ya han pasado más de cinco años desde entonces. Hasta era joven y todo. Jejeje.
      Saludos, amigo Félix.

      Eliminar