martes, 10 de noviembre de 2009

Epitafios


Imagen de Patricia, en flickr.


Ahora que ya va quedando lejos la fiesta importada de Halloween, es el momento de hablar de muertos, cementerios y lápidas.
No vamos a hablar de memoria histórica, de ejecutados en las cunetas como perros, de injusticia, de muertos de primera y muertos de segunda categoría... Eso lo dejaremos para otro día.
Mi hijo mayor me dice: "¿Por qué no haces una entrada de epitafios famosos?"
Pues eso: hoy vamos a hablar de epitafios.

"Disculpe que no me levante"
Groucho Marx
El más conocido quizás de todos los epitafios resulta ser falso, porque en la tumba de Groucho Marx en Los Angeles, no figura frase alguna; sólo su nombre, las fechas de su nacimiento y muerte (1890-1977) y una estrella de David como corresponde.

Muy poético el siguiente:

"Aquí yace alguien cuyo nombre se escribió en el agua."
John Keats
Un gran hombre de teatro:
"Aquí yace Molière el rey de los actores.
En estos momentos hace de muerto
y de verdad que lo hace bien."

El autor de “Eloísa está debajo de un almendro”, Enrique Jardiel Poncela:
“Si queréis los mayores elogios, moríos”.



Mel Blanc , el actor que le prestaba su voz a Porky, en el “chou” de Bugs Bunny- dijo lo único que podía decir:
“Eso es todo, amigos” (“That’s all folks”)

Dicen que Chaplin quiso para su tumba esta sentencia:
“La vida ha dejado de ser un chiste para mí; no le veo la gracia.”
-->
Epitafio de Miguel Mihura, escritor de comedias como “Tres sombreros de copa”:
"Ya decía yo que ese médico no valía mucho."
Frank Sinatra:

"The best is yet to come" (Lo mejor está aún por venir)

Epitafio de Séneca:
“Es más digno que los hombres aprendan a morir que a matar”.
Epitafio del Marqués de Sade:
Si no viví más, fue porque no me dio tiempo”
Miguel de Unamuno, genio y figura hasta el final:

"Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo".

A los dictadores les vendría bien poner:

“A que vuelvo”.

Sin comentarios...

Bueno, ¿quién se anima a escribir el suyo?
Como os conté en su día un servidor es partidario de la cremación, así que difícil tengo el poner un epitafio en parte alguna. A no ser que en la vasija de las cenizas ponga un letrerito con alguna frase del estilo de:

Bueno, yo he cumplido mi parte del trato con esos tres ejemplos. Mi favorito es el último, aunque tiene un pelín de mala uva.








37 comentarios:

  1. Es complicado elaborarse un epitafio, ya que es algo con miras de posteridad "eterna" y no se puede poner cualquier cosas.... y el ser ingenioso con la muerte solo está al alcance de gente con mucho talento... ha sido toda una desilusión lo de Groucho...

    ResponderEliminar
  2. Amigo José Luis. El epitafio es como la tarjeta de presentación de alguien que se ha ido, los créditos al final de la película... Muchos son los que quieren irse con humor. Están en su derecho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Los epitafios de Groucho y el Marqués de Sade son mis favoritos!

    Sobre elaborar mi epitafio, como buen supersticioso prefiero no hacerlo hasta que llegue em momento. O bueno, un poco antes de que llegue el momento justo, se entiende.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Bueno, Sila, yo lo hago ahora no sea que luego se me olvide. Ya sabes, el alzheimer y esas cosas. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, muy buenos todos, bueno yo encontrado alguno mas, por ejemplo el de Moliere:Aquí yace Moliere el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace bien. Voltaire:Pararía de morirme si se me ocurriera una palabra bonita o una buena idea.Una señora de la limpieza:¡ Por Dios ¡ Cuanto polvo,y uno que me hace mucha gracia es: dejarme en paz!!. Bueno y por poner alguno en la mia, que espero que sea muy tarde, jeje , pondria:Estos días se me estan haciendo eternos o tambien:Aquí yace una en contra de su voluntad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Epitafio de Groucho Marx a su suegra: "¡RIP, RIP, hurra!"... Y éste sí que es verídico...

    El mío: "Oye, tío, que me estás pisando la cabeza"...

    ResponderEliminar
  7. Muy buenos, Carol, tus epitafios. Esperemos, como bien dices, que tardemos mucho en poner uno.
    El de Voltaire es muy bueno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Groucho tenía mucha tela que cortar. Evidentemente quería mucho a su suegra.
    Está bien eso de "que me estás pisando la cabeza". ¿María Antonieta diría lo mismo? A lo mejor en su epitafio pondría: "Estoy aquí porque perdí la cabeza" Jejeje.

    ResponderEliminar
  9. Buf que luctuosa y postrera entradas nos publicas hoy, la verdad que los cementerios no me motivan, ya tendremos tiempo y tiempo de cansarnos de ellos, pues serán nuestra última morada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Juan, mi suegro decía: enciende la luz, que bastante tiempo tendremos que pasar a oscuras.
    Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Cayetano:
    Hace unos meses atras me enviaron por E-mail algunos epitafios que se encuentran en America latina.
    Me llamo la atención uno que decía algo así como: Aquí yace XXX (no recuerdo el nombre) Buen Padre y esposo, mal electricista.
    No se si sería cierto, pero no me extrañaría.

    Gracias por tu comentario en el blog. Por allí pase

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Gracias a ti por el tuyo, Manuel.
    De algunos estadistas o gobernantes dirán lo mismo: buen padre o buen hijo o buen marido, pero malísimo como presidente. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Ay que bueno, monsieur, pero por si las moscas yo esperare aun un buen rato para hacer el mio, que me da mal fario.

    Pero fijese que a veces todo es cuestion de fe: yo creo que la mayor parte de la gente asume alegremente el epitafio de Goucho Marx sin haber visto nunca la tumba. Y es que al parecer en algo hay que acabar creyendo, asi que por qué no en el epitafio de Groucho?

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  14. "Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo".

    Este hombre era genial despues de tantas crisis de fe que tuvo al final tuvo un par de plantarle a "dios" su opinion XDD

    ResponderEliminar
  15. Cuánta razón, madame. Creemos fácilmente en cosas que no vemos. ¿Por qué no creer en el epitafio apócrifo de Marx? Me refiero a Groucho, claro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Unamuno era un gran tipo además de buen escritor. Auténtico con sus dudas y su honradez de español chapado a la antigua.
    Un saludo, Uthegal.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por el post Cayetano. Como encontraste ese generador de epitafios???? notabilisimo.

    Jorge

    ResponderEliminar
  18. Yo creo que me quedo con uno clásico: sit tibi terra levis (que la tierra te sea leve).

    Gran entrada. Muy interesante y divertida!.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  19. Jajaja ... buena entrada con los epitafios y los comentarios, Cayetano.

    Y ya que espero bloggear hasta viejo, se me ocurre que el mío puede decir:

    "Éste es mi último post."

    Saludos desde Lima.

    Arturo

    ResponderEliminar
  20. Navegando por la red lo encontré, Jorge. La verdad es que podían haber elegido alguno mejor, con cruz o angelote de piedra.
    Se puede hacer alguna broma. Mandárselo a algún amigo o así.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Esperemos, Arturo, que no sea tu último post.
    Jejeje. Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Gracias, Pablo, por tu comentario y por tu epitafio. Lo clásico siempre tiene vigencia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Gracias, Pcb, por pasarte por aquí.
    No sé qué demonio he hecho, pero sin querer he borrado tu comentario. ¡Sorry!
    Espero que sea de utilidad el generador de epitafios. Alguna bromilla se puede gastar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. El que más gracia me ha hecho es el de Moliere, no sé por qué. Quizás por eso de que hace muy bien el muerto.

    Lo de los epitafios lo dejo para otro momento, que soy joven y todavía no me han ocurrido grandes cosas en la vida (ni buenas ni malas). esperaré a las malas para hacer un chistecito sobre ellas para dejarlo ahí de adorno por la eternidad. Aunque quieres que te diga, los mejores epitafios te los sueles llevar contigo pa´dentro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Para quien le interese el tema de los epitafios creo que es buena lectura el libro de Luis Carandell "Tus amigos no te Olvidan", de 1.975.
    Recoge una gran cantidad de anécdotas relacionadas con los cementerios, entre ellas una variada colección de epitafios que van desde lo trágico a lo humorístico, logrando alguno de ellos aunar ambas facetas de manera involuntaria. Por ejemplo:
    "¡Marianita! Nos dejaste a los cinco meses.
    ¡Qué pronto empezaste a darnos disgustos"
    En el mausoleo de una señora en el cementerio de Montjuich asegura el autor que hay una inscripción que dice:
    "Te espero. Junio de 1.895"
    Y debajo:
    "Ya estoy aquí. Enero de 1.925"
    Debajo alguien añadió en letra pequeña:
    "(Creí que no venías)"
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Querido Cayetano, super-original esta entrada jijiji, pa so a saludarte y decir que tambien me interesó mucho tu post de la Revolución francesa, usos y costumbres.
    Cuando se piensa en aquellas épocas tan remotas, se olvida lo difícil y muchas veces poco agradable de la vida.
    Te envio un gran saludo y gracias por tus gratísimas visitas. Isthar

    ResponderEliminar
  27. Carmen, gracias por tu comentario. Yo, la verdad, tampoco tengo demasiada prisa, como puedes ver en mi lápida falsa, hasta el "34 de enero de 2058".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Borja, Luis Carandell, el de "Celtiberia show", un tío simpático y ocurrente, lástima que se fue.
    Yo soy de los que piensan que para huir de la muerte hay que reírse de ella, de esa señora seria con guadaña que mete miedo.
    Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

    ResponderEliminar
  29. Gracias Isthar por dejar tu comentario. Eres muy amable.
    Siempre bienvenida a esta casa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Ya veo que te quedan solo 49 años de vida.
    Me guta la entrada y muy del mes.Algunas las conocía pero otras no.
    Un abrazo vivo.

    ResponderEliminar
  31. Son muchos años los que me quedan; pero fíjate que el día es el 34 de enero. Jejeje.
    Un saludo, José Antonio.

    ResponderEliminar
  32. El que hay sobre la sepultura de una niña romana, ¿recuerdas? lo puso su padre: "Que la tierra te sea leve".

    En enero del 2012 dicen los mayas que se acaba el mundo. Pues no me gasto el dinero en una lápida, pá tres pelás que me va a durar...
    jajaja
    Pero bueno, voy a decir uno de escritora:Están leyendo un epitafio compuesto por la escritora que aquí yace,tengan la bondad de hacerle buenas críticas.

    ResponderEliminar
  33. Rosa: el de la niña romana es muy bonito y delicado. El de la escritora, muy en la línea profesional: ¡A ver qué comentan ustedes!Sean buenos en sus críticas. El del que padece insomnio: "Aquí descansa quien nunca descansó". El del agente de la autoridad: "¡Circulen!".
    Oye, ¿lo de los mayas es cierto? No, si lo digo para pedir la excedencia, hipotecar mi casa y dedicarme a viajar, pegarme la gran vida y visitar a los amigos, que los tengo algo descuidados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Me han gustado mucho, Cayetano. También hay otro que aunque sea una esquela, es genial:
    http://yonosoyunguru.blogspot.com.es/2010/08/vision-visionario.html

    Saludos

    ResponderEliminar
  35. Carolus: hay que tener sentido del humor hasta para morirse.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Paso, mi destino son las cenizas aventadas al mar ,mal se puede escribir en la arena.Aunque es solo una cuestion de tiempo, en la arena dura unos minutos de acuerdo al tiempo o la marea y en la piedra,si lo miramos desde la inmensidad de la existencia un par de milenos..

    ResponderEliminar
  37. Nando: en realidad yo también opto por la incineración, sólo que esto de los epitafios da más juego para una entrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar