jueves, 29 de octubre de 2009

Perpetrando a Zorrilla, poeta romántico.


Seguro que conocéis los famosos versos de José Zorrilla, sí, aquéllos que empiezan diciendo:


"
Corriendo van por la vega
a las puertas de Granada

hasta cuarenta gomeles

y el capitán que los manda.

Al entrar en la ciudad,

parando su yegua blanca,
le dijo éste a una mujer

que entre sus brazos lloraba:"


En efecto, pertenecen al comienzo de la célebre composición "Oriental".
Bueno, pues el caso es que entre Rosa -escritora, colega de profesión y persona con gran sentido del humor- y un servidor hemos tenido la ocurrencia de hacer una versión en broma del famoso romance. ¡Que Zorrilla nos perdone!

Os pongo el enlace del blog de Rosa para que leáis lo que salió y de paso visitéis el lugar.
Un saludo.


14 comentarios:

  1. Una muestra de lo que puede hacer el trabajo en equipo....
    Les quedo guapo de verdad. Tengo un problema: no puedo enlazar el blog de Rosa al mio :(

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. No sé Manuel a qué será debido que no puedas enlazar con el blog de Rosa. Soy poco ducho en esto del "internés". Pide ayuda a algún "manitas".
    Gracias por tu comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Monsieur, lo vi ayer en su blog y esta genial lo que Zorrilla les sugirio. Precisamente le decia yo a Rosa que podia ser el comienzo de una obra de teatro toda en verso.
    Animense!

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. ¡Uf! Con la que está cayendo. Gracias, madame, por la sugerencia, pero topamos con lo políticamente correcto de esta sociedad hipócrita y sin sentido del humor, que tenemos. Sólo faltaría que alguien nos acuse de hacer apología de la prostitución, trata de blancas (aunque lo único blanco aquí deben ser los hábitos de las novicias,)o mofa, chanza y escarnio de los de la Conferencia Episcopal, que bastante tiene el clero ya con sus casos de pederastia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Cayetano:
    Ya resolví lo del enlace del blog de Rosa. Era un problema de servidor....Es que hay que vivir en la civilización....No a 37 km de ella :D

    ResponderEliminar
  6. Vengo del blog de Rosa los versos muy conseguidoas, los dos sois estupendos, con tu permiso volveré a pasear por tu blog.
    Un saludo Rosario

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que Zorrilla os perdonaría :-) os ha quedado muy bien!
    felicidades a ambos.

    ResponderEliminar
  8. Como dice vangelisa, os ha quedado muy bien

    ResponderEliminar
  9. Me alegro, Manuel, que hayas resuelto el problemilla. Yo también vivo a 30 km y pico de la civilización. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Rosario por tus amables palabras.
    Bienvenida al blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. No sé, amiga Vangelisa, si Zorrilla nos perdorá el atrevimiento o nos cobrará por derechos de autor como Ramoncín en la SGAES.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Sila, gracias por el comentario. Cuidado con Mario :)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Señor habitante de la tinaja de Diógenes- que debéis de estar un pelín agobiaos, los dos tíos, ahí embutíos, dicho sea de paso-, esta vez le toca a usted pasar los veros del Tenorio.
    Mi continuación es la siguiente:
    Eso es verdad, Cayetano,
    mas no es eso lo peor,
    sino que es un botarate
    y además un picaflor.
    Que lo invitaen al condumio
    no constituye baldón,
    pero engañar a las damas
    no lo hace quien tiene honor.

    ResponderEliminar
  14. La cosa podría terminar así:

    Y en su epitafio pondrá,
    y lo digo con premura:
    "Aquí yace un vividor,
    gorroneó sin mesura,
    galanteó con denuedo,
    de su vida hizo locura.
    Reposa aquí Juan Tenorio.
    Aquí yace un caradura."

    ResponderEliminar