miércoles, 7 de octubre de 2009

Ben Hur


¿Quién no ha visto la película al menos una vez?

Año 1959. Dirigida por Willian Wyler. Una gran superproducción, protagonizada por Charlton Heston y Stephen Boyd. Rodada en pleno verano y con quince mil extras.

Judea, año 30 de nuestra era. Bajo la pesada bota de la dominación romana, un pueblo pretende sobrevivir.

La película recrea una historia ficticia: el desencuentro entre dos viejos amigos, Messala y Judá de Ben Hur, uno romano y el otro judío, convertidos ahora en enemigos por negarse el segundo a delatar a los judíos enemigos de Roma. La historia discurre paralela a la de los últimos años de Jesús de Nazareth, otro gran perseguido por el poder imperial.

Los protagonistas contaron desde el primer momento con especialistas para el doblaje en escenas de riesgo, sin embargo, para los planos medios tuvieron que aprender a manejar las cuádrigas.

La película es una superproducción espectacular con escenas grandiosas como la batalla naval, con la galera donde el protagonista cumple condena, o la carrera de cuádrigas en el circo romano. Todo un alarde de cine épico con mayúsculas.

La película, ganadora de 11 Óscars e interpretada soberbiamente, incluso por los actores secundarios, toca todos los temas universales, de ahí su éxito: el amor, el odio, la ambición, la amistad, la justicia, la injusticia, la venganza, el perdón...

Y luego señalar la otra lectura de la película: la propaganda interesada de sectores judíos norteamericanos -no es casualidad que el director naciera en el seno de una familia judía de Alsacia- , el paralelismo que se hace entre esta historia de pueblo perseguido y martirizado y el holocauto judío a manos de los genocidas nazis.
En fin, hay lecturas para todos los gustos.


Traigo aquí un fragmento apócrifo de "Ben Hur".


12 comentarios:

  1. No seré yo quien ose dudar de la calidad de dicha película, oh, progenitor. Pero te delatas en materia de edad, je, je, je...

    Muy bueno el Ben-Hur apócrifo. Aquí te dejo otro del amigo Lucas:

    http://www.youtube.com/watch?v=j6Jyq0cWntY

    ResponderEliminar
  2. En efecto, querido vástago, lo que propones es un "remake" de la famosa carrera de cuádrigas, una de las escenas más impresionantes de toda la historia del cine épico.

    ResponderEliminar
  3. Una peli impresionante... a mi me dio mucha rabia que Titanic le igualara el record de los 11 oscars y que conste que cuando yo nací esta película ya contaba con casi 20 años.... pero soy un nostálgico....

    ResponderEliminar
  4. Ah, José Luis, la nostalgia. La primera vez que vi esta película yo tendría diez o doce años. Después la he visto cuatro o cinco veces más. Es una obra maestra, independientemente de su carga religiosa e ideológica.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Jijiji, muy buena la version apocrifa.
    Ay, monsieur, me encanta esa pelicula!
    Soy de las personas que la han visto un monton de veces. Eso sí, tanto oscar me parece excesivo, pero de todos modos la peli es una gozada.
    Esa carrera de cuadrigas!

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Comparto su opinión, madame, una gozada.
    Como dice José Luis, Titánic también se llevó 11 estatuillas y no creo que la supere.
    Un saludo y feliz día.

    ResponderEliminar
  7. El vídeo es divertido! esa peli creo que la ví una navidad o en semana santa, no me acuerdo.
    En fin pues nada, sobre gustos y colores no hay nada escrito.
    PD; la música suena a peliculón! está muy bien!
    un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Aquellas películas se hacían a base de extras, buena interpretación y meses de rodaje. No había efectos especiales.
    Y bueno, en el fondo, lo que yo quería era poner un poco de humor al asunto.
    Un saludo y gracias por tu comentario Vangelisa.

    ResponderEliminar
  9. Paso a saludarte,sigo leyendo tu ameno blog
    He descubierto que somos del mismo signo. jijiji
    Recibe un gran saludo y un abrazo iSTHAR

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tu comentario, Isthar. No te fíes mucho del zodiaco. Yo tuve un jefe hace un montón de años, un auténtico h de p, y era del mismo signo que yo. Éramos totalmente distintos en ideología, carácter, gustos, formas de entender la vida... y nacimos el mismo día de distinto año.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Sin duda alguna a las buenas películas les pasa como a los buenos libros Cayetano, que no pierden interés con el paso del tiempo. Se hecha de menos un poco más de guión hoy en día con esos bodrios sin argumento alguno y, eso sí, muchos efectos especiales a los que nos tiene acostumbrados Hollywood ultimamente.
    1 saludo!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Cuánta razón tienes, Bragi!
    Un saludo.

    ResponderEliminar