domingo, 25 de octubre de 2009

Monty Python

Ya están los díscolos de siempre molestando a los demás, conculcando su sagrado derecho a aprender y no dejando oír al maestro, como en las mejores aulas del país.
Para variar, he preferido traer este domingo un poco de humor.
Que lo disfrutéis y feliz día.

Narizotas.

(Me refiero al título del vídeo, claro está.)



24 comentarios:

  1. Los Monty Python, siempre geniales. Excelente elección.

    Que te cunda este domingo.

    ResponderEliminar
  2. Reinas del garito:
    Feliz domingo igualmente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Eres divertido. Que no perdamos la risa.
    que tengas buen domingo :-)
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Vangelisa.
    Igualmente, feliz domingo.

    ResponderEliminar
  5. ¿Cómo osas hacer burla del cristianismo de esa manera? ¿No sabes que esta película es herética? Corolario para una vida sana: ¡nada es sagrado!

    ResponderEliminar
  6. Que bueno, monsieur.
    Y me ha recordado a cuánto me molesta la gente que habla en el cine. A veces apetece terminar asi, con un buen puñetazo!

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Estimado primogénito: no me mofo ni choteo del cristianismo, sino de los cristianillos mojigatos que no practican lo que predican.
    De todas maneras, si hay quejas, que las atiendan los humoristas británicos.

    ResponderEliminar
  8. Claro que apetece, madame, pero como somos muy civilizados...
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  9. Jjaja menudo revuelo se montó con el estreno de esta película. Pero mi profesor de religión, cura por cierto, nos la pueso en el instituto hace ya unos añitos. Cómo cambian los tiempos!!! Si Torquemada levantara la cabeza...

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Tu profe de religión, Carmen, debía ser un disidente porque si no no se explica. Desde luego que si le pilla el inquisidor se la carga.
    Gracias por tu comentario y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  11. Yo creo, Kassiopea, que es de lo mejorcito del grupo británico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. ¿Qué sería de nosotros sin el humor? Mis hijos, 19 y 20 años, descubrieron hace un par de años esta película y a los Monty y buscan como locos sus episodios antiguos de televisión en YouTube. El humor inteligente no sabe de generaciones.

    ResponderEliminar
  13. Mis hijos lo mismo.
    Gracias por el comentario, José Luis.
    ¿Qué tal el detective Ferrer?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta tu Cristo pero no tus cristianos... es una frase de Gandhi que creo que lo resume casi todo...

    en cuanto a los Monty Python si no hubieran existido tendríamos que inventarlos... su humor no pasa de moda...

    ResponderEliminar
  15. Sencillamente geniales, José Luis. Y lo más importante es que tratan a sus seguidores como personas inteligentes no como muebles de la risa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Jajaja, recién me entero de los Monty Python. Sí que son divertidos :)

    ResponderEliminar
  17. Por aquí tienen mucha fama por sus parodias de la historia pasada.
    Un saludo, Arturo.

    ResponderEliminar
  18. Los díscolos, que no discóbolos, son unos bolos, bodoques infames, Me tienen quemá la sangre, achicharrá del tó jajaja
    Hoy he hecho un examen y me temo que va a haber toros y cañas, todos en plan tabula rasa.
    Esa película es para verla de vez en cuando, es genial.

    ResponderEliminar
  19. Hola Cayetano:
    El trailer de la pelicula me indujo a buscarla en internet. La he visto no se cuantas veces, e igual me rio....

    Interesante tu entrada del Madrid del siglo de Oro.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Un poco de humor es fundamental para seguir en el camino.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Los británicos cuando salen finos en esto del humor son la repera.
    Ya veo, Rosa, que te han "perpetrado" un examen.
    ¡Que "haiga" suerte!

    ResponderEliminar
  22. Gracias, Manuel. El humor de esta gente no tiene fecha de caducidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. ¿Qué sería de nosotros, pobres mortales, sin un poco de humor?
    Un saludo, José Antonio.

    ResponderEliminar