miércoles, 20 de mayo de 2009

Una visión de la posguerra española IV


EL FLORIDO PENSIL

de Andrés Sopeña Monsalve





Foto: fotosalbacity, en flickr



Memoria de la escuela nacionalcatólica. Espejo del viejo y rancio fascismo a la española, obsesionado por moldear conciencias y forjar patriotas.

Recuerdos de una infancia sin televisión y sin videoconsolas, tiempos de la Enciclopedia Álvarez, la radio, el cine con NODO, Franco inaugurando pantanos y las películas de “Yon Vaine” matando indios, época de los tebeos políticamente correctos de Roberto Alcázar y Pedrín (para diseñar a aquél, su autor se inspiró en José Antonio Primo de Rivera)

El Florido Pensil: humor y crítica de la escuela franquista de postguerra.

La escuela donde además de aritmética y ortografía se estudiaban las glorias patrias: el Cid, el descubrimiento de América, los Reyes Católicos, el yugo y las flechas, la Cruzada nacional ...


Hablando de los Reyes Católicos “Doña Isabel era muy blanca y muy guapa, buena y humilde como una santa, y quería a España con todo su corazón. Don Fernando era muy valiente y muy listo” (de Agustín Serrano de Haro, Yo soy español, citado en la obra)

La escuela donde se aprendía también que “Los excitantes como el café, el tabaco, el alcohol, los periódicos, la política, el cine y el lujo, minan y gastan sin cesar nuestro organismo” (De El muchacho español, de José María Salaverría, citado por el autor )

Y luego venían los ejercicios de matemáticas. Vaya problemas que ponían a los chicos en aquella escuela:

De un camino de 350 kilómetros hemos andado 60 km. Representa en forma fraccionaria el camino recorrido y el que falta por recorrer


¡Vaya caminata!

Una casa que gasta cuatro litros diarios de vino, puede optar entre comprar el vino por litros a 2,50 pesetas uno, o por barriles de 240 litros a 540 pesetas cada uno...”

¡Cuánto borrachín!

Dice el autor: “Claro que tampoco eran malas las profesiones de lechero o tabernero, ¿eh? Porque el agua de la fuente era gratis y manaba y manaba...”

Un revendedor de leche compró 6 Dl a 2,75 pesetas el litro. Le echó 12 litros de agua y la vendió a 0,25 pesetas más barata. ¿Cuánto ganó?” o

A 200 litros de vino de 2,4 pesetas le he echado 25 litros de agua ¿A cómo sale el litro de mezcla?

Sin comentarios.




5 comentarios:

  1. a mi mi padre de pequeño me ponía muchos problemas de este tipo sacados de la enciclopedia de Alvarez... que recuerdos...

    ResponderEliminar
  2. También yo tuve problemas de "matracas" sacados de la Álvarez. Y dictados patrióticos y etc, etc. La verdad es que Franco y los curas me hicieron rebelde, con o sin causa, pero rebelde. Hace ya años ví una pelí que dejó mucho que desear y se titulaba igual. La protagonizaban Emilio Cava Alba y Fernando Guillén. Lo mejor son las vistas de la inigualable Sigüenza, donde se desarrolla la película.
    La editorial Salvat reeditó el facsímil (1999) de la "Enciclopedia cíclico-pedagógica", publicada en 1936 por la editorial gerundense de Dalmau-Carles, y que era el equivalente republicano a la Álvarez.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Eso lo has sacado "del libro de petete"(como dice mi padre) o sea la enciclopedia de Alvarez...lo has escrito con humor!!!esta bien, muy bien.
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. Gracias José Luis, Juan y Vangelisa, por orden de intervención.
    En casa tengo más de un manual de esos antiguos, enciclopedias franquistas, integrismo puro y duro.¡Qué tiempos!

    ResponderEliminar