domingo, 3 de mayo de 2009

Diógenes apócrifo


-->
Foto: Gisleno

-->
De todos es sabido que en la antigüedad clásica la gente ya tenía la costumbre de decorar las paredes con graffitis, frases y dibujos obscenos.
He traído aquí algo de mejor gusto: un conocido que ha estado allí me trae un poema anónimo, aparecido escrito en el muro de un templo de Atenas.
Aunque no es seguro, algunos expertos afirman que lo escribió Diógenes de Sínope o que se lo dedicaron a él.
-->Otros dicen que su verdadero autor no es de esa época.
¡Quién sabe!

El síndrome de Diógenes

-->
Recoge, almacena, no tires nada...

Acumula experiencias.
No tires ningún pensamiento que pueda serte útil.
Hazte rico en memoria.
Atesora recuerdos:
momentos buenos para alegrarte,
malos momentos para aprender de ellos.
No te inclines ante el poderoso.
No aceptes sus migajas. No te vendas.
Desea pocas cosas.
Cuantas menos tengas, menos sufrirás si las pierdes.
Recuerda que tu nación eres tú; tu templo, tu tinaja.
Ciudadano del mundo: sé apátrida y escéptico.
Sólo creas en lo que te dicte la razón.
Tu bandera es el sol. El viento, tu estandarte.
Sigue buscando con tu lámpara al hombre honrado.”



6 comentarios:

  1. En ese poema apócrifo, I dare say...

    ResponderEliminar
  2. Yo no puedo jurar que ese poema es de Diógenes, pero sí que parece expresar el verdadero "síndrome": no tirar ninguna experiencia a la basura, conformarse con poco y almacenar recuerdos. Creo yo

    ResponderEliminar
  3. un buen poema para recordarlo el primer día de rebajas ...

    ResponderEliminar
  4. Buena idea José Luis. Ya se sabe: la fiebre consumista y tal.

    ResponderEliminar