jueves, 6 de agosto de 2009

Aniversario de Hiroshima

HIROSHIMA


Tal día como hoy de hace 64 años tuvo lugar el bombardeo sobre Hiroshima.
Un ataque nuclear de EEUU contra el Imperio Japonés en el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

El 6 de agosto de 1945, recibiendo órdenes del presidente Truman, se lanzó por primera vez en la historia una bomba atómica.

Los habitantes de la ciudad estaban confiados. De hecho habían visto infinidad de veces sobrevolar sobre sus cabezas los aviones norteamericanos y se habían acostumbrado a ello. Nunca habían sido atacados. Desconocían que en otra parte estaban reservando ese blanco para el momento propicio.

El resultado: decenas de miles de muertos, de forma directa o indirecta por onda expansiva, radiación, enfermedades derivadas como leucemia o cáncer, etc.

Como Japón no se rindió inmediatamente, a los pocos días se lanzó otra bomba sobre Nagasaki.

Las valoraciones sobre el lanzamiento de las bombas, "little boy" y "fat man", como las llamaban cariñosa y cruelmente los americanos, se enmarcan en tres sentidos distintos:


1.- El lanzamiento de bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki puso fin a la Segunda Guerra Mundial, al demostrar a Japón el enorme poder destructivo de la potencia americana, evitando así la prolongación innecesaria del conflicto y un mayor coste humano y económico.

2.- La bomba atómica fue también una demostración de fuerza frente a Stalin, aliado de los EEUU durante la guerra. La URSS se iba perfilando como la otra gran potencia para la inmediata postguerra. Había que demostrar quién tenía verdaderamente el control del mundo en sus manos.

3.- Fue un acto de enorme crueldad para demostrar la superioridad norteamericana, donde se masacró a la población civil, una acción genocida dirigida contra un pueblo inocente. No tiene justificación alguna.

Imagen: Anne Frank guide

19 comentarios:

  1. Sin duda es un aniversario no solo luctuoso, sino lamentable, ya que demuestra hasta donde es capaz de llegar el ser humano.

    ResponderEliminar
  2. Para mi no tiene nombre lo que hizo EE.UU con las dos ciudades de JAPON, son unos asesinos y lo siguen haciendo hasta la fecha, matan a la gente sin asco y siempre metiendo el hocico a donde nadie les llama.
    Muy buena entrada señor Cayetano.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Miguelo. Está visto que la humanidad no tiene remedio.

    Eva María: va a ser verdad que hay gente sin escrúpulos hacia los demás.

    Gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar
  4. Además de las razones que indicas yo añadiría una más, la venganza ... no tiene justificación lanzar esas armas sobre un objetivo civil, es uno de los crímenes de guerra más abyectos que han quedado sin castigo...

    ResponderEliminar
  5. A ellos que se les llena la boca con el tan manido tema de las armas de destrucción masiva, habría que recordarles que el único país a lo largo de la historia que ha utilizado armas nucleares de forma efectiva han sido ellos, los defensores de la moral, los defensores del mundo, los Estados Unidos de América y todavía no han pedido perdón al mundo por aquello, claro, que es algo que no creo que estos jóvenes ojos vean. Antes veo pedir perdón a la iglesia por el tema del preservativo que a esos hijos de la grandísima puta asumir sus culpas.

    ResponderEliminar
  6. Me temo que la humanidad nada tiene que celebrar en esta fecha. Una de las mayores barbaridades que han podido cometerse, todo basado en el viejo principio medieval de que el fin justifica los medios.
    Tantos millares de cadaveres de inocentes nunca son buenos cimientos sobre los que construir ninguna paz y ninguna civilizacion.

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. lo que da más miedo de esto, es que las bombas lanzadas entonces son una mariconada, perdón por la expresión, con lo que hay ahora....

    ResponderEliminar
  8. No hay palabras.

    Pero el horror de EEUU hacia los japoneses va más allá, y no todo es bien conocido. Algo que se ha sido silenciado con mucho éxito ha sido el confinamiento en campos de concentración de todos los inmigrantes japoneses en EEUU desde el ataque a Pearl Harbor.

    Cuando yo estudié esto en la universidad, había varios estudiantes americanos en mi clase. Se quedaron a cuadros. No tenían ni idea de que hubiera sucedido tal cosa.

    ResponderEliminar
  9. Obviamente, todos vosotros tenéis razón pero, como indica en Cayetano, no debemos obviar que la invasión de las islas principales del archipiélago hubiese supuesto una carnicería estadounidense y japonesa (militar y civil).
    Si en Iwo Jima, un pequeño islote, perecieron más de 40.000 soldados de ambos bandos, ¿Qué hubiese ocurrido en Honshu y Hokkaido? El número de bajas hubiese superado el millón fácilmente (algunos analistas dicen que más).

    Con esto no quiero justificar nada, una de las cosas más terribles de aquel ataque nuclear es las consecuencias que tiene hoy en día (enfermedades, esterilidad, malformaciones...).

    Y es que, las guerras sacan lo peor de las personas.
    Ya dijo Erasmo de Rotterdam algo parecido a que es preferible la más injusta de las paces que la más justa de las guerras.

    ResponderEliminar
  10. Madame: en efecto nada hay que celebrar, sólo recordar. Con esta barbaridad ¿piensa alguien que se puede construir un mundo en paz?

    Teacher: en efecto hubo, todavía queda algún resto, racismo nipón. El odio al japonés era algo corriente en aquellos años.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Sergio: en efecto. A los que se les llena la boca de derechos, libertad y democracia no han dudado nunca en aupar a tiranos y perpetrar barbaridades como la señalada. Deberían mirar un poco dentro de sus bolsillos de vez en cuando.

    Eladio: en efecto, podría haber sido aún peor. Terrible pero verdad. ¡Qué impotencia!
    José Luis: venganza es una palabra que ayuda a entender esta barbaridad. Escarmiento sería otra. Acojonar al mundo, otra.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. No, no creo que sea justificable desde ningún punto de vista esa masacre (y las consecuencias posteriores).

    Nunca estuve de acuerdo con lo de "Si vis pacem, parabellum".
    Ni con demostrar quien la tiene más grande para evitar males peores.

    Una lamentable y cruel decisión la de hacer uso de esas bombas.


    Buena noche, Cayetano.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Enrique por tu comentario.
    Evidentemente los EEUU iniciaban con esta acción terrible una carrera para ver, como tú dices, "quién la tiene más grande", el prólogo de la guerra fría y de la carrera armamentística.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. NO creo que el horror se deba celebrar, no hay nada que celebrar, tal vez lamentar si eso si.

    Y el que se cree el ombligo del mundo, siempre ha querido demostrar su superioridad.

    ResponderEliminar
  15. http://tartarox.files.wordpress.com/2009/06/truman_stalin.jpg

    ResponderEliminar
  16. Menos mal que hay memoria y hemerotecas para recordar las barbaridades que algunos hicieron.
    Un saludo, Vangelisa.

    ResponderEliminar
  17. Muy buena la caricatura de Truman y Stalin con sus "gordos petardos".
    Un saludo, Enrique.

    ResponderEliminar
  18. Un acto de injustificable crueldad para demostrar a quién le correspondía el mayor poderío.
    Una barbarie que es necesario tener presente , no olvidar , para que no vuelva a repetirse.
    Y aunque el que tiró la bomba declaró después que estaba arrepentido...el arrepentimiento tardío ...¡ no sirve!
    El fin ..."no " justifica los medios.

    ResponderEliminar
  19. Un acto de chulería y de fuerza para enseñar al mundo quién era el más fuerte.
    Un saludo, Carmela.

    ResponderEliminar