jueves, 7 de febrero de 2013

El problema es el sistema

Con permiso de El Roto.
Siempre tan oportuno.

Hace unos días, acerca de una entrada del colega Paco  -sí, ese profe de Arte del IES de Dos Hermanas (Sevilla) que prepara unas entradas estupendas para motivar y ayudar sus alumnos y de paso hacernos repasar a los demás temas casi olvidados-, le comentaba yo, hablando de gente del Renacimiento italiano como Vasari o Leonardo...

Una época singular e irrepetible. Hoy, la gente de talento, en vez de dedicarse al arte, a la literatura o a la ciencia, se dedica a los negocios, a veces hasta sucios. Y así nos va. Talentos desperdiciados por la codicia. Creo que no es la gente la que está podrida, sino el sistema el que pervierte a la gente.

Últimamente llego a esta conclusión, escandalizado por la ola de corrupción que nos invade, no respetando ni a personas ni a instituciones ni a ideologías. Porque si no fuera así, ¿es que se han puesto de acuerdo todos a la vez? Y creo sinceramente que este sistema capitalista extremo que tenemos, que prima el afán de lucro particular, situándolo por encima de los colectivos y de sus necesidades, favorece la proliferación de conductas delictivas. El mensaje que se ofrece a los ciudadanos es "hazte rico,  a cualquier precio." Tener los mejores coches, las más espléndidas mansiones, viajar en vuelos caros a cualquier parte, comer en buenos restaurantes, ir a hoteles de lujo... Es la tentación que se ofrece a cambio de bien poco: dejar de ser honesto y no conformarse con menos.
Creo sinceramente que es el sistema el que está podrido. Si no, no se explica este estallido virulento por todas partes de ambiciones desmedidas que amenaza con liquidar todo aquello que tanto esfuerzo costó edificar.
Ya sé que alguien dirá: esto no es cierto, porque hay países con el mismo sistema y sin embargo no hay apenas corrupción.
Cierto, pero es que en el país de la novela picaresca, del vivir bien y trabajar lo justo, el país del compadreo y de los caciques,  si con el carbón y el azufre nacionales mezclamos además el nitrato de potasio que viene en la fórmula, la explosión está garantizada.



45 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo, Cayetano, con lo que dices. Qué lejos estamos de aquellas virtudes del hombre renacentista, donde primaba la instrucción, la bondad, la búsqueda de la belleza y la honestidad por encima de todos.
    Este es el el pais del compadreo, del señorito cacique, del burgués que aspira a vivir de las rentas como un noble. Y en época de crisis, es cuando la maldad humana, la corrupción, el mercado negro alcanza límites insospechables, increíbles de comprender para mentes sencillas y medianamente honradas. En fin, es lo que hay. Acertada reflexión, como siempre. Buen jueves de huelga estudiantil.

    ResponderEliminar
  2. Paco: tú lo has dicho. Esto es una decadencia total del sistema. No sólo por la corrupción, que sería la punta del iceberg. No se valora el ser bueno ni honrado. No se aprecia la cultura ni el esfuerzo. No hay más que ver los programas de la tele. La gente conoce al dedillo los pormenores del cotilleo de la telebasura, pero desconoce a la gente que está luchando por lograr un mundo mejor. Esta es una sociedad enferma. La regeneración no sólo ha de ser política, sino global.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. El Renacimiento trajo cosas muy buenas, pero también venía en el lote el veneno, la puñalada, el comprar cardenales y políticos y corromper lo que hiciera falta, véase la familia Borgia, que no eran excepción, sino norma. La crisis actual es ética y moral, y de ahí vienen todos los males, da igual que sistema nos gobierne, estamos infectados. Por poner un símil, da igual que ordenador uses si el sistema operativo viene con virus.

    Un saludo, Cayetano

    ResponderEliminar
  4. Carolus: habrá entonces que "reiniciar" el sistema. El problema es cómo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Para "reiniciar" el sistema, no perdamos de vista las "claves de acceso"...En los "sistemas democráticos", nuestro voto sigue dando entrada a muchos de estos "hackers" de la política. Pasemos, de una vez por todas, un buen antivirus!!!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Patzy: no es que se nos haya colado un "troyano", sino un montón de aqueos escondidos en la tripa del caballo y están armando "la de Troya".
    Habrá que pasar un buen antivirus, con el voto, claro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Que razón tienes amigo Cayetano, ya hace tiempo venimos denunciando en estos espacios que el problema principal al que nos encontramos es el sistema, si no se cambia, todo el que entra acaba siguiendo su curso, recuerdo haber escuchado en numerosas ocasiones que si una alcantarilla esta sucia, termina por tupirse reventar , salpicando a todo el que pilla a su paso o cae en ella, y esto sucede con este nuestro sistema..
    Un abrazo y te recuerdo que acepto la propuesta que me dejastes en mi blog, jejeje...

    ResponderEliminar
  8. Pedro H R: cuenta con ello.
    A ver si me jubilo pronto y así cobro la pensión y el sueldo de ministro. ¡Ah! Y algún que otro sobre en "B".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Siempre, siempre Cayetano tú y tus amigos dais con el quid de la cuestión. Incluido El Roto.

    El problema es el sistema y yo digo para ser breve:
    ¡ Menos números y más letras!
    La avaricia no es que rompa el saco, sino que no cabe tanta,ya...

    Cómo me gusta venir y leer tus reflexiones, no hay otras igual de bien explicadas y comentadas.
    Gracias amigo por ser asiduo a mi ventana.
    Besicos

    ResponderEliminar
  10. ¿El sistema se ha pervertido y podrido por la falta de valores personales o la falta de valores a pervertido el sistema?

    ResponderEliminar
  11. Los programas de la T.V. están totalmente corrompidos, creo los más vistos son los que los tertulianos se pelean y se tiran los tratos a la cabeza.
    ¡Donde se han quedado las buenas formas?
    ¡Eso no vende!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Es lógico, a la gente le dices que puede conseguir un Jaguar por menos pasta y sin currar, pues eso. Lo que realmente me escandaliza es cómo las autoridades miren para otro lado ante tamaña picaresca. De todas formas, diré que en efecto España es lugar de pícaros y golfos, pero esos europeos tan pulcros y menos "PIGS" que nosotros, lo han permitido y tienen la resposabilidad de ser tan PIGS como nosotros, al permitir todo esto en su beneficio. ¿Elos no son golfos? claro que sí ... pero de "guante blanco".

    ResponderEliminar
  13. Cabopá: me gusta eso de menos números y más letras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Javier Sanz: buena pregunta. El huevo o la gallina.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Rosario: dejan mucho que desear esos programas basura. La culpa es de la audiencia, que debería cambiar de canal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Juan: de todas formas griegos y españoles batimos todas las marcas. Viene de lejos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. ¿El sistema hace a la gente o la gente hace al sistema? ¿Existe realmente el homo sapiens o somos chimpancés a los que les pirra la pasta?

    A lo mejor se alcanzó el tope en el Renacimiento, y ahora estamos en el involucionamiento.

    ResponderEliminar
  18. El domingo pasado vi el program salvados sobre la educación en Finlandia. Por cosas de la vida, llegó a mis manos un artículo sobre lo mismo.

    Me gustó una frase que colocaba dice un maestro finlandés: La idea es aprender para aprender, no aprender para contestar un examen.

    La educación es la base de todo, que incluso traerá menos corrupción...

    Estoy trabajando sobre eso para unaentrada.

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
  19. La Fuensanta y el Antón: ahora ya no somos "homo sapiens", sino "homo a tomar por sacus". Como siga mucho entre nosotros, Potancio tiene peligro de que le "contagien" algo nada bueno por aquí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Manuel: los que nos dedicamos a esto de la docencia nos suele encantar el modelo finlandés. Debe ser que están mentalizados socialmente, ya desde pequeños, a que la vida es esfuerzo y colaboración.
    Sana envidia que me dan.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Muchos en vez de trabajar para vivir, "trabajan" para hacerse ricos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Por cierto, hoy se publica en el diario Público, un genial artículo del genial Vicenç Navarro. Ahí verás la golfería alemana y, lo que es peor, usan el recurso a los PIGS para irse ellos de rositas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. El sistema se ha salido de madre, pero son personas las que lo han sacado. Por tanto, ya no sirve. Aquellos con menos escrúpulos han descubierto todos los resquicios y se han hecho con el control, y tal como están las cosas el sistema ha quedado tocado y hundido.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  24. Querido Cayetano, ya los romanos, expertos en estas cuestiones, tenían sabias palabras: "Crescit amor nummi quantum ipsa pecunia crescit" (Juvenal), 'Crece el amor al dinero en la medida que crece el dinero mismo'. Y "Auro patent cuncta, atque Ditis ianuae", 'Con oro se abren todas las puertas, incluso las del infierno'.
    Mil bicos.

    ResponderEliminar
  25. es que el sistema capitalista es insostenible por definición, ¿como es posible mantener un crecimiento ilimitado, aunque sea lineal, en un entorno de recursos limitados?

    Esto es como cuando uno empieza a correr, al principio superas las marcas a grandes saltos, pero llega un momento en el que la progresión se hace ya imposible, cuando uno ha llegado a su límite.

    Y en eso estamos ahora, hemos llegado al límite del sistema y este no se sostiene, el problema es que en su caida nos está llevando a todos por delante.

    Sálvese quien pueda, pero yo el primero....

    ResponderEliminar
  26. No sólo está podrido el sistema, Cayetano, sino que el ministro de educación invita a los estudiantes a no estudiar lo que les guste, sino lo que el mercado demanda, así que el número de depredadores irá en aumento. Por cierto, mi homenaje también a ese profesor vocacional, PACO, tan mayúsculo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Antorelo: lo malo es que a veces "trabajan" con el sudor de los demás.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Juan: ahora pasaré a leer ese artículo. ¿No será el que has mandado hace poco? También es del mismo articulista.

    ResponderEliminar
  29. Madame: entre todos la mataron y ella sola se murió.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Profedegriego: un mal endémico de la humanidad, sólo que ahora está en la fase aguda del ciclo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. José Luis: un sistema pródigo en crear burbujas del tipo que sean. Luego se pinchan y todos a correr.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Francisco: es lo malo de tener botarates en lugar de ministros.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Javier Sanz ha hecho mi pregunta... No somos inocentes, casi todos hemos mirado para otro lado o para la perfecta redondez de nuestros ombligos mientras lo fundamental se erosionaba. Ahora se desmorona y nos pilla así... pero yo vi a Ada Colau el otro día negándose a retirar que el representante de la banca era un criminal, y la vi emocionarse y gesticular y pensé que también somos ella y que tenemos arreglo. Lo espero de verdad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Alma: yo también lo espero. Lo que pasa es que la gente todavía está en la fase preliminar de la reacción en cadena. Hemos vivido confiados demasiado tiempo y muchos no hemos cambiado todavía el chip.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Sí, parece todo descontrolado, incluido el sistema, carente de controles por culpa de los que lo dominan para su propio beneficio; pero no tengo la seguridad –tampoco lo contrario- de que sea el sistema el único culpable de todo. Es como el famoso argumento del cuchillo que asegura que no está la maldad en él, sino en la mano que lo empuña. Y este sistema, corrompido sin duda no creo que sea peor que otros igualmente susceptibles de corrupción. El auténtico problema está el las indignas manos que lo manejan. Quizás habría que quitarles el cuchillo de las manos y dejaran de trinchar la carne que no dejan comer a los demás.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. DLT: tal vez sea eso; sin embargo,un sistema que está basado más en el beneficio particular que en satisfacer las necesidades básicas de los ciudadanos ya nace algo cojo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. La cosa pinta mal porque encima se está destapando ahora todo el mal que iba corroyendo el sistema desde hacía años y el problema es que, en vez de combatirlo, se escudan unos ladrones a otros, saliéndose de rositas de la debacle en que estamos metidos. Banqueros y políticos compran voluntades con el dinero robado al estado, el dinero de todos, y los jueces se dejan mecer por el color y el olor de los billetes ingresados en cuentas suizas. Y mientras el resto de los mortales asistimos atónitos a las maniobras prístinas y a luz del día de tales chanchullos mientras nos tratan de tontos, advirtiendo que todo es mentira y producto de los medios de comunicación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  38. Carmen: tal vez la culpa la tengamos nosotros por votar a una gente de un sistema podrido. Está claro que la regeneración ha de venir de personas no contaminadas ni "quemadas" en anteriores gobiernos. Savia nueva.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Has dado en el clavo, la culpa es del sistema capitalista; aunque con esa afirmación pareces del 15M o Democracia Real Ya. En otros países aunque parezca el mismo sistema no es igual, no existe la picaresca que aquí, ni consideran que hay que aspirar a ser rico. Habrá que buscar un nuevo modelo y un nuevo país.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Valverde de Lucerna: la mezcla de sistema de libertades y estado asistencial es a lo que siempre aspirábamos cuando mirábamos hacia esos modélicos países de Europa. Ahora los halcones neoliberales que mandan en Europa han decidido liquidar esa etapa, España además está enferma, padece corrupción crónica en sus instituciones. Lógico querer cambiar este modelo por otro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Valverde de Lucerna: la mezcla de sistema de libertades y estado asistencial es a lo que siempre aspirábamos cuando mirábamos hacia esos modélicos países de Europa. Ahora los halcones neoliberales que mandan en Europa han decidido liquidar esa etapa, España además está enferma, padece corrupción crónica en sus instituciones. Lógico querer cambiar este modelo por otro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. "Halita" que me lo había saltado y ya está todo dicho, pero bueno por dejar mi "mijita" de pataleo que no quede, ea.
    Solo añadir que todo aquello que sube siempre baja, que son ciclos puñeteros, que todo se repite aunque con distinto manto para que no nos aburramos demasiado, especialmente los historiadores, jajjjj, y que digo yo, y con buenas razones no solo propias sino ajenas, ello siempre comprobado posteriormente,(para descubrir que nada de lo que uno se crea como pensamiento original resulta cierto).... decía que se me ocurrió pensar si el clima influiría y resulta que somos su frutilla... , y mira que me gusta el calorcte. Eso de que el frío mantiene y el calor acaba pudriendo, transformando, chamuscando.
    Nahhhh transformando, me gusta mas, y a ser posible para mejor. ¿Quien dijo utopía, ceguera, idealismo? Bsss.

    ResponderEliminar
  43. Emejota: pues habrá que esperar al "invierno" para que pase la putrefacción. Lo malo es el frío...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  44. La culpa de todo la tiene la "siesta", si no hubiera siestas para despertar despejados y con ganas de robar aún más no pasaría lo que pasa,ja,ja,ja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. Senovilla: en efecto, la siesta. "Siestá" el sobre lleno me lo llevo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar