miércoles, 16 de junio de 2010

La Iglesia durante el franquismo


Franco bajo palio

La Iglesia en España, como institución, casi siempre ha tenido un papel destacado a lo largo de nuestra historia.
Cuando la eclosión del fascismo en Europa, el estamento eclesiástico seguía teniendo gran influencia y poder en nuestro país. A diferencia del fascismo alemán o italiano, la presencia, preeminencia, protagonismo y connivencia de la iglesia católica con los militares sublevados y después vencedores era algo evidente. Desde que empezó la guerra, la jerarquía eclesiástica española apoyó sin reticencias a Franco, y el propio Papa Pío XII llegó a bendecir al régimen franquista por “haber salvado España del comunismo.”
La guerra civil española se convirtió así en una “cruzada” contra el comunismo “ateo y masón”.
Y en el panorama de posguerra vino a mostrarse el papel rector o tutorial de la iglesia sobre la sociedad española durante el franquismo.
En 1953 se firmó el Concordato con la Santa Sede, estableciéndose la religión católica como oficial, poniendo en nómina a los religiosos y dotando a la Iglesia de una amplia exención de impuestos.
Nació así el “Nacionalcatolicismo”, la connivencia total de la iglesia católica con el franquismo, la simbiosis entre religión y política, el monopolio del control de las conciencias, el integrismo religioso absoluto... Así la jerarquía eclesiástica se convirtió en principal benefactora del régimen y en cómplice de un sistema que contaba en su haber con crímenes de lesa humanidad.
El poder de la Iglesia pasó a ser enorme:
  • Control de la censura.
  • Control de la educación.
  • Religión obligatoria en las escuelas. Rezos diarios y catecismo para todos.
  • Monumentos a los caídos –sólo a los que lo hicieron "por Dios y por España"- en espacios públicos y en muchas iglesias.
  • Estado confesional.
  • Matrimonio exclusivamente religioso.
  • Inexistencia de divorcios. Sólo anulación matrimonial para aquéllos que pudieran pagarla.
  • Presencia de la Iglesia en organismos oficiales.
  • Importante papel del Opus Dei (ministros de Franco en los 60).
Hay que decir en honor de otros miembros de la Iglesia que hubo voces críticas que se opusieron a tal estado de cosas. Ya desde la sublevación militar hubo sacerdotes que se opusieron al bando de Franco y algunos fueron ejecutados. Esos no figuran en las listas de los mártires de la guerra.
Desde el Concilio Vaticano II hubo religiosos que se distanciaron ideológicamente del franquismo. Obispos como Tarancón o Añoveros y muchos sacerdotes, “curas obreros” incluidos, que acabarán ingresando algunos en una cárcel especial para ellos.
En la actualidad, uno de los retos más importantes que debe afrontar nuestro país es el anacronismo de una iglesia todavía franquista en una España democrática. Hay un revisionismo histórico por parte de la Conferencia Episcopal y otros sectores políticos y mediáticos afines que pretende justificar todos los disparates perpetrados por la Iglesia española a lo largo de la historia, convirtiendo a España en un solar exclusivo del nacional- catolicismo.
Acostumbrados a una tradición histórica de prebendas y privilegios, los sectores católicos más radicales no van a aceptar de ningún modo un sistema que ponga en entredicho tantos siglos de poder y control sobre las conciencias ajenas. Tampoco van a aceptar una merma en sus retribuciones a cargo del bolsillo de todos los españoles vía impuestos. Por ello no han dudado en acudir a todo tipo de maniobras y métodos de presión social, incluyendo manifestaciones multitudinarias -¡quién te ha visto y quién te ve!- con tal de mantener su preeminencia en nuestra sociedad. A muchos españoles les hubiera gustado esa misma implicación y ese mismo fervor en asuntos sociales y humanitarios.
___________________
Algunas páginas interesantes que abundan en aspectos sobre este tema:


39 comentarios:

  1. Con la Iglesia hemos topado amigo Cayetano!!! esta gente se aferra a sus privilegios como lapas y aún pueden hacer mucho daño a la sociedad. A mi me parece muy bien que "guíen" a su clientela, pero por favor que nos dejen en paz a los que no queremos saber nada ni de sotanas, ni de imanes, ni de rabinos, ni de seres superiores...

    ResponderEliminar
  2. Ese es el problema, que aún viven en otra época.

    ResponderEliminar
  3. Tengo 36 años. Soy de un pueblo muy chiquitín donde habían cerrado la escuela por falta de niños, asi que los niños(que si había) íbamos a estudiar internos. Interna desde los ocho años a los dieciséis, padecí todos los males de la educación nacionalcatólica ; hipocresía, beatería, manipulación y falsedad. En bachillerato las cosas cambiaron algo, no mucho, pero en EGB mis profesoras más que profesoras parecían percheronas de la sección femenina que sólo nos querían enseñar a coser y bordar y a ser muy humildes y muy "puras" y a ser posible, muy bobas. Y, sin embargo, cuando pasaba todo eso ya hacía tiempo que el caudillo criaba malvas, pero ellos seguian aferrados al cazo y llorando por las esquinas porque los perseguían...y después de más de 20 años siguen igual

    La pregunta sería hasta cuando se lo van a permitir.

    Un saludo, Cayetano, perdona la extensión que me toca la fibra(jeje)

    ResponderEliminar
  4. Así es, amigo José Luis. La Iglesia española está enquistada en esta sociedad como una lapa y no suelta su presa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Una ventana al mundo:
    Viven en otro tiempo pero a los demás no nos dejan vivir libres y tranquilos ninguna época.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Pues imagínate lo que tuvimos que soportar algunos en pleno franquismo.
    Yo creo que los políticos les temen.
    Un saludo, Almalaire.

    ResponderEliminar
  7. En esa imagen con los amables curitas haciendo el saludo facista
    ¿no está el Santo de los banqueros?

    ¿el mismísimo patrón de los negociados bajo cuerda?
    ¿Inspirador y númen de diversas dictaduras?
    Santificado por algun papa que tenia la mala costumbre de dar la comunión a genocidas ??????

    ResponderEliminar
  8. Ahora que lo dices, veo imágenes de facciosos sacando la lengua para recibir la comunión de manos de los curas: Franco, Pinochet... La liesta es larga.
    Un saludo, Nando.

    ResponderEliminar
  9. Genial el detalle del pie de foto "No dicen adios". No, me temo que no tenian ni tienen intencion de despedirse.
    Feo asunto ese de la implicacion en el regimen para la iglesia catolica. Uno de los mas feos.

    Por cierto, le ha quedado precioso el blog! Me gusta muchisimo.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Un nido donde la hipocresía puso huevos. Y ya estamos hartos de tortilla.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Gracias, madame, por su comentario. Efectivamente, no dicen adiós. Se quedan de forma vitalicia.
    Sobre el blog decir que continúo todavía retocando el diseño.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Un nido donde los "polluelos" son algo grandes.
    Un saludo, Arantza.

    ResponderEliminar
  13. Siempre he pensado que los enemigos de la Iglesia es la Iglesia misma.
    No oermiten cambis bajo ninguna circustancia, bajo el pretexto que funcionan según "Cristo lo indico".
    Les gustan sus privilegios, por eso se mantienen ferreos en no pederlos.

    El blog quedo guapo Cayetano. Estuve pensando en ese fondo, pero estaba muy pesado.
    Todavía sigo dando vueltas al asunto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. La pregunta apuntaba a si no estaba
    entres los santos varones que aparecen en la segunda imagen,
    Jose Maria Escrivá y Balaguer

    ResponderEliminar
  15. La Iglesia se puso del lado de los golpistas sencillamente porque estaban amanezados por las medidas de la República, tales como la libertad religiosa o la reforma agraria, que nis más ni menos traía el progreso a España. Puestos a legeir un bando no me les imaginaba del de Largo Caballero o Carrillo, la verdad, pero como tú dices hubo de todo.

    Lo que es una vergüenza es que a día de hoy sólo se reconozca la muerte de los curas de un bando. ¿Y los del contrario? Todos murieron en la guerra incivil.

    Lo que es interesantísimo es comprobar la evolución producida en algunso estamentos de la Iglesia durante los años 60 y 70, apoyando el reformismo que traería consigo la democracia.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Cayetano, una entrada de lo más interesante e ilustrativa de aquella rancia España. Paco quiso dar a la Iglesia el mismo papel que ésta tuvo en sus ideologizados días de los Reyes Católicos y Felipe II, pero en pleno siglo XX...

    la Iglesia como dices aún domina grandes resortes del poder en la piel de toro, por tanto, es necesario separar Iglesia y Estado...cada uno puede practicar la confesión religiosa que le venga en gana, incluso la "furgolera", pero siempre que no incida en la política.

    Saludos

    PD: por cierto, veo que te estás poniendo a la última en nuevas tecnologías, redes sociales, cambias el formato del blog,... un hombre de nuestro tiempo, enhorabuena ;)

    ResponderEliminar
  17. Coincido contigo en que la iglesia española actual del siglo XXI sigue siendo descaradamente franquista y anacrónica; ha hecho muy muy poco por abrirse y desea más el orden y la mano dura que el ejército. Increíble ver a esos obispos y sacerdotes con el saludo fascista. Saludos Cayetano.

    ResponderEliminar
  18. Manuel, la Iglesia debería adaptarse a los cambios sociales. Su supervivencia está en juego. Y en efecto, hay otra Iglesia dentro de la oficial.
    Sobre el diseño del blog, todavía no lo tengo claro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Nando, la verdad es que al líder del Opus no lo distingo en la foto. No sé si estará. Me parece que no.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. En efecto, Carmen. Afortunadamente no todos los miembros de esa institución eran carcas o inmovilistas. Hubo gente que luchó mucho, incluyendo creyentes comprometidos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Carolvs, ya ves: modernizarse o morir. A ver si aprenden los sectores más carcas de la Iglesia. Hay que renovarse. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Yo siempre digo, amigo Paco, que el que no se adapta a los tiempos tiende a desaparecer, como los dinosaurios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Uy Cayetano, me parece a mi que la Iglesia en sus mandos supremos poco va a modernizarse, son carcas por definiciòn...de hechon todas las religiones lo son y vemso lo que pasa aùn (pe con el Islam) en los paìses que siguen sometidos a los dictados divinos, desastres, guerras, tenasiones,...en fin una pena...mejor la religiòn "furgolera" que es màs sana aunque ayer alguno nos crease acidez de estòmago la derrota de Espana.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Veo, amigo Carolvs, que eres un gran aficionado al "fúrgol". Como a mí no me gusta, ayer no sufrí. En eso gané algo.
    Y sí, tienes toda la razón, como la Iglesia siga anclada en el pasado y en sus férreos dogmas lo lleva crudo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Querido amigo, pasa por mi blog
    http://personajesfamososcartaastral.blogspot.com/
    tienes un regalito.
    Si no lo colocas en el blog, guardalo, como un obsequio desde mi corazon
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  26. Muchas gracias, Isthar, por el detalle. Paso por tu blog a recogerlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. La iglesia católica es una organización anacrónica y antidemocrática que segrega por razón de sexo. No me explico como el estado, les permite dedicarse a la educación, e incluso les subvenciona.

    ResponderEliminar
  28. Suscribo tus palabras, querido amigo. Se hicieron entonces muy fuerte y su fortaleza, lejos de decaer, parece que sigue siendo sólida. Es muy irritante que gocen de tantas prebendas en un estado que, constitucionalmente, es aconfesional. Pero del dicho al hecho... Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  29. Porque en el fondo es una institución a la que todos temen. Seguro que en la memoria colectiva está presente su imagen terrible durante siglos cuando la Inquisición, durante la guerra, con el franquismo y esas escuelas de catecismo diario.
    Un saludo, Manuel.

    ResponderEliminar
  30. De acuerdo contigo, Isabel. Es una anomalía dentro de Europa. Ya lo dijo Franco: España es la reserva espiritual de occidente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Sufrido el "nacionacatolicismo" hoy
    veo la Iglesia tan lejana y engordada con sus doctrinas tan apartadas de la realidad que la mayoría de las veces escuchar lo que dicen es tan hueco que no ocupa ni un rincón de mis pensamiento...
    Muy bonita la nueva imagen de tu blog...
    Besicos.

    ResponderEliminar
  32. Como bien dices, Cabopá, "doctrinas apartadas de la realidad" y dando un ejemplo de conducta a veces bastante penoso.
    En cuanto al nuevo aspecto del blog, ya sabes eso de "renovarse o morir". Ahora hay nuevas plantillas en blogger y puedes elegir hasta la gama de color, la intensidad, etc.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Profe de "Enlaces"
    ¿Por qué cuando hago un enlace,como en la entrada de Saramago, no me salen las rayitas del subrayado..? Debo de hacer algo a medias, el caso que el enlace está ahí y se puede ir a la página que quiero pero, no se sabe que es un enlace...
    Cuando tengas un ratico sí puedes me lo explicas...Gracias Cayetano por asistir en jornadas no lectivas...
    Besicos.

    ResponderEliminar
  34. Hay enlaces en los que sale el subrayado y otros en los que no. No sé a qué se deberá. De todas formas, el tuyo se ve que lo es cuando pasas el ratón y además funciona perfectamente. Puedes probar a destacarlo más si quieres poniendo letra negrita o cursiva o ambas cosas o mayor tamaño o incluso ponerle tú el subrayado.
    Prueba a ver qué te parece.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. En conjunto de la jerarquía católica tiende a no estar a la altura de las circunstancias, como ocurrió aquí o como ha pasado en numerosos países hispanoamericanos.

    Como cabras, siempre tiraremos al monte, así que nos atrevemos a iniciar un debate más profundo sobre el comportamiento de la Iglesia. Muchos piden que se modernice, pero ¿no sería poco coherente que lo hiciera? Como religión debe seguir sus normas y éstas son para agradar a un Dios que se supone eterno e inmutable. Si este Dios no puede cambiar de opinión porque siempre está en posesión de la Verdad... ¿cómo pretender que los que le adoran cambien de principios al albur de las modas?

    Vamos, que lo suyo es dejar la religión en la esfera más íntima de nuestras vidas e impedir que otros mediaticen nuestras vidas y leyes con la suya.

    Saludos, compañeros.

    ResponderEliminar
  36. No es mala idea, Reinas del Garito, que la religión quede en el ámbito de lo privado de cada uno. Así evitaríamos intromisiones en la vida pública que, si fueron algo cotidiano en la antigüedad y lo habitual en sociedades teocráticas, no pueden admitirse en sociedades libres y democráticas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Hola Cayetano, interesante entrada. Aquí siempre hemos tenido un problema con esa fina línea entre quién tenía el poder, la iglesia o el estado. El estado evolucionó hacia una democracia, pero la iglesia se estancó, y sigue estancada en el pasado donde vivían muy bien, a costa de todos, sin implicarse realmente en las causas en las que se tenían que implicar.
    Como estamento es algo obsoleto, pero que no piensa dejar de insistir en estar metida en todo, ni de intentar influenciar la política.
    Saludos.

    P.D.: te ha quedado muy bien el cambio de imagen.

    ResponderEliminar
  38. Muy interesante este post.
    La influencia clerical continúa con la recurrente manía de involucrarse con el poder.
    En realidad es constante para bregar por el " quedantismo" ...para que nada substancial cambie.
    Mi madre contaba cómo , durante la guerra civil, torturaban a los rojos en presencia de curas .También es conocido su rol de " entregadores".
    Acostumbrados a bendecir genocidas y a alejarse de las causas justas de los pueblos.
    En Argentina el Santo padre dio la comunión a Videla y compañía en un momento crucial: cuando había desaparecidos, torturados y campos de concentración.
    A los sacerdotes que se pusieron al lado de los desposeídos los asesinaron : Por ejemplo el padre Mugica.

    ResponderEliminar
  39. Siempre al lado del poder para disfrutar de prebendas y privilegios. Los disidentes, como el caso que comentas, eran perseguidos o asesinados.
    Un saludo y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar