domingo, 6 de junio de 2010

Formación del Espíritu Nacional


RANCIO PATRIOTISMO

"Yo tenía un camarada. ¡Entre todos el mejor! Siempre juntos caminábamos, siempre juntos avanzábamos, al redoble del tambor."

"Voy por rutas imperiales caminando hacia Dios."

Qué tiempos aquéllos... que mejor no vuelvan.

En el Bachillerato antiguo había una asignatura obligada que se llamaba FEN, Formación del Espíritu Nacional, a la que los chicos de entonces la llamábamos "Política", algo que no hacía mucha gracia a los profesores de esa asignatura, próximos a la Falange y al Movimiento Nacional, porque la palabra política o partido político les repugnaba ya que, según ellos, todos los males de España habían venido por la proliferación de formaciones políticas. (De forma paralela, las chicas se instruían en labores de cocina y costura para ser buenas amas de casa cuando se casaran. La asignatura para ellas recibía el nombre de "Hogar" y era impartida por profesoras de la Sección Femenina de la FET y de las JONS)

La Formación del Espíritu Nacional consistía en el adoctrinamiento de los estudiantes varones en los principios del franquismo. Era un intento de moldear conciencias y actitudes que iba paralelo al otro adoctrinamiento que se producía en el plano religioso con el catecismo. De esta forma quedaban bien diseñados los dos pilares, el político y el religioso, sobre los que se asentaba el nacionalcatolicismo.

Así, entre las enseñanzas fanáticas impartidas por los religiosos y la doctrina nacionalsindicalista inculcada por los profesores próximos a Falange, este país caminaba hacia el integrismo político- religioso.


El objetivo de la asignatura no era otro que inculcar machaconamente los fundamentos ideológicos del franquismo: totalitarismo, antiparlamentarismo, militarismo, tradicionalismo, antiliberalismo, exaltación del líder, etc., etc.

Se aprendían también elementos institucionales sobre los que se asentaba el régimen, como por ejemplo la "Democracia orgánica", sin partidos políticos y sin libertades, con la "participación ciudadana" a través de familias, municipios y sindicatos verticales, considerada como la verdadera democracia ya que los partidos políticos eran tachados de nocivos para los supremos intereses de España.

La asignatura era considerada como una de "las tres marías", junto a la Religión y a la Gimnasia.

Con la Ley General de Educación de 1970, que implantó la EGB y el BUP, esta "maría" desapareció de los planes de estudio.


ESENCIAS PATRIÓTICAS

Aquí encontrarás "perlas" como las siguientes:

"El Estado ejerce su acción paternal sobre todos los ciudadanos para que se sientan lo más felices posible."

"Si a los ciudadanos de un Estado se les consiente que cada uno piense en política como quiera y obre según piense, en lugar de un pueblo organizado tendremos un caos social."

"España es un Estado totalitario: un solo Jefe, un solo mando, una sola obediencia."

54 comentarios:

  1. Cayetano: una entrada excelente, aunque yo no haya vivio esta época he visto en casa de mis abuelos los libros de mis madres y de mis tíos de los que me hablas, especial repugnancia me causó el de "hogar" del que hablas y en el que a mi señora madre le enseñaban cosas como que una se debía al servicio de su señor esposo y que debía desvestirse a oscuras porque era pecado que una mujer se viera desnuda a sí misma...menos mal que estos "rancios tiempos" han pasado ya.

    Un saludo.

    PD: estoy de acuerdo con tu parecer sobre la "trama Junta de Andalucía".

    ResponderEliminar
  2. Carolus: un antiguo compañero mío, muy franquista y ya jubilado, me dijo algo que tú comentas aquí: no había visto a su mujer desnuda nunca, siempre a oscuras. ¡Qué tiempos tan horribles y tan difíciles para las relaciones!
    Un saludo y esperemos a ver qué dicen los compañeros sobre las acciones a emprender.

    ResponderEliminar
  3. Toda una labor digna del mejor fundamentalismo.

    El fin, crear buenos españoles. Acabar con los desviados rojos que intentaban desmenbrar el país. Para esto se impartían estas doctrinas, amigas del lema "La letra con sangre entra".

    En mi casa tenemos una Enciclopedia Álvarez de mi madre que más aprece una obra de humor que un instrumento para la educación de un país...

    Un saludo, Cayetano!

    ResponderEliminar
  4. La enciclopedia Álvarez es muy divertida, sobre todo sus dibujos, una pena que sea tan integrista.
    Un saludo, Pablo.

    ResponderEliminar
  5. Lo más increíble es que haya gente que a día de hoy reivindique esta época, como el summum de la tranquilidad social y en que las cuentas siempre estaban claras. Repugnancia que haya gente que sin un ápice de vergüenza, vaya vitoreando la excelencias de una era tenebrosa, represiva, radical, y que aplastaba a cualquiera que no hiciera acto de comunión con ellos.

    ResponderEliminar
  6. Leyendo estas cosas sale hasta sarpullido..
    Me libré por los pelos...
    Besos profesor.

    ResponderEliminar
  7. La foto que ilustra el post da hasta miedo. Yo nací en los 70 y afortunadamente me libré de esto. Mi madre siempre me cuenta que hizo unos cursillos de la sección femenina. Iban una tropa de profesoras por los pueblos y no es que fueran obligatorios pero había que hacerlos. En fin, afortunadamente esos tiempos pasaron a la historia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Sí, Nahim, alguien dijo que "se vivía plácidamente". Hay que tener cara dura y poca memoria.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Arantza, sale de todo: sarpullido, inflamación del bazo, náuseas, dolor de cabeza... y del alma.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Fíjate bien en la foto. Me da la sensación que hay algunos que levantan la mano enérgicamente, sin complejos, convencidos de que aquello era una cruzada. Hay otros que parece que se avergüenzan un poco y levantan apenas las manos.
    Un saludo, Kassiopea.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que esta entrada viene de perlas para que los alumnos entiendan el adoctrinamiento en otras sociedades y otros momentos históricos como en las propias Juventudes Hitlerianas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Es verdad, Eladio.
    Nunca es suficiente nuestra tarea en este sentido
    Hay algunos alumnos que no ven mal el franquismo, pero se callan cuando les explicas que en las clases no se podía opinar libremente ni interpretar con palabras propias cualquier tema o asunto y además había que rezar obligatoriamente y formar filas en el patio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Yo, afortunadamente, no tuve que superar esa asignatura, pero por poco (soy cuarentón sólo). Lo que si me acuerdo es de la asignatura Hogar, pero entonces era ya un EATP, mientras nosotros, los chicos, dábamos Electricidad. En mi intituto de Bollullos del Condado, los dos profesores de Educación Física eran del movimiento, uno de Falange y la otra de las Sección Femenina. En las clases de Gimnasia también sufríamos consignas totalitarias, pues este profesor había dado en años anteriores la Formación del Espíritu Nacional (Que nombres). Coincido contigo en que las Enciclopedias Álvarez eran muy buenas y divertidas, pero demasiado partidistas y antidemocráticas, claro.
    Sobre lo de la Junta, voy a empaparme ahora bien, pues no he comprobado si el mío también lo tienen colgado; es que llevo casi dia y media fuera. Un saludo, Cayetano.

    ResponderEliminar
  14. Qué suerte tienen algunos por librarse de la FEN.
    Mira a ver en los blogs de arte a ver si apareces como pirateado.
    Un saludo, Paco.

    ResponderEliminar
  15. Que barbaridad, monsieur, debía de ser horroroso tener que estudiar eso. Menos mal que por lo menos era una maría. Imaginese que encima estuviese dificil aprobar y hubiera que matarse!

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Es tan dificil de medir aquellos
    tiempos con los actuales,son valores hoy risibles,son ¿como explicarlo?¿como decirle a un joven de hoy la ola uniforme de discurso hueco ?
    Felizmente no he vivido esos tiempos,aunque en estas latitudes ,algun eco del culto a la personalidad se vivía en estos pagos.
    Recuerdo un manual de primeras letras...
    Amo a Evita...
    JUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
    Yo en lo personal cuando quiero cortar alguna discusion con un fachorra menciona a Franco como
    EL CAUDILLO DE ESPAÑA POR LA GRACIA DE DIOS.
    Chau, se cortó la cosa,el olor a ridículo hace que el fulano en cuestión empieza a hablar del tiempo o de futbol.

    ResponderEliminar
  17. Lo malo de las "marías" era que te tocara algún "hueso" y se pusiera en plan duro de roer. Una vez me pasó.
    Saludos, madame. Y que importantes deben ser nuestras entradas que nos las colocan por ahí sin consultarnos. De esta nos hacemos famosos. Jejeje.

    ResponderEliminar
  18. Sí, Nando, a estas alturas hay que tener mucho rostro para vender la política de Franco y otros fascistillas de turno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Cayetano¡¡¡horririzada me has dejado ante tal documento¡¡que fuerte que eso se enseñara en la escuela, con Isabel, Elcano, y no se cuantos históricos más, arropados por el aguila imperial.

    Esto se ha quedado como un documento para comentarlo en clase, sin desperdicio ninguno.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Sí, así es. Esas eran algunas cosas que se enseñaban entonces. Cuando se lo comentas a algún chico de ahora no se lo cree.
    Muchacha en la ventana, un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Gracias por el aviso, no tenía ni idea. Me uno a lo que se decida entre todos.

    ResponderEliminar
  22. Ay Cayetano, las "marías" cuanto bien nos hicieron a las mujeres, aprendimos a coser en papel toda una canastilla para cuando fueramos madres...je,je,Cúantos recuerdos perniciosos me ha traido leer esta entrada...Menos mal que luego te haces "adultera" y se olvidan...
    Teníamos una profesora, que yo creo que estaba enamorada de J.Antonio que cada día cuando entraba a clase de "politica"nos remachaba "el hombre portador de valores eternos"...como tenía una promintente dentadura al pronunciar la frasecica se le salían los dientes y nosotras la imitabamos, nosotras porque el Instituto era femenino...
    Recuerdo que los libros (alguno guardo como joya) teniámos que ir a comprarlos a la sede de la S.F. nada de comprar en librerías..La música,la cocina,las labores del hogar y la formación politica vaya temitas todos por la tarde eran unas sietas impresionantes...Después hicieras lo que hicieras nos ponián unas notazas para su honor ....claro.
    Y las clases de solfeo algo odioso que tan mal explicado sólo hacindo pentagramas y colocando las corcheas,las fusas o las redondas sin tener ni idea o cantando "vivan los aires morenos oosss qué vienen de Guadalupeeeee..
    En fin que vaya años, de lo que se han librado nuestros hijos...
    última anécdota yo hice en Teruel aquel curso infame (aunque lo pasé muy bien, erámos un montón y revolucianamos la ciudad unas ciento mujeres en un mes de julio) que había que tener para que te dieran el título de maestra...Y sabes nos tuvimos que llevar las obras completas de J.Antonio,menos mal que no lo usamos, era le 74,creo que fuimos la última promoción que hicimos el "primo"...
    En fin que me apasiona el tema vivido en todos sus aspecto y mira que no he hablado de la famosa Gimnasía que no había que confundir con la Magnesia....
    Besicos.

    ResponderEliminar
  23. Kassiopea, ahora entro en aquella dirección y no sale nada. A lo mejor se han cargado el blog de la Junta o lo están rehaciendo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Cabopá, ¡qué tiempos aquellos en los que España era en blanco y negro, con las machurronas de la Sección Femenina! Así que tenías una de la SF que se le salía la dentadura. Digno de verse.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. En casa de mi madre también hay enciclopedias de Alvárez pero los mejores "chistes" están en la recopilación de "horroerrores" de la educación franquista que hizo Don Luis Carandell en su "Celtiberia Show"...La división de los seres vivos, en :

    PLANTAS, ANIMALES, HOMBRES Y ANGELES me mató y

    la descripción de los continentes con aquel "África que es negra la pobre..." tampoco tenía desperdicio.

    Un saludo, Cayetano.

    ResponderEliminar
  26. Visto con distancia, es entre ridículo y espeluznante. La España del esperpento.

    De la que nos libramos algunos, aunque yo sí recuerdo que en el colegio (público) en los ochenta algunas profesoras seguían teniendo a la Inmaculada en clase, celebrando el mes de María y haciéndonos coser en tecnología mientras los chicos hacían marquetería.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Hola Cayetano:
    Afortunadamente no viví cuando era estudiante de primaria y secundaria es tipo de "formaciones". No se enseñaba el espiritu nacional ni mucho menos.

    Hoy, como entonces, todavía queda resquicios de dictaduras bananeras que intentan realizar un adoctrinamiento similar al franquismo.....en un intento de mantener el poder.

    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Hola Cayetano. Una lástima que España haya sufrido un adoctrinamiento fascista tan descarado, y por tantos años. Por fortuna, son tiempos pasados.

    Saludos desde Lima.

    ResponderEliminar
  29. Almalaire, no creo que la clasificación de los seres vivos sea la de Linneo, aunque yo creo que los ángeles son mamíferos con alas, como los murciélagos. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Es que a muchos docentes del franquismo les costaba reciclarse con cosas nuevas. Ya se sabe: muchos años haciendo lo mismo...
    Un saludo, reinas del garito.

    ResponderEliminar
  31. Las dictaduras, Manuel, ya se sabe, se parecen unas a otras sobre todo en los métodos de adoctrinamiento. La libertad es para ellas una plaga a erradicar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Arturo, como bien dices, son tiempos pasados, pero todavía quedan vestigios, algunos vergonzosos. ¿Cómo es posible que el principal partido de la oposición se haya negado a condenar el franquismo? ¿Cómo es posible que la Iglesia española siga teniendo grandes prebendas en un sistema aconfesional? Son temas para seguir preocupados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. yo conservo una enciclopedia de Alvarez de mi padre... y la verdad es que leyéndola ahora suena a cachondeo... pero en aquella época no tenía nada de gracioso...

    otra de las materias que a mi más me "gustan" de esa enciclopedia es lo que llamaban "historia" sagrada...

    ResponderEliminar
  34. Los dibujos del final eran la repanocha. En esa parte el adoctrinamiento era más fuerte, en el plano religioso y patriótico. Los chicos de aquella época no conocíamos otra cosa y nos parecía normal todo, por desgracia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Hace poco tuve la suerte de pasearme en Salamanca por una exposición sobre la Sección Femenina y aluciné a lo que los regímenes políticos pueden llegar para adoctrinar, moldear y machacar conciencias. La mujer en casa con la pata quebrada, como en el refrán. Y en esta caso el pack era doble, pues se adoctrinaba en política y religión.

    Las chicas subían a nuestra sierra bejarana (dentro de su lema de hacer gimnasia, buena para alejar del pecado) en faldita de tablas, por supuesto debajo de la rodilla, zapatillas blancas y pañuelito al cuello. ¡Qué horror!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  36. Yo, si viví "aquello", en los sesenta y pocos, empecé el Bachillerato, recuerdo que cuando terminábamos las clases, formábamos en el pasillo, y se bajaba la bandera, mientras cantábamos el cara al sol, eso todos los días por la tarde, por la mañana íbamos a misa, también diaria, y los domingos debíamos llevar una tarjeta debidamente sellada.
    Luego, había un cura pederasta, que te llamaba a su lado y, como llevábamos pantalones cortos, te metía mano, descaradamente. La pena es que no recuerdo su nombre. porque era muy joven, y debe estar vivo todavía. Tengo que buscar algún compañero de curso, que si lo recuerde, aunque supongo que el delito ha prescrito.

    ResponderEliminar
  37. Ahora bien Cayetano.
    ¿no existe en estos tiempos una formacion del espiritu más jodida por lo sutil acaso?
    Bush,el emperador moderno convenció a parte de su sociedad que era el representante del bien ,impoluto él ,al estilo cow boy con sombrero blanco,sonriente cual chimpancé simpatico y lo ha hecho sin brazos en alto ,uniformes ni demasiadas invocaciones,solo con una dosis de paranoia generalizada y atizar el miedo
    Y ni menciono las Yeshivas de los judios ortodoxos donde se opera un temprana formacion mas parecido a una brutal limadura de neuronas
    similar a las de sus similares musulmanas.
    Es triste decirlo,pero la imbecilidad tiene esa tosudez en volver disfrazada con otro ropaje

    ResponderEliminar
  38. Carmen, aquello daba la sensación de pertenecer a un "rebaño", todos iguales, en vestimenta y pensamiento, caminando hacia un mismo punto y bajo la tutela de un "pastor" que mostraba el camino a sus ovejas...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Manuel, también recuerdo la imagen de algún cura pederasta o salidorro que te echaba su aliento fétido cuando se arrimaba a ti para tocarte o para decirte algo cerca del oído. Creo que en todas partes había tipos así. Una pena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  40. La imbecilidad y el fanatismo, amigo Nando, siempre vuelven pero con distinto envoltorio. Otros tiempos, otros métodos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Yo estudié en el mismo Instituto que cabopá, el Saavedra Fajardo, femenino. Pero tengo que hacerte una aclaración: las chicas también dábamos Formación del Espíritu Nacional (España es un destino en lo Universal- te acordarás. Hay un periodista, Manuel Alcántara, que dice siempre que España es un desatino en lo universal) pero además dábamos "Labores" (una profesora que nos llenaba de terror), Corte y Confección, Cocina (teórica, no había instalaciones) y algo así como Puericultura, para saber ciuidar nilños y mudar camas de ancianos e impedidos...
    Me acuerdo de esa profesora de Política, que me odiaba a mí y odió antes a todas mis hermanas, y me tenía castigada en pie durante todas sus clases a causa de mi segundo apellido (Ignacio Hidalgo de Cisneros, Jefe de la Aviación Republicana, Ministro del Aire, aristócrata vuelto comunista era su pesadilla) Pero yo- te lo aseguro- no era él. Eran tiempos que vivimos sin la perspectiva de lo que estábamos viviendo que tenemos ahora. A nuestra manera fuimos felices. Yo conservo aún el escudito que pone SS (increíble) era el famoso Servicio Social. Ahí sí que hay historias terroríficas que contar.

    ResponderEliminar
  42. Gracias a Dios esos tiempos ya están felizmente pasados. Aunque lo cierto es que yo siempre tengo la duda si no se estará haciendo lo mismo (imponer determinadas ideologías a través de la escuela) aunque de manera más sutil.

    Un saludo y enhorabuena por la entrada.

    PD: Parece que lo de Blog Averroes está ya solucionado.

    ResponderEliminar
  43. Claro, Rosa, nos adaptábamos a lo que había. Y los chicos siempre lo pasan bien a pesar de todo. O sea que te tenían en la lista negra por tu familiar republicano y no te tenían en un altar por tus otros antepasados. Estos falangistas... Su problema era su falta de cultura y su falta de sensibilidad. No recordaba yo que las chicas dierais FEN, como en mi clase sólo había chicos...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  44. Sí, amigo Sila, efectivamente son cosas que pertenecen al pasado: pensamiento único, falta de libertades, de otras opciones donde elegir, censura, represión, miedo... De eso ya no queda nada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  45. Vaya tiempos aquellos Cayetano, y cuánto me alegro de no haberlos vivido. En casa de mis padres rondaba una enciclopedia Alvarez también, y parte de lo que cuentas aquí me lo contaba mi madre. desde pequeña, ya me parecía un horror...
    Saludos

    ResponderEliminar
  46. Tiempos aquellos que mejor no vuelvan nunca y queden ahí, en el recuerdo, como una vacuna para evitar que regresen.
    Un saludo, Nikkita.

    ResponderEliminar
  47. Formación del Espíritu Nacional

    http://lacomunidad.elpais.com/memoria-historica/2010/6/15/formacion-del-espiritu-nacional

    ResponderEliminar
  48. Hola, Eduardo, ya veo que has puesto un enlace de mi blog en el tuyo sobre esta entrada.
    Encantado de seguir siéndote útil.
    Pronto habrá otra entrada sobre la posguerra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  49. Excelente post!
    Narra los sometimientos y el oscurantismo típico del franquismo.Y como bien dices, el objetivo era inculcar sus fundamentos ideológicos .
    Sin embargo , aún en aquella época de represión , mi madre me contó que leían a escondidas los tomos de la Revolución francesa.
    La imagen de los chiquillos saludando al caudillo causan espanto.
    Lamentable etapa.

    ResponderEliminar
  50. Bueno, como la Revolución Francesa fue en Francia y contra los reyes franceses, no había tanta vigilancia con esto. Mientras no se pusieran en cuestión las "esencias" patrias...
    Un saludo, Carmela.

    ResponderEliminar
  51. LLevo varias horas leyendo distintas entradas del blog y seguiré unas cuantas más con sumo gusto.

    Aunque ha pasado mucho tiempo desde el último comentario, me gustaría aportar algunos datos a este tema, que al menos en mi recuerdo tienen cierto carácter singular.

    Formé parte de la última promoción del Bachillerato de aquellos años.
    Pasé seis cursos en un colegio religioso.
    Eran años convulsos, pero en los centros religiosos no debía de haber noticias. Alguna lejana sobre el Lute, ETA y poco más.
    Sí recuerdo las ejecuciones sumarias del 75. Cursábamos filosofía y a la par que aprendíamos silogismos debatíamos sobre la pena de muerte; el profesor era un cura de otro colegio, jesuita.
    Cambié de colegio quince días antes de la muerte del Dictador. A un Instituto de pueblo, en La Rioja.
    Teníamos amigos que vivían en Vitoria, la de la calle de Fraga y los muertos del 76: con 15 o 16 años aprendieron a ir con el DNI en la boca, incluso de camino al instituto.
    Los agricultores empezaron a constituir los primeros sindicatos y a convocar actos de protesta; por supuesto, unos y otros ilegales.

    He rescatado del baúl de los recuerdos el Libro de Calificación Escolar.
    Pone: 1975-76. 6º curso. EPSE: Suficiente.
    Desconozco el significado. No recuerdo nada sobre dicha asignatura, aunque parece claro que era la que llamábamos "Política".
    En la hoja de "Reválida" sí que aparece la ínclita, F.E.N.
    En la hoja de COU (1976-77) aparece "Seminario de F. Cívico-Social".
    Ésta la recuerdo mejor.
    Algunas cosas habían cambiado: Suárez era ya presidente.
    Pese a la información del libro, el nombre común seguía siendo FEN o Política.
    Supimos que el profesor, por supuesto adicto al régimen en defunción, había sido Gobernador Civil de Vitoria. Pero debió de haber alguna consigna; en aquella clase nunca se habló de política, ni de la antigua ni de la futura. El objetivo se convirtió en prepararnos para escuchar y tomar notas, de cara a la conferencia de selectividad.
    Vacía de contenidos y sin libro de texto, el profesor leía una crónica del periódico y los alumnos hacíamos un resumen.
    Periódico: Correo Español, El Pueblo Vasco del lunes.
    Crónica: El partido del Athlétic de Bilbao del domingo. Aquel año tocó, entre otras, la primera lesión grave de Johan Cruyff, en el enfrentamiento vasco-catalán.

    (CONTINÚA)

    ResponderEliminar
  52. (CONTINUACIÓN)

    Mientras tanto, aquel invierno, los profesores iniciaron la primera huelga de PNNs (los interinos de entonces); por cierto, en aquel instituto lo eran todos salvo cuatro. Los agricultores (muchos padres de alumnos lo eran) montaron la primera tractorada cortando la carretera Burgos-Logroño.
    Justo unos días después de volver los profesores a clase se produjo un incidente curioso.
    Tras el recreo, el delegado de clase llegó tarde acompañado por el delegado de la clase contigua y pidieron permiso al profesor para hablar sin su presencia.
    La víspera, un alumno de 2º de BUP había acusado a un compañero de clase, ante el director, de llevar una ikurriña en el cierre del reloj (¡qué modas las de aquellos años!).
    El director avisó a la GC. Pidieron referencias y las obtuvieron. Siete delegados de clase (los que hablaban, los que protestaban) habían pasado la noche en el cuartelillo de la GC, acusados de comunistas y etarras.
    Proponían hacer una sentada frente al insti, si todos estábamos de acuerdo. Era de esperar que dieran orden de no dejarnos salir; el JE era un hombre serio y estricto, al que todos temíamos.
    En el momento de la consigna, en fila india, empezamos a salir de clase; todos los grupos hacían lo mismo y enfilamos la escalera; faltaba pasar junto al despacho del JE y junto al conserje, antiguo policía que mantenía el orden a base de cinturón, para llegar a la calle. Sorprendentemente no pasó nada, y unos minutos después todos los alumnos, salvo uno, estábamos sentados ante la fachada del instituto.
    Al día siguiente tres alumnos asistieron a clase y un periodista entrevistó al profe de física interesándose por la materia del día.
    La sentada continuó un día más.
    El director estuvo varios días sin aparecer por el instituto. Durante la sentada iban a su casa a contarle las novedades.
    Un año después supe que el JE era del PCE desde los años de la guerra; de joven, siendo estudiante de Bellas Artes, pintaba carteles de propaganda.

    En mi clase había un GC joven; casi nunca asistía a clase y pocos le conocían.
    Unos días después de la sentada acudió al instituto a realizar algún trámite, vestido de uniforme.
    Alguien lo vio, corrió la voz y unos minutos después todo el instituto estaba en la calle; hasta que se aclaró quién era el uniformado.

    (CONTINÚA)

    ResponderEliminar
  53. (CONTINUACIÓN)

    Faltaban pocas semanas para la legalización del PCE, anunciada el Sábado Santo (¡vaya día laico!), y el anuncio de las Elecciones a Cortes constituyentes.

    El curso acabó justo antes de las elecciones.
    Asistí a mi primer mitin; aquello era una cosa novedosa, para mi padre también era el primero.
    Se celebraron mientras preparábamos el examen de selectividad.
    En el recuento de mi pueblo había mucha gente; el primero uno de los represaliados en el 36.
    Algunos acabábamos de cumplir 18 años, otros incluso 20, pero todavía éramos menores de edad: no pudimos votar.

    Por cierto, algunos carteles electorales de aquella primavera presentaban pocas novedades.
    En diversas esquinas, puertas y postes del pueblo había carteles del que debía de ser el más popular por allá, aunque sospecho que nadie lo conocía. Aquellos carteles decían:
    VOTA
    ÁLVARO
    LAPUERTA
    Correspondían a las últimas elecciones de aquella democracia orgánica explicada en el libro de FEN y a punto de fenecer, celebradas por el año 67.
    En las mismas esquinas colocaron los de AP sus carteles, ya en color, con el careto renovado de Don Álvaro, aunque lógicamente diez años más viejo.
    Ahora que, por fin, este hombre alcanzó tanta fama, dudaba yo de si la memoria me estaba jugando una mala pasada.
    Pero con los medios actuales es fácil contrastar el dato. Yo lo he hecho antes de escribir este párrafo.

    Aquel curso 76-77, en clase de FEN, no se hablaba de política; más o menos como hizo Paco durante unos cuarenta años, casi todos los que tenía mi padre y don Álvaro.

    Si juntaras todas las historias del blog en un libro, cualquier alumno actual lo consideraría una novela, histórica, pero novela.
    Como relatáis varios, los jóvenes de hoy no son capaces de entender algunos hechos de entonces.
    Y, como queda claro en los comentarios, otros, no tan jóvenes, pero que no cursaron FEN, también encuentran dificultades.

    Espero que no sea demasiado para este entorno.

    Y, en cualquier caso, enhorabuena por lo que he tenido ocasión de leer. Espero poder echar un vistazo de vez en cuando.

    Saludos

    ResponderEliminar
  54. Deguzmán: estupenda aportación la que nos haces con muchísimos detalles "jugosos" sobre aquella época terrible y convulsa.
    Parece que me adivinaste el pensamiento cuando hablas de la posibilidad de reunir estas historias del blog en un libro. Es lo que hice. Una selección de 300 y pico páginas que publñiqué hace aproximadamente un mes:
    http://latinajadediogenes.blogspot.com.es/2013/11/alumbramiento.html
    Muchas gracias por tus estupendos comentarios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar