domingo, 30 de septiembre de 2012

Los españoles y la Segunda Guerra Mundial





Siempre que relacionamos Segunda Guerra Mundial y España, aparece nuestro país como ausente, con esa “no beligerancia” calculada que se sacó el dictador gallego de la bocamanga para no enojar al Führer tras la frustrante reunión de Hendaya, una "no intervención" que convertía a España en  una nación de segundo orden, apartada de todo protagonismo, al margen de los acontecimientos que estaban teniendo lugar y que iban a configurar el nuevo orden internacional una vez que concluyeran las hostilidades. Un país destrozado y empobrecido que salía con muletas tras la salvaje mutilación que supuso nuestra guerra civil y que de esta manera quedó relegado a poco más que espectador en un rincón de la historia.
Pero cuando revisamos nombres y acontecimientos, diversas noticias aparecen como destellos de luz en medio de la noche. Dos hechos traigo a colación de los que posiblemente muchos ciudadanos, independientemente de su ideología,  se sientan particularmente  orgullosos.
España fue protagonista en la guerra mundial gracias, entre otras, a dos actuaciones memorables y decisivas. Es más, sin temor a equivocarnos, podríamos afirmar que estos dos hechos contribuyeron a que los aliados derrotaran fulminantemente a las fuerzas del Reich.

 
Joan Pujol

El primero de ellos es el papel que jugó Joan Pujol, un agente doble apodado Garbo, que manejando hábilmente su función de espía internacional, supo mantener la frialdad necesaria e hizo posible el Desembarco de Normandía, al enviar a los confiados alemanes una información falsa sobre el lugar elegido para tal efecto. En efecto, Hitler mordió el anzuelo al creer, por la información recibida, que el desembarco aliado se haría en otro momento y en el paso de Calais, a casi 300 km de Normandía, por lo que se evitó la concentración de tropas en el lugar y en el tiempo donde realmente ocurrió, posibilitando así el triunfo de la operación aliada.

El segundo fue el papel decisivo que jugaron los exiliados españoles republicanos alistados en la División Leclerc en la liberación de París. La novena compañía, “la 9”, como la llamaban, estaba formada básicamente por españoles republicanos y anarquistas. El primer blindado que entró en París en su liberación se llamaba nada menos que “Guadalajara”, seguido de otros con los apelativos de “Teruel”, “Belchite”, “Guernika”, “Don Quijote”, etc.

Los españoles ayudaron a ganar la guerra a las fuerzas aliadas. Fueron protagonistas valiosos.  Otra cosa es que tras culminar esa meta, se hubiera producido un reconocimiento justo de estas gestas por parte de los vencedores.
Héroes olvidados. Actores de segunda fila en la película de la guerra donde los triunfadores oficiales fueron otros.
El papel de los españoles en la liberación de París no se vio justamente valorado por las autoridades galas hasta fechas muy recientes.

33 comentarios:

  1. Ahora estamos en la tercera, aunque esta esta va por caminos menos bélicos, (de momento), y por desgracia somos protagonistas en primera plana, y como no podía faltar también están los alemanes, y como antaño siguen con su afán colonizador, aunque ahora empleen métodos económicos, pero el fin es el mismo.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Cayetano, se lo extrañaba.
    Efectivamente,fueron españoles los que liberaron París, combatientes que venían de fuertes luchas y que el Frente Popular frances en muchos casos había recluído en campos de concentración y que los libero luego de muchas penas.
    Omite Ud a otros españoles que combatieron contra el nazismo, en la ex URSS se encontraban muchos de ellos,un grupo importante del PC eligio Rusia como destino, y se pueden haber encontrado luchando contra la división azul por cierto, porque creo recordar que incluso se armó un regimiento español, tengo que revisar el libro de Alexander Wert ,periodista ingles que vivio toda la guerra en Rusia, que hace un raconto extraordinario de ese conflicto bélico.
    Tambien hay que recordar que el hijo de Pasionaria murió en combate en la defensa de Moscú
    Saludos Cordiales

    ResponderEliminar
  3. Lei que en la celebración de la liberación de París este año, estuvieron presentes banderas republicanas por fin, y se reconoció el papel de los españoles en la guerra.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Es una lástima que no se les reconociera el mérito en su momento. Como también lo es que no ganasen la guerra de aquí, que otro gallo nos cantaría.

    ResponderEliminar
  5. En toda nuestra historia hemos celebrado ningún éxito como para exigir a los demás que lo hagan.

    Los españoles olvidamos con demasiada facilidad el pasado y no cultivamos la cultura de aquellos logros ni en el cine ni en la literatura.

    Un abrazo y buen aporte como siempre.

    ResponderEliminar
  6. Hay muchísimos casos como el que has descrito.

    Existe un español, cuyo nombre no recuerdo, que combatió en Rusia como jefe de Estado Mayor de una División soviética, de ahí pasó a China al ejército de Mao y posteriormente a Vietnam donde combatió a los americanos. Creo que hay otro caso parecido de otro de la División Azul, que pasó a la Legión Extranjera en Francia combatiendo en medio mundo y que murió como mercenario en el Congo.

    Otros tiempos y gente dura, muy dura

    Saludos, Cayetano

    ResponderEliminar
  7. Elperroverde: ahora no hace falta invadir con ejércitos, ya lo hacen con la presión de los mercados, la prima de riesgo y los rescates.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Nando: con lo de Rusia y los españoles de allí luchando contra sus compatriotas de la Azul, pasaba algo parecido con los italianos brigadistas que luchaban contra los italianos de Mussolini en Guadalajara.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Dissortat: ha tenido que pasar mucho tiempo para ese reconocimiento. Nunca es tarde, se dice. Lo malo es que casi todos los que allí participaron ya han pasado a mejor vida y no han podido verlo con sus ojos. En fin...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Kassiopea: cosas de aquellos tiempos tan crueles y que nadie puede cambiar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Jose Senovilla: a veces hemos sido nuestro peor enemigo. Una lástima.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Carolus: muchos, en efecto. A veces injustamente olvidados.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Cayetano:
    De ambis episodios tenía conocimientos, sobre todo del primero. No solo envió información sobre que sería en Calais, también indicó que los aliados barajaban la posibilidad de desembarcar en el somme.De allñi que Hitler moviera sus tropas más al norte. Fue una maniiobra magistral y arriesgada.

    Muchos españoles anónimos también pusieron su granito de arena, en Madrid, al esconder judíos que huían de centro europa de las deportaciones. Incluso los sótanos del hotel Majestic en Madrid, donde se alojaba la oficialidad alemana, se escondían a los judíos que después se ambarcaban a américa.

    A veces seguimos el llamado del honor y del desprendimiento sin darnos cuenta.


    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Actuaciones individuales o paraguberamentales que hicieron posible que parte de los españoles se desmarcarán de esa falsa neutralidad del dictador. Interesante artículo, Cayetano. Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
  15. No está de más recordar la historia. Espero que no se vuelvan a repetir los errores que originaron la guerra.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Manuel López: en los momentos más duros siempre hay gente que se arriesga por salvar a los demás. Todo un ejemplo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Paco: los vencidos en nuestra guerra se convirtieron a veces en vencedores en la otra guerra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Alejandro: dudo mucho que la especie humana aprenda de sus errores pasados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. He cometido un error que el amigo
    Google me permite salvar, el hijo de Dolores que fallece en Rusia no lo hace en la defensa de Moscú, Ruben que asi se llamaba , muere en la batalla de stalingrado

    ResponderEliminar
  20. Nando: tampoco era un error tan grande. Al fin y al cabo murió en tierras rusas defendiendo una posición. No me había percatado si no lo dices tú.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Tenía noticias de estas dos valiosas colaboraciones, pero no es algo que aparezca de forma notoria en la historia, sino como pasada de soslayo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Francisco: igual es porque a los españoles siempre nos han considerado como de segunda.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. En realidad, para ser precisos, Garbo no estuvo en ningún momento en peligro. Enviaba sus informaciones desde Londres, trabajando bajo la protección del MI-5. La primera vez que se encontró en persona con su controlador alemán fue en España, cuando la guerra ya había terminado (no recuerdo la fecha).
    Sobre la Nueve, llama la atención que con lo cuidadosos para todo lo simbólico que son los franceses, a Leclerc y De Gaulle se les pasara por alto que la vanguardia que iba a entrar primero en París iba a estar formada por españoles. Algunos de ellos ni siquiera hablaban francés.
    Un saludo, Cayetano.

    ResponderEliminar
  24. Fueron unos hombres valientes los de
    la División Leclerc. Mucho les debe Francia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Nonsei: buena aclaración la que haces de "nuestro" espía doble y doblemente condecorado por unos y por otros. Y sobre la Nueve, pues eso... el chovinismo galo no hizo ninguna propaganda del acontecimiento.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Retablo: valientes y hasta temerarios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Algo sabía de este asunto, pero lo se ha anunciado demasiado.
    Un saludo, amigo

    ResponderEliminar
  28. Aunque como tú muy bien dices el espía Garbo y la 9 fueron protagonistas por parte de los aliados, por el otro "bando" luchó la División Azul en el peor de todos los frentes... en la Unión Soviética.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Antorelo: y silenciado por los vencedores en su momento. Justo es reconocer a cada uno su mérito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Javier: cierto. Lo que ocurre es que aquello de luchar codo con codo con los nazis se ve como menos romántico o altruísta. Un tema sin duda apasionante el de los que fueron a la División Azul. No faltaban hijos de gentes de izquierda que, para que no hubiera sospecha de rojerío familiar, se vieron obligados a alistarse, muchos sin ideología afecta al régimen de Franco. No es la primera vez que nuestros compatriotas juegan al disimulo para salvar el pellejo. Ahí tenemos el ejemplo de los judíos conversos, haciendo procesiones y siendo más cristianos que nadie. Estos temas dan para mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Valverde de Lucerna comenta:
    "Una entrada necesaria que sirve para homenajear a los republicanos españoles que tuvieron un papel importante en la segunda guerra mundial pero que en España apenas se le ha reconocido.
    Un abrazo."

    Disculpa que ponga así tu comentario, pero no sé qué diantres ha pasado con él que no aparece.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Yo recordaría también el enorme papel de Ángel Sanz Briz.
    Buen blog.

    ResponderEliminar
  33. Enfermero9: un gran personaje humanitario el que nombras. Buena sugerencia la tuya.
    Un saludo.

    ResponderEliminar