miércoles, 3 de octubre de 2012





 Se veía venir.
Ya medio en serio, medio en broma, lo había comentado hace unos meses en esta entrada, sobre una futura Europa de ciencia ficción:

CRÓNICAS DE LA VIEJA EUROPA

 Independientemente de que haya gente violenta en toda manifestación ( a veces incluso infiltrados para que monten el lío), no es de recibo que se pretendan limitar las libertades de los ciudadanos que protestan pacíficamente por los ajustes salvajes que dictan a este gobierno desde Bruselas, recortes que se encargó el presidente español de omitir en la campaña que le llevó a ganar las elecciones. Creo que a los ciudadanos al menos les debe quedar el fundamental derecho al pataleo.
Y ya se empieza a hablar del tema.
Al principio de forma suave, como en este caso que comentamos. Cargando poco las tintas. Dando una de cal y otra de arena...
Pero ya empieza a rondar la idea en muchas cabezas.
Por lo que se ve, ya no hablamos de una Europa futura de ciencia ficción.

28 comentarios:

  1. La estrategia de la gradualidad.
    Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

    http://www.elartedelaestrategia.com/manipulacion_mediatica_noam_chomsky_.html

    En esto estamos, Cayetano, se empiezó por la puntita...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Carolus: toda una estrategia perfectamente estudiada. Si a ello le añadimos la táctica del miedo: esto lo hacemos para no estar peor. etc. Pues todo solucionado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Quizá lo que hay que regular es el endurecimiento de las penas para los que traspasan la línea roja, tanto de un lado como del otro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Leo la noticia.
    Una verguenza , el tema de los "rompetodo", mezcla de provocadores al servicio de las policias y descerebrados diversos,en mis epocas juveniles ,en la medida de lo posible, eran contenidos por la propia seguridad de los organizadores de las protestas.
    Ahora bien, la respuesta represiva a los reclamos economicos como unica respuesta es patetica

    ResponderEliminar
  5. Me da terror ver esas multitudes haciendo destrozos y barbaridades.
    Encima los aguaceros tan tremendos que han caido. Estamos fatal.
    Un abrazo desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  6. Jose Senovilla: lo malo está en saber cuál es la línea roja.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Nando: hay gente interesada en reventar estas manifestaciones con provocadores.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Rosario: a mí me dan terror los tijeretazos que están pegando en cosas que ha costado décadas en conseguir. Una pena.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. A mí me indigna que pretendan quitarnos el derecho a la manifestación. Y me recuerda a esa época no tan lejana de nuestra historia. Todas las libertades conseguidas se están yendo al garete con este gobierno ultra. Porque aunque ellos lo nieguen, son ultras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Cayetano:

    Parece ser que quieren hasta recortas ese derecho...y los que ya se están recortando...

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que este tipo de afirmaciones no merecen el más mínimo comentario, en todo caso, una mordaza. Punto. Saludos, Cayetano.

    ResponderEliminar
  12. A mí empieza a darme miedo casi todo. Se diente una gran inseguridad a todos los niveles. Tristes tiempos nos está tocando vivir.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Recortados y metiditos en casa,ea!!
    Qué viva la mayoría silenciosa, eso les gusta más...

    Y a doña delegada del gobierno de la capital, le gustaría más...

    En fin, Cayetano, es verdad que esta Europa que se vislumbra no es de ciencia ficción.

    Besicos, amigo, eso sí sin recortes

    ResponderEliminar
  14. A los que sí hay que "modular" es a los violentos, pero no al que se manifiesta pacíficamente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué perniciosas son las mayorías absolutas! Recuerdo cuando el padre "putativo" (por lo del dedo elector) de nuestro presidente hablaba catalán en la intimidad; luego llegó a poner los pies sobre la mesa en la Casa Blanca. La derecha tiene una tendencia natural a que todos vayamos derechos y parece como que les molesta las libertades.

    ResponderEliminar
  16. Kassiopea: esto pinta mal. Veremos cómo acabamos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Manuel López: quieren borregos sumisos y no ciudadanos molestos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Paco: la mordaza es la que nos quieren poner ellos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Dissortat: en efecto, malos tiempos para la lírica, como decían los chicos de Golpes Bajos:

    http://www.youtube.com/watch?v=ZKGxfGtI9iA
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Cabopá: estos van a seguir en su línea, apoyados por sus "intereconomías", sus "pedrosjotas" y sus "jiménezlosantos", hasta que la gente se harte y líe una de tres pares de narices.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Antorelo: eso, eso, a los violentos. A los que mandan pegar a gente pacífica que anda por el metro, a los que recortan salvajemente las prestaciones a jubilados y a enfermos, a los que quitan la paga extra a los empleados públicos pero no reducen ni las dietas ni los sueldazos a los que nombran a dedo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Francisco: estos se quejan de las manifestaciones y ya no recuerdan cuando las alentaban y convocaban. La ley del embudo: lo ancho para mí, lo estrecho para ti.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. ¡Qué época nos toca! ¡Me acuerdo de cuando no hacía falta tanta regulación, porque bastaba con el sentido común!

    Estoy de acuerdo contigo, Cayetano. Quiero tener derecho al pataleo.

    ResponderEliminar
  24. Hay muchas cabezas, en este momento, maquinando cosas muy desagradables. Derechos y libertades están en gravísimo peligro. Es indignante. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Ya lo dijo Giulio Andreotti, monsieur: "Gobernar no consiste en resolver problemas, sino en hacer callar a quienes los plantean".
    Al parecer estos se han aplicado el cuento.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  26. Isabel: yo también creo que hay un elevado grado de maquinación y perversión en todo lo que está pasando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Madame: así es. Tenía razón el señor Andreotti, todo un dechado de virtudes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. La Fuensanta y el Antón: es lo único que nos queda, el pataleo. Por lo menos, ya que no nos hacen ni puñetero caso, que nos dejen ese derecho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar