viernes, 11 de mayo de 2012

De judíos y chivos expiatorios II

Raza "superior" de Auschwitz

A lo largo de la historia, el pueblo judío ha sufrido varios episodios de persecuciones.
El más conocido, reciente y terrible tal vez sea el sufrido en Europa como consecuencia del ascenso del nazismo.
¿Por qué hubo una persecución encarnizada por parte del régimen nazi?
¿Qué razones, si las hubo, están detrás de un genocidio que afectó a dos de cada tres judíos?

De todos es sabido que Adolf Hitler odiaba a los judíos, a los que hacía responsable de todos los males que aquejaban a Alemania. Y que diseñó un terrorífico plan encaminado a aniquilar a esta población, un plan que lo definió como la "Solución Final", una especie de revolución racial que logró eliminar a seis de los más de nueve millones de judíos que vivían en Europa.
Para Hitler - y para sus seguidores- , los judios fueron los responsables de todo lo que no le gustaba, incluido el arte moderno, la pornografía y la prostitución. Tampoco le gustaba esa posibilidad de haber tenido un ascendiente judío en ese desconocido comerciante adinerado que sedujo a su abuela paterna cuyo fruto fue Alois Hitler, el despreciable padre de Adolf.
Hitler creía que los judíos estaban involucrados con los comunistas en una conspiración conjunta para apoderarse del mundo, afirmando que el 75% de todos los comunistas eran judios.

Entre las razones que se suelen dar para "justificar" -si es que la barbarie admite alguna justificación- la animadversión hacia este pueblo se encuentran:

- Las razones económicas: los judíos serían un colectivo privilegiado dentro de esa época crítica que abarcaría el periodo de entreguerras. Un colectivo con profusión de comerciantes, con un nivel de vida más elevado que la media de los alemanes. Algo que no es del todo cierto, porque entre los judíos había gente de todo tipo de oficios y también había pobres.
- Las razones religiosas: la inquina hacia ellos podría provenir del lado cristiano, por ser los judíos el pueblo que acabó con Jesús. También por considerarse "el pueblo elegido" por Dios entre todos los demás. Una actitud arrogante frente a otras creencias.
- Las razones raciales: aquí confluye el nacionalismo alemán con buenas dosis de racismo y xenofobia. Los judíos no son originariamente alemanes, son extranjeros y son inferiores. No se puede consentir que vivan en Alemania mejor que los propios alemanes.
- Las razones políticas e ideológicas: detrás del marxismo, detrás del comunismo, detrás de los traidores que firmaron la rendición de Alemania en la Primera Guerra Mundial, detrás del capitalismo que ha provocado varias crisis durante las últimas décadas, detrás de todos ellos está la mano negra del judaísmo internacional.
- La necesidad de buscar un chivo expiatorio, una cabeza de turco que pagara los platos rotos y que absorbiera todos los odios, todas las fobias de los alemanes. Hitler lo tenía fácil. Al elegirlos, canalizaba todo el odio del pueblo alemán hacia un colectivo que no gozaba de ninguna simpatía, porque al fin y al cabo fueron ellos los que crucificaron a Cristo.



Ahora solo hacía falta un plan bien trazado y dosificado que fuera creando un clima de opinión contrario a los judíos.
El ministro de propaganda del Reich, Joseph Goebbels, fue el máximo encargado de ir haciendo rodar una bola de nieve que se convertiría con el paso del tiempo en un gigantesco alud. No en vano se le atribuye la frase "una mentira mil veces repetida, se convierte en una verdad".

Y así fue como este pueblo se convirtió en los "Untermenschen", los "sub-humanos", apelativo cruel que serviría de justificación frente a cualquier medida drástica que se pudiera adoptar de aquí en adelante.

(Continúa)

34 comentarios:

Jose Senovilla dijo...

Yo no le echaría toda la culpa a él, el pueblo le apoyó sin escrúpulo alguno y eso es lo lamentable de todo aquello que ocurrió.

No sólo fueron ideas psicópatas de un hombre o ideales ultras de un partido, fue todo un pueblo el culpable de creerse y apoyar sus discursos, quizá habría que profundizar en ¿Cómo fue posible que el pueblo aceptase ese odio?

Un abrazo.

Cayetano dijo...

Senovilla: él fue el catalizador de la humillación alemana por causa del Tratado de Versalles, la respuesta radical a la crisis por la que atravesaba el país. La responsabilidad fue de todos los alemanes. Muchos lo lamentaron.
Un saludo.

Carolus dijo...

¿Hay alguna cultura que no sea racista? Algunas tribus aisladas aun se pueden salvar de este mal, pero en general, los de mi pueblo somos mucho mejores que los del pueblo de enfrente, que son los causantes de todos los males, como todo el mundo sabe.

El que diga que en el lado oscuro de cada cual no tiene un puntito racista, o miente o no se atreve a mirar. Otra cosa es mantener la bestia a raya.

Saludos

Carolus

Carolus dijo...

Cayetano, hay otro terrible enfoque sobre este tema. Es la "eugenesia", y casi ningún pais está libre de pecado. Los nazis simplemente sistematizaron la idea.

La eugenesia, como teoría social predominante en muchos ámbitos entre el siglo XIX y XX, impregnó gran parte del pensamiento occidental. Se planteó una selección de las personas más sobresalientes para que procrearan entre ellas y así lograr una sociedad más justa y libre de “enfermedades” sociales.

http://elartedelaestrategia.blogspot.com.es/2007/07/ayer-ciencia-poltica-eugenesia-hoy.html

Saludos

Carolus

PD. Curiosamente, gracias a lo atrasados que estamos en España, no caímos en esta monstruosidad.

PACO HIDALGO dijo...

Yo me quedo, Cayetano, con las razones económicas (sobre todo como quedo Alemania tras la gran guerra y la República de Weimar) y la búsqueda de un cúlpable de todos los males que atenazaban a Alemania. Muy bien explicada las causas del genocidio judio de los nazis. Buen viernes y buen fin de semana. Saludos.

dapazzi dijo...

Es muy fácil emitir juicios a toro pasado. EL PUEBLO CON EL DICTADOR.
El pueblo siempre está en manos de los políticos, ¿quien tiene la culpa de la crisis actual? , desde luego , yo no.
Las responsabilidades siempre se ceban en los mas débiles, la élite aniquiladora tiene cantidad De puertas para escapar. En la actualidad está pasando más de lo mismo.

La Dame Masquée dijo...

Pero bueno, a ver, porque me parece que ese hombre tenía las ideas un poco mezcladas en la cabeza: o sea que la mayoría de los judíos eran comunistas y por eso eran más ricos que el resto? No deja de ser curioso, no?

Feliz fin de semana, monsieur

Bisous

◊ Dissortat ◊ dijo...

Tuvo Hitler colaboradores muy ingeniosos en eso de la "Solución Final", como fueron Himmler y Heydrick, que diseñaron muy bien el plan. De todas formas ya en "Mein Kampf" Hitler lo deja claro. En cuanto al Tratado de Versalles, en mi modesta opinión, creo que fue especialmente duro y no me extraña que al final las cosas acabasen así, pero eso es harina de otro costal...

Saludos

Francisco Espada dijo...

No existen justificaciones para odiar y querer exterminar a un pueblo, por tanto ninguna de las justificaciones son válidas. Ahora estamos viviendo aquí una animadversión contra los rumanos,a quienes se les acusan de todos los males de delincuencia como en mi infancia se hacía contra nuestros gitanos. Me pregunto, ¿por qué un cajón donde meter a todo un grupo humano, siendo que cada persona es singular e irrepetible?

Nando Bonatto dijo...

Buscar un " enemigo" es muy antiguo por cierto.
En el caso de los judios durante la segunda guerra repitiendo los progroms del siglo 19 en Polonia, Ucrania y distintas partes del Imperio Ruso,los nazis eligieron a ellos como uno de los seleccionados entre otros tantos.Primero los comunistas que los habian enfrentado por supuesto y en cuanto a lo de los judios ricos, tengo que remitirme a romper el esquema JUDIO RICO PERSEGUIDO POR TAL, por el contrario la mayoria de los judios de europa oriental eran pobres, artesanos, pequeños comerciantes incluso obreros.A pais, en la primer mitad del siglo que se fue llegaron miles de judios ,en su mayoria polacos y rusos, pobrisimos como todos los inmigrantes ,habitaban los " conventillos" como se llamaba a las viviendas precarias de entonces

Nando Bonatto dijo...

otro si digo, el chivo expiatorio de hoy no es un colectivo en particular
sino un fantasmon agitado por el BCE que se llama GASTO PUBLICO, en ese altar se sacrifican educacion y salud, en aras del dios Banco...
ahi andan la Reichsfüehr Merkel , el defenestrado Sarkozy y Marianito sacrificando chivos dia tras dia

Cayetano dijo...

Carolus: racistas los hay por todas partes. Eso es cierto, pero llegar al extremo al que llegaron los nazis, creo que no se ha dado en la historia nada parecido, con esos campos de exterminio masivo y médicos implicados en ese asunto. Muy fuerte.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Paco: un fenómeno complejo, un cúmulo de circunstancias, una bomba de relojería con multitud de causas.
Un saludo y también buen fin de semana.

Cayetano dijo...

Dapazzi: la historia se repite, pero esperemos que no se llegue a tanto. Digo yo que algo aprenderemos del pasado.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Madame: necesitaba un discurso fácil de asimilar por los alemanes y parece que lo logró.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Dissortat: se supo rodear este personaje de otros que eran como él o hasta peor que él. Una panda de psicópatas.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Paco: porque es el método más fácil. Solo se necesita sed de venganza y que haya algún colectivo donde calmarla.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Nando: como bien dices, hoy no hace falta invadir un país para destrozarlo, con la presión económica de los mercados y los dictámenes del FMI y del BCE hay bastante.
Un saludo.

alma dijo...

No estamos tan lejos de aquello, leo los foros de algunos periódicos y observo como mucha gente se refiere a los inmigrantes como "mangapensiones" y los acusan de todo, principalmente de la quiebra del país. Creo que el racismo es algo instintivo y atávico que vive dentro de nosotros y sus manifestaciones son muy complejas y díficiles de erradicar porque entroncan directamente con la emotividad. Cualquiera pensaría que una empresa que sólo admite trabajadores nacidos en un determinado lugar es claramente discriminatoria y censurable pero en el Atlhetic Club de Bilbao sólo juegan los hijos y nietos de vascos formados en la cantera de Lezama y el club es un icono para toda Euskadi y para mucha gente de fuera que, como yo, los mira con una tremenda simpatía. Es difícil.

En un momento tan complicado como el que atravesaba la Alemania de los años treinta, la figura de un mesías que señale al enemigo y apele a la identidad y a cualquier otro concepto romántico y emocional tiene muchas posibilidades de arrastrar multitudes. Nosotros estamos muy cerca de esa situación, sólo espero que no aparezca el monstruo.

Un abrazo, Cayetano

José Manuel Lebrón dijo...

No se que explicación se le puede encontrar a que la Psicopatía de cuatro energúmenos contagie a toda una nación.
Pero mi comentario tiene como motivo la condición humana.
Después de más de 65 años, Israel -y digo Israel, no los judíos- sigue utilizando el victimismo a su conveniencia y encuentro bastantes paralelismos entre el comportamiento de los nazis con los judíos y el comportamiento de Israel con los palestinos.
En fin, que la condición humana es la más detestable de las condiciones.
Un saludo

Juan dijo...

Hola Cayetano, precisamente estos días estoy despachandome a gusto con los nazis en clase. Tienes razón, el caso del racismo terrorista nazi no ha tenido parangón en la historia, y mira que ha habido genocidios en nombre de la patria y de Dios. Nazi-onanismo y mea- pilismos los grandes enemigos de la modernidad.
¿Hemos superado los europeos ese período de estreguerras? ¿Llegarán al poder algún día o serán imprescindibles para formar gobierno los lepenistas, amanece dorado griego o gentuza por el estilo? Esperemos que no pero, ¿En 1929 Hitler y sus matones no eran una escoria marginal y en pocos años tenían el poder en Alemania y eran el modelo a imitar en Europa?
Miedo me da pensarlo.
Saludos colega.

Manuel dijo...

La persecución judía tuvo muchas causas económicas, racistas, religiosas...Todo porque simplemente tenía que presentarse un culpable, que como ahora no era el real...Me suena que como en aquellas, sanitarios y educadores somo los nuevos chivos...

Saludos Cayetano.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Es un asunto bien complejo. Recuerda que una de la fuentes de las que bebió Hitler sobre este asunto fue “Los protocolos de los sabios de Sión” un libelo antijudio basados en escritos anteriores y difundido por los servicios secretos zaristas a principios del siglo XX, pero aún antes ya durante el siglo XIX, se produjeron grandes persecuciones en Rusia y pogromos, que supusieron la continua llegada y asentamiento en la antigua Palestina. Todo muy injustificable.
Creo que fue anteayer cuando vi en la TV “El pianista” de Polanski. Una buena película, que refleja con suave crudeza –lo digo porque lo terrible de la realidad no creo que haya película capaz de mostrarla- la vida de los judios en el guetto de Varsovia.
Interesantes entradas, Cayetano. Saludos.

Javier dijo...

Sólo le faltó acusarlos de las sanciones impuestas tras la Primera Guerra Mundial en el Tratado de Versalles y que, a él, le sirvieron para llegar al poder.
Saludos

Cayetano dijo...

Alma: esa es la cuestión, que no aparezca nadie con carisma que arrastre a las masas. Y algo habremos aprendido de los errores pasados. Digo yo.
Un saludo.

Cayetano dijo...

José Manuel Lebrón: detestable la condición humana. Solo que aquellos bestias batieron todos los récords mundiales de la depravación.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Juan: la historia nos enseña que todo depende del tamaño de la crisis. Esperemos que esta no alcance las cotas de aquella de entreguerras. Si no, vamos a tener muchos "amaneceres dorados" y nuevas "camisas azules".
Un saludo.

Cayetano dijo...

Manuel: el funcionario se ha convertido hoy en el nuevo chivo expiatorio. Es muy populista y cómodo arremeter contra los "privilegios" de los que hemos obtenido nuestra plaza por oposición. Para la gente corriente, el funcionario es un señor que está en la oficina o detrás de una ventanilla y te dice "vuelva usted mañana" y luego se va a tomar un café.
Un saludo.

Cayetano dijo...

DLT: buena película. A mis alumnos les puse algún fragmento de esta película y de la Lista de Schindler sobre el gueto de Varsovia. Tremendo.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Javier: lo más indignante es que a él los judíos no lo trataron tan mal. El médico que atendió gratuitamente a su madre, a Clara, cuando enfermó de cáncer, era judío. Y también eran judíos los que le compraron algún que otro cuadro de esos que tan mal pintaba.
Un saludo.

Valverde de Lucerna dijo...

Hitler sería el instigador, pero el pueblo alemán le secundó y miró para otro lado. En épocas de crisis siempre buscamos un chivo expiatorio, ahora los emigrantes, después... Aunque la solución alemana fue una bestialidad que alguna que otra nación después ha utilizado, me acuerdo de los crímenes de los jemeres rojos en Camboya, los armenios...
Un saludo.

Cayetano dijo...

Valverde: como decía Bretch, luego vendrán por mí...y ya será demasiado tarde. Mirar para otro lado, como tú dices, trae malas consecuencias para todos. Hitler fue el culpable, pero los alemanes fueron los responsables.
Un saludo.

CarmenBéjar dijo...

Me abstraigo, copio y pego los motivos de la persecución contra los judíos e intento retrotraerme a la Edad Media o al reinado de los Reyes Católicos y...¡oh!, resulta que coinciden al cien por cien. ¿Milagro? ¡Qué va! El hombre no cambia tanto...
Saludos

Cayetano dijo...

Carmen: no solo cambiamos poco, sino que incluso tendemos a empeorar.
Un saludo.