domingo, 18 de marzo de 2012

Gran Hermano


Esta entrada está basada en otra que hice allá por
diciembre de 2010

1984 es el título de una novela de historia ficción de George Orwell, una “distopía” o “antiutopía” (porque las "utopías" suponen una alternativa feliz), producto de la guerra fría, de la psicosis nuclear y del miedo al totalitarismo estalinista. 
La novela se escribió al poco de terminar la Segunda Guerra Mundial. Se puede decir que para los que sobrevivieron a esta, ese año de 1984 quedaba muy lejos y se podía allí fijar una fecha para un futuro amenazante e incierto.
La novela se sitúa en una futura Inglaterra, donde el Partido Único promueve una feroz represión organizando la vida de sus ciudadanos de una forma tiránica, ejerciendo un absoluto control de sus acciones y pensamientos. El protagonista de la obra trabaja en un departamento cuyo objetivo es reescribir la historia, algo muy típico de las dictaduras. La labor que lleva a cabo “El Ministerio de la Verdad”, destruyendo todos los documentos que desmienten la historia oficial recuerda también a otra gran obra de historia ficción, Fahrenheit 451, de Ray Bradbury.
Y es en esta obra donde aparece el “Gran Hermano”. Algunos creen que esto es una invención original de absurdos y degradantes programas morbosos y horteras de TV. El Gran Hermano te vigila. Ese símbolo de ojo que ves y que todo lo ve, instalado en cada minivivienda, especie de celda interactiva bajo control del omnipotente televisor. Símbolo del poder absoluto en una sociedad dirigida donde está prohibida la intimidad y la libertad individual. Una sociedad donde son canalizadas y controladas todas las actividades, todas las emociones… para crear gente con gustos e intereses muy parecidos, porque el objetivo que se persigue es el de consolidar el pensamiento único, y que todos los individuos caminen en la misma dirección…
La verdad es que aterra pensar que esto pueda ocurrir, pero este mundo tan globalizado dominado por los mercados, donde lo que interesa no es la cultura ni la originalidad ni la felicidad del individuo sino el aborregamiento de las masas productoras/consumidoras, con esas modas tan iguales en todas partes –en el vestir, en el comer, en el ocio- y esos programas tan reiterativos y soeces en todas las cadenas -precisamente aquí viene al pelo lo de "Gran Hermano"-, va encaminado hacia esa aberración del pensamiento único donde lo más importante no es la libertad individual ni la creatividad, sino seguir las líneas trazadas, acatar el orden establecido por los mercados que, al fin y al cabo, son los que mandan.

54 comentarios:

emejota dijo...

Vaya, hermano, ja,ja, para variar andamos por la misma onda, en cierto modo de pasada, a vuela pluma, sabes bien que tenía en mente estas obras en una entrada reciente.
Y lo estamos viendo, y palpando. Esos si que lo tenían claro, normal, eran viejos cuando nosotros apenas si tomábamos el biberón.
Parece que cada generación, cada oleada de vida, cada hornada, vinieramos a aprender lo mismo sobre nuestra naturaleza. Bs.

Coral dijo...

No sabemos hacia donde derivará esta sociedad. Yo aún me sorprendo de ver cómo el MUNDO FELIZ de Huxley se está cumpliendo, cada vez nos acercamos más a ese limbo donde no somos más que marionetas en manos de los demás.
"1984" es un libro de los que llevo bastante tiempo queriendo leer. De hecho, en febrero, el mismo día que acabé los exámenes, fui corriendo a comprarlo para leerlo, pero lo que no sabía es que este cuatrimestre se me presentaba cargadito de trabajos, osea que tendrá que esperar hasta el verano, pero lo leeré ¡¡claro que lo leeré!!

Un saludo, amigo!

Isabel Barceló Chico dijo...

Qué grandes verdades has dicho, querido amigo. Hoy no interesamos como ciudadanos, sino como consumidores, de ahí que estemos siendo arrastrados por corrientes contra las cuales luchan miles de profesores y de padres y de personas conscientes con tanto esfuerzo. Pero es eso: luchar contracorriente de los grandes medios de comunicación, de los mensajes publicitarios que lo invaden todo, de toda una ideología en la que el "tener" lo es todo y el "ser" está devaluado. Pero ¡qué caramba!, ahí tenemos que estar para que ese Gran Hermano no se salga con la suya. Un abrazo.

Cayetano dijo...

Emejota: lo malo es que necesitamos aprenderlo todo. Nada nos viene por instinto o genética. Una lata. Así nos pegamos batacazos sin aprender de los errores ya cometidos por otros.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Coral: seguro que te va a gustar el libro.
Que vayan bien esos exámenes.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Isabel: cada época tiene su "Gran hermano". Parece una fatalidad crónica.
Un saludo.

Carolus dijo...

Siempre tienta hacer un post sobre esta genial novela, a mi también me ocurrió. También citaba, como CORAL, la novela de Huxley, creo que se complementan.

Respecto al ojo de la cámara, decir que es imposible atravesar a pie o en vehículo una ciudad occidental sin que por lo menos una cámara te mire. Y que te grabe, que es más mosqueante. Desconozco en muchos casos quien está al otro lado de la lente. Como el precio de estos sistemas es razonablemente barato, está al alcance de cualquier particular. Raro es el día que los informativos no aparece una noticia grabada por cámaras de ¿seguridad?, ya sean robos, accidentes o cualquier otro suceso, que en eso se han convertido los informativos. Sume esto al fenómeno de Youtube y Google Earth, y creo que ni Dios tiene tantos ojos. Da que pensar, sobre todo qué veremos y qué verán de nosotros en diez años.

Pero lo más triste no es que no nos importe, que ya es alarmante y justificable por la implantación suave y sin estridencias de todo este montaje. Lo más misterioso es que nos gusta. Que disfrutamos. Que nos encanta salir en la TV, y a falta de ella, en Youtube, y si eso no cuela, en cualquier cámara de seguridad. Y desnudar nuestras miserias, sin cortarnos un pelo.

Al día de hoy, el Hombre Invisible lo tendría muy, pero que muy jodido. Sobre todo cuando, por ley y por nuestra seguridad (¿le suena, si es usted conductor?), el Gobierno nos ponga un sistema de cámaras en casa.

Saludos

Carolus

JOAQUIN DOLDAN dijo...

librazo! muy bueno

Nando Bonatto dijo...

Cada día que pasa, al enterarme de nuevos avances , caigo en el convencimiento que Orwell fue un visionario de aquellos

Fº Javier Peralta Medina dijo...

Es curioso. Hace una semana revisé esta gran obra pero en su formato cinematográfico, y como bien dices recuerda a la excelente novela de Bradbury y la genial película de Truffaut. Dentro de la hortera e inculta serie reality show de el engendro, la curiosidad y el morbo desvirtualizan la original obra de Orwell, y la transforman en un maloliente subproducto. Ay, si Orwell levantara la cabeza...
Pues vería lo que comentas. La privacidad perdida, incluso en lugares anodinos como u parque o una cafetería, donde todo se graba en inmortaliza, sin pensar cada uno de nosotros en sus consecuencias.
¿Donde nos llevará todo esto...?
Salud ¡¡

La Dame Masquée dijo...

Qué horror. A mí me aterra que pueda ocurrir, en efecto. Por eso me cuesta tanto entender que haya tanta gente que se presente voluntaria para algo así! Yo que tengo tanto sentido de la intimidad que procuro mantener mi anonimato por aquí a toda costa!

Feliz domingo

Bisous

PACO HIDALGO dijo...

Una novela muy interesante, leída en tiempos mozos, pero que he vuelto a releer no hace tanto. El Gran Hermano ya estaba inventado, pero no para divertir a los jóvenes ociosos, no, sino para dirigir la vida de la comunidad: ¿crítica a los totalitarismos? ¿a los fascismos? ¿al estalinismo? dejémoslo ahi. Feliz domingo, Cayetano.

Cayetano dijo...

Carolus: todo se andará. Perderemos cuotas de libertad porque a cambio nos venden más seguridad, aunque sea mentira.
Pronto nos grabarán en casa, como tú dices, para ver si fumamos, bebemos o comemos panceta, hábitos nocivos que colapsan los servicios sanitarios.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Joaquín Doldan: ya todo un clásico de historia ficción.
Bienvenido al blog.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Nando: un visionario en una época bastante convulsa. Será que hemos cambiado poco desde entonces.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Fº Javier Peralta: lo malo de todo es que la gente se está acostumbrando a que los demás invadan su intimidad. Ahí tienes el ejemplo de las redes sociales, con esos jóvenes colgando sus fotos y contando sus intimidades...al alcance de cualquiera.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Madame: parece que hay gente que no le importa perder esa parcela tan personal. Allá cada cuál, pero da miedo.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Paco: en general parece una crítica a la falta de libertad, como cuando te graban sin tu permiso.
Un saludo.

RETABLO dijo...

De Orwell es muy recomendable "Homenaje a Cataluña".

Saludos.

Manuel dijo...

Hola Cayetano:

Sigo creyendo que es mejor pasar desapercibido. Es más cómodo y menos duro.

Como dice Carolus, ahora todos quieren salir en TV o en el youtube a falta de...Parece ser que sino tenemos imagen, no somos nada.

Nunca se me ocurriría presentarme en un casting de gran hermano...además que me parece una perdida de tiempo ese programa...

Saludos

Cayetano dijo...

Retablo: Orwell, al igual que Hemingway, participó en nuestra guerra "incivil" como voluntario brigadista.
Un saludo.

Nonsei dijo...

Una curiosidad, o quizá una señal profética: la primera cámara de videovigilancia que se instaló en Barcelona se puso... en la plaza de George Orwell:
http://cosasquenosalenenlatele.blogspot.com.es/2010/09/dos-paradigmas-de-lo-paradojico.html
Un saludo.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Compraré el libro para el día del padre y lo aparcaré para leerlo en el verano.
¡Buena idea!
Gracias por tu comentario en mi blog, como siempre con tu simpatía.
Un abrazo desde mi Librillo.

alma dijo...

Que tristeza. Y qué verdad. Estamos dejando de ser personas, sólo somos clientes. El libro terminará por quedarse corto. Un beso, Cayetano.

Cayetano dijo...

Rosario: tú haces como yo. Regalo un libro a mi mujer para leerlo luego yo. Jejeje.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Nonsei: sumamente curioso. Parece hecho a propósito.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Nonsei: sumamente curioso. Parece hecho a propósito.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Alma: así es. Al acecho están los buitres. El imperio contraataca.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Alma: así es. Al acecho están los buitres. El imperio contraataca.
Un saludo.

Negrevernis dijo...

Así es, como dicen otros comentaristas: este libro y UN MUNDO FELIZ, dos obras aterradoras y con imágenes ya reales en el presente, me temo. Por cierto, dos novelas que me impresionaron mucho cuando las leí de adolescente.

Un saludo.

Cayetano dijo...

Negrevernis: yo también las leí de adolescente. Marcan mucho a esa edad porque estás descubriendo el mundo y te encuentras con esa ficción que puede llegar a ser real.
Un saludo.

Elperroverde dijo...

Comprare esta obra y la leeré , me ha picado la curiosidad tras tu buena información.. Saludos

Cayetano dijo...

Elperroverde: todo un clásico ya de la historia- ficción.
Un saludo.

Anónimo dijo...

A propósito de esta reflexión del Gran Hermano es imposible no recordar la película "El show de Truman", en la que un personaje vive su vida de manera normal hasta que de forma forutiota va dándose cuenta de que toda ella está dirigida, desde su nacimiento ni más ni menos. Y, en este mundo en el que todo puede ser posible, desde lo supremo hasta lo mezquino pasando por lo más bello o lo más terrible, no me extrañaría que cualquier cadena de televisión le diera por comprar la vida de algún reciçen nacido para experimentar con ella. Y qué decir de ser digidos y vigilados por las grandes potencias por medio de satélites y otras lindezas semejantes...
Saludos

Francisco Espada dijo...

De alguna forma, en lo visionario, veo un cierto acercamiento entre Orwell y Julio Verne. El mundo descrito por Orwell no tenía nada que ver con la telebasura, pero en estos tiempos de reciclaje...

Cayetano dijo...

Anónimo: mejor no dar ideas. Los medios, con tal de tener audiencia, son capaces de cualquier cosa.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Francisco: Verne y Orwell fueron en efecto dos visionarios. Solo que el francés no era tan amargo como el británico.
Un saludo.

Valverde de Lucerna dijo...

Me recordaba un poco a "un mundo feliz" de Aldous Huxley, todo está bajo control y se tiene un pensamiento único. Coincido con Carolus, estamos vigilados por cámaras y nuestro rastro por internet seguido por navegadores, buscadores, operadoras... ¿Dónde está la intimidad o la invisibilidad?
Un saludo.

Eduardo de Vicente dijo...

No la he leído Cayetano y mira que se habla de "1984", tengo que hacerlo. Si leí de Orwell su "Homenaje a Cataluña" y me gustó mucho, sobre su participación en la guerra civil.
Todos los gobiernos quieren rebaños tranquilos, sin inquietudes, y los totalitarios aún más.

Saludos oveja negra.

Javier dijo...

Igual que en "Rebelión en la granja", en 1984 George Orwell hace un crítica genial de las dictaduras, los estados opresores y totalitarismo.
Si alguna vez ha tenido sentido el Gran Hermano es ahora con la red y lo de manipular la historia... está a la orden del día.
Un abrazo

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

una lectura muy recomendable para todo el mundo. Y es que las verdades absolutas son todas falsas y todas igual de opresoras para el disidente.

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX dijo...

Una pena que en esta decadente sociedad española, donde la no-moral se confunde con la libertad, ese título de "Gran Hermanano" se identifique con ese cutre-programa protagonizado por un grupo de "desechos humanos", con perdón, y emitido por la cadena que más daño ha hecho a la colectividad (dirigida por otra parte por el ejemplar Silvio Berlusconi desde la Torre Mediaset de Milán), y no con esta gran obra que hoy nos citas y que no quería sino alentar de los peligros del autoritarismo y que, por otra parte, adelantaba aquello que ya está sucediendo en muchos lugares: el espionaje doméstico aprovechando las nuevas tecnologías...véase el escándalo reciente en el landen de Baviera.

Un saludo.

Cayetano dijo...

Valverde de Lucerna: da miedo pensar hasta dónde podemos llegar en la pérdida de nuestra intimidad. A veces tenemos nosotros la culpa, colgando cosas personales en las redes sociales, al alcance de cualquiera.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Javier: manipular la historia y la información. Goebbels fue un discípulo aventajado del mundo de ficción orwelliano y creó escuela.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Eduardo: rebaños tranquilos, como tú dices, que no den problemas y que consuman el "pasto" sin preguntas.
Un saludo.

Cayetano dijo...

José Luis: te vas haciendo mayor cuando empiezas a comprender, como tú dices, que no hay verdades absolutas. La experiencia y el conocimiento se imponen a los impulsos viscerales juveniles.
Un saludo.

Cayetano dijo...

Carolvs: es que el amigo Orwell era un visionario que imaginaba lo que podría ocurrir en un futuro donde los medios tecnológicos están al servicio de gentes sin escrúpulos. Cada vez tenemos menos intimidad y cada vez hay más basura.
Un saludo.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

...y sin embargo tengo la esperanza de que esto nunca suceda.
Un abrazo.

Cayetano dijo...

DLT: la esperanza es lo último que se pierde.
Un saludo.

dapazzi dijo...

Supongo que este fenómeno viene de lejos, y deja muy claro que el hombre es un animal que tropiza + de mil veces con la misma piedra.
Saludos, un magnifico blog.

Cayetano dijo...

Dapazzi: parece que estamos condenados a no aprender de nuestros errores. Debe ser la triste condición humana.
Gracias por el comentario.
Un saludo.

Carmela dijo...

Temazo!!!
Orwell fue un adelantado.
Siento que el eje de sus obras intenta demostrar que el poder lleva inevitablemente a la corrupción.
Parece que "Gran Hermano" está presente en todos los tiempos.
El control piloteando la mediocridad y limitando libertades.
Creemos que somos " libres" pero estamos condicionados.
Tengo que volver a leerlo.

Está bueno el artículo.Nunca deja de sorprenderme el tema de " lo cíclico".
Abrazos.

Cayetano dijo...

Carmela: parece que nuestro sino es tropezar siempre en la misma piedra. Condenados a ser cíclicos,como bien apuntas.
Un saludo.

Patzy dijo...

Al igual que Anónimo, aquí arriba, me vino a la memoria la película "El Show de Truman"!! Cuando apareció en cartelera, recuerdo, el programa "Gran Hermano" estaba en pleno apogeo mundial, y, sin embargo, a pesar de las coincidencias entre ambos formatos, ninguno creyó entonces que esa fantasía de la ficción podía acercarse a la realidad. Hoy en día, años después, presenciamos esa perturbación a la intimidad, cada vez más enajenada y más morbosa. Gran Hermano lleva aquí, en Argentina, ya 4 meses de emisión en su nueva versión, y es degradante que se considere de interés esta exposición de las miserias humanas en pos de la obtención de un premio. En fin...estaremos viejos?? O fuimos educados con valores que propiciaban la obtención de un premio como consecuemcia del trabajo, el estudio y el esfuerzo?? Un abrazooo