miércoles, 19 de mayo de 2010

La globalización


Imagen

Dice la wikipedia:


La globalización es un proceso económico, tecnológico, social y cultural a gran escala, que consiste en la creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo unificando sus mercados, sociedades y culturas, a través de una serie de transformaciones sociales, económicas y políticas que les dan un carácter global.


Es decir: un proceso de integración de las economías locales dentro de un esquema general de capitalismo mundial, acelerado en las dos últimas décadas tras la caída del comunismo, única alternativa existente real en ese momento a la economía de mercado.

Vivimos en la era de la globalización. Globalización económica neoliberal. Globalización de actividades, modas, gustos, aficiones… Pensamiento único. Las mismas ideas en distintos lugares. Los mismos gustos. Las mismas ropas. Las mismas videoconsolas. Las mismas preferencias musicales. Te das una vuelta por un centro comercial y te encuentras con las mismas franquicias en todas partes: las mismas tiendas, los mismos establecimientos de comida rápida, “Burgerkings” y “Macdonalds” , comida basura idéntica en todas partes… Es como si hubiera una mano negra, en vez de la famosa “mano invisible” que diría Adam Smith, detrás de nosotros diciéndonos a todas horas qué tenemos que consumir y dónde para ser felices, una especie de idiotización a escala mundial donde parecen no tener cabida los gustos particulares si son minoritarios, los cuales muchas veces se convierten en marginales…¡Mira que gustarte el Jazz fusión! ¿Cómo es posible que no cambies ese móvil tan anticuado por otros tan modernos como hay? ¿No quieres comer pizza ni hamburguesas? ¡Vaya tío más raro! ¿De dónde habrá salido?


Imagen


Luego está el tema de la pobreza de muchos países, el de las injusticias, el de la contaminación, el del cambio climático, el de recortar los derechos laborales en todo el mundo, el de las humillaciones del Banco Mundial y del FMI, el de poner por delante de la soberanía de los estados la autoridad de las empresas, bancas y multinacionales…

La globalización neoliberal no pretende extender por el mundo el bienestar de los países más avanzados sino que las empresas obtengan el máximo beneficio por sus inversiones.

Aspiramos a vivir en un mundo democrático donde sin embargo sus ciudadanos no pueden controlar democráticamente las actividades de las multinacionales.

¿Globalizar? Sí, pero qué.

No creo que los grupos antiglobalización estén en contra ni de globalizar la riqueza de los que más tienen, ni de universalizar la cultura, el pan o la sanidad.

¿Hacia dónde caminamos?

¿Es justo y ético este modelo? ¿Es sostenible?

¿Qué futuro nos espera?

¿Es posible que no haya otra alternativa?

No me gustaría que la humanidad se resignara y aceptara el modelo de la globalización neoliberal como el menor de los males posibles.

Creo que ni el planeta ni las personas nos merecemos esto.












43 comentarios:

  1. Interesante artículo Cayetano.

    No debemos juzgar la Globalización desde la bonita imagen que se intenta dar de ella desde las instancias económicas que la fomentan. Ni supone la extensión de regímenes democráticos ni pretende la mejora de las condiciones de vida de toda la Humanidad puesto que esto no sería sostenible con nuestros niveles de consumo.

    No recuerdo la cita exacta ni el nombre del autor, pero un antropólogo proponía el siguiente método para comprender mejor la sociedad estudiada más allá de los valores que ésta decía defender: preguntar a una persona cómo es ella, cómo es su vecino y cómo quiere que sea su hijo. En la mayoría de los casos la definición dada para sí mismo será la de los valores que se suponen que imperan en la sociedad (lo que no quiere decir que realmente se cumplan), la definición de su vecino es la más cercana a la media de la sociedad en la que vive, mientras que lo que quiere que sea su hijo son los verdaderos valores deseados por esa sociedad.

    ¿Democracia, redistribución de la riqueza? Como bien dices, el único principio es aumentar los beneficios a costa de cualquier cosa y llevárselo crudo.

    Saludos, compañero.

    ResponderEliminar
  2. Buen comentario para una entrada quizá polémica. En este caso, mirar para otro lado no arregla las cosas. Si el objetivo final es el máximo beneficio, difícil será atender las necesidades de los que menos tienen.
    Saludos, Reinas del Garito.

    ResponderEliminar
  3. Buenisima reflexion, monsieur, y una descripcion perfecta de la globalizacion.
    No solo no me parece justa, ni etica, ni sostenible (ya nos estamos pegando el batacazo, y esto es solo un primer aviso), sino que ademas me parece infumable y aburridisima.
    Habra algo peor que ser todos iguales, como si vistieramos uniforme? No puede haber nada mas pobre que eso.
    No, yo tampoco creo que el planeta se merezca esto.

    La ilustracion tambien genial :)

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Es terrible que para los amos del mundo sólo contemos las personas o como mano de obra asequible o como meros consumidores.
    Un saludo, madame.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego que soy más raro que un perro verde en el aspecto de mis gustos y costumbres personales. Respecto a eso la globalización lo lleva crudo conmigo. Creo que estamos ante un cambio de civilización y de era histórica. La llamada Historia Contemporánea o Era Industrial o, en el sentido marxista historiográfico, la Era del Capitalismo, ese periodo histórico como quiera qyue se llame, está en su final. Lo que me preocupa es que su muerte y el parto del mundo por venir sea duro y trágico, en el que la basura nos salpique con una guerra global o una violencia extrema.
    Vivimos en la era de la incertidumbre. No soy muy optiomista que se diga.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Amigo Juan, no creo que seas "más raro que un perro verde", a no ser que seamos muchos los bichos raros.
    La verdad es que deprime y desangela mucho la situación económica mundial, con esa globalización desalmada y esos canallas forrándose. Lo que más me procupa no es esta crisis, porque creo que de ella se saldrá tarde o temprano, y pasará el tiempo, y luego volverán otras crisis y así sucesivamente, hasta llegar a un final del sistema. Lo que más me preocupa es el "aborregamiento" de la gente que se conforma con consumir como estúpidos sin cuestionar nada. Es el "soma" de Un mundo feliz, aquella novela de Aldous Huxley. Estamos francamente idiotizados con tanto consumo y tanto fútbol.
    Saludos, compañero del metal.

    ResponderEliminar
  7. Amigo Cayetano, como siempre un interesantìsimo tema de discusiòn el que nos traes. Recuerdo mis tiempos de universidad cuando estudiaba ADE en la UAM, que tuve una asignatura que se llamaba Estructura Econòmica Mundial cuya profesora nos dividiò en 2 grupos de discusiòn sobre el sì o el no a la globalizaciòn y el porquè, yo me acuerdo que me presente voluntario al NO y que me tocò representar a dicho grupo y hablar en pùblico. Recuerdo defender el neoliberalismo y el capitalismo y sus ventajas, pero despuès pasè a argumentar como bien haces tù tambièn que este sistema està muy bien para nosotros los occidentales pues es la base de todo lo que hemos construido a lo largo de los siglos, pero que obviamente era un sistema que requerìa carbòn para alimentar sus motores, y ese carbòn no es otro que el que representan los paìses del 3er Mundo a los que hipocritamente queremos imponer nuestro sistema divino a travès de instituciones como el FMI y el BM...pero sin embargo esto no hace si hundir aùn màs a estos paìses en la miseria, baste la prueba de la crisis del 93 en los llamados Tigres Asiàticos por la obligaciòn que èstos tuvieron por parte del FMI de liberalizar sus tipos de cambio...luego seguìan otras justificaciones que al final nos hicieron ganar el debate a nuestro grupo...obviamente yo como economista que soy, formado en Occidente, defiendo y defenderè nuestro sistema como el màs eficaz que la humanidad halla creado pero no puedo negar que es un sistema hecho a nuestra medida y para el que mchos paìses no tienen las bases para que tal eficacia/eficiencia funcione, partiendo de la democracia, hecho fundamental...es un tema difìcil...y como dices parece que si a alguien le gusta algo fuera del global es un rarito, yo reconozco que lo soy en tantas cosas, pero lo prefiero, paso de comidas asquerosas y de mùsica pop global para todo el mundo por poner un ejemplo....

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. De acuerdo contigo, Carolus. La globalización amontona y aborrega, y además empobrece a los más pobres. Además, como dice Juan, no es garantía de estabilidad ni para nosotros. Cualquier día, en una de estas crisis cíclicas, esto hace ¡boom! y se va al carajo. Debería al menos haber más control y regulación para evitar episodios como los que estamos viviendo con la crisis financiera.
    Ya veo que también estudiaste en la UAM.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Para lo que interesa todos estamos globalizados, todo es intercomunicación, mundialización, etc. Pero luego, a la hora de la verdad, cada uno resuelve sus problemos como puede. Y tu lo apuntabas, la globalización acaba idiotizando. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Lo que se dice una globalización parcial, la que interesa a unos cuantos.
    Saludos, colega Paco.

    ResponderEliminar
  11. Efectivamente Cayetano...no me digas que tu tambièn estudiastes en la UAM?

    ResponderEliminar
  12. El tema es necesariamente polémico y admite distintas miradas.
    ¿Globalización?
    Adelante,que somos todos una misma cosa con alguna variante y las fronteras ,bueno que en definitiva pueden ser lineas antojadizas en un mapa.
    Pero bueno,que esto que hoy se conoce como globalizacion no es sino la aplicación a nivel global de una peculiar vision del manejo de la economia ¿que digo? ni de la economia que es otra cosa,un peculiar manejo de las FINANZAS que antepone el capital especulativo y financiero por sobre la producción.
    Es asi que ante la Crisis que no termina de ceder.Crisis con mayuscula ,que es superior a la del treinta,lo que se salva es a los bancos a costa del ajuste por sobre los ingresos populares,sean pensionistos,maestros,enfermeras o empleados de justicia.
    La suba de impuestos y disminucion de partidas sociales es la unica receta que entienden los globalizadores.
    Y lo unico que se logra con estas medidas es patear el estallido para mas adelante.
    Si por globalizacion se entiende el acuerdo de crecer todos,mas lento quizas,pero todos mas o menos juntos con metas y pautas claras,adelante con la globalizacion,entendiendo por ello que no solo se trata de una integracion global de politicas,sino de metas sociales comunes
    Reduccion de la pobreza,de enfermendades curables,de respeto a la vejez y proteccion a la infancia.
    En cambio nos encontramos con un fenomeno curioso
    Por primera vez en la historia desde hace unos cuarenta años,la humanidad cuenta con herramientas para producir alimentos y cobijo para todos los habitantes de esta pelota que gira.
    Y sin embargo la pobreza se sigue expandiendo y la ultrariqueza alcanza niveles de obscenidad y locura
    ¿como juzgar sino a las torres de Babilonia que se construyen de Dubai?
    ¿Y los gastos militares?
    No quiero opinar en demasia acerca de la politica española
    Pero me pregunto,se quiere reducir el gasto
    ¿cual fue la disminucion efectuada por el ejecutivo sobre el ejercito armado por alguien que se soñó como el primer escudero de Su Majestad Imperial y armó tropas para enviar a Irak,Afganistan ?

    La globalizacion es tambien,armamento desplegado en distintos puntos del planeta para disuadir potenciales adversarios,
    lujos orientales exhibidos obscenamente por los Berlusconi y cia y Africa hundida en el hambre y la ignorancia

    ResponderEliminar
  13. Claro, Carolus, en la vieja Facultad de Filosofía y Letras, la 1ª entonces por la izquierda. No sé ahora; pero antes estaba en frente de Derecho. De eso ha llovido mucho.

    ResponderEliminar
  14. Totalmente de acuerdo con tus planteamientos, Nando.
    Las que triunfan ahora en todo el mundo económico son las tesis neoliberales del capitalismo salvaje. Y eso se debe a que se le ha perdido el miedo totalmente a las movilizaciones populares. Derrumbado el comunismo en Rusia y en los países de Europa oriental, ya no hay freno para implantar medidas que en otro tiempo habrían soliviantado a los trabajadores con la amenaza de extender el comunismo por Europa. Digamos que se han envalentonado al no haber más que un solo bloque, un solo sistema: el capitalismo de rostro menos humano.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Cayetano, te leo hace algún tiempo. He jugado al quien es quien y me ha gustado mucho el MEME ;)

    Dicho esto, hace un par de semanas vi como a un amigo muy querido le preguntaban si tenía ideología y cual. La respuesta fue que aunque no lo tenía muy claro con lo que seguro que no comulgaba era con el
    "Sálvese quien pueda" que es lo que impera hoy. En mi opinión, un mundo "globalizado", tiende precisamente a eso, "al sálvese quien pueda", al egoísmo , a la deshumanización, y la despersonalización de la gente y a la rebaja escandalosa de la conciencia personal y por si esto fuera poco, también coincido contigo y con los que han dicho en que además tiene que aburrir a las ovejas.

    Me gusta como expones las cosas. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Claro Cayetano en mis tiempos seguìa siendo esa, solo que la de al lado pasò a ser economìa que era donde yo estudiaba: RENFE (CANTOBLANCO)->Filosofìa y Letras-CC.Econòmicas-Ciencias...luego construyeron las nuevas de derecho, biologìa y pscologìa un poco màs alejadas pero siempre en el campus.

    Un slaudo.

    ResponderEliminar
  17. La globalización (como todo en la vida), tiene aspectos positivos y negativos. Internet, que tal vez, sea lo más llamativo de la globalización, es un instrumento maravilloso (también un peligro). No debemos confundirla con la hegemonía, que ciertos productos o marcas, consiguen compitiendo. Eso no es de ahora, ha pasado siempre.
    En la historia de la humanidad, siempre ha habido imperialismos. La única diferencia es que antes, se imponían a sangre y fuego, y ahora lo hacen por medio del mercado. A mi no me molesta que haya muchos Mcdonals, porque nadie me obliga a entrar. A mi no me gusta el fútbol, pero no me molesta que se llenen los estadios, simplemente yo no voy. Cuando entro en un supermercado, hay infinidad de productos y marcas (más que nunca), pero yo cojo lo que me da la gana. Si los consumidores decidieran no comprar Coca-Cola durante un mes, la empresa se iría a pique. Por lo tanto esa hegemonía depende, en última instancia, del consumidor. Podríamos decir que es "demorática"

    ResponderEliminar
  18. Cayetano, Ay cúanto sabes¡
    Me gusta mucho todo lo que dices y tambien tu portada, sobre todo las manos unidas... es muy significativa.
    Gracias por tu comentario y un abrazo desde mi librillo.

    ResponderEliminar
  19. Muy buena reflexión Cayetano!. Efectivamente, no pienso que nos merezcamos esto. No creo en esta Globalización que nos intentan vender, en la que todos seríamos "mini yo" o pequeños clones, pero cuentan con la mala costumbre que tenemos en general (al menos una mayoría) de resignarnos a casi todo y mirar hacia otro lado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. En efecto, Almalaire, es la táctica del "sálvese quien pueda", iniciada ya por los norteamericanos con esa mentalidad individualista de lo mío me lo pago yo y no doy un dólar para nadie.
    Gracias por pasarte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Así que lo que antes era Derecho luego fue Económicas.
    "O tempora o mores"
    "Tempus fugit"
    Y demás latinajos para constatar que uno se hace mayor.
    Saludos, Carolus

    ResponderEliminar
  22. En efecto, Manuel, la globalización tiene también tiene su lado positivo y podría ser mayor si el mercado no fuera la nueva religión de esta época.
    Nadie nos obliga a entrar en los McDonals, está claro, pero a mí me cabrea sobremanera que un antiguo bar de tapas andaluz de toda la vida se venda y se convierta en un antro del Kepchut y la comida basura, limitando mis posibilidades de elegir. Y luego viene el tema de los chavales que no tienen donde elegir porque desde pequeños les han vendido esta porquería y se han educado en ella.¿Son libres de elegir si no han conocido otra cosa? Recuerdo una anécdota: Granada, terraza típica de excelentes pescados fritos, adobos, calamares...Un niño a sus padres: ¡yo quiero pizza! La globalización de gustos "gastronómicos" está acabando con el tapeo típico de estas tierras. No sé si llorar o simplemente cabrearme.
    Gracias por tu comentario, un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Rosario, eres muy amable. Me alegra que te guste la imagen de las manos unidas. Esa es la globalización que quiero para nuestro planeta, no la que hay.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Pensar es un peligro para el sistema, por eso, Nikkita, nos quieren aborregados...de pensamiento único y paladar de corcho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. En mi opinión el gran problema es la globalización del Mercado... si es que alguien sabe que narices es eso del mercado... pero el proceso de sumisión de los países pobres a las necesidades de los ricos abre brechas aún más profundas que separan más que unen y siembran una cosecha de resentimientos que en un futuro puede traer muy malas consecuencias...
    Así la globalización es el gran negocio de unos pocos, los de siempre, a costa de la vida de casi todos... los de siempre también...

    ResponderEliminar
  26. Así es, José Luis.
    El capitalismo salvaje juega a "aprendiz de mago", evocando unas fuerzas que luego no va a saber parar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Creo que no lo expresé adecuadamente en el comentario anterior. Evidentemente los grupos económicos actuales mandan en el mundo más que los políticos, que no son otra cosa sino sus lacayos.

    Las opciones que nosotros tenemos son pocas, y cada vez menos, pero creo imprescindible un ejercicio de conciencia. Los sistemas económicos no salen de la nada, y si medran y crecen son por el apoyo de la mayoría de la población.

    Los modelos de consumo, los gustos, los valores que nuestra sociedad tiene son esos, y aún quienes los criticamos en muchos aspectos terminamos poniéndolos en práctica.

    El ejemplo de los McDonald's es muy esclarecedor: por un lado limitan nuestras elecciones, pero si se abren es porque la gente acude a ellos. Debemos responsabilizarnos de nuestras elecciones y de la educación que damos a nuestros hijos (por lo de la pizza), por que de ello sacan los grupos económicos su fuerza.

    Con lo cual llegamos a la contradictoria conclusión de que la globalización, el capitalismo y el individualismo que van dados de la mano, necesitan la falta de responsabilidad individual (algo muy poco individualista: "qué más da lo que yo haga, si no va a servir para nada: la culpa la tienen las empresas, la sociedad, los inmigrantes, o X") para poder seguir creciendo.

    Como ha dicho Juan por allá arriba, podemos intuir el final de una forma de organización... pero asumamos que lo que venga después del zambombazo que nos espera no tiene porqué ser bueno. Una nueva Edad Media, un retorno al fanatismo religioso, los grupos sociales poco permeables y la polarización social.

    Una pena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. Sí, la verdad es que lo que esté por venir puede ser todavía peor: otra época oscura.
    También es cierto que la responsabilidad de cada uno en este tema es importante pero no lo es menos que el poder, el económico como dices, tiene muchos mecanismos para llevarnos al huerto. Y tú puedes rebelarte individualmente pero a nivel colectivo es más difícil. Fíjate cómo está el patio y por qué cosas se moviliza la peña: el fútbol por ejemplo. Lo cual no quiere decir que, cada uno en su parcela, siga intentando cambiar las cosas. La toalla no hay que tirarla nunca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Me parece una grandísima reflexión, Cayetano.

    La verdad es que esta globalización que nos han impuesto nos lleva mucha ventaja. Nos ha amodorrado del tal manera que sólo nos movilizamos cuando en el MC Donal´s dan una bebida gratis por cada hamburguesa que compres.

    Se nos ha lavado el cerebro de tal manera que buscar una alternativa diferente a este modelo se nos antoja poco menos que imposible y por tanto ni nos esforzamos en pensar.

    Resulta penoso tener que elegir entre lo malo y lo peor....

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  30. El mercado es muy listo y como tú dices nos lleva mucha ventaja.
    Luego está el tema del amodorramiento, de contentarse con las sobras. Cuando te quieres dar cuenta ya es tarde...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Gracias por la flor, Arantza.
    Bienvenida a esta casa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Interesante tema Cayetano:

    Como uno de tus comentaristas pienso que esto tiene su lado bueno y malo.

    El asunto de internet que según se mire, puede ser bueno o malo, pero nos muestra puntos diferentes sobre un tema, desde el salón de casa y conectarse con alguien que esta en Australia o en la estación espacial.

    Sin embargo pienso que algunos entienden esto como que nos debemos ajustar a las reglas de los poderosos. Si yo digo que esto es así, sera bueno, pero si es propuesto por un grupo minoritario, esto último sera objeto de estudio y después de algunos años si la idea ha sido buena sera presentada como idea propia.....
    Tambien a veces me impresiona que lo que impulsan la globalización no quieren mejoras de los demás, prefieren que todo quede igual....
    Desde mi punto de vista es injusta y no ética....

    Pero da para más este tema....

    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Compañero Cayetano,

    Bueno, sinceramente las grandes corporaciones están entre los primeros beneficiarios de la globalización. Yo no veo eso como necesariamente malo, aunque también me parece que a veces exageramos y magnificamos el poder de tales corporaciones. Ante la soberanía del Estado, muy poco pueden las corporaciones. Si un presidente llega con ideas totgalmente contrarias, es capáz de destruir el beneficio de tales corporaciones en cuestión de años. No es real creer que las corporaciones son más poderosas que el Estado. El Estado, tan pronto se lo plantee, siempre va a poder reducir a las corporaciones. Dificilmente sucede al contrario, donde es más bien iniciativa del Estado ceder espacios a las corporaciones.

    Lo otro es que, es cierto que la globalización generaliza una cierta cultura pop, que no parece ser la más bonita de todas las culturas. Pero también es cierto que te deja escoger. Aunque esta escogencia no es tan libre como se piensa, pero existe un márgen en el cual la persona mínimamente educada puede realmente escoger. Admito que mi raíz tradicionalista está en favor de lo originario de las comunidades espirituales, y no en la globalización. Pero pareciera ser un fenómeno inevitable. El comunismo también era globalizador. Sólo que un modelo de globalización triunfó sobre el otro porque las realidades eran demasiado aplastantes.

    Yo estoy con las tradiciones antes que con la globalización, porque estoy antes con la religión que con la economía. Al final la economía está sobrevalorada. Quien quiera consumir, que consuma. Quien no, puede irse a una biblioteca a leer.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Con tu clase de "recuperación " he conseguido que el ENLACE funciones.....Otra vez gracias amigo Cayetano...Luego te leo..,
    BESICOS.

    ResponderEliminar
  35. Interesante tu artículo-lección sobre la Globalización...Estoy totalmente de acuerdo contigo.....
    Cuando mis hijos eran pequeños en Madrid se puso de moda celebrar los cumpleaños en un "burguer", por no salirme del tiesto accedí a celebrar en dicho establecimiento era la epoca inicial de La Vaguada.
    Los crios se lo pasaron bien,comieron plástico y se mancharon de kepchu hasta las orejas...El cumple fue aburrido no se podían mover de la mesa,el dichoso payaso no se lo permitía...En casa aunque poniendolo todo patas arriba,era más divertido...Uno na más santotomás....
    Tu blog ha cambiado de color en cierto modo ese azul y morado que luces ahora te da mucho juego...
    Besicos.

    ResponderEliminar
  36. A mí personalmente, la globalización me da miedo por el omnipotente poder del mercado. ¿Acabaremos cobrando un sueldo ínfimo por la competencia china?
    Saludos, Manuel.

    ResponderEliminar
  37. Saludos, ciudadano Thaelman.
    Veo que eres optimista, lo cual es una virtud en estos tiempos que corren.
    Crees que las corporaciones tienen menos poder que los Estados. Todo es relativo y cuestionable. ¿Crees realmente que las multinacionales, que manejan más dinero que muchos estados, no manejan los hilos de la economía y la política a nivel internacional? ¿Cuántos golpes de estado, guerras y dictaduras militares en países estratégicos por sus materias primas, han sido financiadas por esas multinacionales? ¿La guerra del coltán fue un conflicto exclusivamente interior en el Congo? ¿Es pequeño el poder de las petroleras, farmacéuticas o los grandes fabricantes de armas? Son cuestiones , creo, que no se deben infravalorar. ¿Por qué quitaron a J. F. K. del mundo de los vivos? Sigue siendo una incógnita, pero da qué pensar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Me alegro que hayas hecho los deberes y hayas recuperado satisfactoriamente, progresando adecuadamente, Cabopá.
    Lo del color morado en el blog no es una metáfora sobre cómo las vamos a pasar, sino un capricho ajeno a mi voluntad. Esta página cambia los rótulos de color a voluntad. Misterios del "internés".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  39. Que Lindo tudo aqui! Vim conhcer...
    Vim convidar pra ver meu último vídeo. Homenagemà pintora Frida Kahlo, no Blog: SENTIMENTOS.
    http://sentimentos-jacque.blogspot.com

    gracias

    Jacque

    ResponderEliminar
  40. Gracias, Jacque. Pasaré a ver ese vìdeo de Frida Kahlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Bueno como ya explicáis algunos en vuestros post, yo coincido con la idea que con la globalización siempre nos queda la opción de elegir, elegir si nos vamos al burguer o compramos la pizza congelada que se tarda en cocinar 10 minutos, o nos metemos a experimentar y quemar sartenes y pucheros ( en mi caso al menos :P) .Pienso que la ventaja que tiene es que el ser humano tiende a lo fácil, y eso es lo que nos dan continuamente, comida rápida, gps para viajar sin perderse y llegar rápidamente al destino, musica y películas en internet sin moverse del sillón, hasta llegar a dejar de pensar poruqe no lo necesitamos, pero la clave esta en tener un criterio propio y unos valores que nos definan y nos permitan "esquivar" sino cambiar los resultados que trae la globalización. Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  42. Por eso es necesario siempre estar alerta, porque a la primera que te descuidas...¡zas! Te cuelan lo que quieren.
    Un saludo, Roberto.

    ResponderEliminar