martes, 1 de septiembre de 2009

Aniversario de una guerra


Imagen: Wikipedia

70 ANIVERSARIO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL




Tal día como hoy hace setenta años comenzó la Segunda Guerra Mundial.
En el fondo, el camino hacia el conflicto ya había empezado antes: Adolf Hitler, en busca de su "espacio vital", saltándose todas las condiciones de paz impuestas en el Tratado de Versalles, había preparado un formidable ejército de 13 millones de soldados.

Antes de la invasión de Polonia, acontecimiento que marcó oficialmente el inicio de las hostilidades, el führer ya había dado una serie de pasos de importancia y gravedad: el Anschluss o la unión de Alemania con Austria, la anexión del Sarre, la remilitarización de la Renania , la invasión de Checoslovaquia y la anexión de los Sudetes...

Hasta aquí el máximo nivel de tolerancia de las potencias europeas en su equivocada política de apaciguamiento, cuyo punto culminante se alcanzó en la Conferencia de Munich. Demasiado tiempo perdido inútilmente. Cuando se habla de las responsabilidades por el estallido de la guerra, siempre se menciona el afán imperialista alemán por conquistar un vasto territorio que diera cabida a todos los pueblos de raza aria, el III Reich; pero se olvida con frecuencia la pasividad y la paciencia mostradas por Francia y Reino Unido hacia un país que se saltó lo acordado en Versalles cuando acabó la Primera Guerra Mundial.

Cuando Hitler reclamó el "corredor polaco" o pasillo de Dantzig, con el pretexto de construir una autopista que uniera las dos partes en que quedó dividida Alemania, ya era demasiado tarde para detener la guerra. El pacto de no agresión germano- soviético, con el objetivo de repartirse Polonia, mantuvo a Rusia al margen de todo conflicto en un principio, dejando manos libres al ejército alemán.

12 comentarios:

  1. La foto de los dos dictadores me recuerda a la gran y graciosísima película: "el Gran Dictador", en la parodia de Hynkel y Napoloni en su entrevista. También, lo primero que se me ocurre, sobre lo que comentas de la pasividad, es que esa pasividad, la pagamos nosotros también: ni el Frente Popular de la flamante Francia de Leon Blum nos ayudó. Eso sí, ya algunos internos republicanos españoles en sus campos de Argelet sur Mer lo pronosticaron: "señors franceses hoy somos nosotros, pero mañana...serán ustedes". La pasividad les llevó al desastre.
    Hoy, 70 años después, Occidente vive mejor que nunca y aprendió la lección de fascismo y las rivalidades nacionalistas que no llevan a ningún lado. Pero lo sangrante es lo que costó aquello: millones y millones de muertos en bombardeos, campos de concentración, bombas atómicas...y eso sin contar los muertos colaterales: enfermedades, desnutrición, depresiones...
    Hoy, 70 años después, el mundo llamado irónicamente Tercero, sigue expuesto a esas muertes y cada día lo vemos en la televisión: Irak, Afganistán y...¿cuántos habrán en las selvas de África Subsahariana? Ese continente callado que ni cuenta para nada.
    Saludos Cayetano.

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno eres Cayetano!! Magnífica entrada para celebrar esta efeméride.

    Más allá de polémicas hoy se conmemora un día que canmbió el devenir de la historia de la humanidad y que espero que la perspectiva del tiempo nos vaya ayudando a analizar y comprender estos acontecimientos de los cuales tenemos mucho que aprender... para que no se repitan muchos de aquellos errores.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Juan por tu comentario.
    En efecto que comparto contigo la enorme pasividad sobre todo de Francia e Inglaterra hacia los atropellos del führer. El propio Churchill, que entonces no era todavía Premier pero si tenía responsabilidades políticas, dijo que la guerra nuestra era un conflicto particular entre militares y comunistas y le quitó importancia. No supo ver que el asunto nos concernía a toda Europa. Luego, cuando la Batalla de Inglaterra, lo lamentaría.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario, Cero91.
    Estoy de acuerdo contigo en que para tener un futuro adecuado debemos analizar el pasado y ver los errores que cometimos. Aprender de lo malo para no tropezar en la misma piedra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Putin publica hoy un artículo en un diario polaco reconociendo el error del tratado Ribbentrop-Molotov. Hay polémica en Alemania y Polonia porque no llega a pedir perdón. La foto de esos dos políticos firmando el acuerdo ante la sonrisa complaciente de Stalin es una de las más tétricas que nos ha regalado la historia.
    Por cierto, hablando de la errónea política de apaciguamiento de Hitler: ¿Va a hacer algo Obama antes de que Irán suponga una amenaza no sólo para Oriente Medio? ¿Y antes de que Corea del Norte tenga bien afinadas sus lanzaderas nucleares? ¿Y antes de que Paquistán sea, definitivamente, de Al Kaeda?
    "No a la guerra" gritaban tantos hace unos años, ¿no a la guerra contra Hitler o era sólo contra Sadam?

    ResponderEliminar
  6. Muy buena entrada, esperemos que nosotros los humanos recordemos todas esas barbaries y no tengamos que lamentar otro suceso igual en el futuro, aunque con lo mal que van algunos países nunca se sabe.

    ResponderEliminar
  7. Ay, que dia tan nefasto, entonces. Mal cumpleaños celebramos hoy. No es tan vieja esa guerra, aun esta muy presente. Ojala su recuerdo sirva al menos para que nunca llegue a haber una tercera.

    Feliz septiembre a pesar de todo, ojala que muy diferente de aquel.

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Madame, consuélate. Hoy celebramos desgraciadamente, sería mejor decir recordamos, el inicio de la guerra; pero mañana celebramos,esta vez sí, el final de la guerra: 2 de septiembre de 1945.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Vangelisa: dicen que los humanos somos los únicos que tropezamos en la misma piedra. Así que no sé si aprenderemos de los errores pasados. Ojalá. En cuanto a septiembre, en uno muy malo empezó la guerra y en otro digamos que menos malo acabó.

    ResponderEliminar
  10. Non sola scripta: esperemos que las buenas maneras de Obama y compañía no sean una mala práctica, desde luego las formas del antecesor -y no me refiero al "Homo Antecesor" aunque podamos considerarlo algo "mono"- en el cargo, con su teoría de la "guerra preventiva", dejaron mucho que desear.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Cuando oigo a Wagner me entran ganas de invadir Polonia...
    Bromas a parte de la frase de Woody Allen, en la efemérides de ayer, siempre se olvida que Polonia fue invadida por Alemania y por la URSS, que el pacto germano-soviético era de facto una alianza, con trampa como se vio, pero una alianza al fin y al cabo.
    Y como se comenta, a Hitler se le dejó demasiada cuerda y cuando se le quiso tirar de ella ya era muy tarde. Cuando el tratado de Munich, Churchil (entonces en la oposición) le dijo al primer ministro aquello de "entre el deshonor y la guerra a optado por lo primero pero obtendrá lo segundo"

    ResponderEliminar
  12. Sí, José Luis. A veces los árboles nos impiden ver el bosque. Los pobres polacos sufrieron lo suyo por parte no sólo de los alemanes, sino también de los rusos. Y también es cierto que hubo mucha pasividad hacia las fechorías que perpetraron Hiro Hito, Mussolini, Hitler y antes el tío Paco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar