lunes, 6 de julio de 2009

Muammar al-Gaddafi

Foto: Wikipedia



GADDAFI




-->
Líder libio, nació en una familia beduina de pastores nómadas, de ahí su pasión y costumbre por las "jaimas" que se hace llevar allá donde va.
Su política pasada -a todas luces, frustrada- ha sido la de mezclar el nacionalismo árabe con el islamismo y el socialismo, de ahí su vocación de integrar África en un proyecto ambicioso pero de momento poco factible: crear algo así como los Estados Unidos de África, con pactos para una hipotética fusión política con Marruecos, Mauritania, Túnez, Chad, Egipto...
Extravagante, excéntrico, turbante de beduino y llamativas gafas de sol, autor de declaraciones incendiarias, partidario de una revolución a escala planetaria que impusiera en el mundo un socialismo islámico, sujeto a las directrices del Corán, híbrido de comunismo e islamismo, convencido de ser el elegido por Alá para llevar a cabo sobre la Tierra tamaña tarea, impuso a la sociedad libia medidas claramente dictatoriales: prohibición del derecho de huelga, censura informativa, eliminación de opositores exiliados y la pena de muerte para determinados delitos.
Los enormes ingresos derivados de su principal fuente de riqueza, el petróleo, le han permitido hacer frente a infraestructuras necesarias para su país: construir y reformar carreteras, crear polígonos industriales, trazar líneas ferroviarias, abrir y modernizar puertos, hacer hospitales y escuelas.
Radical en sus planteamientos, más próximo a la URSS de la guerra fría que a los EEUU, no ha dudado en entablar relaciones con grupos terroristas, incluida ETA, y de estar detrás de atentados terroristas cono el de Lockerbie. Ha financiado proyectos desestabilizadores en varios países como Chad y Níger, por lo que fue excluido y marginado de la comunidad internacional.
Creo, llegado este punto, hacer una reflexión totalmente sincera, objetiva y desapasionada por mi parte:
Gaddafi no es el malo absoluto en esta película en la que los buenos son siempre Israel, los EEUU, Reino Unido, etc.
El problema del líder libio no está en el análisis de la realidad internacional, sin duda acertado en ocasiones, ni en la denuncia de las injusticias que sufren los países más pobres, ni en destacar la voracidad y la rapiña de las empresas multinacionales en busca de materias primas baratas, ni en criticar el papel de árbitro mundial y matón de oriente que asumen respectivamente los EEUU e Israel, porque en todo esto no le falta gran parte de razón. No. El verdadero problema de Gaddafi ha estado siempre en sus métodos, en su extravagancia, en su coqueteo con el terrorismo, en sus declaraciones fuera de tono, en sus ambiciones como líder regional, en sus "meteduras de pata". De ahí su inclusión merecida en esta antología.
-->
El líder libio ha sufrido intentos de asesinato, bombardeos de la aviación norteamericana y británica, en los que perdió una hija, y aislamiento internacional por su política proterrorista y antijudía. Incluso el mundo árabe al que dice querer y representar le ha dado la espalda en numerosas ocasiones.
En los últimos años, consciente de su camino equivocado, ha cambiado de estrategia y moderado su discurso y ha iniciado un acercamiento a las potencias occidentales. Sobre el atentado del 11 S, el de las Torres Gemelas en los EEUU, dijo:
"Nunca hemos visto un acto tan horrible realizado en una forma tan espectacular"
Son conocidas también sus declaraciones explosivas:
Leemos en El País:
-->
"En el mundo árabe e islámico la mujer es como un mueble que se puede cambiar cuando quieras y nadie te preguntará por qué", aseguró hace unos días en Roma el líder libio ante una audiencia mayoritariamente femenina. Luego habló de la necesidad de una "revolución femenina" que termine con la "situación horrenda" de los derechos de las mujeres en el mundo árabe.
Sobre Obama dijo hace poco:
-->
"Tememos que Obama sentirá eso, porque es negro con un complejo de inferioridad, esto lo hará comportarse peor que los blancos".


Cuando estuvo en España a finales de 2007, trajo su jaima verde de lujo que hizo instalar en el Pardo, le acompañaba su acostumbrado séquito de 300 personas incluyendo sus guardaspaldas vírgenes, treinta jóvenes mujeres "entrenadas para matar", auténticas profesionales expertas en artes marciales. Gaddafi las llama "Amazonas".
Fuente de la imagen: nosolohd

11 comentarios:

  1. Otro que tal baila. Dices bien que parecería un auténtico izquierdista al denuciar el imperialismo anglosajón y occidental en general. Superviviente de la guerra fría, sobrevive como puede en la dicotomía Norte-Sur.
    Sus ademanes le hacen un dictador y tumba sus ideales revolucionarios. Aunque ya los tiene poco,porque casar islamismo con socialismo pues es sencillamente grotesco: TODAS LAS RELIGIONES SON EL OPIO DEL PUEBLO Y FAVORECEN LA ALIENACIÓN DE LOS TRABAJDORES. Además los intentos de unión con Egipto y Marruecos en los años 80 los recuerdo bien. Es un grosero en sus declaraciones antifeministas y anti democráticas. Los apoyos a los terroristas y en lo que nos toca con ETA, etc, etc. Un dictador en vez de bananero, pues petrolero. En fín, que menos mal que no somos libios.
    Me acuerdo su acamapada y su show en El Pardo. ¿Qué pensaría al saber que estaba en los jardines de la casa de "Paca la Culona"?, pues el ya era jefe de Estado antes de 1975. Y...¿qué pensaría su "Excremencia el Criminalísimo" si levantase la cabeza? Alucinante y graciosísimo ¿verdad? jajajajaja.
    Bueno pues decirte buen viaje por la tierra de los conquistadores, aunque en Zafra debe caer fuego y deben de sudar hasta las armaduras del Parador de Turismo y del Palacio del Duque de Feria. Más envidia me das en La Vera, a "la vera de Gredos".
    Saludos don Cayetano desde la Villa y Corte.

    ResponderEliminar
  2. hola en mi blog de poemas hay un regalo para ti(cantado a lo bestia jajajajaja)
    saludos a esas vacaciones

    ResponderEliminar
  3. está también el premio en vangelisa a secas recógelo de donde prefieras

    ResponderEliminar
  4. Siempre me hace gracia oír a un dictador quejarse de opresiones e injusticias, será aquello de la paja en el ojo ajeno...

    ResponderEliminar
  5. Como siempre, Juan, muy acertado tu comentario. Un impresentable el Gaddafi. Mi padre, que en paz descanse, decía de este hombre, con ese gracejo de los andaluces, que "parece una maricona vieja", por los rizos, las gafas de sol y la vestimenta de colorines. Y que se me perdone por la expresión que, además de no ser mía, distingue entre honorables "gays" y deplorables "mariconsones", que diría el viejo Fidel.
    Por cierto: no hace calor en Zafra. ¡Milagro! Yo que soy adinerado y burgués, como todos los de nuestra bien remunerada profesión, me defiendo del estío con cerveza y tintorro de verano.
    Esta mañana voy a ir a Llerena. A ver si encuentro algún inquisidor o también algún recuerdo de mi infancia, pues allí pasé algún verano de pequeño.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes, José Luis, que los dictadores quieren su cargo vitalicio en monopolio exclusivo. La ley de la competencia no está hecha para ellos. El que aspira a ser dios no quiere ser politeísta. Los demás siempre son alguien a quien atacar o a quien tiranizar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Cayetano besos...! Impresionante tu respuesta en mi Blog en el post de la canción... ya hablaremos de eso. En breve me hago un tiempo para leer y responderte.

    Pasá por mi blog que te dejé un regalito.

    Abrazos enormes. Gracias por estar siempre!

    ResponderEliminar
  8. A mí me tocó ver en acción a las "amazonas" de Gadaffi en el aeropuerto de Moscú hace ya algunos años. La rapidez y contundencia de su acción en contra de un despistado que intentó arrancar un autógrafo del dictador fue realmente pasmosa y dejó en ridículo a los más expertos y elefantiásicos agentes de la KGB que andaban en el mismo ambiente.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué peligro, Jorge, la guardia pretoriana!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Tendrán todo el peligro que quieras, pero están muy buenas, seguro que el Gadaffi las conoce además de su papel de guardianas. Saludos Cayetano.

    ResponderEliminar
  11. Seguro que las cualidades de las mozas no son sólo las defensivas. De acuerdo contigo.
    Saludos, Juan.

    ResponderEliminar