lunes, 5 de junio de 2017

En la frontera



Hasta aquí llegó el cuento.
Acabamos un largo periplo que iniciamos el 21 de febrero de 2016.
En todo este tiempo ha ido apareciendo el texto por entregas, con una periodicidad semanal, salvo algunas excepciones.
Los personajes que por aquí desfilaron los puso la historia, la literatura, la filosofía...
Yo tan solo le eché un poquito de imaginación para juntarlos a todos y dejar que ellos mismos nos fueran contando sus cuitas, sus pesares, sus amores, sus pasiones, sus luchas, sus debilidades, sus miserias...

Descansen todos en paz, ya que se merecieron sobradamente el sueño de los justos.
Espero que todos ellos me perdonen por haber puesto en sus labios palabras que la ocasión me propició. Aunque he de decir que el largo epílogo final, cuando todos se reúnen, salió sin ningún esfuerzo, casi de un tirón, como si yo escribiera al dictado. No sé si fue cosa de las musas o de la propia magia de la literatura. ¡Quién sabe!  Esa "voz" interior que, según dicen algunos, te va guiando. 






























Por si alguno se perdió algo, les recuerdo que pueden bajarse gratuitamente el texto completo pinchando en el siguiente enlace:


Yo nada gano con ello, salvo conseguir el objetivo que me propuse al escribir este libro: compartirlo con los demás, que fuera leído por el mayor número de personas posible. Y eso ya es suficiente.

18 comentarios:

  1. Eres un desprendido. Gracias por tan buenos ratos literarios. Esto se merece un aplauso.
    Un abrazo, escritor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a personas como tú.
      Un abrazo, Félix.

      Eliminar
  2. Grandes momentos,de estos relatos en la frontera, que seguro no terminarán aquí...

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro es el que es, aunque el tema sigue abierto a nivel de blog.
      Un saludo, Manuel.

      Eliminar
  3. Genial Cayetano. Lo de las musas lo comprendo perfectamente pues me ocurrió al escribir mi segundo "libro" allá por 1992. Los personajes se apoderaban de mi voluntad. No volví a escribir figurado cuando descubrí que, en mi caso al menos, la novatada se reducía a la floración de fuertes aspectos de mi proceso inconsciente. Otra cuestión en la escritura es creación de personajes y circunstancias de manera profesional, medida y calculada a costa de la maravillosa espontaneidad. Lo malo es que la falta de espontaneidad me aburre y en mi caso aburrimiento = muerte.
    Ahora estoy en una especie de in pass imaginativo pero ni idea de por donde saldré. Toca esperar y dedicarme a aburridas cuestiones mundanas tan necesarias para la supervivencia....pero también aburridas. Mientras tanto intentaremos transformar hábitos necesarios en algún tipo de jueguecito mínimamente entretenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es tener siempre alguna actividad y algo que contar. La simple rutina es muy perniciosa.
      Un saludo, Emejota.

      Eliminar
  4. -Bienvenida esa musa y, aliñada con las palabras adecuadas el resultado es estupendo .-Muchas gracias por estos buenos momentos.

    -Esta semana ya comienzan las pruebas de Acceso para la Universidad, y es como les digo a mis estimados alumnos:la etiqueta cambia,pero el contenido es el mismo.-El miércoles comienzan por estos lares.

    Un abrazo feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Bertha.
      Y mucha suerte a tus alumnos de selectividad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Muchas gracias, Cristina.
      No todo el mundo lo hace. Algunos no dan gratis ni la hora. Qué le vamos a hacer.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Es curiosa la metamorfosis que experimentamos cuando escribimos algúna ficción. Pasamos de autores a notarios de personajes que toman vida propia y hacen su santa voluntad fuera de lo que habíamos planeado para ellos.

    Ha sido una grata experiencia acompañarte por esa dimensión insondable que es la frontera que has imaginado. ¿ Un purgatorio o un paraíso ?, para espíritus singulares.

    Como cantaba Tino Casál : "Los héroes se esconden en el Edén".

    Gracias por llevarnos a bailar a una fiesta tan singular e interesante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto. Me ha pasado ya con varios personajes. En cuanto adquieren su personalidad propia, te lo ponen más fácil porque te van diciendo lo que tienes que escribir.
      Y muchas gracias, Rodericus, por tus amables palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Convengo con todas las felicitaciones ¡¡¡
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias de nuevo por tu libro y felicitaciones, Cayetano. Descansen en paz todo tus personajes.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Ya sabes que me gustaron mucho estos encuentros con personajes históricos de distintas épocas. Y tengo bajado tu libro en todos mis dispositivos así que pasaré lista a ver si hay algo que me haya perdido.

    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Y me alegra mucho que te sigan gustando.
      Un abrazo, Myriam.

      Eliminar