lunes, 21 de enero de 2013

Renovarse o morir

Imagen tomada de aquí

Ahora que este sistema hace aguas por todas partes. 
Y que amenaza con hundir la nave de la democracia con todos dentro. 
Habría que regenerar el sistema con el fin de salvarlo. 
Crear un nuevo proyecto de país, un nuevo modelo de sociedad…

Y toda regeneración profunda necesita también una renovación, una puesta al día de sus símbolos.
Ya son muchas décadas usando los viejos ropajes de aquellos himnos con los que los ciudadanos nos identificábamos antaño: el “Cara al sol”, la “Internacional”, el "Soy valiente y leal legionario", el "Puente de los franceses", el “Oriamendi”...
Hay que renovar el vestuario. Eso de las camisas azules, el saludo romano, el puño apretado y la “famélica legión” quedan bien para películas de romanos o de zombies. 
Hay que modernizarse. 
Precisamos un nuevo himno que sirva para todos, que no esté desgastado por ningún grupo en el poder, que se adapte a todo tipo de creencia e ideología, que lo mismo lo pueda cantar uno de derechas que uno de izquierdas. 

Mi propuesta es usar una misma música con una letra diferente para cada credo o ideología. Así todos podemos tararear o silbar la melodía tranquilamente por la calle sin que los del signo contrario nos tachen de rojos, de fachas o de lo que sea.

La melodía elegida es… Do You Hear The People Sing? 

Una canción de la banda sonora del musical LOS MISERABLES.



La traducción libre en el musical español sería "La canción del pueblo", cuya letra dice... 

 LA CANCIÓN DEL PUEBLO

 "Todo por la voluntad
de nuestro pueblo y su nación.
Juntos por la revolución
que nos dará la libertad.
Si al latir tu corazón
oyes el eco del tambor
es la esperanza
de los hombres y la razón.

Te unirás a nuestra causa.
Ven y lucha junto a mí.
Tras esta barricada
hay un mañana que vivir.
Si somos libres o esclavos
tan sólo depende de ti.

Todo por la voluntad
de nuestro pueblo y su nación.
Juntos por la revolución
que nos dará la libertad (etc)."

Ahora sólo nos queda la ingente tarea de poner una letra adecuada a cada ideología, para que todos los ciudadanos se sientan representados. 


La del musical nos puede servir -haciendo tal vez algunas pequeñas modificaciones si es que algunas palabras nos parecen algo fuertes, sustituyendo "barricada" o "revolución" por términos más suaves, como "ensenada" o "ilusión"-  para aquellos que se sienten liberales de verdad, reivindicativos, tolerantes, que creen en la libertad pero también en la igualdad, que están en contra de los privilegios de las castas, con una doctrina social llamémosle humanista- progresista - liberal. Es decir: la gente de centro y de izquierda, un amplio abanico ideológico.

Si el que entona la melodía es un corrupto o un sinvergüenza sin ideología alguna, de esos que ahora están de moda, tendría que modificar algunas cosas.
En vez de empezar con...

"Todo por la voluntad
de nuestro pueblo y su nación."

Debería poner...

"Todo por la voluntad
de trepar y prosperar."

Donde pone...

"Juntos por la revolución
 que nos dará la libertad."

Tendría que poner...

"Evadiré otro millón
que me dará felicidad."

Y donde dice...

"Tras esta barricada
hay un mañana que vivir."

Pondrá...

 "Si consigo esta tostada,
como un rey voy a vivir."

Y para los más nostálgicos y conservadores, para los del torito de Osborne en el coche y llavero de la Legión, para los más de derechas, para todos esos que echan de menos los tiempos de Franco… Podría valer… 

LA CANCIÓN DEL PATRIOTA

"Por un nuevo amanecer
de España nuestra nación
lucharemos con tesón
hasta vencer o perecer.
Si al latir tu corazón
oyes el eco del tambor
es la llamada
de nuestra patria y del honor.

Te unirás a nuestra causa
has de ser fuerte y capaz.
Y si la muerte te lleva
por Dios y España será.
Ven a la batalla
que te dará la dignidad.
Por un nuevo amanecer
de España nuestra nación
lucharemos con tesón
hasta vencer o perecer."

Me ha quedado de lujo. Estoy por venderla y todo.
Como podéis ver, con unas cuantas leves modificaciones en la letra, y sin recochineo alguno como puede observarse, el nuevo himno se adapta a todas las ideologías y así todos los ciudadanos pueden tararear tranquilamente la canción sin que nadie se meta con ellos. Vamos, que si un día hay una guerra que no sea por la música.

40 comentarios:

  1. Original propuesta, Cayetano. Tal vez cuaje. Pero se te ha olvidado el rimarla en las lenguas oficiales, no sé cómo quedaría en vasco, por ejemplo. Y ya se sabe, en esta piel de toro es muy importante el hecho diferencial...

    Saludos, Cayetano

    PD. Me temo que seguiremos tarareando al sonar el himno cuando juegue la selección española de fútbol, que es lo poco que aun une a este país de caínes.

    ResponderEliminar
  2. Carolus: claro, lo del himno en los partidos. Luego cada uno que le ponga la letra que quiera.
    Durante la dictadura del tío Paco nos dieron la brasa 40 años con la letra franquista que decía:

    "Viva España
    alzad los brazos
    hijos del pueblo español
    que vuelve a resurgir.
    Gloria a la Patria
    que supo seguir
    sobre el azul del mar
    el caminar del Sol."

    Luego la gente, ya hasta el gorro, sacó de coña otra letra que decía:

    "Franco, franco
    que tiene el culo blanco
    porque su mujer
    lo lava con ariel
    La reina Sofia
    lo lava con lejía
    Juan Carlos de Borbón
    lo lava con jabón."

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. que mal rollo dan los himnos y las banderas, incluso en el futbol...

    ResponderEliminar
  4. José Luis: sobre todo cuando media España utilizaba el himno contra la otra media.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Los miserables van a parecer señoritos al lao nuestro como esto no se arregle. Y nadie va a tener ganas de cantar, salvo pa espantar los males.

    ResponderEliminar
  6. La Fuensanta y el Antón: ¿No dicen que el que canta sus males espanta? Pues eso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Si es que usted como letrista no tiene precio. Seguro que es capaz de personalizarnos las letras a todos si se lo propone.
    Ay monsieur, como sigamos así, pronto no nos quedarán ya ganas ni de cantar.

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Madame: esperemos que las ganas de bromear no nos las recorten.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Si por algo te has distinguido, y que admiro, es porque siempre pones los puntos sobre las íes y, además, no te quedas en la simple crítica sino que haces propuestas... como la de hoy.
    Yo siento decirte que la única bandera que sigo es la sábana que cubre el cuerpo de mi mujer.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Javier: como decía Sabina en una canción..."Yo que no tengo más religión que un cuerpo de mujer".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Cayetano, desde luego haces unas entradas telas de originales; buenísima ocurrencia esta de la canción del corrupto, esos miserables amasafortunas que se rien de todos los tontos como nosotros que pagamos "religiosamente" hasta el último céntimo de impuestos. No le quitaria ni una coma a tu propuesta. Y como decía Forrest Gump: "No tengo nada más que añadir". Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Me parece una propuesta original, si bien complicada de que la llevemos a cabo; por otra parte tendríamos que hacer frente a pagar los derechos de autor de una música que es de fuera de nuestras fronteras. Añado, ¿y si usásemos como himno el que ya tenemos sin letra y cada uno le pone aquel que le cuadre?
    En todo caso, por encima de himno, sin restar importancia a tu propuesta, no sería mejor en ponernos de acuerdo en acabar con todos los corruptos sacándolos a gorrazos del suelo patrio?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. No sé yo si este tinglao va a tener arreglo... No sé qué hacemos en este país que siempre lo hacemos mal, rematadamente mal.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que lo mejor que le va a este país es que cada uno elija la letra, música y lengua de su himno, y aún así aún nos pelearíamos a "himnazos".
    Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  15. Hola cayetano:

    El detalle: Los políticos no evolucionan...Solo están pendientes de sus intereses y nada más. La gente interesa cuando hay elecciones. Luego nos dan canciones con que divertirnos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. ¡Genial, querido amigo! Aunque te digo una cosa, eso "famélica legión" no creas que está anticuado, cada día que pasa es más cierto y real. Pero vaya, que lo podemos modernizar también. Mucho me temo que las propuestas de sustitución que haces para los corruptos, éstos se nieguen radicalmente a cambiarlas. Una de las especialidades que más dominan es, precisamente, la de la mentira y la hipocresía. Pero vaya, cuenta conmigo.

    ResponderEliminar
  17. Paco: un himno para todos los gustos.
    Gracias por tu amable comentario.
    Hace un rato nevaba en la puerta de mi casa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. El ciudadano se volvió egoísta de su propio círculo y ya no le unirá nada al resto salvo que sean del mismo círculo, eso es el milagro de la globalización y la carencia del siglo XXI.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Francisco: me apunto a lo de los gorrazos. Lo del himno de fuera tienes razón en que tendríamos que pagar derechos de autor a los autores del libreto del musical. Bueno, ya pensararemos algo.
    La diferencia entre nosotros y los corruptos en que mientras pensamos en elaborar entradas para compartir con los amigos, ellos sólo piensan en la manera de forrarse, de evadir impuestos, etc. Somos de distinta naturaleza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Carmen: parece que no aprendemos más que a tortazo limpio. Una lástima de país.
    ¡Y mira que hay gente maja y decente!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Felipe: si, porque aunque usemos el mismo himno con distinta letra, siempre habrá alguno que desafine y líe el follón.
    ¿Qué tal van las crecidas del nivel de agua por tu tierra?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Manuel: y sobre todo nos dan mucho "por el saco" (para ser correctos).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Isabel:alguno cambiará los de las "barricadas" por las "parrilladas". Me lo veo venir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. La letra sería motivo de otra cotroversia, habría opiniones para todos los gustos y al final nadie quedaría satisfecho. Así somos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Jose Senovilla: la gente que más se encierra en esos círculos herméticos que citas son precisamente los que disfrutan de mayores prebendas y privilegios. Ahí no hay colores políticos. Rápido se ponen de acuerdo en seguir chupando de la teta. Y curiosamente se observa el fenómeno contrario entre la gente corriente: todo el mundo anda cabreado con políticos y banqueros, independientemente de sus ideas. Algo que no pasaba hacía mucho tiempo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Antorelo: sí pero ya no te darán una paliza por la calle por ir tarareando el himno. Pero vamos, que el que quiera liarla, la liará.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Pues yo prefiero que el himno siga sin letra. Siempre me pareció ridículo cuando veo a los futbolistas de otros países en formación, berreando su himno con la mano en el pecho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Nonsei: ese es el problema. Su utilización "partidista" Nunca mejor dicho: en los partidos... de fútbol.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Jajaja, es verdad que te ha quedado para todos los gustos y para todos los públicos, además. Que no nos quiten las ganas de reírnos, por lo menos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Alma: es lo único que nos queda (además de París, que decían en Casablanca). Si perdemos el humor, lo llevamos crudo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Hola Cayetano, aunque te parezca nostálgico, no me gustan los himnos, pero puesto a quedarme con algunos, te diré que me siempre ma fascinará La Marsellesa, un ritmo pegadizo, con letra vibrante, sin nacionalismos fuertes, y sobre todo ese retumbón "Allons les ciutadans, le jour de glorie est arrivé". Creo que es el gran himno que, desde luego ami me hace vibrar, como a todos los progresistas del mundo. Es memorabl en la peli de Casablanca. Y te diría que hasta la Internacional, ese himno romántico de 1848 y aquél Marx inicial, cuando se refugión en Londres.
    El otro aspecto de tu entrada, decirte que este país cada vez me recurda al de hace cien años y de aquella Restauración, con los caiques actualizados. Incluso esod e renovarse o morir era el grito de guerra da aquellos regeneracionistas de Costa o Mallada.
    Saludos estimado colega.

    ResponderEliminar
  32. Juan: los himnos se parecen todos. Lo único que cambia es la letra y el espíritu de los que están detrás. A mí, en general, tampoco me hacen mucha gracia. Bueno y los que pongo aquí van en plan de fina "coña" marinera. El de la obra "Los Miserables" es muy pegadizo y está muy relacionado con la Marsellesa; aunque está basado más en la época de Luis XVIII, tras la derrota napoleónica, cuando Viena impuso en Europa su "nuevo orden" internacional. Y lo que dices de Joaquín Costa es perfectamente aplicable a la España de hoy. No hemos cambiado nada. Es una lástima. No sé de qué han servido tantos sacrificios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Propones una idea bastante buena, aunque conseguir unirnos en un mismo homno es algo harto difícil. De todas formas, lo primero es lo primero, hay que regenerarse y salvar lo salvable con nuevos capitanes y timoneles, estos ya están muy gastados y necesitamos un nuevo rumbo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Se te olvidó, pater (quizá por pertenecer, aunque te pese, a esa generación de los niños de la postguerra), que también ha de modernizarse la música. Así, en lugar de pasodoble o marchas militares, los jóvenes derechistas bailarían al son de pachanga española descafeinada (alias "triunfitos"). Los ignorantes "ni fu ni fa" cambiarían los ritmos sincopados discotequeros de los 60 y 70 por Reggeaton y flamenco-pop. Y los progres que cambiaron la pana por un escaño del PSOE deberían moverse a ritmo de Ana Manuel y Víctor Belén... Anda, eso no ha cambiado...

    ResponderEliminar
  35. Valverde: así es, lo primero es regenerar esta casa común. Lo otro puede esperar. Y mientras esperamos, proponemos disparates como el de esta entrada, con su buena dosis de humor y un poquito de pitorreo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Primogénito: y los "manguis" de clase modesta... a ritmo de Chunguitos y similares.
    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Querido Cayetano, ni con banda sonora ni sin ella yo creo que este país de pandereta no tiene ni tendrá arreglo. Lo que sí, que no nos falte tu buen humor, que es lo que queda.
    Mil bicos.

    ResponderEliminar
  38. Y mira tu que al leer esta entrada y los comentarios respectivos, porque llego tarde, muy tarde, es lo bueno de esta circunstancia que en los buenos blogs te encuentras con inmejorables comentarios.... pues decía que .... según iba leyendo recordé aquello de J.A.P.de Rivera "El hombre es portador de valores eternos"... Así que nada, a morir por la patria hermano añ ritmo que cada quien prefiera. Ya te digo .....menudo guirigay.
    Precisamente el mío el que acabo de colgar, ajeno de puro bueno, va de lo mismo, pero desde el pto. de vista del científico. Ya sabes fuí chica de letras pero me he cambiado de bando, ahora eso de las ciencias, aunque me siga costando grandes esfuerzos de entendederas, me apasiona. Jajj, a la vejez viruelas. Bsss.

    ResponderEliminar
  39. Profedegriego: si nos quitan el humor, acaban con nosotros. Que no nos recorten eso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Emejota: yo, como decía Brassens, en versión Paco Ibáñez... "cuando la fiesta nacional, me quedo en la cama igual, que la música militar nunca me supo levantar."
    Un saludo.

    ResponderEliminar