domingo, 22 de abril de 2012

Los amos del corral


Ciudadano de país en crisis al conocer los nuevos ajustes


“El argumento más frecuentemente utilizado por el gobierno Rajoy para justificar los enormes recortes de gasto público en España es la necesidad de “recuperar la confianza de los mercados financieros”, la frase más utilizada por todos los proponentes de las políticas de austeridad. De ahí que debería ser un motivo de gran atención mediática averiguar cómo se define tal supuesta confianza de los mercados, y quién tiene el poder de definición. Es sorprendente, en este sentido, la escasa atención mediática sobre estos puntos. El indicador más frecuentemente utilizado para medir tal confianza de los mercados son los intereses que el Estado debe pagar para poder vender su deuda pública. A mayor desconfianza, mayores los intereses, y viceversa. A mayor confianza, menores intereses. Pero, ¿quién define los intereses? La respuesta conforme a la ortodoxia neoliberal es que son los “mercados”. Pero, como toda ortodoxia, ésta se basa en fe más que en evidencia. Ésta muestra que, en general, son las agencias de valoración de bonos las que, con sus evaluaciones, guían el comportamiento de tales mercados financieros. En realidad, uno de los instrumentos más valiosos que tienen las instituciones financieras (tales como los bancos, las compañías de seguros y los fondos de alto riesgo) que intervienen en el supuesto mercado, son las agencias de evaluación de los productos financieros (en inglés Credit Rating Agencies) que, en teoría, valoran tales productos –como los bonos públicos de los Estados- y dicen a las instituciones financieras si vale la pena invertir en ellos o no.
 Cuando una de tales agencias valora negativamente los bonos públicos de un Estado, éste tiene que aumentar los intereses de tales bonos a fin de hacerlos más atractivos para las instituciones financieras. Es lo que se llama “recuperar la confianza de los mercados”. En teoría, tales agencias podrían justificar su existencia si su trabajo fuera independiente, objetivo y creíble. Pero no es así, tal como lo demuestra la evidencia acumulada. Estas agencias son meros instrumentos de aquellas instituciones que, en gran parte, las financian. De ahí que siempre valoren muy positivamente los productos de las instituciones que les financian (sean bancos, compañías de seguro, u otros) mientras que valoran negativamente a ciertos productos si ello favorece los intereses de tales instituciones financiadoras. De nuevo, la evidencia de ello es abrumadora. Esto fue reconocido por el vicepresidente de una de ellas, la famosa Moody’s, que tras dejar la compañía, declaró a la Comisión Federal de EEUU, encargada de analizar las causas de la crisis financiera, que lo más importante para tal agencia no era la objetividad en sus estudios del valor de los productos financieros sino la satisfacción de sus clientes que financiaban tales estudios (citado en el artículo de John Ryan “Do we need Credit Rating Agencies?” en Social Europe Journal. 16.03.12). Más claro imposible. Para comprender y predecir sus valoraciones basta conocer quiénes les financian. Así, en EEUU, ha habido una campaña promovida por Wall Street, el centro financiero de EEUU, que tiene como objetivo desacreditar la deuda pública del gobierno federal como manera de forzar recortes en la Seguridad Social y privatizar las pensiones y los programas sanitarios a las personas de la tercera edad. Con la ayuda de los medios afines, Wall Street ha estado promoviendo tal mensaje a través de sus agencias de valoración, devaluando su valoración de los bonos públicos federales. (Antonio Caño en sus sesgados informes sobre EEUU –ver El País de 18.03.12- también transmite este mensaje sobre la deuda pública federal de EEUU). Tales bonos, sin embargo, no tienen ningún problema. Prueba de su salud es que los bonos federales tienen los intereses más bajos de la OCDE (el club de países más ricos del mundo). Si tuvieran problemas, tendrían intereses elevados. La desvaloración de los bonos del Estado federal por parte de tales agencias no tuvo ningún impacto, excepto desacreditar en EEUU todavía más a tales agencias, incluso más de lo que ya lo estaban. Un tanto semejante ocurrió con la devaluación de los bonos públicos del Estado francés, valoración que respondía a una campaña encaminada a penalizar al gobierno francés por su petición de establecimiento de una agencia pública europea que las sustituyera. 
El gobierno español, sin embargo, raramente las criticó. Antes al contrario, la ministra de Economía y Hacienda del gobierno Zapatero, Elena Salgado, las alabó, y se opuso al establecimiento de las agencias públicas europeas. Su docilidad hacia tales agencias privadas era sorprendente en una ministra de un gobierno socialista. Su temor (algunos dirían pánico) a antagonizarlas llegó a niveles extremos. 
Un tanto semejante ocurre con el actual ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, que fue el director en España del Banco Lehman Brothers que, al colapsar debido a sus prácticas especulativas, creó la crisis financiera. Su obediencia a los mandatos de tales agencias es absoluta. ¿Por qué no se las ignora y se crea una agencia pública europea? La evidencia de que tales agencias son meros instrumentos de las instituciones financieras hace que se haya estado explorando el desarrollo de agencias públicas de valoración que sean más objetivas y más creíbles que las actuales. El Parlamento Europeo ya ha recomendado el establecimiento de tal agencia. Predeciblemente, la mayor fuerza opositora procede del capital financiero que las financia y sostiene y, cómo no, del Banco Central Europeo que, como he indicado muchas veces, no es un banco central, sino un lobby de la banca. La avalancha de lobbies intentando que no se constituya esta entidad pública es abrumadora, y es probable que no se apruebe. Y así estamos.” 

 Autor: Vicenç Navarro, Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

52 comentarios:

  1. Creo que somos muchos los españolitos que estamos esperando un gobierno en el que, si hay que hacer "ajustes" (recortes), los haga donde mas se malgasta, no en los de siempre. No escribo la lista de donde meter tijera, todos la sabemos.

    Entonces, la deuda y sus intereses se podrían pagar, los mercados nos dejarían en paz y saldríamos de ésta.

    Saludos

    Carolus
    http://www.elartedelaestrategia.com/

    ResponderEliminar
  2. Zapatero se rindió a los mercados.
    Al votar al PP, España entera se rindió a los mercados.
    Aquí no hizo el falta un golpe de estado encubierto, como en Grecia e Italia. En España la mercadocracia se ha instaurado democráticamente.
    Un saludo, Cayetano.

    ResponderEliminar
  3. Carolus: yo te ayudo... Senado, Diputaciones Provinciales, Iglesia, Banca, dietas, jubilaciones millonarias, gastos suntuosos estúpidos como hacer un retrato a cada Presidente del Congreso que se va, asesores, grandes defraudadores que se van a ir de rositas con esa rebaja... ¿Qué más? Podría alguien sacar una entrada sobre esto e ir poniendo cada uno su idea. A ver si alguien toma nota... o se les cae la cara de vergüenza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Nonsei: Zapatero iba de moderno que se iba a comer el mundo y el mundo se lo comió a él, incluyendo la Iglesia. Para ese viaje no necesitamos alforjas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. CAYETANO: Es que en este corral hay demasiada competencia entre gallos, lease "amos" y una gran mayoría generalmente de índole pasivo que, según los "amos" necesitan ser "amados".
    Mira, mira,
    http://youtu.be/wspTAytzRaQ
    Bs.

    ResponderEliminar
  6. Con un sistema así de podrido, cómo va a funcionar nada? Es puro gangsterismo. Cuando se encuentra una solución resulta inaplicable porque alguien se encarga de que lo sea. La sensación de impotencia es tremenda.

    Feliz domingo, monsieur.

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Cayetano ,en este enlance podrás leer un análisis de la actual situación española vista desde la óptica de un periodista economico argentino

    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-192454-2012-04-22.html
    interesante cuando menciona los fluidos lazos entre politicos de los dos partidos mayoritarios y las principales empresas...

    ResponderEliminar
  8. Hemos puesto a los lobos a guardar a los corderos y así nos va: yo me lo guiso y yo me lo como, como Juan Palomo. ¿No llegará ninguna iniciativa que le de un giro a este estado de cosas?

    ResponderEliminar
  9. Emejota: habrá que decir lo de Fernán Gómez. No sé si serviría de algo, pero se queda uno de un agusto...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Madame: podrido, esa es la palabra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Nando: España en el punto de mira. Ya dijeron que ahora le tocaba el turno a Europa y concretamente a los países del Mediterráneo. Un diseño económico y social nuevo del continente fabricado por los grandes poderes mundiales. Y para rematar la faena, una pandilla de políticos patrios inútiles cuando no corruptos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Francisco: lo único que puede dar un giro a la cosa es que en Europa vayan perdiendo las elecciones los que apuestan por el modelo neoliberal como Francia o Alemania. El segundo paso es crear una agencia de calificación europea para que no nos digan desde EEUU lo que hay que hacer. El tercer paso es meter en la cárcel a todos los políticos corruptos y mandar al paro al 80% restante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Cayetano, a fines de los noventa en mi pais se dió fuerte el que se vayan todos que no quede ni uno solo,una consigna coreada por multitudes y repetida con muchisima fuerza en la crisis del 2001.
    De ultima no se fue casi ninguno y fue desde la propia politica que se intento rescatar a la acción politica valgan las redundancias.¿que quiere decir esto? demasiado sencillo, que los gobernantes cumplan su rol de gobernar segun su leal saber y entender sin seguir consejos , presiones,sugerencias,imposiciones, ordenes y mandamientos varios de los poderes tradicionales.
    Se comenten errores por supuesto, pero de ultima son las decisiones erroneas de un gobierno legitimo
    Solo esto basto para mejorar sustancialmente la situacion.Si se parte de la base de atender al conjunto y no la parcialidad de un sector y de yapa sector dominante las cosas se encarrilan.
    Sin conocer la situacion particular de cada caso creo que en Europa se tiene que apuntar a un modelo comun a los distintos paises que integran la UE , puede parecer imposible, pero si la Internacional Socialista o las expresiones de izquierda democratica cortaran lazos con el poder concentrado y coordinaran politicas creo que la cuestion seria mas sencilla y al menos se podria avizorar luz al final del tunel.
    La batalla central es cultural, los medios han instalado la idea que romper con los canones liberales del dios mercado es un pecado mortal ,repugnante y propio de populismos deleznables.
    La vision que se tiene de personalidades iberoamericanas y de otras partes del mundo responde a esa suerte de exito politico
    Voy a citar una frase dicha por un lider de la region a fines de los ochenta, si adivinas quien fue te felicito
    EL NEOLIBERALISMO ES UN EXITO POLITICO UN FRACASO ECONOMICO Y UN DESASTRE SOCIAL
    creo que lo suscribirias y te daria un poco de escozor saber quien pronuncio la consabida frase

    ResponderEliminar
  14. Más ración de injusticia, más indignación y miseria.
    Aguantaremos?
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Pues me has aclarado muchas dudas que tenía con todo esto de las agencias y subidas y bajadas de intereses y tal, que he de reconocer que no se me da nada bien.

    Deduzco pues, que una agencia europea sería bastante útil.

    Saludos, Cayetano.

    ResponderEliminar
  16. Nando: ¿No será quizás "el neoliberalismo es un éxito económico, un fracaso político, etc."?
    No sé quién es el autor, pero está claro que hay que buscar otro modelo y regenerar la vida política, económica y social.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Arantza: no sé hasta dónde quieren tensar la cuerda. Es peligroso incluso para ellos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Dissortat: una agencia europea sería al menos algo más llevadero.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Corrijo la frase correcta es
    EXITO IDEOLOGICO
    FRACASO ECONOMICO
    DESASTRE SOCIAL


    Fidel Castro Ruz

    ResponderEliminar
  20. Lo que tendríamos que hacer los ciudadanos es hacerle un recorte a los políticos, banqueros, clero, y demás aprovechados. Cambiar el espesor político, que ya es de por si tremendo. En E.E.U.U, SOLO tiene un senador. Nosotros, una "jartá". Se debe cambiar el tinglado político de una manera racional.
    Salud Cayetano, que si sigo hablando, me quemo ¡¡¡

    ResponderEliminar
  21. Nando: ni por asomo podría pensar que esa frase se debe al descendiente de gallegos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Fº Javier: tantos años acostumbrados a vivir bien... como que ahora les cuesta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Bueno, la cara del ciudadano en cuestión es el espejo del alma de muchos españoles hoy en día. Fíjate, que me he mirado al espejo y me he visto tal que así jajaja

    Me parece que ahora los alcaldes,en vez de bastón de mando, van a llevar un hacha, preferiblemente una segur u hacha de dos filos, y a los del gobierno, les van a dar directamente guillotinas bien afiladas, con cestos para recoger las cabezas, por si algún "recortado" lleva muelas de oro y se pueden aprovechar para hacerle un collar a la Merkel.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Rosa: con un poco de suerte nos libraremos de la Merkel y del Sarko.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Temo que, igualmente, una agencia promovida por la unión europea, tuviera, igualmente, peligrosas servidumbres, respecto a sus creadores, que falsificaran la realidad. Posiblemente sería una mala solución a un mal problema. Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Las mayorías absolutas nunca me han gustado en ningún tipo de gobierno y por desgracia en nuestra España son necesarias para evitar el chantaje de las minorías.
    Este Gobierno actual se enfrenta a un abismo en el cual aún no sabemos si caemos o estamos en el borde, pero lo cierto es que muchas cosas se han de cambiar y se cambiarán, de aquí no salimos sin sacrificios.
    A todos nos duelen los recortes, en lo laboral, en lo familiar, pero debemos de asumirlos si queremos salir, no nos gustaría estar como Grecia ¿O SÏ?.
    Otra cosa es que acierten o que comiencen por dónde más se abusa, creo de verdad que van despacio pero también lo entiendo y que aún van a dar más caña, por desgracia para todos, pero de dónde no hay no se puede sacar y ahora mismo lo único que queda son deudas a largo plazo que mucho "mal político" nos ha dejado por malgastar en un bienestar que igual era excesivamente caprichoso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Cayetano, te diré la verdad, hoy no tengo tiempo de leer tu entrada, ya sabes en lo que me he metido... Muchas gracias por tu comentario y tu ánimo profe.

    ResponderEliminar
  28. DLT: sería un paso adelante pero no la solución. Es cierto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Senovilla: aunque es cierto que aquí se ha vivido por encima de nuestras posibilidades y que ha habido mucho gestor inútil y que todo ha girado en torno al ladrillo, no es menos cierto que esta crisis es mucho más global y afecta sobre todo a las economías mediterráneas, no solo a España como habrás podido observar.
    A mí no me cabe duda alguna que se está intentando desde arriba (FMI, BCE, Agencias de calificación, etc)liquidar el Estado del Bienestar. Una "revolución neoliberal" que va a terminar con todo aquello que tanto trabajo y sufrimiento costó a los europeos. Observa que los recortes no afectan ni a la Banca, ni a las grandes empresas, ni a la Iglesia, ni a las prebendas de los políticos, sino solo a los ciudadanos de a pie, a los jubilados, a los funcionarios, a los que buscan empleo y encuentran condiciones abusivas... Hay gente que se está beneficiando de ello. Ese es el problema. Cuando pasen cinco o seis años caeremos en la cuenta de ello y ya no habrá vuelta atrás.
    Ojalá me equivoque.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Rosario: no te preocupes. Hay prioridades. Suerte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Hola a Cayetano. Luis de guindos era el presidente o secretario de Lehman Brothers para Europa, nada menos. Ciertamente una empresa tan recomendable como para ponerlo de ministro... Carolus, esto no tiene arreglo, ojalá lo tuviera. Al menos no un arreglo que incluya la salvación del capitalismo, que es lo que ellos desean sobre todas las cosas. Y Nonsei, es como dices; han conquistado nuestro país financieramente. En un mundo donde se promueve que todo puede comprarse, ¿porqué no un país entero? En mi blog (no es por hacer propaganda, sino por lo extenso del caso) está explicado más o menos claramente el funcionamiento de lo que llamamos "dinero", en una entrada que se llama algo así como "el dinero; las estampitas de los pobres". Está en la parte de arriba bajo el titulo del blog. Tampoco estaría mal ver donde pone: "una alternativa al sistema actual". El blog es este: trapoblanco.blogspot.com
    Perdonadme, pero es que viene al pelo de la entrada de Cayetano. El problama, a mi modo de ver, no es solo que se ha administrado mal los dineros públicos, es también y más grave, el "colapso financiero mundial irreversible" (descripción de Adrián Salbuchi)Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  32. Perdonadme, el apartado se llama "Billetes, los cromos, las estampas de los humanos".

    ResponderEliminar
  33. Cayetano, me gusta tu tinaja. Tendrás algunas ya repletas de temas. Los sigo y me abrazo a ese caminar tuyo por las cosas de cada día.

    Enhorabuena.

    Saludos,

    Luis.

    ResponderEliminar
  34. Yo ya no se que pensar, Cayetano, la verdad: no es escepticismo, ni derrotismo, pero hay algo sucio, algo oscuro, una mano negra que mueve hilos peligrosísimos, que deja a gente en la miseria e indigencia más absoluta, importándole "un carajo" (perdón por la expresión), pero me enerva sobremanera. Y los demás no hacemos nada, tampoco nos movemos lo más mínimo; y creo que ya es hora de moverse, no? En todo caso, gran artículo y feliz día del libro.

    ResponderEliminar
  35. Trapo Blanco: sí, el problema no es una mala administración, algo concreto, sino una estrategia global.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Luis G.: gracias por tus amables felicitaciones y bienvenido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Paco: eso parece, una mano invisible que mueve los hilos con total impunidad. Y no sabemos ni hasta cuándo ni hasta dónde.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Estoy tan cabreada con la situación que si me pongo a escribir creo que blogger no me dejaría colgar tanto texto como comentario... ¿Cuándo se van a dar cuenta en Europa de que seguimos una política equivocada? Dejemos el neoliberalismo de lado y miremos hacia EEUU... o hacia el País Vasco. ¿Has visto las declaraciones de Patxi López? Fomentar el desarrollo empresarial y por ende aumentar el empleo desde las administraciones para empezar a sacar la cabeza del pozo..., pero no señor, tenemos que ahogarnos para que los especuladores se forren....
    Saludos

    ResponderEliminar
  39. Hola Cayetano, dificil situacion, deseo que en algun momento empiece a mejorar. Un abrazo Marissa

    ResponderEliminar
  40. Este artículo demuestra que no pueda calificar la parte interesada en todo esto.

    Ahora también ha demostrado que por el dinero baila el perro...Y los gobiernos...

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
  41. Estoy de acuerdo con lo expuesto en la entrada y no quiero darle más vueltas porque finalmente acaba uno indignado ante tanta sandez por parte de los políticos para justificar lo injustificable, que vamos hacia la pobreza, tanto los ciudadanos como el país.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. "Senado, Diputaciones Provinciales, Iglesia, Banca, dietas, jubilaciones millonarias, gastos suntuosos estúpidos como hacer un retrato a cada Presidente del Congreso que se va, asesores, grandes defraudadores que se van a ir de rositas"

    Casa y familia Real, yo empezaría por ellos, ya sé que es facilón,pero sinceramente no entiendo como siguen ahí. Y estoy cien por cien de acuerdo en lo que has dicho de Elena Salgado. La suya era una postura incomprensible...aunque igual ya no tanto, no ?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  43. Carmen: de la crisis de los años 30 se empezó a salir con una buena dosis de Keynes. Los partidarios del neoliberalismo creen que ellos tienen la solución y con echar la culpa a los demás tienen bastante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  44. Isthar: eso deseamos todos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  45. Manuel: y cada vez pintan menos los gobiernos. Lástima de la Europa de los ciudadanos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  46. Valverde de Lucerna: la verdad es que uno se amarga con tantas noticias malas y siempre dándole vueltas a lo mismo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  47. Alma: de rodillas ante los mercados. Esa es la realidad. Y mientras, la Iglesia y otras instituciones siguen intocables.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  48. Es como el que decide y actúa dependiendo de qué pensarán o qué dirán los demás y no, como debería, en si lo que hace o dice es beneficioso o perjudicial para los "sufridores".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  49. La cara que puso el de la foto es poco con la se nos va a quedar a todos cuando finalice el año y este señor de las tijeras termine de cortar el traje que se hace a su medida, para abrigar a los mas protegidos y seguir desnudando a los mas desfavorecidos, pero esto es algo que debían haber sabido muchos cuando les votaron.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  50. Elperroverde: hay gente que todavía cree que lo que está pasando en Europa toda la culpa la tiene el anterior presidente del gobierno español y no se da cuenta que esto es una estrategia encaminada a cepillarse el Estado del Bienestar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  51. Éso de depender "absolutamente " de los mercados es duro.Recuerdo la época de Menem cuando repetía :"Hay que operar sin anestesia"(nunca entendí del todo esa frase....) y después pasó lo que pasó:una gran tasa de desocupación y ajustes.
    Y ...los "patacones" (moneda falsa)...ya no me acuerdo cuándo fue.
    "Hay que hacer el duelo del sueldo en patacones" decía el profe de Física y lo mirábamos aterrados.... Ahora me causa gracia.
    Re cómica la expresión de la imagen:Habría que decirle que la crisis es global y que no hay mal que dure cien años.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  52. Carmela: cierto. Todas las crisis acaban. Lo malo es que mientras dura se lleva a la gente por delante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar