jueves, 15 de diciembre de 2011

¿Y si España hubiera entrado en la guerra mundial junto a Alemania?



Un relato de historia- ficción.
                                 

23 de octubre de 1940. Frontera hispano- francesa. Estación de Hendaya.

Hace poco más de un año que empezó la guerra. Son poco más de las tres de la tarde. Hitler se pasea impaciente y levemente contrariado por el andén de la estación. El tren donde viaja Franco viene con retraso. "Das ist ja eine schöne Bescherung! (1) No me gusta esperar. En fin, todo sea por lo que es. Habrá que dar algunas migajas al pequeño dummkopf (2) para que quede contento. España nos interesa para quitar a los ingleses el control de la entrada al Mediterráneo y como vía de paso para África."  
Franco también estaba impaciente y nervioso. No las tenía todas consigo. Los falangistas y buena parte de los militares le apoyaban en las peticiones que iba a proponer al Führer, nada menos que recuperar Gibraltar, recobrar la unidad peninsular a expensas de Portugal y un buen bocado en las colonias norteafricanas. Pero, claro, sin enojar demasiado a Petain. Un hueso duro de roer y un gran aliado de Adolf con su régimen colaboracionista, el de Vichy. Los más moderados entre las distintas familias franquistas, parte del ejército y los católicos, no querían nuevas aventuras tras la guerra civil con el fin de consolidar el nuevo régimen, por eso habían pensado que si Franco pedía mucho a Hitler a cambio de la entrada en guerra de España, el austriaco se habría negado en redondo; pero Franco tenía otros planes y anhelaba, en sus delirios de grandeza, una buena recompensa gracias a su aportación a esta guerra.
En esto, resoplando como una bestia metálica y rodeada de vapor, irrumpió la locomotora en la estación haciendo rechinar las ruedas de hierro contra los raíles.
¡Al fin! Ya llegó el que se esperaba.

                             
Franco descendió del vagón con gesto resuelto y jovial. Vestía traje militar con gorro de campaña, mientras que Hitler vestía uniforme del Partido con gorra de plato. Franco, al lado de Hitler parecía todavía más pequeño y más frágil, con esa sonrisita nerviosa y forzada que el general exhibía en contadas ocasiones. El gallego venía con el cuñadísimo, el filonazi Serrano Súñer. Al Führer lo acompañaba su ministro de exteriores Joachim Von Ribbentrop.
Primero, los apretones de manos con el amo de Europa y las fotos para la prensa. También esas sonrisas y esos saludos con el brazo levantado cumpliendo el ritual esperado. Y en seguida la subida al coche- salón y esos intérpretes por ambas partes traduciendo a toda velocidad.

En primer lugar, Franco se deshizo en elogios hacia el el Führer por la enorme ayuda aportada durante la guerra civil. Luego pasó a loar el nuevo orden mundial que estaba iniciándose en Europa gracias al impulso alemán. Hitler por su parte alabó a Franco por su victoria contra el comunismo e insistió en crear un nuevo diseño de Europa en el que el general español jugaría un papel importante como guardián del sur. Era necesario que España participara de forma positiva y que facilitara el paso de las tropas alemanas para proteger las costas africanas. Era imprescindible que España tuviera un papel activo para que la victoria del eje fuera una realidad en toda Europa.
Se habló de Gibraltar y de que España lo recuperaría tras la guerra. Se habló de Portugal como un objetivo legítimo de España a conseguir a medio plazo, no de forma inminente. Ahora no sería el momento más adecuado. Se habló de Orán y de Marruecos y el Führer no quiso atarse las manos de momento, ya que al día siguiente tenía concertada una entrevista con Petain y de entrada necesitaba su colaboración. No obstante, dijo a Franco que ese tema lo abordarían tras la victoria, pero que desde ahora podía contar con su apoyo incondicional, ya que históricamente le pertenecía el dominio de esa parte del Mediterráneo. El Caudillo también hizo referencia al armamento necesario y la promesa alemana de enviar baterías de costa de gran calibre junto a los técnicos necesarios para montarlas y adiestrar a los españoles en su manejo. El resto de la entrevista se prolongó durante cerca de dos horas. Se habló sobre todo de apoyo logístico y técnico, de envío de armas y material por parte del Reich, de estrategias y de posibles contratiempos.

Y así fue como finalmente España entró en guerra.


___________
(1) ¡Maldita la gracia que me hace!
(2) Tonto

50 comentarios:

  1. Interesante juego al que nos sometes en tus última entradas. Sobre si España entró o no en guerra es discutible, ya que se apoyó logísiticamente y militarmente (División Azul), pero como lo que nos sometes a cuestión es sobre una declaración de guerra formal hacia las potencias aliadas, vamos con ello:

    De primeras podría parecer que en 1941/42 montados en el caballo ganador las cosas hubieran ido bien, pero esto habría supuesto el ataque británico a los puertos y zonas industriales del norte, el corte de los suministros con América Latina, y la pérdida casi segura de Canarias.

    Con la derrota del eje, nos habríamos quitado al generalísmo y sus 40 años de dictadura, lo cual habría sido positivo, claro que esto habría supuesto la pérdida de muchísimas vidas, tanto de soldados luchando en los frentes del Eje como en España ante una hipotética invasión aliada, además Gran Bretaña habría retenído alguna de las islas Canarias bajo su soberanía.

    Otra alternativa que podría suavizar la situación como país derrotado tras la guerra, sería una revolución que derrocase a Franco antes del fin del conflicto, al estilo italiano, o bien que desde Francia se hubiera apoyado una invasión del ejército de la España Libre, al estilo de De Gaulle, pero esto último dada la situación del pueblo español tras la guerra Civil lo veo poco probable...

    En fin que no se si he llegado a alguna conclusión, pero estas son mis reflexiones.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Buenas reflexiones, José Luis. Yo también creo que España habría perdido algunas de las islas Canarias. Parece que era un plan de los ingleses si Franco hubiera tocado Gibraltar. Estaba previsto. En 1940 tanto Hitler como Franco subestimaban a los ingleses, pensaban que tarde o temprano iban a terminar con su poderío. Se equivocaron. Como dices, tal vez nos habríamos librado de Franco, porque al entrar en guerra, ya no tenían excusa ni franceses ni ingleses para no involucrarse aquí. El país sí hubiera quedado todavía más destrozado de lo que quedó.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. En principio el Caudillo de España por la Gracia de Dios hubiera corrido la misma suerte que Mussolini, colgado en alguna plaza publica.
    La invasión aliada al Africa en lugar de continuar hacia Italia, que fue una operación compleja la invasion a Sicilia ,problablemente se hubiera realizado en Andalucia.
    Y la post guerra hubiera seguido los mismos caminos que en Francia e Italia.

    ResponderEliminar
  4. Nando: muy interesante eso del desembarco aliado en Andalucía. Y países como Francia e Inglaterra se habrían volcado más con España al ser ellos parte interesada. Nos habríamos librado de Paco.
    Por cierto, vaya madrugador que estás hecho. Cuando escribiste el comentario, allí debían ser algo menos de las ocho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Nuestra maltrecha economía y reciente derramamiento de sangre patrio no permitía muchas "alegrías". Fue simplemente una toma de contacto para concesiones mutuas. No creo que en la cabeza de Hitler revolotease la entrada de España en la guerra... ¿Qué íbamos a aportar?

    ResponderEliminar
  6. Si España hubiese entrado en la guerra tras la victoria aliada habría pasado cualquiera de estas tres opciones:

    1. La democratización de España al igual que Italia.

    2. Una guerra civil, otra más, como en Grecia. Un bando de derechas encabezado por militares monárquicos contra otro de izquierdas, controlado por los comunistas.

    3. Ante la incertidumbre anterior: una dictadura de derechas ( probablemente sin Franco) o una monarquía semiautoritaria bajo los auspicios angloamericanos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Precisamente ahora estoy leyendo el libro de Juan Eslava Galán "los años del miedo" y trata sobre los primeros años de la posguerra en España y aborda la entrevista en Hendaya. Franco quería entrar en la guerra para conseguir la devolución de Gibraltar y ocupar Tanger y el norte de Africa, pero Hitler consideraba perfectamente prescindible el apoyo español, ya que consideraba que no le aportaba nada, así que no se dio ningun paso adelante para la entrada en la guerra de España. Es más, Hitler decía que Franco en Alemania no sería ni sargento. Pero fue más cuco que el Führer, ya que estuvo esperando primero que arrasara Francia e Inglaterra y luego Rusia para dar su apoyo explícito, y luego el juego de intereses de Stalin y Churchill evitó la invasion española de los aliados tras la guerra; vamos, que Frnaco tuvo mucha baraka.
    Si España hubiese entrado en guerra, no hubiese desequilibrado nada la balanza de fuerzas, probablemente se hubiese acabado con el régimen militar, hubiernamos recibido fondos del Plan Marshall, hubiésemos sido monárquicos y democráticos treinta años antes y la posguerra hubiera sido menos dura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy buenas Cayetano. Siempre se suele decir que España hubiese sido como Italia: desembarco en Andalucía y ofensiva hacia el norte. Sin embargo nos olvidamos de otros modelos "mediterráneos" más allá de Italia: Portugal y Grecia.
    Digamos que en esa entrevista de Hendaya, Paquito el Chocolatero consigue de Hitler le satisfaga con Maruecos y Argelia y entra en la guerra y toma Gibraltar con ayuda de la Wermatch.
    Llegamos a 1944 y el Día D sigue siendo en Normandía para así, hacer la retirada de la extensa península de los alemanes que corren el peligro de verse cercados en ella, algo similar a Napoleón cuando Wellington ataca desde Lisboa hacia Salamanca y Burgos y los franceses se retiran hacia Valencia y Madrid se libera a sí mismo por huída francesa. Igual los alemanes. ¿Qué hacer con España?
    Yo creo que no asustaba a nadie Franquito. Es posible que se hubiese colocado a Juan de Borbón y se hubiese instalado una monarquía a la griega o una republiquilla dictatorial a la portuguesa. ¿Por qué? Muy sencillo: austaba que España tuviese una democracia que tuviese un partido Comunista hegemónico como en Grecia o Italia. Es posible que, como en el caso griego se hubiese dado una nueva guerra civil para cargarse a los "comunistas peligrosos" para ese incio de la Guerra Fría. No tendría todas conmigo de que hubiésemos seguido felizmente el camino italiano. Digamos un tipo intermedio entre el modelo dictatorial luso-heleno, pero sin el "pecado original hitleriano" y el modelo de república parlamentaria a la italiana.
    La postguerra algo más suave que la sufrida desde 1940-1960 y con entrada en la OTAN y la EFTA (la alternativa económica al Mercado Común de 1957) como Grecia y Portugal. Hoy estaríamos en la UE y con la misma calificación de PIGS o "cerdos" con la prima de riesgo amenzante.
    Una teoría más y desconocida que, fui viendo tras estudiar el caso griego desde 1945. O el portugués.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Mejor que no entráramos, mejor. Además, ¿para qué demonios íbamos a entrar destrozados como estábamos, después de nuestra guerra? A Hitler le hubiera resultado pan comido entrar a "visitarnos",pero, con la lealtad franquista, tenía suficiente. No iba a gastar armamento, tiempo y hombres para nada. Y eso que, según las versiones que nos han llegado de la época, Franco se mostró frío y a la altura de Hitler. Parece ser que le dió en las narices al pedirle algunas colonias francesas en África para entrar. ¿Será verdad?
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Franco hubiese caído y la dictadura con él. A veces he pensado que a pesar de la sangría que hubiese significado para los pueblos de España, la entrada en la guerra y estar en el bando de los vencidos hubiese restablecido la República, aunque no popular, claro, o así quiero pensarlo.

    ResponderEliminar
  11. Es un ejercicio interesante ;) A mí lo que de verdad me hubiera gustado es que el coche-salón se incendiase con ambos dentro. Lástima de intérpretes, sí, pero...

    Un abrazo, Cayetano

    ResponderEliminar
  12. Sin el trigo y el petróleo americanos, los españoles lo iban a pasar muy mal. Si al hambre añadimos alguna gran derrota militar (por ejemplo, unos cientos de miles de españoles muertos en Stalingrado, como les pasó a los rumanos), el régimen de Franco quedaría muy tocado. Bastaría un desembarco aliado en Portugal o Marruecos para que cayese como cayó Mussolini después de los desembarcos en Sicilia. No creo que hiciese falta una invasión de España ni que estallase una nueva guerra civil.
    Y Franco sería el primero del Eje en caer. El cierre del estrecho de Gibraltar aliviaría la situación italiana en África del norte y Mussolini ganaría tiempo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. En realidad, lo hizo más o menos en la sombra. El nazismo hitleriano y el fascismo español se llevaban bien desde los primeros pasos políticos del malogrado José Antonio Primo de Rivera.

    Menos mal que la División Azul hispánica se dio de bruces contra la heroica y antifascista Unión Soviética, la Unión que realmente fue la gran y auténtica vencedora de la Segunda Gran Guerra.

    Mil besitos envío desde España hasta Argentina.

    ResponderEliminar
  14. Hola Cayetano:

    Definitivamente la dictadura no hubiese durado tanto. Quizás España también fuese república ahora...Y es posible que Portugal tuviese más territorio.

    Me llama la atención eso de la invasión en Andalucía.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Y si no hubiera nacido D. Pelayo...???

    Un buen artículo que no comparto ;-))

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. ¡Quita, quita! ¡Virgencita déjame como estoy!

    ResponderEliminar
  17. Muy interesante el relato ¿Es tuyo? te ha salido muy bien.
    Como argentino no soy un gran conocedor de historia española, pero por lo que conozco calculo que una entrada formal de España en la guerra hubiese sido muy difícil, luego de la guerra civil estaba muy desahuciada.
    Quizás, ya bien entrada la guerra hubiese sido otra cosa, pero no estoy muy seguro de que pudiese aportar demasiado al conflicto. Sin dudas las cosas hubiesen cambiado, calculo yo algún desembarco en España, y algunas batallas, tanto en tierra como en el aire.
    Pero, como ya dije, no se demasiado sobre el tema así que espero no haberle errado demasiado, ;).
    Un Saludo
    Uriel

    ResponderEliminar
  18. Javier: Hitler pretendia que España entrara en guerra sin nada a cambio, como mucho Gibraltar. España no era imprescindible, pero no estaba mal como zona de paso hacia África y el control del estecho para fastidiar a los ingleses.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Retablo: yo opto por la primera solución. Ahora que España habría quedado destrozada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Paco: yo también creo que al menos nos habríamos librado de tu tocayo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Juan, muy interesante tu aportación a este ejercicio de ucronía histórica. Lo único seguro es que nos habríamos librado de Paquito y de que España habría quedado destrozada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Carmen: mi opinión es que Franco en realidad no quería entrar y pidió lo imposible a Hitler para que este le dijera que no. Así lavaba su cara frente a los más radicales, como los falangistas, que sí querían entrar en la guerra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Dissortat: eso creo yo también. La dictadura habría caído, sin duda alguna.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Alma: creo que uno de los problemas de la entrevista fue precisamente el de los intérpretes, sobre todo el de Franco. Lo de incendiarse el vagón...Jejeje. Esto da para otro ejercicio de ucronía: ¿qué hubiera pasado si el vagón- salón se hubiera quemado accidentalmente con estos señores dentro?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Nonsei: comparto contigo la idea de que el régimen de Franco habría sucumbido fácilmente. Nuestra historia habría sido otra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. G.G.: lo de la "no beligerancia" española era un participar sin participación oficial. Franco no habría estado al frente de la nación española durante 40 años si España se hubiera metido directamente en el lío.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Manuel: quién sabe si república o monarquía, pero Paco no habría estado mucho tiempo como Jefe de Estado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Senovilla: no sé realmente lo que no compartes, si la entrevista de Hendaya (que hay opiniones sobre ella de todos los colores)o el ejercicio de ucronía histórica, algo que utilizo en las clases porque hace que el alumno se esfuerce en documentarse y se implique en un tema concreto, incentivando su motivación y potenciando su capacidad crítica. "¿Qué hubiera pasado si...?" para mí es un ejercicio a nivel de aula mucho más motivador que, por ejemplo, aprenderse de memoria la lista de los reyes godos. Estrategias de un docente que intenta que a sus alumnos les guste la historia. A veces hasta lo consigo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Francisco Espada: hombre, si a mí me hubieran quitado a tu tocayo Paco sin que los españoles hubieran sufrido mucho más de lo que lo hicieron...pues no estaría mal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Uriel: sí, el relato de historia- ficción es mío. Yo también creo que el desembarco aliado se hubiera producido en Andalucía (España).
    Gracias por tu aportación.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Para Europa apenas hubiera significado diferencia alguna, puesto que el resultado de la contienda hubiera sido el mismo. España, un país tan mermado y destrozado tras una guerra civil, poco hubiera podido aportar. Ahora bien, aunque para Europa no hubiera supuesto diferencia, para España sí, porque hubiera significado la caída de Franco también. Para España la historia sí que hubiera sido muy diferente.

    Feliz fin de semana, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  32. Madame: eso creo yo. La historia de Europa sería la misma, la de España no.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Pero no olvide usted, Cayetano, y tenemos la experiencia de Japón e incluso de la RFA, que, como decía Brecht, el fascismo no es más que el capitalismo sin máscara.

    Las potencias "democráticas" (con USA a la cabeza) y el nazifascismo no tardaron en demostrar quién era el enemigo que "merecía" ser liquidado: el comunismo/socialismo. Si no, créame, no hubiera existido un Dia-D en 1944. Los imperialistas sólo quisieron salvar entonces los muebles, para que las clases obreras de Europa occidental no cayeran bajo la "malvada" influencia soviética. Repito: URSS liberó, salvó, a Europa de las garras fascistas. Es evidente.

    Sobran pruebas documentales que acreditan estos extremos. Franco era y fue útil a los yanquis y sus aliados en su lucha contra cualquier conato marxista en una nada desdeñable zona estratégica eurooccidental.

    Mil besitos de nuevo.

    ResponderEliminar
  34. G.Ganadora: O como se dice en algún manual de teoría política, el Fascismo es el capitalismo organizado totalitariamente. Cuando acabó la guerra mundial, el bloque capitaneado por los EEUU vio evidentemente que el enemigo no era gente como Franco, sino el comunismo, su gran rival en la "guerra fría" que ahora se iniciaba.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Estaba convencido de haber publicado un comentario. En fín, lo que escribí o pensé escribir es que probablemente aún nos habría ido peor. Dos guerras seguidas hubiera sido algo insoportable…, y trágico, sobre todo si hubieramos sido frente sur de la guerra, en lugar de Italia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Es más, es que los golpistas fascistas españoles contaron con suministros (combustible, sobre todo) desde el principio de la mal llamada guerra civil.

    El poder político y financiero norteamericano se alineó sin escrúpulos con los conspiradores ibéricos contrarios al Frente Popular.

    Otra cosa fueron las sinceras simpatías de buena parte del pueblo estadunidense hacia la causa republicana.

    Gracias, Cayetano, por responder siempre a mis comentarios.

    ResponderEliminar
  37. DLT: a veces, el duende que anda por la blogosfera nos hace jugarretas de este tipo y peores. Comparto contigo plenamente que España habría sufrido lo inenarrable, algo así como los rusos. con guerras, revoluciones... algo horrible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. G. G.: los golpistas siempre contaron con mejores medios y mejor ayuda que los republicanos.
    No tienes que agradecer nada. Es cuestión de educación contestar a los amables comentarios que los blogueros hacéis.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Juego que intenté hace tiempo con mis alumnos de 4º de ESO, con temas un poco más sencillos, pero no consiguieron ahondar. De todas formas, estos ejercicios de empatía son interesantes para trabajar en el aula.

    Me has recordado a una novela que andaba en casa de mis padres, que narra lo que hubiera pasado si la guerra la hubiera ganado la República...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Negrevernis: es un tipo de ejercicio que requiere madurez, tener las ideas claras y cierta capacidad crítica y de análisis. A veces nos cuesta encontrar el tipo de alumnos adecuado para este juego.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Creo que no hubieran cambiado mucho las cosas. al fin y al cabo, Alemania es uña y carne de sus rivales en la guerra mientras que a los amigos los ha ido dejando aparte poco a poco.
    Besos

    ResponderEliminar
  42. Arantza: es lo que tiene ser un pais de segunda fila en cuanto a protagonismo mundial. La posguerra habría sido terrible.

    ResponderEliminar
  43. Le deseo que pase una muy feliz Navidad en compañía de los suyos y que el año que viene podamos seguir todos aprendiendo gracias a usted y su blog.

    "La Navidad no es un momento ni una estación, sino un estado de la mente. Valorar la paz y la generosidad y tener merced es comprender el verdadero significado de Navidad" (Calvin Coolidge)

    Como siempre su entrada fabulosa. Reciba un fuerte abrazo :-))

    Pedro de Mingo (España Eterna)

    ResponderEliminar
  44. ¡Ay Cayetano, cúnto se aprende en tu blog!
    Un abrazo y feliz Navidad desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  45. Pedro de Mingo: mis más sinceros deseos de que estos días navideños sean, si no los mejores, al menos estupendos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  46. Rosario: no sé si alguien aprenderá algo, pero yo al menos me lo paso la mar de bien. Jejeje.
    felices fiestas y un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. Está bueno este relato de historia - ficción.

    Creo q´Hitler menospreciaba a Franco.
    Asusta ver las imágenes de los dos.
    Podrías escribir otro relato de ficción:"Y si se hubiese incendiado el vagón.....?"
    Felicidades para estas fechas y lo mejor para el 2012!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  48. Carmela: o si se hubieran casado. Jejeje.
    Se echan de menos tus entradas.
    Felices fiestas también para ti.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. Yo estoy pensando en una cosa, ¿Si alemania no hubiera perdido la primera guerra mundial, hitler nunca subió al poder y debido a eso no sucederia la segunda guerra mundial o si hubiera pasado pero con otros motivos estratégicos y un poco más tarde, por ejemplo a los años 50? (llegue un poco tarde (6 años) pero bueno)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde, Carlos.
      Muy interesante eso que aportas. Sin la humillación alemana tras la derrota de la primera y el Tratado de Versalles, un tipo como Hitler no habría llegado al poder.
      Un saludo.

      Eliminar