jueves, 9 de junio de 2011

Olivenza y los "asuntos" de Godoy

Iglesia de la Magdalena

Siglos después de la ocupación árabe, bajo la órbita de la Taifa de Badajoz, Olivenza fue reconquistada por Alfonso IX de León. Luego, en 1297, estas tierras pasarían a ser posesión del rey Don Dinís de Portugal. De esta época data el alcázar y la torre del homenaje. Con Felipe II pasó a ser de nuevo propiedad española, más tarde pasó de nuevo a manos de Portugal. En 1801 volvió a ser de España: Portugal perdió definitivamente Olivenza en la Guerra de las Naranjas.
Era la época de Carlos IV y su ministro Godoy. Época de Napoleón y su expansión por Europa. En este contexto se produce el apoyo de Portugal a Inglaterra en su conflicto con Francia. En esta guerra, llamada así porque Godoy obsequió con un ramo de naranjas portuguesas a Maria Luisa de Parma (lo que dio lugar a comentarios diversos sobre las relaciones entre el Príncipe de la Paz y la reina), España tomó Olivenza, Castillo de Vide y Portalegre. Tras la victoria española se firmó el Tratado de Badajoz, reconociendo ambas partes el río Guadiana como frontera natural. España devolvió todo menos Olivenza.
Volviendo a Godoy, a María Luisa de Parma y las habladurías, una coplilla popular decía así:

Mi puesto de Almirante
me lo dio Luisa Tonante,
Ajipedobes la doy
Considerad donde estoy.
(...) Tengo con ella un enredo,
soy yo más que Mazarredo.
(...) Y siendo yo el que gobierna,
todo va por la entrepierna.

Aclaraciones:

Tonante: que truena.
Mazarredo: un gran personaje de la Armada Española.
Ajipedobes: léase la palabra al revés.



Puerta de Alconchel


Puerta por la que se accede a la Plaza de Santa María del Castillo


Iglesia de Santa María del Castillo


Alcázar con Torre del Homenaje


En portugués y en castellano


Idem


Regresando a Olivenza, decir que en esta localidad se hablaba portugués hasta hace poco. Hoy es difícil encontrar gente que lo hable. De momento, el Estado luso no reclama nada, aunque en su día lo hizo presionado por grupos minoritarios que en su país reivindican dicho territorio. La gente que habita la localidad es de trato agradable. No sé si se debe al carácter natural de los pacenses o al mestizaje inevitable que se dio en su día con nuestros vecinos portugueses.

(Fotos propias)

36 comentarios:

  1. La copla popular nos muestra la sabiduría del pueblo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Godoy, vaya personaje histórico,¿habrá algun Godoy dando vueltas en los gobiernos del mundo ? seguramente, nosotros tuvimos una copia de Rasputin,pero Godoy no recuerdo

    ResponderEliminar
  3. Deduzco, amigo Cayetano, que has estado ahí en Olivenza hace poco en plan turístico. Me gustaría ir un día a hacer lo mismo que tú. ¿Qué patrimonio hay para ver allí? Sé que la iglesia por dentro es bárbara, una belleza del gótico, presumo que "manuelino".
    Mª Luisa, Godoy y Carlos IV: un triángulo amoroso al que se podía unir Pepita Tudó. Dejamos de lado a la mujer legítima del "Choricero" la condesa de Chinchón, pobre.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Yo no creo que por este pueblo lleguemos a la II Guerra de las Naranjas, la cosa debe ir por los intercambios culturales y sociales... En cuanto a Godoy apañados hemos estado con todos los Generalísimos que en España han sido

    ResponderEliminar
  5. Hermoso lugar en el que los dos países han dejado su huella. Tengo entendido que sus habitantes no estarían nada conformes con pasar a ser lusos. Se encuentran bien con la actual situación. Supongo que prueba de ello es que apenas nadie hable portugués. A mí me parecería hasta difícil de conseguir no hablarlo, viviendo allí.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Senovilla: hay mucha sabiduría en esas coplas populares (también mala uva).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Nando: Godoy era el que mandaba, no el rey. Hoy los que mandan son los mercados, el FMI, y no los presidentes de los gobiernos legítimos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Carmen: no llegué a ver la iglesia por dentro. La ciudad es bonita para pasear, con sus murallas, su torre del homenaje, sus arcos... Luego, para comer, es mejor acercarse hasta la vecina Elvas, en Portugal, preguntar por el restaurante "El Cristo" y ponerte por poco dinero hasta las cejas de marisco y bacalao "dourada" con un tinto muy bueno de la casa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. José Luis: eso creo yo, que los vecinos tienen otra guerra muy distinta declarada por los mercados y los ajustes económicos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Madame: la gente de por allí está a gusto con la situación actual, total Portugal está a un paso para hacer compras, comer... como le comento a Carmen.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Los amores de Godoy y la reina María Luisa de Parma son mu notorios, pero no conocía la coplilla que reproduces de cuyo texto destaco el palabro: sebodepija; perdón, ajipedobes.

    ResponderEliminar
  12. Hola Cayetano, en efecto, Olivenza es un lugar apacible. Cuando estuve destinado en la provincia de Badajoz, íbamos mun¡chos findes a Elvas a cenar y luego de marchita a la capital pacense. Cuando me internaba por Portugal: Lisboa, Vilaviçousa, Marvao, Estremoz o Évora, algunos días paraba en Olivenza. La ciudad es muy interesante, tiene esos edificios manuelinos con su decoración marinera, o esa plaza rectangular con su pavimento tan de estilo lusitano. Me acuerdo como, hacia 1981, un militar portugués propuso un ataque sorpresa y, para cuando llegase la respuesta española, apelar a la OTAN. Ni que decir tiene que, en aqullos tiempos no éramos de la Alianza Atlántica aún.
    ¡Aquella Guerra de las Naranjas, preludio de la Guerra de la Independencia! Creo que por designio del Tratado de Viena de 1815, España tenía que devolver Olivenza. Pero parece que nos hicimos los Longuis. Por el Tratado de Utrecht de 1714, los lusos tenían que devolvernos Puebla de Sanabria y también se hicieron los Longuis. Pero no por nmucho tiempo, pues en 1720 la devolvieron.
    Saludos colega.

    ResponderEliminar
  13. Juan: el Tratado de Viena siempre tan contradictorio en sus resoluciones, porque no le dolieron prendas para mandar a los 100 Mil Hijos de San Luis a auxiliar al felón.
    Tú que eres de buen yantar, habrás leído la recomendación que le hice a Carmen sobre comer en Elvas. Marvao también es una maravilla con esa muralla musulmana y ese pedazo de castillo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Francisco: reconozco que la coplilla es políticamente incorrecta y un pelín cochina, pero tiene bastante razón. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Jajaja, me costó la palabra al revés, lo leí y me dije, no podían ser así de brutos y luego...jo, claro que podían y más, me recordaron aquellas del mingo revulgo de "fodes al rey y a la reina"...al pueblo siempre le sobró ingenio y despecho de ahí sólo puede derivar mala leche :D

    Gracias Cayetano :)

    ResponderEliminar
  16. Alma: un poco bestia sí que es la coplilla, pero justa para un pueblo que las pasaba canutas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Estare en portugal en vacaciones.

    Con el post de alma y este me están dando ganas de adelantar las mismas

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
  18. Manuel: buena tierra aquella y si te gusta el bacalao estás de suerte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Pasé cerca de Olivenza, pero no pude visitarla y mira que tenía ganas. En fin, la próxima vez, espero que sea posible. Creo que vale la pena. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. No la conozco, Cayetano, y eso que mi suegra es de la provincia de Badajoz y he estado cerca varias veces. Me ha gustado mucho la copla popular. Me acuerdo cuando explicaba hace años la guerra de las naranjas con Godoy. Las fotografías han incentivado mis ganas de conocerla. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  21. Desdelaterraza: todo se andará. Hay más días que longanizas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Paco: tú la tienes cerquita. A un paso de Sevilla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Es una gozada leer tus escritos. Unas veces recuerdo y todas aprendo.
    A ver si el mes que viene (vacaciones) tengo la oportunidad de pasar por los lugares que muestras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Por cierto, se me olvidaba, en efecto el bacalau dourado lo deglutía en O Cristo, que estaba lleno de pacenses los viernes y sábados. Allá tomaba la zapateira, el llamado buey de mar de Galicia. A los españoles nos chamaban "os carpinteiros", porque si aquí usamos una especie de tenazas para romper los caparazones de los crustáceos, allá daban un trozo de madera y un martillito para esa peladura. Imagino sería gracioso ver a cientos de vecinos espanhoes dando martillazos, a modo de carpinteiros o de jueces dando la sesión por "levantada", jajajaja. También había otros dos: Cimarrao y don Quixote. Hablo de 1992. Ha mucho ya de ello. Por cierto, decir que en Olivenza había la típica pastelería de pueblo que vendía el dulce típico: la "técula mécula", muy empalagosa por cierto y que me recordaba a la tarta de San Marcos o a la de Santiago.
    Saludos de nuevo.

    ResponderEliminar
  25. Es que Carlos IV fue un poco tonto (como opinaba su padre Carlos III), calzonados y, como tú dices, cornudo.
    Lo tenía todo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Arantza: seguro que te gustarán esos lugares.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Juan: es verdad eso de la maza y la madera. Allí había españoles dándole como posesos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Javier: creo que Goya supo retratarle tal y como era de simplón y calzonazos en "La familia de Carlos IV".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Olivenza constituye el último territorio peninsular en incorporarse a España y completar las fronteras de nuestro actual estado. Fuente de fricciones con el vecino luso, Olivenza pasó definitivamente a POrtugal (tras cambiar varias veces de mano) con el Tratado de Lisboa de 1668 que reconocía formalmente la independencia lusa y que transcribí integramente en mi blog en esta entrada: http://reinadodecarlosii.blogspot.com/2010/07/apendice-ii-de-la-guerra-de-portugal-el.html

    Curiosamente por ese mismo tratado Ceuta quedó unida definitivamente a España.

    Tengo curiosidad por visitar Olivenza así que te agradezco las fotos, desconocía que tras 200 años de españolidad consolidada aún alguien supiese portugués aunque por lo que leo en internet sólo pervive entre personas nacidas más allá de los años '40...uno de esos curiosos extremos que conforman nuestro paós, como Llivia (remanente del Tratado de los Pirineos de 1659) o las plazas e islotes norteafrocanos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de que no se hable portugués en Olivenza es totalmente falso. casi todo el mundo al menos lo entiene y muchos lo chapurrean, ademas en las aldeas que la rodean se mantiene el llamando portugués oliventino. También hay decir que tras el decreto portugués por el cual los oliventinos que acrediten su estirpe lusa pueden optar a la nacionalidad portuguesa, ya son centenas de oliventinos que se han adherido a la doble nacionalidad. Un saludo

      Eliminar
    2. Veo, Andrés, que conoces muy bien la realidad de aquella localidad y el tema de la doble nacionalidad de muchos. Eso explicaría los letreros escritos tanto en castellano como en portugués.
      Un saludo.

      Eliminar
  30. Conozco OLivenza y me encantó. La Historia de esa localidad es muy curiosa. El arte manuelino adorna sus portadas.
    Tu entrada interesante como siempre.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  31. Carolvs: gracias por tus oportunas matizaciones. En efecto, se trata de un bonito lugar que no hay que dejar de visitar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Rosa: como digo siempre, una de las cosas más interesantes de esta vida es viajar y conocer nuevos lugares y sus gentes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Es la tercera vez que intento poner un comentario. Interesante entrada sobre Olivenza y sus avateres históricos. Las fotos son muy buenas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  34. Antorelo: no sé si tienes el internet explorer. Parece que está dando problemas. O a lo mejor es cosa de blogger.
    Las fotos las hice con una cámara de esas de 120 euros, pero el fotógrafo ponía mucho interés. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar