miércoles, 1 de junio de 2011

Hermano Lobo y el final del franquismo.



HERMANO LOBO

“Semanario de humor dentro de lo que cabe.”
Esta revista fue la sucesora natural de La Codorniz. Fundada en 1972 por el humorista Chumy Chúmez. Sus dibujantes principales fueron Perich, Forges, OPS (El Roto), Gila y Summers y como colaboradores literarios se encontraban Francisco Umbral, Manuel Vicent y Manuel Vázquez Montalbán.
Testigo de los últimos años del franquismo y los primeros meses de la transición, se hizo famosa entre los jóvenes de entonces por sus famosas “Preguntas al lobo”. “¿Para cuándo la democracia en España?” “¿Para cuándo el final de la censura?” “¿Para cuándo la amnistía?” Y siempre con la invariable respuesta del lobo “Para el año que viene si Dios quiere”.


El momento histórico en el que surgió la revista fue un momento crítico del final del franquismo. Tras una modesta apertura en los años anteriores, el régimen se replegó, cerró filas y, como el espíritu intransigente que derivó del Concilio de Trento, experimentó una involución volviéndose más integrista, más represor y más “franquista”, como en los viejos tiempos. Era la época de las últimas ejecuciones de Franco, la época del proceso 1001 contra los dirigentes de Comisiones Obreras, la época en que se recrudeció la lucha estudiantil contra el sistema. Ni que decir tiene que el semanario tuvo problemas con la censura, se cerró algún número y hubo expedientes sancionadores. Con el fin de la dictadura la revista dejó de tener sentido y finalizó su andadura el 6 de junio de 1976.


“Fue una fulgurante irrupción. Hermano Lobo, sin aviso previo, sin campaña de lanzamiento, sin miramientos, hasta con descaro, invadió los quioscos españoles. Sus ejemplares aparecieron súbitamente como briosos pasquines que arrollaron revistas del corazón, semanarios, fascículos y toda clase de etcéteras de papel. Desde su morada hornacina en la portada, el hierático torero de Ops ofició como atrayente e inquietante enigma para que, al divisarlo, cuantos pasaban por allí se precipitaran al inmediato puesto de periódicos y, seducidos, sin pensarlo más, arrebataran los ejemplares de aquella revista de título tan extraño como inesperado. Y tan oportuno. Cuando, sedientos de humor, fueron descubriendo el sorprendente contenido de sus páginas, no solo se habían convertido ya en sus fieles lectores, sino en entusiastas prosélitos que utilizaron el directo boca-oreja para expandir la buena nueva.” (1)



Un semanario irreverente, ácido, crítico con el poder, sin abandonar nunca el humor corrosivo de grueso calibre. Los jóvenes, en nuestra lógica rebeldía adolescente, nos sentíamos identificados con esos dibujantes y esos articulistas que exhibían una mentalidad educadamente irrespetuosa hacia un sistema caduco impuesto a la fuerza y asumíamos como parte de nuestro lenguaje cotidiano muchas de la expresiones de los chistes de Forges o de los “Casettes Mc Macarra”.

El número 213 fue el último. Franco había muerto hacía más de seis meses. En la portada, Chumy Chúmez dibujó una playa donde un personaje le dice al otro «Hay veranos que duran cuarenta años» y el otro le responde: «O más».

(1) http://www.hermanolobodigital.com/

38 comentarios:

  1. Me encontré en el quiosco con el primer número; me atrajo y lo compré: desde entonces no dejé de leerlo hasta el final. Entonces Forges era muy jovencito, como tú, como yo. Ahora, cuando lo veo en la tele, me parece que no ha perdido la chispa de la juventud, pero lo veo mayor. Yo no sé cómo me verán los otros; cuando me miro al espejo es sólo para afeitarme y no quiero ver mucho más.
    Gracias por traer a la memoria estas páginas inolvidables.

    ResponderEliminar
  2. Francisco: los que te conocieron de más joven seguro que recuerdan en ti aquel que fuiste. Creo que siempre conservamos algo del ayer, en gestos, en gustos, en opiniones... Aunque yo tampoco quiero pasar por el espejo y preguntarme ¿y ese señor quién es? Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Pavadita de colaboradores, el genial Vazquez Montalban ni mas ni menos y ¿Gila?¿ cual ,el del que se ponga? Gtan comico que vivio un tiempo en estos pagos

    ResponderEliminar
  4. Conozco perfectamente estas publicaciones, y recuerdo leerlas años después de la muerte del dictador. Las colaboraciones, grandiosas, y los dibujantes, de lujo, hicieron ver los últimos años del franquismo, como algo innovador, y casi sin tapujos.
    Un abrazo¡¡

    ResponderEliminar
  5. Nando: eran buenos, cada uno en lo suyo. Gila era el que dices, el del teléfono, el que se tuvo que ir de España por republicano, luego ya lo dejaron venir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Javier: tiempos aquellos de esperanzas en un cambio necesario. El franquismo no podía sobrevivir a la muerte del dictador.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Otra que me perdí por poco tiempo, andaba por los 14 años cuando la cerraron.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Yo recuerdo la revista, aunque tenía muy pocos años. Ahí dibujaba Ops que resultaba muy inquietante. La viñeta de Gila era un reflejo muy certero de la España negra.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Geniales humoristas los que salieron de aquella epoca. Y es que más vale encarar las cosas con humor. Falta hacía entonces.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Hermano Lobo...que recuerdos...aunque yo era un chaval, todos los que caían en mis manos los engullia en un santiamén.

    Mitica aquella portada en que se veía un toro en un coliseo, bajo el toro un pequeño charco...y de titular, "corrida de toros".

    Creo que la secuestraron, no estoy seguro.
    Casí todas sus portadas eran de primera, he incitaban a su compra.

    Saludos don Cayetano.

    ResponderEliminar
  11. Éste semanario sí que no me suena. ¿Será por la edad? jjeje.Lo que llama la atención es que desapareció con la muerte de Franco (o casi). Claro, ya no había dictador enano que protagonizase las viñetas, jejej

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Una vez, de estudiante, fuimos a alquilar un piso para el curso. El candidato a casero era "mayor"(osea, tendría la edad que tengo yo ahora,más o menos) y parecía un tipo de esos que se iba a pasar el año dándonos problemas y quejándose por todo...Mi perceción sobre él cambió radicalmente cuando bajamos a los trasteros a dejar las maletas y otras cosas y encontramos allí un montón de cajas de cartón con la colección casi completa de Hermano Lobo y casi todo lo publicado por el Jueves hasta un año antes (sería más o menos por 1994)que él había cambiado de casa...Me lo pasé bomba aquel año...la verdad es que creo que EL Jueves ha decaído muchísimo pero igual mantener el nivel no es tan sencillo. El Roto era magia pura, Forges siemrpe ha sido para mí el más grande maestro del humo gráfico...y jo, Vázquez Montalbán, cuánto se le echa en falta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Un excelente plantel de humoristas aquellos. Inteligentes e ingeniosos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. También yo compré el aquél primer número. Ja,ja, y me miro al espejo todavía y digo algo así como..... qué chulo "las arrugas son cosas que salen solas, ¿le pasará también a otras cosillas más? Beso.

    ResponderEliminar
  15. Pues qué quieres que te diga... Aunque la revista dejara de tener sentido cuando llegó la democracia, el lema "Semanario de humor dentro de lo que cabe" sigue totalmente vigente.

    ResponderEliminar
  16. Seguimos con el humor en los tiempos de la posguerra, donde había que hilar muy muy fino, para que la censura no te tumbase cualquier crítica. Y esta revista lo consiguió, al igual que la Codorniz. Tú lo has dicho, humor crítico y áspero, pero real y certero. Hacía falta. Saludos, Cayetano.

    ResponderEliminar
  17. Hola Cayetano:

    Una publicación que tenía su vida justamente en el cambio que se acercaba y que los franquistas lo percibían, por eso involucionaron.

    Será posible encontrar números por ahí?

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Yo era una niña todavía pero he oído hablar también de esta publicación. sin ir más lejos en febrero de este año estuve en Valencia con un colaborador de la citada revista; ahora en un periódico de materia económica.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. La codorniz, Hermano Lobo y, hoy en día, el Jueves son revistas que dan bocanadas de aire fresco dentro del orden establecido (antes una dictadura y ahora lo políticamente correcto).
    Herederos de la ironía propia del más grande, Quevedo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Eduardo: qué suerte, catorce añitos. Yo recién acababa la mili. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Retablo...: "inquietante", esa era la palabra que define mejor ese humor tan negro y corrosivo de OPS.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Madame: Este pueblo nuestro, cuando las pasa canutas, mejores chistes hace. Será que "el hambre agudiza el ingenio."
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Lorenzo: humor con retranca. No sé si llegaron a secuestrar lo del toro y su corrida de idem.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Carmen: es que algunos teníais la suerte de ser muuuuuuuuy jovencitos/as, incluso no habíais nacido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Alma: un cajón del tesoro. ¡Qué gozada!
    El Jueves ya no es lo que era. Lógico. El tiempo no perdona.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Desde la terraza: tú los has dicho, "inteligentes" e "ingeniosos", una combinación rematadamente buena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Emejota: hay que decir eso de "la arruga es bella". Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. La Fuensanta y el Antón: y si no que se lo digan al de El Jueves y sus dibujos sobre Felipe y Letizia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Paco: era un humor necesario en aquellos tiempos oscuros, un soplo de aire fresco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Manuel: seguro que sí. Acércate a la Cuesta Moyano o a librerías de viejo. A ver qué encuentras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Arantza: un humorista reconvertido en tío serio. No me lo puedo creer. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Javier: y en medio de ellas, El Papus, la que le pusieron los ultras una bomba.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  33. Seguimos con esta interesantísima serie de entradas dedicadas a las revistas de humor crítico con la dictadura. Mi opinión es que quizás "Hermano Lobo" fue la que tenía un carácter más intelectual de todas las que has citado hasta el momento. Fueron quizás los años más difíciles de España en los últimos tiempos. La radicalización del franquismo para defenderse en sus años finales y el inicio de la transición, de aquella dura transición que tanta sangre costó. Los colaboradores eran de 10: Francisco Umbral, Manuel Vicent y Manuel Vázquez Montalbán, al igual que los dibujantes...¿era esta la primera incursión de Forges en esto de las viñetas? creo que ya lo has contado alguna vez pero no me acuerdo...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Carolvs: gracias por lo de "interesantíma serie". Sí, el amigo Forges ya había hecho varias incursiones en este mundillo, por ejemplo en la Codorniz.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Mucho he aprendido en tu blog, y espero aprender mucho más, si puedo...

    Un abrazo, Cayetano, por tus siempre ingenisos comentarios.

    Oculto en la Torre Oculta

    ResponderEliminar
  36. Dissortat: todos aprendemos de todos. Gracias por tus amables palabras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Por los chistes que se leen la publicación era irreverente.Sin dudas.

    "Hay veranos que duran cuarenta años"...- "O más..."
    Está muy bueno.Puntual y sagaz .Tiene chispa .

    Quería comentar ( y no podía entrar)que en librerías de la city porteña están todas las obras de Preston ( lo citásteis en un post como muy recomendable ).No sé si será casualidad o se deberá a la movida del 15M.
    Bueno: ya tenemos los libros.Ahora necesitamos tiempo para leerlos.
    Este espacio genera , con las recomendaciones, inquietudes de aprendizaje.Qué duda cabe!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Carmela: Preston está considerado como uno de los mejores historiadores actuales. A veces dice cosas que no gustan a nadie.
    Un saludo.

    ResponderEliminar