jueves, 10 de febrero de 2011

Frases célebres

Prat de la Riba


Josep Plá
, un escritor catalán, decía:

"El nacionalisme es com un pet, només li agrada a qui se'l tira."
Es decir:
"El nacionalismo es como un pedo, sólo le agrada al que se lo tira."
Pero no todos pensaban como él:
"Son grandes, totales, irreductibles las diferencias que separan Castilla y Catalunya, Catalunya y Galicia, Andalucía y Vasconia.”
"La tierra catalana es la patria catalana; todas las generaciones la han constituido. De modo que cada nación ha de tener un Estado, pero Cataluña tiene además una misión imperialista cuyo marco son los pueblos ibéricos desde Lisboa hasta el Ródano".
"La «castellanización» de Cataluña sólo es «una costra sobrepuesta, una costra que se cuartea y salta, dejando salir intacta, inmaculada, la piedra indestructible de la raza»".
"Los pueblos bárbaros han de ser sometidos de buen grado o a la fuerza. Las potencias cultas tienen el deber de expansionarse sobre las poblaciones retrasadas.”
Enric Prat de la Riba, político catalán (1870- 1917)

50 comentarios:

  1. Sólo decir que el nacionalismo catalán es una falacia como la copa de un pino, se basa todo en mitos reinventados durante el s XIX por catetos como Enric Prat de la Riba y en el XX por gente sin calificativos como Rovira. Decía Tarradellas, un hombre inteligente y con valores no como los doa anteriores: "mi más enérgica protesta ante la política de provocación que Cataluña inició el mismo día de la toma de posesión del presidente Pujol que todavía continúa, debido por una parte a la política de intimidación engañosa que se hace desde la Generalitat y por otra, abusando de la buena fe de los que hay que reconocer que están tendenciosamente informados".

    Estoy desarrollando una teoría (por otra parte no muy novedos,a pero poco estudiada) que el nacionalismo catalán es una consecuencia directa de la Guerra de Sucesión y de la implantación de la Nueva Planta y el exilio austracista catalán a Viena y otros ex-territorios hispánicos...aunque algunos tratan de remontar el catalanismo a épocas inmemoriales la única verdad es que esa animadversión Castilla-CataluÑa hace a partir de 1715 (aunque ya existía desde la secesión de 1640-1652)...El nacionalismo catalán hace siempre referencia a sus mitos de ese período (1702-1714): el archiduque Carlos, Jorge de Hesse-Darmstadt, Isabel Cristina de Brunswick, Carrasclet, los sitios de Barcelona de 1705-1706-1714, Casanova (que acabó jurando fidelidad a la Corona y murió feliz en la Barcelona borbónica)...mi campo de estudio se está basando últimamente en este tema así como en la diferente gestión que de las revueltas catalanas hicieron Felipe IV (1652) y Felipe V (1714). El primero aplicó el perdón y consiguió meter de nuevo en el redal de la fidelidad al Rey a los catalanes, el segundo aplicó el castigo y no hizo sino desarrollar ese nacionalismo catalán que resistió gracias a los intelectuales austracistas (tanto exiliados como supuestamente reconvertidos) y a los ataques de miqueletes asentados en los Pirineos...para conocer esta intelectualidad es interesante conocer la obra pro-foral (que no independentistas) de Juan Amor de Soria, Castellví, Vilana Perlás, Feliù de la Peña, etc...otra verdad es que la burguesía catalana tras la firma del Tratado de Viena de 1725 acabó aceptando y colaborando con la política borbónica.

    Autores que han tratado el tema: para mi la mejor Virginia León Sanz, luego hay autores catalanes buenos pero que pecan de excesiva parcialidad pro-catalana perdiendo el norte en muchas ocasiones como Albareda, Torras i Riba, etc

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. El nacionalismo es como pedir mitad de cuarto cuando se tiene derecho a un kilo.

    ResponderEliminar
  3. Me apunto a la frase de Josep Pla. Ahora bien, eso es aplicable tanto al nacionalismo catalán, como al español.

    ResponderEliminar
  4. Sí! ¡Cataluña y el País Vasco, el País Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación! ¡El fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí! ¡Viva España

    Oouuuuccchhh

    ResponderEliminar
  5. El bizkaino es digno, a veces con exceso, y si cae en la indigencia, es capaz de dejarse morir de hambre antes de pedir limosna (preguntádselo a las Conferencias de San Vicente de Paúl); el español es bajo hasta el colmo, y aunque se encuentre sano, prefiere vivir a cuenta del prójimo antes que trabajar (contad, si podéis, los millares de mendigos de profesión que hay en España y sumadlos con los que anualmente nos envía a Euskeria).


    OOOUUUUCCHHHHH
    Sabino Arana y Goiri
    Joder con los proto fachos

    ResponderEliminar
  6. Lograremos exterminar los indios? Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa calaña no son más que unos indios asquerosos a quienes mandarí­a colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así­ son todos. Incapaces de progreso. Su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado”.

    (“El Progreso”, 27 de septiembre de 1844)

    Domingo F Sarmiento, presidente Argentino,gran escritor ,considerado con justicia el principal impulsor de la educacion en el pais.

    ResponderEliminar
  7. Carolvs: interesante comentario el tuyo. Yo siempre he pensado que los nacionalismos periféricos de nuestra península se exacerbaron con la industrialización del siglo XIX. El verse distintos económicamente, con más posibilidades, agudizó el sentimiento de ser diferentes también en lo político.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Francisco: hay quienes lo ven al revés. Pedir más de lo que se tiene derecho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Manuel: totalmente de acuerdo contigo. No me gusta ningún tipo de nacionalismo. Abomino de los patriotas que no ven más allá de sus narices. Me da igual que sean de aquí o de allí. Tus cuadros, por ejemplo, son universales, donde lo importante son las gentes, los edificios y los juegos de espejos, no el lugar concreto, que es secundario.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Nando: como bien muestras en tus ejemplos hay nacionalismos de todas las ideologías y colores. Me quedo con ninguno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Pienso que al ser el lugar de nacimiento algo en lo que ninguno de nosotros intervenimos no debería ser un motivo de separación con los demás y mucho menos de orgullo puesto que no es mérito nuestro...Ahora bien, si el nacionalismo es ese sentimiento de amor por la lengua, las tradiciones o la cultura de uno pues yo también soy nacionalista :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Todos los fanatismos son malos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Almalaire: no podría estar más de acuerdo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Kassiopea: todos. Ninguno se salva.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Creo que después de lo dicho por Carolus poco más se puede decir, jejej. Cada uno defiende el territorio en que nace o quizás no, porque hay gente a quien le ocurre todo lo contrario: defiende todas y ninguna al mismo tiempo. Esto últmo suele ocurrir a las personas que ven mundo y que se quitan el peso de los nacionalismos, que no son más que eso: un pesado fardo.

    ResponderEliminar
  16. Entre la gente sencilla seguro que existen, mejores personas que entre las cultas...
    Un abrazo fuerte desde mi Librillo

    ResponderEliminar
  17. Ahora un comentario en serio fuera de los desafueros de los autores de las frases antecitadas, al catalan no lo conocia ,si a Sabino Arana y Goiri que tiene calle en mi ciudad y todo, puesta por los vascos que abundaron en ella.
    Bien ,al comentario
    Yo como viejo izquierdista diferencio entre los nacionalismos de los paises centrales y los de los paises perifericos
    Los nacionalismos que se desarrollaron en el mundo colonial durante el siglo 20 es absolutamente entendible en el marco del desarrollo normal de una nacion oprimida por un mundo imperial en decadencia .
    Africa, Asia y paises de America Latina desarrollaron nacionalismo laicos y objetivamente democraticos.Nasser,Gandhi y Nehru, Patrice Lumunba, de alguna manera Mandela ,Sukarno y otros lideres confluyen en un amplio movimiento que puede calificarse como modernista y por supuesto popular.
    Ho Chi Minh puede incluirse en esa ola nacional digamos
    Igualmente en mi America,Perón,Getulio Vargas
    y Lazaro Cardenas expresan a su vez un nacionalismo democratico muy claro.
    Ahora bien ,especificamente en España por encima de declamados izquierdismos ,a mi juicio claro está,los nacionalismos vasco y catalan expresan un nacionalismo de paises ricos, una suerte de separarse de la" España pobre "
    Desde ese punto de vista, los nacionalismos españoles tienen mas puntos en comun con los
    separatismos de la Legga del Nord italiana,clara y desembozadamente neofascista o los movimientos valones que con otra cosa
    Puede que me equivoque y no tenga elementos de jucios muy valederos.

    ResponderEliminar
  18. Esta opinión es propia de quien vive mirándose el ombligo, pero que no se preocupen que tiene cura... sólo hay que viajar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Carmen: tú opinas como yo que el nacionalismo se cura viajando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Carmen: la gente sencilla tiene otros problemas que sentirse diferente a los demás. Lo que pasa es que es fácilmente influenciable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Nando: tenemos el mismo punto de vista sobre el tema. No es lo mismo el nacionalismo de lugares pobres oprimidos y explotados por las metrópolis en época colonial (caso de la India o de Argelia) que el nacionalismo de regiones ricas que no quieren saber nada de las pobres.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Javier: lo malo de los integristas es que no quieren viajar, porque fuera de casa no son nadie.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Hola Cayetano:
    Nunca me han gustado los nacionalismos. ni light y duro.

    Traen problemas de divisiones en cuanto a creerse mejor una zona que la otra.

    Un país se construye en su conjunto. No solo como una parte que me beneficie...

    En fin Cayetano me meto en Camisas de once varas

    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Lo peor del nacionalismo es su afán imperialista, excluyente para quienes no comulgan con sus ideas, que nada tiene que ver con un patriotismo bien entendido de defensa por lo propio. Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Cayetano, siento discernir y no entiendo porque se dicen tantas barbaridades. Soy catalán y siempre que he tenido oportunidad, me enorgullecido también de hablar en castellno. Ya dije una vez en tu blog que el objetivo de cualquier nacionalismo es dejarlo de ser. Veo que nadie quiere oír, solo se abaten de una manera salvaje sobre todo lo que no sea una idea de España centralista, que solo desea aplastar a la gente de la península que no habla en castellano. Dicen que el nacionalismo catalán surgió como una excentricidad de los ricos catalanes. Por supuesto, y la gente del campo, de los pueblos, incluso de las ciudades, supongo que hablaban en catalán por capricho, para putear a la gente que hablaba en castellano. Un poquito más de información sobre el terreno, por favor. Si aquí la gente de mas alto poder adqusitivo era la que hablaba en castellano "porque hacia más fino". Y me sabe mal volverlo a repetir, pero antes de Felipe V, el rey tenia de jurar las constituciones del principado de Cataluña, no porque se le tuviera que chichar para que se moviera fuera de Madrid, sino porque Cataluña era otro reino independiente de Castilla, como lo eran Flandes, los principados alemanes, Portugal, etc. Por supuesto Prat de la Riba no tenia razón con alguna de las frases que has puesto arriba, como tampoco tienen razón toda la gente que sigue odiando a los catalanes porque hablan otra lengua, que saben que son una nación. Te dejo todo un listado de gente muy conocida que ha lanzado insultos y falacias contra Cataluña,desde Quevedo a Alfonso Usia:

    http://entendercatalunya.tripod.com/catalanofobia.html

    No se si tu me puedas dar opinión sobre el enlace, Cayetano. Es igual, seguiremos siendo el asno que recibe los bastonazos...

    ResponderEliminar
  26. Como sigamos así, habrá hasta un nacionalismo madrileño. La incultura y el propio ombligo, que están de moda, alimentados por el sistema (des)educativo que tenemos (no sea que les dé por pensar).

    Totalmente de acuerdo con Javier. Alguno es que no ha salido todavía de la cueva...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. El nacionalismo es demoledor, destruye la unidad, y recuerdo aquello de que la unidad hace la fuerza.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. No voy a hacer un pedazo de reflexión sobre el nacionalismo, como ha hecho nuestro amigo Carolus. Me quedo con la frase de Pla, que no conocía y me ha hecho gracia, es sonora, es expresiva. Sólo añado otra, que ya recogiste en una entrada sobre Sabino Arana:

    "El nacionalismo es una enfermedad que se cura viajando" (Pio Baroja)

    Y añado una frase de Sabina, que en este contexto puede quedar bien:

    "El mundo es más ancho que tus caderas" (J. Sabina).

    Feliz fin de semana, Cayetano.

    ResponderEliminar
  29. Manuel: a mí me pasa lo mismo. No me gusta ninguno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Desdelaterraza: ese debe ser el nacionalismo expansionista, un producto típico de finales del XIX y principios del XX. Las guerras de esa época se deben a esa mentalidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Nahim: yo me limito a poner lo que otros dijeron en su día. Por la boca muere el pez. Cuando hablas de "barbaridades" me imagino que te refieres a las que pronunciaron personas como Sabino Arana o Prat de la Riba (o en el otro sentido, el españolista facha, gente como José Antonio Primo de Rivera) A mí personalmente, y ya lo he dicho más de una vez, no me gusta ningun tipo de nacionalismo, ni el expansionista ni el separatista, y menos en un mundo globalizado donde se tiende a eliminar barreras. Por eso no entiendo que personas bilingües se hagan poner traductores para que les digan las cosas en catalán y cosas así. No obstante respeto otras opiniones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Negrevernis: que no te quepa duda de que también existe ese nacionalismo, si no madrileño sí españolista, y tampoco me gusta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Icue: nacionalismo independentista y unidad en la diversidad se llevan mal. Gracias por tu comentario.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Paco: es que el señor Sabina ya sabes que no tiene más religión que un cuerpo de mujer (de otra canción).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. ´problemático melón el que has abierto Cayetano... yo siempre he visto a los nacionalismos, a todos los nacionalismos, como la fusión de un complejo de inferioridad mal disimulado junto con un poso de xenofóbia.

    ResponderEliminar
  36. José Luis: excepto en casos muy concretos, nacionalismo y xenofobia suelen ir de la mano. Solo hay que leer las propias palabras de algunos de sus promotores.

    ResponderEliminar
  37. Qué sensato era Pla. Y no le perdonan su libertad de criterio, su sentido del humor y su gran estilo. El sí que viajó y leyó como pocos. El Cuaderno Gris es un libro imprescindible.

    (Creo que es mi primer comentario en su excelente blog, en cualquier caso, saludos cordiales.)

    ResponderEliminar
  38. Si, Cayetano, pero el actual no creas que difiere tanto de aquellos. Piensa en las pretensiones de los actuales y verás cuánto se parecen. Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Retablo de la Visa Antigua: lo que nunca se debe perder es el sentido del humor.
    Bienvenido a esta tu casa.

    ResponderEliminar
  40. Desdelaterraza: ahora es más difícil encontrar a gente que diga que su pueblo es de raza superior... Aunque algunos lo piensen.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  41. Aquí estoy, en un rinconcito, aprendiendo a ver si consigo recordar. Entiendo poco tan solo siento lo práctico y óptimo para cualquier sociedad, los motivos emocionales resultan una puñetera venda muchas veces y ademas convierte a esas personas en manipulables. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Emejota: las emociones deben dejarse para el plano personal. Cuando se mezclan con la política sobreviene la bomba.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  43. No están mal los pensamientos de Enric Prat de la Riba, Cayetano, primero se independizan y luego se vuelven imperialistas conquistándonos otra vez, desde lo mismo a lo mesmo, solo un pero lo del Barça iba ya a ser insoportable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  44. José Eduardo: un nacionalismo muy expansivo y conquistador el de aquellos tiempos. Lo que no sé es si ya existía el Barça. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  45. Creo que no vale la pena comentar las frases dichas por ese escritor...
    Por mi parte me da exactamente igual que Cataluña se independice si así lo quieren los catalanes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  46. Alejandro: por la boca muere el pez. A veces es mejor dejar que las barbaridades las digan los propios protagonistas de la historia. Creo que no hace falta interpretar ni añadir nada. Por mi parte, añadir que si hay un cambio de fronteras dentro del estado, todos tenemos algo que decir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  47. He entrado con retraso a tu blog, espero que otra vez no me pase. He leído las entradas anteriores. ¿Hay alguna forma de caber cuándo pones una entrada nueva?
    No me gustan los nacionalismos, muchos derivan hacia posturas intolerantes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  48. Antorelo: salvo honrosas excepciones,los nacionalismos tienden a ser excluyentes.
    Yo, para saber si hay entrada nueva de alguien, miro la lista de blogs amigos o la lista de lectura del escritorio.
    Todo depende de cómo organices tu espacio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  49. Interesante desarrollo del tema con el amplio aporte de los comentaristas.
    Se me ocurre que detrás del" nacionalismo" no existe una ideología sustentable, percibo un "vacío" .Y el vacío genera confusión .De la confusión es fácil saltar a la intolerancia y a la exclusión social.
    Según mi forma de ver es peligroso.

    "Amo demasiado a mi país para ser nacionalista"
    -Albert Camus-
    Esta frase de Camus resume mi forma de pensar.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  50. Y lo decía Camús, un "extranjero" universal.
    Carmela: del nacionalismo a otras barbaridades sólo hay un paso. Algunos afortunadamente no lo dan, pero la historia está llena de los ejemplos contrarios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar