jueves, 25 de noviembre de 2010

La libertad

Imagen en Wikipedia

"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida."

Miguel de Cervantes Saavedra


41 comentarios:

  1. Gran frase y gran principio vital el que nos traes hoy...

    ResponderEliminar
  2. Grande el Quijote y grandísimo Cervantes, ojalá y hubiese muchos Alonsos Quijano en esta época turbulenta que nos ha tocado vivir...!! Viva la libertad y vivan los locos soñadores!!! Abrazos ,-)

    ResponderEliminar
  3. 1 de abril de 1965

    Queridos viejos:

    Otra vez siento bajo mis talones el costillar de Rocinante, vuelvo al camino con mi adarga al brazo...

    Imagino que sabes Cayetano quien es el firmante de esa carta
    En el mismo orden te cuento que tuve un profesor de historia que nos decía:lean el Quijote,todo los que nos importa como seres humanos está alli y algo más.
    Gran verdad

    ResponderEliminar
  4. Si alguien entendía de libertad era ese Quijote que hoy nos trae, monsieur.

    Feliz jueves

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. La libertad como concepto está muy bien, lástima que sólo sea eso, un concepto, una descripción, una utopía...
    Libertad, como aquél que juntó las letras para escribir justicia... y otros tantos palabros más que se quedan dispersos en el aire.

    ResponderEliminar
  6. José Luis: gran frase. Sólo que la libertad es una cosa distinta para cada uno. Y si no que se lo digan a los neoliberales.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Carzum: necesitamos muchos Quijotes para combatir esos gigantes del hambre y de la injusticia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Nando: tu profesor era un sabio. Y siempre hay nuevos románticos, como el Che, que eligen una vida dura y de sacrificio para luchar por un ideal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. La Dame Masquée: don Quijote era un rebelde de su tiempo, un soñador, un romántico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Anjana: bienvenido al blog. Es cierto que a veces sólo es una palabra bonita, al alcance de unos pocos que pueden hacer lo que les salga de las narices sin rendir cuentas a nadie.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Cayetano. Excelente mensaje. Solo agregar:
    La libertad no se pregona, se vive!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Gracias a ti, Lenny.
    Libertad, qué gran palabra para el preso. Carcelero: tú nunca podrás gozarla.
    Decían los del grupo Jarcha.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Antes que libertad, me quedo con la Honra, pues..
    ¿Quien no tiene alguna atadura en su vida?
    Sin embargo la honradez y otras muchas palabras me gustan mucho más.
    Cayetano, gracias por tus visitas a mi blog, siempre les pones el toque de humor y me haces reir.
    te diré que en la clase, tengo un par de hadas que se cuelan sin permiso y vienen cargadas de escobas llenas de pelusa dando coscorrones...
    Pero los niños que se lo creen todo, la inocencia, recobran la formalidad y el SILENCIO y la CALMA vuelven a la clase .
    Un abrazo desde mi librillo.

    ResponderEliminar
  14. Así entiendo que los hombres de entonces retaran por mucho menos a cualquiera que le ofendiera o pusiera punto a su honra. En cuanto a la libertad las cosas no estuvieron tan claras hasta la Revolución Francesa o la Independencia de EEUU, más bien.

    Un visionario don Miguel.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Sí que es verdad que el Quijote sabía de libertad; su espíritu era libre y así sale al mundanal mundo para merendárselo. Pero la enseñanza moral de Cervantes es grande: sólo por la libertad se debe vivir. Muy buena idea tuya es la de dejarnos grandes y célebres frases. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  16. Intemporal Cervantes.
    De ese libro salen muchos tesoros como este.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Rosario: no tienen por qué ser incompatibles. La libertad, la honradez, la humanidad, la tolerancia, la bondad... no tienen por qué ser términos contradictorios. Depende del uso que demos a cada cosa.
    Saludos a tus duendes.

    ResponderEliminar
  18. En efecto, Carmen, un visionario don Miguel. Ahora que habría que plantear de qué libertad hablamos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Paco: todos amamos la libertad. Sólo que algunos entienden el concepto a través de la "ley del embudo". Lo ancho para mí y lo estrecho para los demás.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. José Eduardo: un libro para llevarse uno a una isla desierta. Todo un compendio de sabiduría y humanidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Que maravilla, Cayetano. El otro día le oí a Andrés Trapiello que los jóvenes españoles no leían el Quijote porque estaba escrito en una lengua que ya no era la suya y que por eso era un libro mucho más leído en países de habla no hispana. Trapiello insistía en la necesidad de "traducir" el Quijote a la lengua actual. A mi me pareció una burrada pero igual tiene razón porque tal vez así, fragmentos como el que tu has colgado hoy le llegasen a más gente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Almalaire: si lo que queremos es hacer lectores, no debemos ahuyentar a los potenciales. Cuando yo era niño había una versión reducida, con un lenguaje más asequible para los chicos. No creo que fuera descabellado. También había libros ilustrados en plan cómic. Tiempo habrá de leer la versión para adultos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Don Quijote es uno de mis más amados héroes. Por su boca habla el buen Miguel de Cervantes y nos dice también que un hombre no es más que otro si no hace más que otro, porque cada cual es hijo de sus obras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Rosa: gran verdad. Cada cual es hijo de sus obras. Por eso, Cervantes, aunque autor y padre de la criatura, es hijo de su obra; es decir, es conocido gracias a don Quijote y no al revés.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Hola Cayetano:

    Gran mensaje.
    Por la libertad mal entendida, se ha matado, humillado, usurpado.....negociado y mantenido dictaduras (es una contradicción pero ocurre).

    Pero como dice el quijote, es el más preciado tesoro que nos ha dado el cielo

    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Libertad, que palabra tan sencilla, pero cuanto a costado a los hombres conseguirla, si es que la hemos logrado alguna vez, al menos la libertad individual, de pensamiento, de acción...al final todos estamos atados por el qué dirás y la sociedad...y que gran libro: EL QUIJOTE!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Sí Cayetano, qué fácil es no pensar en ella hasta que se pierde, sea en el ámbito que sea.
    y hablando del Quijote recibi en un correo hace poco un enlace a un Don Quijote de la Mancha editado por la Biblioteca Nacional que es una gozada. No sé si la direccion que he puesto se puede enlazar directamente, sino es así se puede copiar e ir. Vale la pena. Un saludo.

    http://quijote.bne.es/libro.html

    ResponderEliminar
  28. "Pueden quitarnos la vida pero jamás nos quitarán... ¡la libertad!"

    Vale, es de una peli pero me gusta esa frase.

    Por otro lado, cuánta razón tenía Cervantes, es nuestro bien más preciado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Una frase mayúscula de nuestro gran Cervantes.
    Es verdad.
    Por las libertad y la dignidad se puede y se " debe" aventurar la vida.
    No cabe duda.
    Sin libertad la vida pierde todo sentido.
    Es el don impagable que engrandece a la humanidad.
    Lindísimo !

    ResponderEliminar
  30. "Todos los hombres nacen iguales en libertad,dignidad y derechos."-Fray Bartolomé de las Casas.

    Para adjuntar a la frase de Cervantes.

    ResponderEliminar
  31. Manuel: ya veo que has reemplazado tu retrato habitual por otro más nobiliario y acorde con tu marquesado.
    Libertad es en efecto una palabra muy ambigua. Depende para qué y quién ejerza ese derecho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Eso es, Carolvs, la libertad tiene su límite en la sociedad que la genera o la permite, cuando colisiona con la libertad de los demás.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Negrevernis: todo hay que aprenderlo, incluso el ejercer con cabeza la libertad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Desde la terraza: ya conocía el enlace. Una maravilla. La libertad, como la salud, sólo se valora cuando se pierde.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Kassiopea: esa frase me suena a la peli "Braveheart". Lo peor del film es el actor protagonista, un tipo un poco rarete.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Carmela: la lucha por la libertad individual o de todo un pueblo, una de las cosas más hermosas de la historia. Un sueño a veces.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  37. Qué grande era Cervantes.

    A nosotras nos gusta otra definición de libertad, la de Jalil Gibrán:


    Y un orador dijo: “Háblanos de la Libertad.”

    Y él respondió:

    “A las puertas de la ciudad y a la lumbre de vuestro hogar yo os he visto de rodillas adorando vuestra propia libertad.
    Así como los esclavos se humillan ante un tirano y lo alaban mientras é los martiriza.
    Sí,en el jardín del templo y a la sombra de la ciudadela he visto a los más libres de vosotros llevar su libertad como un yugo, como un dogal.
    Y mi corazón sangró en mi pecho porque sólo podéis ser libres cuando el deseo de perseguir la libertad no sea un arnés para vosotros y cuando dejéis de hablar de la libertad como una meta y una realización.
    Seréis, en verdad, libres, no cuando vuestros días estén libres de cuidado ni vuestras noches de necesidad y pena.
    Lo seréis cuando esas cosas acosen por todas partes vuestra vida y desnudos y sin ataduras consigáis sobreponeros a ellas.
    Mas ¿cómo os elevaréis más allá de vuestros días y vuestras noches a menos que rompáis las cadenas que, en el amanecer de vuestro entendimiento, atasteis alrededor de vuestro mediodía?
    En verdad, eso que llamáis libertad es la más fuerte de esas cadenas, a pesar de que sus eslabones brillen al sol y deslumbren vuestros ojos.

    Y, ¿qué sino fragmentos de vuestro propio yo desecharéis para poder ser libres?
    Si es una ley injusta la que deseáis abolir, debéis saber que esa ley fue escrita con vuestra propia mano sobre vuestra propia frente.
    No podéis borrarla quemando vuestros códigos ni lavando la frente de vuestros jueces, aunque vaciéis todo un mar sobre ella.
    Y, si es un tirano a quien queréis destronar, cuida para que el trono que le habéis eregido en vuestro interior sea tambien destruido.
    Porque, ¿cómo puede un tirano someter al libre y al altivo, si en su propia libertad no hay tiranía, ni vergüenza en su propio orgullo?
    Y si es una pena lo que queréis desechar, esa pena fue escogida por vosotros más que impuesta a vosotros.
    Y si es un miedo el que queréis disipar, la sede de ese miedo está en vuestro corazón y no en la mano del ser temido.
    En verdad, todas las cosas se mueven en vosotros como luces y sombras apareadas: las cosas que deseáis y las cosas que teméis; las cosas que rechazáis y las que amáis, las cosas que perseguís y las que evitáis.
    Y, cuando la sombra se desvanece y no existe más, la luz que queda se convierte en sombra de otra luz.
    Y, así, vuestra libertad, cuando pierde sus cadenas, se convierte ella misma en cadena de una libertad mayor."

    ResponderEliminar
  38. La libertad puede convertirse en una nueva cadena. Muy sabias palabras. Recuerdo aquellos versos de Cernuda que decían: "Libertad no conozco sino la de estar preso en alguien." Las ataduras del amor, ya se sabe.
    Muy buen comentario, amigas de Nuestro Garito, da para otra entrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Aquí llego yo,sólo quiero decir:
    ¡¡¡ LIBERTAD !!!
    Hermosa palabra,querido profesor de entradas libres llenas de sabiduría.
    A mi ya me ha dejado la lumbalgia,luego soy un poco más libre....de movimiento.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  40. Cabopá: me alegra saber que estás mejor. Ya sabes que no hay mal que cien años dure. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar