jueves, 29 de abril de 2010

Políticos de malos modales.

Cuando los políticos dejan aparcada a un lado la buena educación y se comportan como hinchas de fútbol, ocurren cosas como éstas.
Un penoso ejemplo para los ciudadanos por parte de aquéllos que se supone que deben dar ejemplo de buenas maneras.
Al Parlamento se debe ir a dialogar, a contrastar opiniones, no a convertirlo en un ring de boxeo.
Lamentable.






24 comentarios:

  1. Y lo peor es que a estas gentuzas se les pague con los impuestos del pueblo, de ese pueblo al que representan y por el que deberìan comportarse de una manera ejemplar, como el ejemplo de democracia que en teorìa deberìan ser...nuestros polìticos son una verguenza pero al menos no se zurran, algo es algo, el que no se conforma es porque no quiere, en Italia en cambio, tenemos a un Berlusconi que "se va de putas" con los dineros del contribuyente, se hace mansiones, grandes fiestas, he incluso se ha hecho construir un volcàn artificial en Cerdena...en fin..

    Un saludo Cayetano.

    ResponderEliminar
  2. En efecto, Carolus, lo menos que se puede esperar de los políticos a los que pagamos religiosamente con nuestros impuestos es que tengan buenos modales. Lo de Berlusconi, el gran amo de los medios, no tiene nombre. Miedo me da de un pueblo que mantiene estos tipejos en el poder.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Yo lo que no comprendo son los signos de arrogancia, obvio los comportamientos violentos, que estos, ya tendrían que ser sinónimo de un fulminante despido de la carrera política. ¿Porque los políticos de lo primero que se olvidan es servir a los ciudadanos?¿Es necesario olvidar esa premisa para pelearse con sus contrarios políticos? Pero lo que me da más asco es la exibición pornográfica de la metas conseguidas por los políticos. ¿De donde sacan tanto lujo, tanto lamé dorado? Pues del sudor de todos los ciudadanos. Quizás vaya siendo hora que se revise el comportamiento de la gente escogida por la ciudadanía y se supriman los malos usos. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Los políticos, independientemente del signo que sean, no deben olvidar nunca que son servidores públicos, gestores que todos pagamos, no señores a los que les ha tocado la lotería. Deben comportarse con corrección.
    Saludos, Nahim.

    ResponderEliminar
  5. Horrible lo de esta semana en el Parlamento de Ucrania. Son representantes del pueblo, por tanto, el pueblo debe ser así, no? Dicen que vale un botón como muestra. Prefiero salir en todas las televisiones y periódicos del mundo por la risa de los parlamentarios, como lo que ocurrión en el parlamento andaluz hace unos quince años aproximadamente, ¿ os acordáis?.

    ResponderEliminar
  6. Y también ocurrió algo en la Asamblea de Madrid, no estoy muy seguro de que fuera allí, cuando alguien dijo que los "bomberos estaban bien dotados". Le entró una risa contagiosa que no la podía evitar. Aquello estuvo bien.
    Un saludo, Paco.

    ResponderEliminar
  7. Comparto la Idea de Paco Hidalgo en que para muestra un botón.
    Esto demuestra que los políticos son más que nadie, porque se van a las manos a la mínima, pero si debiesen ser primeros en dar ejemplo de civismo, que no solo significa ir a votarles.
    Y quien (o que organismo) le pide cuentas? Los destrozos lo pagan de su sueldo o de los impuestos de todos?....

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. De su sueldo no creo, Manuel.
    De todas formas, es justo reconocer que otros muchos dan buen ejemplo. Es un colectivo donde, como en otras profesiones, hay de todo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Y luego dicen con son nuestros representantes... Pues yo no quiero ser representada por semejante panda de salvajes, luchadores de boxeo, corruptos y garrulos, como son la mayoría. Esto es una vergüenza. Pero, ¿qué hacemos si el sistema democrático es, por ahora, el mejor que existe?

    Un besito

    ResponderEliminar
  10. El sistema menos malo, que decía Churchill.
    Habrá que aguantarse y procurar no votar a los chulos, que luego pasa lo que pasa.
    Un saludo, Carmen.

    ResponderEliminar
  11. Bueno,son cositas que dan verguenza ajena.
    Pero lo triste ,lo peligroso digamos
    es aquella imagen de un fantasmon de bigotes pistola en mano gritando TODOS AL SUELO
    prefiero un poco de circo

    ResponderEliminar
  12. Bochornoso. Menudo ejemplo dan.
    Pero usted cree que esto es normal?
    Si esa gente tuviera una pistola en las manos en ese momento, a ver si no serían todos como el fantasmon de bigotes que dice monsieur Nando! Lo unico que los diferencia es que afortunadamente ellos no tienen una. Y ojala no la tengan nunca!

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Sí, Nando, digamos que en todo hay grados. Lo del señor Tejero ya era excesivo. Como tú dices: mejor el circo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Conformémonos con que la cosa quede en "collejas" y bofetones.
    Saludos, madame.

    ResponderEliminar
  15. Se pelean, llegan tarde, encuentran restos de droga en los lavabos, se les pilla viendo porno en sus ordenadores mientras la sesión plenaria se celebra.....

    ¡España va bien, Don Cayetano!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  16. Afortunadamente no son todos así, aunque la fama ya la tienen...
    Un saludo, Pablo.

    ResponderEliminar
  17. Cayetano, llevas toda la razón. Deberían dar ejemplo de educación, diálogo y tolerancia, y lo que nos encontramos es bochorno e indignante, y encima pagado por nosotros.... No se si algún dia la política dará un giro, y se la tomarán más en serio...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Son lamentables,grotescos y chulos.No se merece ningún pueblo ejemplares como estos.¡Qué verguenza!
    Besicos.

    ResponderEliminar
  19. Horrorosa, no hay palabras, esto de la política no tiene remedio, qué poquitos se salvan...
    Un abrazo desde mi librillo.

    ResponderEliminar
  20. Nikkita, pagamos los sueldos, los malos modos, la chulería... Indignante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Tal vez, Cabopá, es culpa nuestra. Se dice que cada uno tiene los gobernantes que se merece.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Rosario, yo quiero pensar que sólo es una minoría la que da mal ejemplo. Eso espero.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Es vergonzoso.
    Y los protagonistas de esos indecentes espectáculos, unos sinvergüenzas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  24. Menudo ejemplo para los ciudadanos. ¡Uf!
    Saludos, Enrique.

    ResponderEliminar