martes, 14 de abril de 2015

Va de aniversarios

Franklin Delano Roosevelt


Hoy, 14 de abril se cumplen años de la proclamación en España de la Segunda República (1931). 

También un día como este de 1912 se hundía en medio del Atlántico el Titánic. Era su viaje inaugural. Para algunos, la tragedia era una metáfora premonitoria del hundimiento de Europa en aquellos tiempos anteriores al estallido de la Primera Guerra Mundial. 

Y también, otro 14 de abril es la fecha de la famosa carta que el presidente norteamericano Roosevelt envió en 1939 a Hitler y a Mussolini, con el objetivo de frenar una guerra; aunque lo que hizo con ella fue enfadar más a los destinatarios, porque prácticamente los acusaba de agresores. 

“En una ocasión anterior me he dirigido a Usted en aras del apaciguamiento político, económico, y de los problemas sociales usando medios pacíficos y sin recurrir a las armas. Pero la marea de los acontecimientos parece haber vuelto a la amenaza de las armas. Si continúan esas amenazas, parece inevitable que gran parte del mundo participe en la ruina común. (…) 
¿Está dispuesto a ofrecer garantías de que sus fuerzas armadas no atacarán o invadirán el territorio o posesiones de las siguientes naciones independientes?” 

Y a continuación citaba una larga lista de países. 

Con la carta, supuestamente apaciguadora, el presidente norteamericano, prácticamente sentaba a los destinatarios en el banquillo de los acusados, lo que constituyó toda una provocación. 
La respuesta no se hizo esperar. 
Hitler calificó al autor de la misiva de imaginativo, mentiroso y loco: 
“Y yo aquí solemnemente declaro que todas las afirmaciones, las cuales han circulado libremente, acerca de un ataque o invasión alemana en territorio americano, francamente son fraudes y mentiras. Aparte, el hecho de que tales afirmaciones sean ciertas como posibilidades militares, solo podrían ser producto de la más enferma imaginación.”

31 comentarios:

  1. Remontándonos a épocas más pretéritas, también fue el día en que Abraham Lincoln fue asesinado. Ese día Alfonso XII tomó "las de Villadiego" :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Si es que hay que tener en cuenta la idiosincrasia del destinatario. Lo normal lo hizo Roosevelt: la proyección de si mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor haberse ahorrado el sello de la carta.
      Un saludo, Emejota.

      Eliminar
  3. También en el año 2012, en España, el rey Juan Carlos I sufrió una fractura de cadera durante una cacería de elefantes a la que había sido invitado en Botsuana. Teniendo en cuanta que los que desean la III República celebran tal día como hoy, el Rey saliente no pudo ser más oportuno con su accidente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario me ha hecho sonreir.

      Un saludo

      Eliminar
    2. Mira tú por dónde. Oportuno como pocos.
      Un saludo, Carlos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Igualmente, Dissortat. Que no nos falte nunca.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Rooselvet se equivocó en donde invadiría Alemania, pero es posible que solo lo tomara como metáfora...Ya sabemos como le fue a Europa desde el 1ero de septiembre de 1939...

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bastante inoportuna la carta, vista desde hoy.
      Un saludo, Manuel.

      Eliminar
  6. Si el objetivo de Rooselvet con su famosa carta era evitar un enfrentamiento bélico ,esta claro que no lo consiguió. Que Hitler calificara de "loco" a alguien no dejaba de ser una ironía.
    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son dos cosas muy llamativas: una carta apaciguadora que no lo fue y un loco que ve dementes a los demás.
      Un saludo, Ambar.

      Eliminar
  7. Lo que está claro es que Hitler nunca vio a Roosvelt o a Norteamérica como un posible adversario bélico en la guerra que planeaba. Ese error de cálculo desbarató definitivamente su planificación del Reich de los mil años.

    Aunque es difícil creer que un demente opere con cálculos realistas. El almirante Canaris, supo inmediatamente que la guerra estaba irremisiblemente perdida en 1.941, en cuanto USA entró en el conflicto.

    Me quedo con la efeméride de la República Española, de lo que pudo ser y no fué.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hitler erró sus cálculos y varias veces. Con el planteamiento de la "guerra relámpago" quiso evitar la guerra de desgaste que se saldó con la derrota alemana en la anterior guerra. Al final, fue de desgaste, muy a su pesar. Y perdió.
      Un saludo, Rodericus.

      Eliminar
  8. Así que la más enferma imaginación. Hay que ver. Él mismo decía eso, y ahora ya sabemos quién la tenía.
    Una fecha de acontecimientos contundentes. No sabía que estábamos de aniversario también con lo del Titanic.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los locos piensan que los que están mal de la azotea son los demás.
      Un saludo, madame, y feliz tarde igualmente.

      Eliminar
  9. ¡Vaya con el catorce de abril! Un día decisivo para la Historia a raíz de tan importantes acontecimientos.
    Un abrazo, Cayetano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Importantes y tremendos por su enorme trascendencia.
      Un saludo, Antorelo.

      Eliminar
  10. Vaya carta de apaciguador de Roosevelt, era todo menos un pacificador...

    Por otro lado lo de la segunda república, no se si estuvo condenada desde un inicio, pero lo que más sobrevive en España es una monarquía, no somos capaces de ser buenos administradores y que peor caos tuviésemos al estilo griego.

    Lo del Titanic fue un desastre mayúsculo, nadie pensaba en que hundiría tan rápido, el insumergible término sumergido en medio del atlántico en su viaje inaugural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del Titanic era una premonición de lo que iba a ocurrir en Europa. Y no sé si la República estuvo condenada desde el principio o colaboraron muchos a cargársela. En todo caso la época era muy convulsa y dada a extremismos de todos los colores.
      Un saludo, Philippe.

      Eliminar
  11. Vistas hoy las cartas, qué hipocresía.
    Por un lado no se podía ser más siniestro, el mal en estado puro.
    Pero el otro, que con una mano ejercía la lírica con el monstruo y con la otra hacía caja vendiéndole suministros…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es muy típico de todas las épocas: condenar a los que les vendes suministros o incluso armas.
      Un saludo, Ana María.

      Eliminar
  12. Desde luego no fue muy diplomático, aunque si lo hubiera sido tampoco habría evitado la guerra. Los acontecimientos demostrarían quien fueron agresores y quienes agredidos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que todo era un plan preestablecido. La carta no desencadenó nada; pero fue poco adecuada al momento que se vivía.
      Un saludo, Valverde de Lucerna.

      Eliminar
  13. En fin, y un 14 de abril nació Juan Belmonte, célebre matador de toros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los aficionados a los toros debe ser pues una fecha importante.
      Un saludo, Retablo.

      Eliminar
  14. Y también, tal día como ayer de hace setenta años, nacía mi suegra, una mujer con un talento innato para la cocina. No todo van a ser acontecimientos mundiales... La micro-historia también cuenta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un día importante sobre todo si la nuera se lleva bien con la suegra, que parece ser el caso.
      Un saludo, Carmen.

      Eliminar
  15. jejeje me dejaste pensando! yo aqui pensando sobre que escribir sin darme cuenta en todo lo que ha pasdo en un dia como hoy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy es un día especial para mucha gente. Para otros, un día más.
      Un saludo, Gary Rivera.

      Eliminar