viernes, 10 de abril de 2015

El Estatuto de Ana


10 de abril de 1710.
En Gran Bretaña se aprueba la primera ley que protegía los derechos de autor, el primer “copyright”.
En efecto,  la primera vez que se tomó la decisión de salvaguardar la propiedad intelectual de los autores, tuvo lugar en el siglo XVIII, en Inglaterra, concretamente en 1710, y recibió el nombre de “Estatuto de Ana”, por tratarse de una disposición firmada por la reina Ana I de Inglaterra, aprobada previamente por el parlamento británico.
El objetivo era reconocer los derechos de los autores, que pudieran editar su libro donde les viniera en gana. Una manera de proteger las obras, los derechos sobre las mismas por parte de sus creadores  y fomentar la libre producción y la difusión literaria.

“Teniendo en cuenta que, impresores, libreros y otras personas, en los últimos tiempos se han arrogado la libertad de impresión, de reimpresión y publicación, o han hecho que se impriman, reimpriman, y publiquen libros y otros escritos, sin el consentimiento de los autores o propietarios de tales libros y escritos, en perjuicio de estos y, a menudo, llevándolos a la ruina propia y de sus familias: Por lo tanto, para prevenir estas prácticas en el futuro, y para el fomento de los hombres a componer y escribir libros útiles; con la venia de su Majestad, promúlguese este estatuto.”

El Estatuto disponía de un plazo de protección para las obras de 14 años, prorrogables otros 14 años si el autor seguía con vida. También establecía un plazo de protección de 21 años para todas la obras aparecidas con anterioridad a la fecha de aprobación de la ley y contando el plazo a partir de la fecha de aprobación.

38 comentarios:

  1. Muy interesante, desconocía el dato. Ahora creo que son 70 años desde la muerte del autor para que queden "libres" los derechos. De hecho, es posible editar clásicos sin consentimiento alguno, corrígeme si me equivoco.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende del lugar. En Europa son, como señalas, 70 años. En otros lugares puede variar.
      Interesante artículo en
      http://es.wikipedia.org/wiki/Derecho_de_autor
      Un saludo, amigo Félix.

      Eliminar
  2. Eso tenía entendido, sí. Un amigo está constituyendo una Editorial y algo me comentó al respecto. Gracias por el enlace.
    Saludos y feliz finde amigo Cayetano

    ResponderEliminar
  3. Ignoraba lo que nos cuentas. Sin duda fue el comienzo de la protección de los autores. Se ha recorrido un largo camino desde entonces.
    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
  4. Se tardó bastante en hacer una ley de protección de derechos de autor. Y ahora con el asunto de Internet toda ley se nos queda pequeña. Hay mucho que hacer aún.

    Feliz día

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso hay que correr y registrar la propiedad intelectual. Hay mucho "espabilao".
      Un saludo, madame.

      Eliminar
  5. Una ley que se hacía necesaria, desde luego.
    Y luego, 300 años después (año arriba, año abajo) llegó la red de redes para tener que modificar las reglas del juego nuevamente.

    Abrazos, Cayetano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un camino largo que se va haciendo al andar, que decía el poeta.
      Un abrazo, Enrique.

      Eliminar
  6. En Inglaterra tenía que ser. Nunca en España (¡qué cosas me digo!). Lo curioso es que tuvieron que pasar más de doscientos años desde la invención de la imprenta para que los autores vieran salvaguardados sus derechos como tales. Desaguisados como El Quijote de Avellaneda podrían haber tenido otro desenlace.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira lo positivo: nos habríamos perdido parte del memorable prólogo de la segunda parte donde el escritor se defiende del tal Avellaneda.
      Un saludo, Carmen.

      Eliminar
  7. Nunca te irás a la cama sin saber una cosa más. Gracias.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Arantza, por pasar y comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Es altamente recomendable el registrar cualquier cosa que tu mente produzca y pongas a disposición del público: literatura, software, música, etc. No es nada caro, es de fácil trámite y te ahorra disgustos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Procuro hacerlo para evitar disgustos.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Se ve que antes se vivía menos ;) Yo tenía la idea que había sido Dickens, pero parece que fue antes... Un tema muy interesante. Cuando buscas para leer en gutemberg te avisan que según en que país residas, puedes leerlo o no.

    Un saludin :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier tiempo pasado no fue necesariamente mejor.
      Un saludo, Xurxo.

      Eliminar
  10. Una mirada inteligente y precursora la de la reina en aquellos momentos.
    Ahora, de momento, la de los derechos literarios es una batalla perdida. Se pueden descargar las novedades literarias en formato Epub casi inmediatamente en múltiples páginas piratas.

    Malos tiempos para la lírica, y la literatura.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, malos tiempos. Aunque de piratas y corsarios iban ya por aquellos tiempos bien servidos los ingleses.
      Un saludo, Rodericus

      Eliminar
  11. Sabía que eran los ingleses los primeros en proteger la propiedad intelectual, pero pensé que era más cercano en el tiempo (siglo XIX).

    En todo caso, hay mucho "avispado" que se aprovecha del trabajo ajeno, en tiempo globales,

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piratas con barco o sin él siempre hemos tenido por mares y tierras.
      Un saludo, Manuel.

      Eliminar
  12. Me sorprendió la antigüedad de esta ley.
    Gracias por la información.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi tan antigua como Ramsés II. Jejeje.
      Un abrazo, Marga.

      Eliminar
  13. Cayetano...estoy atrasadísima con la lectura de todos los blogs de mis amigos...Preparo mi viaje y la publicación de un Manual ambiental para niños...ya sabes lo que es eso! Pero no quería dejar de enviarte un gran abrazo! Pronto regresaré con más tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, Patzy. Como decimos por aquí: hay más días que longanizas.
      Un abrazo y suerte con ese manual.

      Eliminar
  14. Estos británicos casi siempre por delante...

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque conducen al revés.
      Un saludo, Dissortat.

      Eliminar
  15. Muy interesante

    Yo creía era una protección más reciente como por 1805 con el código napoleónico.

    Pero estaba muy equivocado.

    Gracias por el dato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que se les adelantaron los británicos un poco.
      Un saludo, Philippe.

      Eliminar
  16. Desconocía el dato, y es muy importante que ya entonces y luego se hayan tomado medidas para proteger la propiedad intelectual. Muchos hay que comprenden bien que no se deber robar la propiedad material ajena, y sin embargo son muchos también los que usan como propia, sin escrúpulos parece ser, la obra intelectual de otros. Pero qué voy a contar de esto por estos lares de internet.
    Un saludo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te falta razón. Más de uno hemos sufrido la falta de escrúpulos de los amigos de lo ajeno.
      Un abrazo, DLT.

      Eliminar
  17. Cayetano, gracias por la información. Eres único para estas historias, me alegro.
    Siento no haberte visitado en algún tiempo, pero he estado algo ocupada.
    Intentaré ser más asidua desde ahora y pasaré por tu blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces pasa que no podemos estar en todas partes a la vez.
      Un saludo, Rosario.

      Eliminar
  18. Muy interesante, desconocía este acto. Desde luego es necesario proteger a los autores y por supuesto deben recibir más beneficios por su trabajo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malos tiempos estos también para la protección de la propiedad intelectual con tanto desaprensivo suelto.
      Un saludo, Valverde de Lucerna.

      Eliminar