domingo, 23 de marzo de 2014

Aniversario


23 de marzo de 1933.
El parlamento alemán, el Reichstag, aprobó una medida por la que Hitler consiguió plenos poderes de forma excepcional. La llamada “Ley habilitante”, por la que asumía el control del poder legislativo y convertía su mandato en una dictadura. 
El führer llegó al poder por vía electoral y medida tras medida fue eliminando las bases en las que se sustentaba la democracia alemana:
1.-Disolución de los sindicatos, tras haberlos demonizado convenientemente, y creación del Frente Alemán del Trabajo (sindicato único). 
2.- Control de la información y de los medios de comunicación. Importante papel de la propaganda -a través de su mano derecha Goebbels-, por la que se hacían responsables a judíos, extranjeros y formaciones políticas no afines de todos los males que aquejaban a los alemanes.
3.- Prohibición del derecho de huelga. 
4.- Ilegalización de los partidos políticos (excepto el Partido Nazi). 
5.- Acoso e intimidación a los jueces poco proclives a sus medidas.
6.- Boicot contra los negocios judíos. 
7.-Detención de los líderes sindicales y de los opositores políticos. Dirigentes comunistas y socialdemócratas fueron a parar con sus huesos a los campos de concentración. 


¿Cuál es el límite para un gobernante aunque haya sido elegido? ¿Es legítimo que un gobierno electo pueda incluso destruir los fundamentos del Estado de Derecho? 


56 comentarios:

  1. Hola Cayetano:

    Diría mi abuelo que el poder no cambia las personas, sino saca su verdadera personalidad. Algunos se colocan la máscara de la democracia, ocultado sus verdaderas intenciones.

    En Venezuela tuvimos (y tenemos) alguien así...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. El límite lo suelen poner ellos mismos que son capaces de dominar masas, con terror con desinformación o falsas ideologías. Así fue y así por desgracia en algunos rincones sigue siendo.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, no hay color, ningún punto es asumible. Confundir respaldo popular con este tipo de cosas es muy habitual -en nuestro país tenemos un ejemplo del siglo XXI-. Como aquel cabrón, con perdón, que portaba timorato el feretro de Lenin y que los rusos y la humanidad desean que se pudra en el infierno. Perdón, me caliento y me salgo del tema. No todo es legítimo por el mero hecho de tener el respaldo de las urnas. Otra cosa es que el ciudadano ejerza su derecho al voto y luego lamente las consecuencias... ¿que esperabas? En aquella Alemania había terreno abonado por el ansia de buscar un "salvador", un mesías que recuperara el ruinoso estado del país; aquí, salvando las distancias, ocurrió igual.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Manuel: hay políticos que prometen cosas en campaña y luego hacen todo lo contrario. Eso se llama engaño.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. No quiero caer en el tópico de comparar todo lo que no me gusta con el nazismo, pero... ¡parece que alguien, aquí y ahora, intenta cumplir la mayor parte de estos objetivos!
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Jose Senovilla: el lavado de cerebro funciona de miedo cuando un pueblo entero, como era el alemán, estaba sometido a la humillación internacional y a la penuria. En ese caldo de cultivo resultaba fácil que triunfara el extremismo nazi.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Félix: claro, un pueblo humillado por el Tratado de Versalles y con una crisis tremenda... Eran ingredientes explosivos en aquellos años tan duros.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Buena reflexión y buenas preguntas. Me gustaría tener respuestas.
    Un saludo y buen domingo.

    ResponderEliminar
  9. En los años 90 pasó lo mismo en Argelia: el partido fundamentalista que ganó las elecciones iba a liquidar la democracia. Hubo golpe de estado y una larga guerra civil.

    Llegados a ese punto, todas las soluciones son malas

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Buenos días, Cayetano.

    Dado que el término nazi hoy en día está intencionadamente distorsionado, porque se le llama nazi a cualquiera, siempre viene bien que nos demos cuenta qué tipo de cosas hicieron los nazis para socabar la Democracia. Se presta perfectamente a compararse con el presente.

    Sobre la Alemania salida de la Iª Guerra Mundial, la de la República de Weimar, etá claro que los franceses actuaron con mucha saña contra ella en devolución de la proclamación del Imperio Alemán en el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles en 1870.

    Ahora, conviene repasarse textos Alemanes entre 1910-14 para ver que ellos de por sí ya estaban bastante zumbados. Los Prusianos (y los alemanes por extensión) siempre se han creído especiales.

    Muy buena entrada. Un saludo,

    Manuel Fernández Luccioni
    Los Laberintos del Arte

    ResponderEliminar
  11. Cuando leo esos "poco a poco" que se le fueron permitiendo, me da miedo...porque aún hoy, en algunas naciones, vamos permitiendo otros "poco a poco" que vaya a saber dónde terminan! Un abrazo, Cayetano!

    ResponderEliminar
  12. Terrible aniversario el de hoy.

    Me uno a las palabras del Sr. Casanova. En una Alemania totalmente humillada por el Tratado de Versalles, era casi obligado que sus habitantes respaldasen a Hitler, que tanto les prometió, y en cierto modo les dio.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  13. El NSDAP era el primer partido del Reichstag, y había sido el más votado en las elecciones de noviembre de 1932, pero estaba jejos de la mayoría absoluta. Apenas tenía un tercio de los escaños. A pesar de ello Hitler fue nombrado canciller y los nazis entraron en el gobierno.
    Las elecciones de marzo de 1933 se celebraron en medio de una ola represiva contra la izquierda lanzada por los nazis, que controlaban ya todos los recursos del Estado. Y pese a ello tampoco consiguieron la mayoría absoluta.
    Así que dos puntualizaciones sobre el 23 de marzo de 1933:
    - El Reichstag no había salido de una elecciones realmente libres.
    - Muchos de los parlamentarios de izquierdas elegidos democráticamente había huido o estaban detenidos. La Ley Habilitante fue aprobada con los votos de la derecha y el centro supuestamente democráticos, que cometieron así un suicidio político. Los únicos votos en contra fueron de los parlamentarios socialistas presentes (los comunistas que no estaban detenidos habían sido expulsados). Así consiguió Hitler los dos tercios de los votos necesarios para aprobar la ley.
    Los nazis se saltaron todas las leyes para llegar al poder. Lo único que hicieron fue mantener una apariencia de legalidad que les diese una supuesta legitimidad democrática.
    Un saludo, Cayetano.

    ResponderEliminar
  14. Cualquier pueblo desesperado, decepcionado, engañado, utilizado...será manejado por un loco o grupo de locos que prometan poner fin a su infortunio. Promesas que luego irán en beneficio de unos pocos y perjuicio de los de siempre.
    Vamos dando pasos atrás día tras día, perdiendo derechos, y muchos los justificamos e incluso defendemos y entendemos como única solución para nuestro país. Nos han vendido bien la moto, como la vendió Hitler en su momento.
    UN besote, Cayetano.

    ResponderEliminar
  15. ¡Joder!, y perdón por el taco pero es que andaba leyendo los 7 puntos y me asuste al ver que aquí ya se cumplen algunos,...
    Un abrazo.
    elperroverde

    ResponderEliminar
  16. Un complemento interesante: http://www.grijalvo.com/Goebbels/Once_principios_de_la_propaganda.htm

    ResponderEliminar
  17. El tejón: preguntas y dudas, muchas; respuestas, menos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Manuel: a los alemanes les pasa como a los rusos, que no hay que tocarles mucho las narices porque se rebotan.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Patzy: sí, porque es difícil que las personas aprendamos de los errores cometidos por otros antes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Dissortat: si no hubiera sido de ese modo, un iluminado como Hitler no habría tenido nada que hacer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Nonsei: llegaron por vía electoral pero no de forma inmaculada. Ahí hubo responsabilidades también de otros grupos que permitieron con sus apoyos o su inacción el ascenso de los nazis.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Detalles: pronto saldrá otro libertador que nos pedirá amplios poderes para salir del hoyo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Pedro H.R.: y no es pura casualidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Xibelius: tonto no era, pero maléfico y retorcido... un rato.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Xibelius: no había visto antes este comentario. Es desde luego una tentación la de servirse uno del estado de derecho para luego pisotearlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Ahí tenemos en Ucrania al Partido Svbovoda en el poder,nazi sin disimulo ,nada se pierde

    ResponderEliminar
  27. Caray! Aquí lo vivimos con fujimori! Que siguio la lista que mencionas al dedillo! Vivimos tan aterrorizados con el desorden y caos que implanto el terrorismo que cuando vino Fujimori combatio fuego con fuego y se convirtio en lo que el habia prometido desaparecer. Fueron años horribles! Que horror lo de Hitler y su horrible legado!

    ResponderEliminar
  28. Nando: al poder sin pasar por las urnas. Buen negocio ese.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Gary Rivera: que lleguen por las armas tiene un pase; pero que lleguen vía electoral e implanten el terror... eso ya no tiene nombre.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. la Historia nos ha demostrado que no es conveniente dar todo el poder a un solo "personaje" o partido político. Se creen con la autoridad de desvencijar nuestras vidas.
    Besos.
    Buena semana

    ResponderEliminar
  31. Hay aniversarios amables, Cayetano, y otros que son muy dignos de olvidar por imposible que así sea,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Coincido con el abuelo del doctor...y no tengo respuestas, que toda la ¿prensa? de mi país se de tanta prisa en matar al único expresidente del gobierno que no cobraba su sueldo vitalicio para evitar hablar de la gente que ocupaba Madrid pidiendo pan y justicia da una ligera idea del tipo de democracia en la que vivimos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Que cuidado debemos tener cuando depositamos nuestro voto, con èl pueden hacer el mayor atropello de la historia.

    un abrazo

    fus


    PD En España estàn pasando cosas muy similares.

    ResponderEliminar
  34. Me he dado cuenta leyendo rápido el post que de todo lo que has puesto, que es terrible, se dan 5 cosas en la España actual. Quitando lo de perseguir a los judíos y la ilegalización de sindicatos y partidos. Ahora lo que hay es un reparto, todos participan de una dictadura global, no tan sanguinaria física pero si moral y económicamente. Pero lo de Goebbels y tal me ha recordado a La Razón, ABC, 13TV, TVE, Tele 5, Antena 3 y ahora tambíen El Mundo y El país, todos repitiendo el mensaje oficial.

    ResponderEliminar
  35. Arantza: las urnas se vuelven peligrosas cuando dan tanto poder a gente perversa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Francisco: por eso lo traigo... para no olvidarlo, porque el olvido nos puede conducir de nuevo al desastre.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Adra: un país para no tomárselo demasiado en serio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Fus: algunos votan a tontas y a locas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Luis: estas cosas vienen bien, porque gracias a ellas algunos están descubriendo su verdadero rostro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Buena pregunta Cayetano, ¿dónde están los límites?, ¿quién debe fijarlos?...en el Antiguo Régimen, los monarcas absolutos podían, teóricamente, ser derrocados si se les consideraba como 'tiranos' o 'rex inutilis'..podríamos justificar así la caída de un régimen de derecho (en este caso electoral-democrático)? ¿gobierno tiránico?/¿gobierno inútil?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  41. Carolvs: son las reglas del juego que hemos aceptado. No puede uno cargarse el estado democrático por mucho que le hayan votado, porque cierra la puerta a la alternancia política. Y eso fue lo que hizo Hitler. Nadie le podía echar con la fuerza de los votos,sencillamente porque rompió las urnas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. Hitler utilizó, en cierta forma y salvando las distancias, las mismas fórmulas que habían llevado a Augusto al poder y al imperialato. Sin existir en Roma la democracia, Octavio se alzó con el triunfo ante los asesinos de César y derrotó a sus compañeros de triunvirato y, una vez conseguido esto, el defensor del república acabó con ella utilizando sus propias instituciones para alzarse como emperador y dios. Hitler hizo lo mismo, esta vez mediante el juego democrático, valiéndose de los mismos resortes. Una vez llegado a la cúspide se convirtió en un dictador. Deberían de existir mecanismos reguladores para que tales desmanes no se produjeran. Sin ir más lejos, en Suiza se hacen referendums para resolver pequeñas dudas legislativas y que el presidente no resuleva todo simplemente por haber sido votado en unas elecciones convocadas cada cuatro años. Ahora bien, los españoles ¿seríamos capaces de responder ante tales exigencias democráticas?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  43. Carmen: buen análisis comparativo entre Augusto y Hitler, típico comportamiento del que se cree amo del mundo. Por otra parte, dudo mucho de que los españoles seamos capaces de dotarnos de mecanismos de control. Nos suele pillar el toro siempre y tendemos a la chapuza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  44. Fue elegido democráticamente bajo unas normas establecidas y una vez en el poder las cambió a su gusto. Aún así, muchos le siguieron apoyando porque veían en él al salvador de la Patria (fácil de conseguir en una Alemania hundida).
    Saludos

    ResponderEliminar
  45. Javier: y nos llevó a todos, directa o indirectamente, "al huerto".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  46. Javier: y nos llevó a todos, directa o indirectamente, "al huerto".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  47. Un gobierno elegido legítimamente no debiera acabar siendo una dictadura, pero sucede y si rebuscamos encontraremos ejemplos abundantes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  48. Hola Cayetano: Las democracias sobre todo las de estilo occidental (las únicas que son tenidas en cuenta), son regímenes débiles y muy maleables bajo acciones de un gobierno decidido a saltarse a la torera las leyes, votadas por ellos mismos, El método sigue siendo el mismo de actualizar o anexar cierto articulo o reseña y…ya esta
    Por ejemplo cierto gobierno un poco cansado de aguantar a la gente que se reúne en una plaza para hablar sobre…por que los pájaros vuelan hacia adelante, ese gobierno crea una ley que prohíbe el derecho de reunión de más de 15 personas, por lo tanto se arredra el derecho de disolver esa supuesta manifestación… y si simplemente son 15 aficionados al futbol que han quedado en esa plaza para ir luego al estadio juntos?
    Cierto escritor florentino del siglo XV dijo “El fin justifica los medios”, en esta sociedad tan adelantada y DEMOCRATICA que nos hacen creer que disfrutamos, esa frase es apología de tiranía pero la utilizan no¡¡ más bien justifican ese fin conseguido con esos medios.
    Un gran pero un poco pequeño corso dijo una vez: Los juristas hacen las leyes, los abogados (o políticos) las matan.
    La mejor manera de sortear un obstáculo es pasarlo por encima.
    No es lo que están haciendo hoy en día?
    No están prohibiendo el derecho a reunión?
    No están prohibiendo o poniendo trabas al derecho de viajar libremente?
    No están quitando el derecho a tener una vivienda digna?
    Etc. etc.
    La democracia es una señora que nos concede unos derechos que tendemos a prohibir para protegerla de si misma

    ResponderEliminar
  49. Valverde de Lucerna: una jugarreta en toda regla, aprovecharse del sistema para acabar con él.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  50. JOxean: no te falta razón. De hecho esta entrada iba con una segunda lectura. Ahora que los violentos (infiltrados o no) se lo están poniendo en bandeja al gobierno. El miedo de una parte de la ciudadanía actúa para que se restrinja la libertad en beneficio de la seguridad. Pronto no se podrá manifestar nadie; aunque dudo que manden a los antidisturbios si los que se manifiestan por la calle son los seguidores del Papa o los obispos contra, por ejemplo, el matrimonio gay.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  51. Hola Cayetano: una reseña un poco cómica, tengo entendido que Patxi (Franco) no era muy alto en eso creo que coincidía con Fito (Hitler) , hay que ver que para lo bajitos que eran que mala leche tenían los jodidos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  52. Joxean: Franco era más bajito que Hitler. No hay más que ver la foto de la entrevista en Hendaya cuando llega el gallego en tren. Pero es cierto que toda esta gente suele tener un trasfondo de complejo por verse pequeños en relación al resto. Puede ser que eso influya en la mala leche posterior.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  53. Hola Cayetano: también es verdad que a pesar de que este triunvirato dictatorial nos metió en un callejón sin salida a todo el continente (incluso a una mitad del planeta), lar democracias occidentales tampoco les hicieron mucha oposición. Ni Chamberlain, ni Lebrun, ni Roosevelt, ni oros europeos que aunque no podamos acusarlos de colaboracionistas si de delito de omisión y de mirarse al ombligo cuando tendrían que haber dado un paso adelante cuando Alemania empezó las agresiones y anexiones (recuperación del Rhur, anexión de los Sudetes,el Anschluss etc etc.).
    Eso puede ser delito de permisividad y de omisión para que luego vayan dándoselas de libertadores, desde un principio Hitler se movió como un pez en el agua en esa Europa sumergida en una crisis económica, de ideas y con un futuro color antracita.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  54. Comento con dificultad con este chisme de nombre tablet. Tarde pero por fin.
    Tu me has dado la clave: " a tontas y a locas". Esto es lo que parece abundar y como también tienen derecho a oxigeno y a voto, pues eso ... apencando que es gerundio.

    Y SI, una perspetiva afortunada de la existencia por los mas diversos motivos ayuda más que mucho pero desafortunadamente ello no es lo mas abundante. Triste futuro inmediato todavía. ? Cuanto habrá que esperar.?
    Besos.

    ResponderEliminar
  55. Joxean: tiene toda la razón. La responsabilidad de la guerra alcanza a los que fueron permisivos y hasta pasotas. Churchill fue otro de ellos. Minimizó la guerra civil española dicendo que era un conflicto interno entre militares y comunistas. No supo ver -o no quiso- que aquello era el primer capítulo de la guerra mundial. Y luego vino el bombardeo sobre Londres.
    Un saludo.

    ResponderEliminar