jueves, 21 de marzo de 2013

21 de marzo de 1937

Brigadistas cantando

Ocurrió hace un buen puñado de años.
Tal día como hoy finalizó la Batalla de Guadalajara. Un éxito del bando republicano y de los brigadistas durante nuestra Guerra Civil.
Las batallas de Guadalajara y de El Jarama formaban parte de una estrategia del bando franquista encaminada a cortar las comunicaciones a través de las carreteras de Barcelona y Valencia respectivamente. Las victorias republicanas en ambas confrontaciones impidieron el cerco previsto a la capital, lo que habría significado, de prosperar la táctica de Franco, terminar con la guerra mucho antes.
Fue proverbial el arrojo de esos voluntarios internacionales que se llamaban brigadistas. 
También fue notorio el bochorno de los italianos mandados por Mussolini quienes, según los propios franquistas, corrían como liebres.
Ya les cantaban aquello de...

"Guadalajara no es Abisinia.
Los rojos tiran bombas como piñas."

 Era tan evidente las muestras de falta de valentía por parte de los italianos que hasta los propios franquistas decían...

"Es que los españoles, aunque sean rojos, tienen cojones."

En el fondo, Franco se alegraba del estrepitoso fracaso de los voluntarios italianos. Una manera de decir a su socio Mussolini que ojo con venir por aquí algún día a tocarnos las narices.

Ya hice en su día una entrada sobre esta batalla y las coplas con que los españoles de ambos bandos saludaban a los italianos.
Hoy sólo conmemoramos su final.


41 comentarios:

  1. Incluso circuló la noticia de que Franco tuvo que dar algún "toque de atención" a alguno de sus subordinados inmediatos por celebrar en demasía la derrota de los aliados italianos.

    A Hitler tampoco le hizo mucha gracia tener a Mussolini como aliado, que mas bien le estorbó bastante. Sin embargo, es justo reconocer que en la Segunda Guerra mundial, los italianos realizaron notables hechos de armas, en particular las unidades alpinas, aunque otras unidades si que actuaron como en Guadalajara.

    Saludos, Cayetano

    ResponderEliminar
  2. Buenos días, Cayetano:

    Nos ha parecido muy interesante tanto tu entrada de hoy, como la que hiciste en su momento recordando las coplas que se les cantaban a los italianos en el año '37.

    Desde luego, desde que Italia es un país unificado y no un conjunto de ciudades-estado, militarmente nunca tuvieron una gran fama. Incluso en Abisinia tuvieron problemas para reducir a los soldados locales, que iban con lanzas y poca cosa más.

    Un saludo y que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  3. Y me acuerdo de aquella entrada, Cayetano. Y sí, fueron algunos de los pocos triunfos sonados de los republicanos y los brigadistas, lo que hizo alargar la guerra e impedir la toma de Madrid. El control del centro se le resistió a Franco más de lo esperado. Buen día querido amigo.

    ResponderEliminar
  4. "Aunque sean rojos". Es impresionante la capacidad de encasillamiento que tenemos las personas y el poco valor que le damos a cada uno de los individuos. Con el fin de enfatizar ese "aunque" (conjunción concesiva) viene más a unir que a separar.

    Mi padre me refirió estos desenlaces antes de que pudiera leerlos en las páginas de los libros y ahora en tu blog. Una efemérides que no has pasado por alto como en tantas ocasiones.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Carolus: en realidad los líderes fascistas europeos se detestaban entre ellos profundamente. Mussolini y Hitler no podían ni ver a Franco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo Castellano: y Guadalajara no era Abisinia, evidentemente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Paco: y al no poder tomar Madrid, cambió de táctica y se dirigió al norte industrial. Allí le cambió la suerte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Francisco: claro. Para los "nacionales", ser "rojo" era peor que mentar al diablo. Aún así, se reconocía el arrojo del enemigo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Y en honor de esa batalla se bautizó a la tanqueta que fue el primer blindado aliado en entrar en París en Agosto de 1944. A bordo de la Guadalajara venían los rojos españoles, excombatientes de la guerra civil... y tras la Guadalajara, Ebro, Jarama, Belchite... Muchos cojones, sí. Más que muchos ;)

    Saludos, Cayetano

    ResponderEliminar
  10. Alma: es que los españoles somos únicos en esto de los "dichos" y "bautizos".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Mi padre, que cuando empezó la guerra tenía 6 añitos, me contaba que vinieron a hacer maniobras militares por aquí tropas alemanas e italianas (con estos datos ya te podrás hacer cabal idea del bando que primaba por aquí, por lo menos en cuanto a los fabricantes textiles se refería). Los alemanes despertaban la admiración de los locales por sus armas y su disciplina, mientras que los italianos destacaban por su suciedad y caos. Bueno, lo importante es que aquí no vinieron a tirar cañonazos y no nos encontramos en el ojo del huracán bélico.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Hola Cayetano:

    En todas las guerras hay batallas que demuestran el arrojo de los soldados. Esta fue una de ellas. Luchar por lo que se quiere defender, tiene este tipo de reacciones.

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
  13. Que duda cabe que los españoles somos únicos a la hora de criticar con humor.Me gustan mucho esas "historias" de la Historia que tan bien sabes explicar y que nos dan una idea más cercana de los hechos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Lo importante es que se acaben las batallas y que reine la Paz.
    Pero, qué dificil llegar a lucir la bandera blanca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Momentos terribles de la historia de España. Las batallas no entienden de primaveras.
    Por lo menos se reconocía el valor del enemigo, lo que ya es algo. Sobre el comportamiento de los italianos, algo había oído, sí.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Muy interesante esta entrada. Desconocía lo de las canciones.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Grandes alegrías y esperanzas le dio a la república esa batalla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. No olvidar que muchos brigadistas internacionales italianos también lucharon ahí. Resaludos.

    ResponderEliminar
  19. Recuerdo batallitas que contaba mi abuelo y que vistas con historia eran para pasar mucho miedo.

    Él se salvó de morir por los pelos en Zaragoza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Carmen: así es. Hubo zonas más tranquilas que otras. Y lo de la fama de alemanes e italianos era cosa que se comentaba.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Manuel: a veces es cuestión del arrojo, otras, de la suerte y también de que la táctica empleada sea la acertada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Ambar: lo anecdótico es lo más adecuado para motivar en la clases.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Rosario: es raro que se dé una paz universal. Creo que la guerra, por desgracia, forma parte de nuestra naturaleza, muchas veces perversa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Madame: creo que a los españoles no les hacía gracia ver a los italianos de Mussolini por aquí, independientemente del bando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Antorelo: este pueblo nuestro no sería el mismo sin canciones con sentido del humor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Eduardo: se daba esa paradoja. Brigadistas italianos contra soldados de Mussolini defendiendo cada uno lo suyo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Senovilla: eso me pasa a mí, que como voy ya para abuelo, me gusta contar "batallitas".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Sí, los italianos tienen fama de llevar uniformes muy emperifollados pero tener muy poquito valor. Hemos de decir, no obstante, que tuvieron una importante resistencia contra Mussolini y los alemanes, así que supongo que también esa falta de valor tendrá una parte de tópico. Besazos.

    ResponderEliminar
  29. sabel: en toda historia hay exageraciones. El que "corrieran con gran valor" en Guadalajara, según propias declaraciones, no implica que no hayan mostrado valor en otras ocasiones. Fueron los propios italianos los que se atrevieron a enfrentarse con Mussolini, lo capturaron, lo ejecutaron y lo expusieron como un trofeo en Milán.
    Además, hubo brigadistas italianos en aquella memorable batalla que mostraron gran valor enfrentándose con sus propios compatriotas, la llamada "Brigada Garibaldi".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Querido Cayetano, estoy totalmente de acuerdo con Isabel Barceló; a los italianos les persigue la elegancia pomposa de los Bersaglieri de antaño.
    Bueno es que al menos se sepa reconocer el valor incluso en los enemigos.
    Mil bicos.

    ResponderEliminar
  31. Profedegriego: sí,con esos sombreros tan llamativos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Ni en Guadalajara ni en Abisinia donde tampoco les fue muy bien. Aquí dicen que usaban mapas de carretera Michelín. Así cualquiera. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Llevaba un tiempo echándote a faltar y resulta que no, que todo se debía a mis problemas de conexión, entre otros.
    Venga, que me alegro de volver a leerte y que jajjj, será por collóns.. o lo que fuere, si bien, digo yo que no es lo mismo luchar por tu terruño que por terruño ajeno. Bss. y días tranquilos.

    ResponderEliminar
  34. Estaban un tanto crecidos desde su entrada en Málaga y esto les dio una lección de realismo. A Franco, desde el punto de vista político, no le vino mal el revés sufrido por los italianos

    Saludos.

    ResponderEliminar
  35. DLT: en Abisinia algo mejor que por aquí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Emejota: he estado unos días fuera. En otros "terruños".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  37. Retablo: sí, de Málaga venían con la moral alta y aquí se les acabó.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Amigo Cayetano, por referencia de un amigo recabé en tu Blog; creo que tengo muchas horas por delante para disfrutarlo y aprender, pues me sobran tiempo y ganas para ello.
    Voy empezando a familiarizarme con las herramientas de esta conexión virtual -a la par que real- y paradójica como el mundo y la vida misma.
    Quiero compartir contigo esta foto y texto a través de Flickr, mi padre con 20 años, en plena guerra civil. Hay muchas lecciones que aprender de aquella generación de héroes anónimos, y tus alumnos tienen un gran maestro.
    Salud
    Carlos Ballester Medina

    http://www.flickr.com/photos/karloxxx/8582260873/in/photostream

    También mi sitio en Blogger y Facebook.

    http://karloxxxx.blogspot.com.es/

    https://www.facebook.com/carlos.b.medina
    (enviar friend request si procede)

    ResponderEliminar
  39. Me apasiona la Historia, y la de la Guerra Civil, sus años precedentes y la posguerra siempre me ha fascinado. Es un blog muy interesante en el que puedo ampliar muchos conocimientos, enhorabuena por tu trabajo.

    ¡Un saludo!
    Pedro.

    ResponderEliminar
  40. Carlos: bienvenido a esta humilde tinaja.
    La foto de tu padre, dedicada con cariño, es un documento que no debes perder por razones sentimentales e históricas. No todos los días le dedica a uno una foto un aviador de la República.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Pedro Manuel: me agrada que este blog te sea de alguna utilidad.
    Bienvenido y un saludo.

    ResponderEliminar