domingo, 4 de noviembre de 2012

El pacto necesario

Los Pactos de la Moncloa

¿Cada pueblo tiene los políticos que se merece?
Debe ser cierto eso que se dice. 
Tal vez seamos un pueblo mediocre y poco serio y por eso nos rodeamos de gestores mediocres e ineficaces que en vez de hacer con seriedad su labor se dedican a echar balones fuera y a culpar de todo a los que estuvieron antes. El lema preferido por nuestros gobernantes es el de "Y tú más".
Tal vez sea eso.
Pero también es cierto que a  los ciudadanos nos gustaría que se sentasen y se pusieran de acuerdo en los grandes temas nacionales. En la educación por ejemplo. Porque no es de recibo que en pocos años hayamos tenido tantas leyes educativas que, más que fruto del consenso parecen nacidas del enfrentamiento entre los dos grandes partidos (Lode, Logse, Loce, Loe...)
Y ahora, con la que está cayendo, con esta crisis que amenaza hacer retroceder el país a los años 50, sería más que conveniente una actitud consensuada, unas medidas fruto del entendimiento entre todos, pues lo que tenemos es una situación de emergencia nacional que requiere que todas las fuerzas políticas, sindicales y mediáticas arrimen el hombro para sacarnos del pozo en el que nos encontramos.
Diálogo y consenso. Es la única solución.

Como fueron fruto del entendimiento aquellos "Pactos de la Moncloa" o la propia Constitución.

En 1977 la situación económica era preocupante, con una inflación que rondaba el 20%, fruto de la crisis del petróleo. Como dijo el entonces vicepresidente para asuntos económicos Enrique Fuentes Quintana "o la democracia acaba con la crisis o la crisis acabará con la democracia". De ahí que representantes de todos los grupos parlamentarios, patronal y sindicatos, en mayor o menor medida, se pusieran de acuerdo en unos principios mínimos para salvar la economía del país.

Los firmantes del pacto de la Moncloa fueron: Adolfo Suárez en nombre del gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo (por UCD), Manuel Fraga (por Alianza Popular), Felipe González (por el Partido Socialista Obrero Español), Santiago Carrillo (por el Partido Comunista de España), Enrique Tierno Galván (por el Partido Socialista Popular), Josep María Triginer (por el Partido Socialista de Cataluña), Joan Reventós (por Convergencia Socialista de Cataluña), Juan Ajuriaguerra (por el Partido Nacionalista Vasco) y Miquel Roca (por Convergència i Unió). Los acuerdos fueron refrendados posteriormente por el Congreso de los Diputados y por el Senado.

¿Sabrán estar nuestros políticos de ahora a la altura que estuvieron aquellos otros durante los primeros años de nuestra democracia?

52 comentarios:

  1. No sería mala idea volver al contexto de los Pactos de la Moncloa; entonces había intereés por el entendimiento, no como ahora. No, no es de recibo tantos cambios educativos, se pierde el norte. Muy buen artículo, Cayetano. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Paco: creo que el ciudadano de a pie es lo que demanda. Entendimiento.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Quizá tengamos los políticos que nos merecemos, pero se supone que están ahí para dar ejemplo e ir un paso más allá que los demás. El problema es que la política se ocupa cada vez menos de los asuntos que preocupan a los ciudadanos, y cada vez más de otros intereses más privados. Vamos, que cada vez hay menos "politikoí" y más "idiotikós".

    ResponderEliminar
  4. Me da que es como pedir peras al olmo. El pacto y el entendimiento se quedaron por el camino de las autonomías. Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  5. Cayetano, creo que de esos políticos a los de ahora ha habido un considerable bajón. La explicación es que el sistema premia a los mediocres, que al no moverse, siempre salen en al foto. Posiblemente la causa de tanta mediocridad esté en las listas cerradas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola Cayetano, cuánto tiempo sin visitarte, con lo que me gusta venir por aquí. Siempre nos haces con tus reseñas de la Historia, estar y conectar con la realidad.

    Ojalá que lo que dijo Fuentes Quintana nunca se haga realidad. Sí, sí es verdad que el retroceso es grande y podemos volver bastantes décadas hacia atrás, de hecho no hay más que mirar alrededor...¡Triste el panorama!

    La altura de los politicos actuales está por los suelos y hace falta como dices consenso y pactos para salir de este estancamiento social al que nos están llevando.

    Tu hablas de Educación y yo apunto Sanidad, los dos puntos "gruesos" que nos están dejando "flacos"

    Bueno que me enrrollo...Me alegro de haber venido y coincidir contigo en esta ventana de amistad.
    Besicos, amigo profesor.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mí me da miedo que se pongan de acuerdo.

    ResponderEliminar
  8. Pues ojalá consigáis salir de derrumbe...yo también estoy convencida de que cada puebo tiene los gobernantes que se merece...me canso de decirlo aquí, en Argentina. Siempre nos acordamos tarde..."Ah! pero yo no los voté!!!"...Resulta que cuando el país está detrozado, nadie los ha votado! Permíteme ser incrédula respecto del cumplimiento de estos Pactos aquí, en nuestro país...si te mienten sin Pacto, te mienten con Pacto y todo! Si nos dicen que la inflación anual es del 10%, y todos sabemos que es del 25%...de ahí en más...tu creerías en cualquier acuerdo que te vendan por bueno? Lamentablemente aquí ya no hay fórmulas, y bien merecido que lo tenemos (y también estoy harta de hablar en plural en pos de la conciencia democrática...porque yo no los voté!!! Y lo digo ahora!! jeje) Abrazoooo, Cayetano...tu post me ha servido de catarsis. Perdón.

    ResponderEliminar
  9. No parece que los actuales tengan la talla de los de entonces. Lo que estamos viendo es francamente deplorable, y yo ya he perdido toda esperanza.

    Feliz día

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. La Fuensanta y el Antón: no os falta razón. Ejemplo debían dar y no lo que hacen que es penoso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Felipe: antes da peras el olmo a que estos hagan lo que deben hacer. Es nuestra cruz.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Carolus: debe ser lo que dices. Además, éstos no han tenido que abrir camino. El camino lo hicieron los que tuvieron que enfrentarse en la Transición con los toros de lidia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Cabopá: tus visitas siempre son de agradecer, sobre todo porque compartimos muchos puntos de vista sobre los mismos temas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Nonsei: no, si de acuerdo ya se ponen en el tema de las dietas y demás. Por ahí no hay discrepancias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Patzy: vosotros también habéis pasado lo vuestro con los políticos. Ya tenéis una larga experiencia en esto por desgracia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Madame: ese es el gran problema, que son mediocres y la crisis les viene grande; pero también los políticos europeos. Creo que no saben qué hacer. Una pena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Hola Cayetano:

    De la crisis salido con el esfuerzo de todos. Todo es conversable y debatible, sin dejar nada por fuera.

    pero lo que veo ahora es que se puede conversar, pero dejando "puntos" fuera que no son discutibles...

    Los políticos actuales además de mediocres...son sectarios. Y creo que es peor está última clase.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Me gusta mucho tu entrada Cayetano le das un toque de esperanza a este futuro tan incierto.
    ¡Ay, si cada uno aportara lo mejor de si mismo y fuera una verdadera democracia!
    Un abrazo desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  19. Manuel: una casta privilegiada que padece una profunda ceguera.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Rosario: ya sabes que la esperanza es lo último que se pierde. Esperemos pues que se pongan algún día de acuerdo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Dos no pactan si uno no quiere. Y el uno no quiere pactar con nadie. ¿Es que no se nota? Ahora tienen la sartén por el mango y tratan de imponerse por todos los medios. Tienes mucha razón en lo que dices, pero no tengo ninguna confianza, porque no está en la cultura del partido en el gobierno el pactar... Salvo cuando está en la oposición y no hacerlo le puede pasar factura. En fin. Besazos.

    ResponderEliminar
  22. Cada vez peor, tenemos una clase política mediocre, cierto.
    Solo saben ponerse zancadillas, reirse a nuestra propia cara y dejarnos con una mano delante y la otra detrás. Ninguno se salva, son carroneros. No les tengo ningún aprecio. No les creo. Cada uno se mira su ombligo.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. No los veo yo por la labor y si se ponen de acuerdo, como la última reforma de la Constitución, los ciudadanos nos podemos echar a temblar, porque entonces se pusieron de acuerdo al ver la crisis que había y lo hicieron todos, pero ahora están aprovechando la situación para imponer su ideología no para consensuar soluciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Corría el año 1.975 y Franco el dictador había muerto era el momento idóneo para que un pueblo como el español tomase la decisión más idónea para que el futuro de este país fuera el que es hoy.
    En aquellos tiempos no tan lejanos unos pocos apoyaban la monarquía y otros muchos la república pero realmente lo que se ansiaba era la democracia a imagen de esos países envidiados que hacía ya muchas décadas la disfrutaban.
    Nuestros políticos de aquella época lo tuvieron muy complicado, pero sabían que el pueblo no podía tomar una decisión sobre si era oportuno seguir con la monarquía que ha dominado toda nuestra historia o comenzar una etapa republicana sin el poder que por su nacimiento se le otorga a un rey.
    Y por el medio estaba olvidar una dictadura, aplacar a los que soñaban con una continuidad descafeinada pero llena de de autoritarismo y evitar cualquier tipo de venganza que los años aún no habían enterrado de aquella guerra entre hermanos.
    Unas elecciones hubieran sido justas, quizás nuestro pueblo se lo merecía tras décadas de falta de libertad, nuestros políticos sabían que no sólo se jugaban que tipo de España se deseaba, esta claro que monarquía o república no eran la solución para salir adelante.
    Transición así se llamó a aquel periodo en el que los españoles abrazamos la democracia, complicado momento, cruciales decisiones, cesiones, concesiones y sobre todo unidad para salir victoriosos como país, pero como siempre sin el pueblo ya que no se les otorgó ese poder de decisión soberano del que a día de hoy se habla tanto.
    Y se hizo bien y tuvimos monarquía y llegó la democracia y salimos así de una dictadura para ser el país que hoy somos.
    Nuestros políticos acertaron, el pueblo no podía saber que era lo mejor para su futuro y creo que esta vez estoy de acuerdo con esa afirmación.
    Cualquier decisión distinta a la tomada en aquella época nos hubiera llevado por distintos derroteros, por tanto sería complicado analizarlo con seriedad, ya que lo que no ha ocurrido no se puede juzgar.
    Pero se acertó en algo crucial que muchos siguen sin entender, el pueblo a veces por su ignorancia o falsas ilusiones no puede decidir por si mismo en ciertas circunstancias y para ello están los expertos, esta vez eran políticos y esa vez se jugaban el futuro de todo un pueblo saliendo airosa una Constitución que hoy vive momentos de deslealtad.
    Cataluña alentada por un administrador territorial envestido para gestionar una comunidad ha perdido los papeles y para ganar unas elecciones en las que su gestión económica ha sido caótica, se ha inventado eso de golpear la soberanía constitucional que tanto nos costó ganar a todos en tiempos tan convulsos como fue la muerte del dictador.
    El pueblo catalán quiere tener un referendum para elegir si se independiza, si rompe la Constitución Española en dos, pero me pregunto, si el pueblo sabe cual será su destino si toma esa decisión.
    Creo que no.

    ResponderEliminar
  25. Me temo que no. Y mira que es necesario para la educación, para la sanidad, para la economía, para las grandes obras (las que a veces necesitan 20 años para hacerse, que son necesarias y nunca llegan a iniciarse),para la administración pública, para ...
    Un abrazo Cayetano.

    ResponderEliminar
  26. Sin lugar a dudas que sería muy conveniente; digo más, es muy urgente que se haga o llegaremos demasiado tarde. Dejar pasar el tiempo sólo sirve para ver cómo amaina la tormenta, pero esta tormenta ha sido orquestada y no va a amainar por sí sola, sino con una intervención contundente y unánime.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Isabel: es lo malo de las mayorías absolutas, que provoca el rechazo a pactar; pero tarde o temprano, si la cosa sigue, tendrán que dar su brazo a torcer. Si no, estamos apañados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Arantza: tiempos estos de mediocridad política y baja calidad humana.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Valverde de Lucerna: se ponen rápido de acuerdo en seguir mamando de la teta nacional.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Jose Senovilla: creo que en Cataluña son muchos los que desconocen a dónde les puede llevar la aventura nacionalista. La crisis y las promesas del mesías de turno no les permiten ver con claridad cuál puede ser su futuro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. DLT: eso pienso yo; pero es lo que hay. Así que a jorobarse tocan.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Francisco: éstos son más de los que esperan a que escampe, como aquél que se ahogó mientras otros se montaban en el arca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. ¿Por qué algo tan evidente y necesario como el pacto se vuelve imposible cuando se pone en manos de los políticos? Será que el resto de "mortales" no entendemos...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Javier: o sencillamente que no quieren, porque pactar es ceder.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Honestamente, Cayetano, no creo que ningún pueblo, ninguno, se merezca unos políticos como los nuestros. Y no se pondrán de acuerdo, que va, no lo necesitan porque ya lo están. Están complentamente de acuerdo en seguir ordeñando una vaca cada vez más mustia hasta que se caiga muerta...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Siempre oigo decir esa frase tan manida de "tenemos los políticos que nos merecemos" Y yo me pregunto siempre: ¿de verdad me los merezco? ¿no podemos remediarlo? Los políticos de la Transición salieron de una hornada particular, hoy extinta. Se están pareciendo peligrosamente a los de los gobiernos de concentración de principios del siglo XX.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  37. Alma de Adra: pero los seguimos (o los siguen) votando. Es que no aprendemos...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Carmen: si los votamos, nos los merecemos, porque es lo que hemos elegido. Y aquella generación de políticos de la transición ya está en los libros de historia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Sin haber leído todos los comentarios, coincido con alguno en que la transición es un tema todavía demasiado reciente históricamente hablando y por ello, quizás, excesivamente elogiado. Y si nos ponemos a analizar lo que salío de ahí vemos que carecemos de una auténtica democracia y que la Constitución tan vanagloriada se incumple o "retuerce" cuando interesa políticamente por una oligarquía que no está muy lejana, incluso familiarmente, del franquismo. Y no digo que todo haya sido malo, pero creo que muchos desearíamos un nuevo pacto constitucional, más abierto, porque no, con referéndum monarquía-república, con muchas más consultas al pueblo. ¿Por qué no?. Acabo de enterarme que mañana, en EE.UU. se preguntarán más de 20 cosas a los electores, como el matrimonio gay, la pena de muerte, la cadena perpétua,etc. Aquí no se ha consultado a la gente para nada con este magnífico modelo de la transición. Y cuando se quiere consultar "algo" es para empeorar las cosas o, directamente, algo ilegal como la fragmentación del país.

    ResponderEliminar
  40. Yo no creo que seamos un pueblo mediocre, vale que somos un poco fiesteros, pero eso es por el clima y la comida, digo yo. Definitivamente creo que nos merecemos algo mejor que esta casta política que nos ha caído en suerte. No creo que actualmente sean capaces de hacer pactos para sacar al país de la crisis, es una pena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  41. Luis: salíamos de un momento muy difícil y delicado, con una extrema derecha y un ejército que amenazaban la nueva democracia. Creo que a los que hicieron la transición no les podíamos pedir más en aquellos momentos. Otra cosa es que hoy revisemos asignaturas pendientes, como la forma de Estado, etc.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. Kassiopea: por eso puse una interrogación, porque yo creo que tampoco me los merezco. Yo no vivo por encima de mis posibilidades ni debo nada a nadie. Gasto lo que puedo gastar. Trabajo y pago mis impuestos. Estos politicos de medio pelo que nos han tocado en suerte en las últimas décadas han hecho barbaridades como el ladrillazo o entrampar al país para varias generaciones, hipotecando el futuro de nuestros hijos y nietos.
    El caso es que algo de culpa tendremos los que les hemos votado si es que les hemos votado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  43. Si, hay que poner en valor el hecho de que estábamos en un momento muy delicado, bajo el ruido de sables, etc. Por eso tiene un gran valor el hecho en si de hacer ese gran pacto, necesario si quieres, pero incompleto a mi modo de ver. Y, desde luego, no podemos seguir cruzados de brazos 35 años después porque es una vergüenza que se carezca de separación real de poderes, que no se elija a un representante, que no se consulte al pueblo. Mi padre me cuenta que en aquel momento las listas cerradas tenían sentido, pues el pueblo no conocía a los nuevos líderes. Eso se hizo para dar a conocer a la gente a los políticos, pero creo que después se olvidaron de reformar el sistema porque vieron que ellos, de manera oligárquica, controlaban todos los resortes del poder, como el Tribunal Constitucional, poniendo y quitando magistrados ( algunos ni lo son), controlando el CGPJ, las televisiones públicas,las cajas de ahorro y no dejando a penas espacio para una sociedad civil bastante adormilada por una educación cada vez peor, masificada y unos medios de comunicación manipulados y con contenidos de muy baja calidad. Así se consigue dormir a una sociedad, pero cuando llega la crisis y todo estalla por los aires, como el sistema autonómico, erróneamente diseñado, con autonomías en quiebra, pequeñas empresas cerrando por impagos de las administraciones, un 25% de paro y subiendo, etc. es hora de plantearse porque estas élites no han querido siquiera "modificar" la Constitución en aquellos aspectos que urgían. Ahora ya no vale una reforma, ahora lo que se tercia es un nuevo pacto constitucional que abra el melón de esta nación y deje de una vez un sistema abierto, democrático, con sociedad civil, sin problemas territoriales, etc.

    ResponderEliminar

  44. Cayetano hoy en día abunda en la clase política mas la cantidad que la calidad.. Por lo que se deduce que difícilmente podrán tomar estas sabias decisiones....
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  45. Luis: eso que comentas se llama REGENERACIÓN y es algo que ya va tocando. Si queremos salvar la democracia debemos adecentarla y barrer las porquerías que sobran.
    Un saludo y gracias por tu estupenda aportación.

    ResponderEliminar
  46. El perro verde: mucho estómago agradecido, mucho inútil colocado y cobrando buenos sueldos, una casta privilegiada, la nueva nobleza de nuestro tiempo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  47. ¿A los años 50, dices? Yo creo que vamos retrocediendo al feudalismo, si no a los tiempos del látigo y la esclavitud.
    Y no creo que haya un pueblo que se merezca lo que tenemos aquí.
    En España siempre ha sido superior el pueblo a sus gobernantes.
    En Burgos salían llorando a las ventanas, cuando veían marchar al destierro al Cid, diciendo: ¡Dios, qué buen vasallo si oviese buen señor!
    Pue eso podríamos decir tamnbién ahora de muchos españoles de a pie, sometidos a la injusticia y el capricho de gobernantes ineptos, que no tuvieron empacho en reírse de los ciudadanos, llegando incluso al famoso "¡Que se jodan!", que, por cierto, no ha sido sancionado de ninguna manera. Pues eso, que nos tenemos que j.... (me estoy volviendo tan grosera y malablada como algunas diputadas).

    Un saludo

    ResponderEliminar
  48. En aquellos tiempos los políticos entendieron que el pacto era algo esencial, aunar voluntades por arriba, las aunaba también por abajo. Ahora, lo veo muy difícil, primero porque el PP, cree que la mayoría absoluta es un cheque en blanco, y segundo porque la hegemonía la impone Alemania. Deberíamos aprender de los británicos, que llevan siglos de democracia, que lo pactan todo, hasta un referendum de autodeterminación en Escocia.

    ResponderEliminar
  49. Rosa: es curioso lo que está pasando. Por primera vez en nuestra historia más reciente, estoy comprobando cómo gentes de diversa condición, cultura y posición política y/o ideológica coinciden en un montón de puntos. El desencanto hacia estos políticos arribistas y de medio pelo es algo generalizado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  50. Manuel: me alegre verte por estos lares. Los británicos son como un mundo aparte, con ese espléndido aislamiento, su moneda, su sistema de medidas, sus coches por la izquierda, su comida inmunda... Es otra forma de entender la vida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  51. ¿Que si es necesario? Y tan necesario...esta política esta derivando en un futuro con más tintes negativos que positivos. Qué lástima echar a perder un país por el orgullo de los políticos, paradójico si se tiene en cuenta que en vez de tirarse los trastos a la cabeza lo que deberían hacer en sacar adelante a su pueblo.

    En fin, creo que este circo va para rato...

    Un saludo, Cayetano.

    ResponderEliminar
  52. Coral: ese es el problema, que dedican más tiempo a pelearse que a coordinar actuaciones conjuntas, como debiera ser.
    Un saludo.

    ResponderEliminar