lunes, 17 de octubre de 2011

Un perdedor

Monumento al ángel caído en el Retiro madrileño.

Una historia con una victoria y una derrota.
En el cielo solo había sitio para un ganador.
Lucha por el poder. Algo corriente.
Ganó un dios.
Perdió un ángel.
El ángel caído.
El demonio.
Lucifer.
Mefistófeles.
Luzbel.
Belcebú.
Satán.
Satanás.
El Diablo...

Nuestra historia también está llena de luchas por el poder y de ángeles caídos.
Quien gana la guerra se convierte en dios y cuenta la historia a su antojo.
Sólo que a veces la batalla no la pierde el diablo.
_____________

Nota: La escultura dedicada al ángel caído se encuentra en el Retiro de Madrid. Es obra del escultor madrileño Ricardo Bellver (1845- 1924), inspirada tal vez en El Paraíso Perdido de John Milton:
"Por su orgullo cae arrojado del cielo con toda su hueste de ángeles rebeldes" (Canto I).
La escultura se encuentra a una altitud de 666 metros sobre el nivel del mar, lo que plantea un tema interesante a los aficionados a las ciencias ocultas y a los ritos satánicos, convirtiendo la obra en un homenaje a Lucifer.

48 comentarios:

  1. Y además creo que es el único monumento dedicado al diablo, no se si de Europa o el Mundo...

    ResponderEliminar
  2. Parece ser, José Luis, que no es la única, si bien hay muy poquitas en el mundo, pero que tenga la cota de altitud 666 m. puede que sea la única.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. En alguna página he leído que en Cuba (Capitolio) existe una escultura dedicada al diablo pero en posición desafiante (el Ángel rebelde)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Arantza: un ángel rebelde da mucho juego y tiene desde luego muchas lecturas, además de la "oficial".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Cayetano, el bien y el mal estan indefectiblemente unidos. Pero que es el bien y que es el mal??? En la historia los personajes muchas veces los vemos como el gobierno de ese momento los describe. A veces el heroe, "el bueno" pasados los años se descubre que fue todo lo contrario. Y talvez una generacion de estudiantes, estuvieron en el error.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Isthar: esa es precisamente la idea de la entrada. ¿Quién dice quién es bueno y quién es malo? Solo hay que echar un vistazo a la prensa, a los comentarios sobre políticos, para darnos cuenta de ello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. De las poquísimas dedicadas al diablo como Ángel caído, bella escultura, en directo aún más, las representaciones sobre todo en la pintura serán de otro tipo, más para asustar, y le saldrán hasta cuernos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Eduardo: bella escultura en efecto. Ángel caído, más que duablo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. La escultura de Bellver es una maravilla, sin duda, pero ignoraba el dato de los 666metros de altitud con respecto al mar, y me parece muy significativo.
    ¿Conoces una escultura que se llama "La Diablesa", de Nicolás de Bussi? Está en Orihuela, y presenta al Diablo en forma femenina, pero horrible.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Rosa: la diablesa que tú dices creo que forma parte de un "paso" de Semana Santa y si es la que creo, es fea como un demonio, nunca mejor dicho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Lamentablemente, la historia la cuentan los vencedores independientemente de quién sea el derrotado (ángel, demonio...).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Lo cual nos lleva a la conclusión de que cualquier ángel puede ser considerado un demonio.
    Un saludo, Javier.

    ResponderEliminar
  13. "Quien gana la guerra... cuenta la historia a su antojo". Pero no hay nada oculto para siempre. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. La historia, como bien dices, siempre ha sido contado por los vencedores desde antes que el tiempo fuera tiempos, cuando los ángeles andaban de peleas para convertirse en el "primus inter pares".

    A Lucifer le salió mal la jugada y se convirtió en el malo, como después les pasó a los austracistas, los "rojos" o los carlistas...

    ...siempre tuve una duda...¿y si los nazis hubiesen ganado la guerra? ¿que historia estudiaríamos hoy?...como siempre, un silogismo sin sentido, pero de seguro nada se hubiese sabido de campos de concentración y holocaustos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Muy buenas don Cayetano. Esta entrada me recuerda a cuando el anterior alcalde de la Villa y Corte, tu paisano de Sevilla, Álvarez del Manzano, erigió un monumento, bastante hortera por cierto, en el Parque del Oeste. Monumento por llamarle algo, a la Virgen, nada que ver con el de Bellver, tan celebrado por los manuales de Historia del Arte. Recuerdo que aludió el beato alcalde a que si tiene un monumento el diablo en Madrid, ¿cómo no tenerlo la Virgen?. Una explicación simplista para seguir llenando España de monumentos kich y horrorosos.
    Saludos colega.

    ResponderEliminar
  16. No sabía que estaba a esa altura, el número con el que empieza mi teléfono móvil y el número del diablo. Ese ángel apostó fuerte y perdió, cayendo en desgracia, como tantos caemos últimamente. Es un gran escultura de Ricardo Bellver que anuncia los tiempos tumultuosos de principios del XIX, con un gran espíritu romántico. Un fuerte abrazo, Cayetano.

    ResponderEliminar
  17. Y siempre me han comentado que es la única escultura dedicada al Diablo, aunque con el Arte como ésta creo que no sea ahora la única...
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Hay un cuento muy bonito de mi paisano Juan Pedro Aparicio dedicado a esa estatua, decía más o menos que que un día, poco antes de la reunión de todos los más poderosos de la tierra (el G algo sería)la estatua había desaparecido y en su lugar sólo había unos extraños signos que con mucho trabajo descubrieron que era una inscripción en arameo : yo me voy, ustedes son mejores que yo

    Y estos no pierde, los muy ...

    Un beso, Cayetano

    ResponderEliminar
  19. Lo de la altitud a la que esta ubicada parece cosa del diablo. Un saludo Cayetano.

    ResponderEliminar
  20. La próxima vez que vaya a Madrid me paseo por el Retiro para verla, solo porque informa Cayetano.
    Un abrazo desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  21. Me ha parecido un tema interesante para una entrada,y muy acertado uno de los comentarios que has escrito "Lo cual nos lleva a la conclusión de que cualquier ángel puede ser considerado un demonio"

    Siempre nos han vendido la historia de la eterna batalla entre el bien y el mal. Unos quieren sumir el mundo en el caos, los otros impedirlo. A mi nunca me quedó claro quién quiere cada cosa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Francisco: en efecto, pero hay que bucear mucho para llegar al fondo del asunto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Carolvs: esa es la cuestión. El que gana es el bueno y el que pierde, el demonio. Ya se encarga el aparato burocrático y el ministerio de propaganda de asignar a cada uno su papel.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Juan: parece que son muchos los aficionados a lo hortera. Como el amigo de la rotonda. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Paco: ten cuidado. No sea que tengas el aparato (telefónico) endemoniado. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Carmen: creo que hay alguna más. Sin ir más lejos, la "diablesa" que cita Rosa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Alma: no sé, no sé...Por aquí hay cada diablo que pa qué.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Desde la terraza: sí, este demonio sabía de Geografía, Topografía, etc. Era un demonio ilustrado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Rosario: es un paseo agradable subir desde Atocha por la Cuesta Moyano, viendo libros de ocasión y luego entrar en el Retiro y toparse con este diablo inofensivo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Ricky: lo bueno y lo malo, la verdad y la mentira... Es todo tan subjetivo y tan manipulable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Puede que repita lo dicho, pero resulta curioso que haya una escultura dedicada al diablo y nada menos que en el Retiro madrileño. De acuerdo en la apreciación que el que gana escribe la historia, sea el ganador ángel o diablo.
    Una entrada muy atractiva, para reflexionar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Valverde de Lucerna: un entorno de lujo y tranquilidad para el paseante y por supuesto para el diablo. Perdió una guerra pero ganó un sitio estupendo y saludable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Efectivamente, no siempre la batalla la pierde el diablo. Y los ángeles caídos en ocasiones no son los malos de la historia.

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
  34. Dissortat: ni buenos ni malos, tan solo perdedores y con ellos no hay piedad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Hola Cayetano:

    Lo de la altura me deja pensando...
    Por cierto que mi DNI es XX.666.XXX. Ya no veo el número tan malo ;D

    Saludos Por cierto: a mi esa escultura me gusta

    ResponderEliminar
  36. En una batalla los diablos, por desgracia, no suelen estar en el frente sino en los despachos. Bonita escultura aunque lo de la altitud esta comprobado?. Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Manuel: yo creo que Paco y tú os habéis convertido en "sospechosos" por ese número satánico. Jejeje.
    Como aquel dice es una buena escultura y de un buen autor. No es de extrañar que te guste.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Isma: fíjate si está comprobado que hubo un tiempo en que era frecuente que se reunieran allí gentes de sectas satánicas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Y esos dioses son los que actúan como demonios cambiando la Historia a su antojo, manejando los hilos de los hechos y haciéndolos mover de unas maneras que nunca existieron. Pero eso no lo cambia ni el paso de los años... existió, existe, y seguirá existiendo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  40. C.G.Aparicio: ahora que dices eso, recuerdo esas fotos antiguas trucadas, donde se hacían desaparecer -y eso que no había photoshop- personajes para que nadie les recordara en un futuro. Dioses peores que los pobres diablos a los que se suprimía de esta vida y del recuerdo gráfico.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Creo que es la única escultura ¿en el mundo? dedicada al ángel caído. A mi me encanta.
    Saludos:)

    ResponderEliminar
  42. Mar-Giverny: me parece que hay alguna más por ahí, pero ninguna está a 666 metros de altitud.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  43. Felicidades y gracias por compartir tu sabiduría, es un placer enorme pasar por tu casa.
    Desde Jaén un abrazo y feliz día

    ResponderEliminar
  44. Miguel: gracias a ti por pasarte y comentar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  45. No sé porque no he venido antes por aquí...
    ¡Qué interesante! Siempre me fijé en este Ángel caído en los paseos por El Retiro, pero no sabía cómo tú de su historia...
    Eso de la altitud queda ni que pintao...
    Besicos.

    ResponderEliminar
  46. Yo también tenía entendido que era la única del mundo dedicada al diablo. Lo que se me hace raro es que la Iglesia de la católica España no haya intentado quitarla. O a lo mejor sí lo ha intentado y yo no lo sé.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. Cabopá: no se suele hacer publicidad del demonio, aunque antes fuera un ángel.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  48. Kassiopea: alguna movida hubo durante la época de Franco, pero no se le dio importancia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar