jueves, 4 de junio de 2009

Una visión de la posguerra española VI



LA MUJER DURANTE EL FRANQUISMO



La mujer durante la época franquista era un ser considerado menor de edad que pasaba de la tutela del padre a la de su esposo.

En cuanto a los derechos tanto de hombres como de mujeres, el divorcio no existía: había sido derogado por los vencedores de la Guerra Civil en toda España , tampoco había matrimonio civil. Además, esto se hacía con efecto retroactivo. Todos los matrimonios civiles de la República y todos los divorcios figuraban, sencillamente, como no existentes. Los hijos habidos en esos matrimonios dejaban de ser legítimos y se convertían, por arte de magia, en naturales o de padres desconocidos.

Una mujer no podía abrir una cuenta corriente o trabajar sin permiso del marido.
Una mujer casada no podía ausentarse del hogar, viajar sola por ejemplo, sin la autorización del marido.
Oficialmente no existían los malos tratos, porque el papel de la mujer era el de servir al marido, obedecer a todas sus órdenes y no rechistar. Ése era el mensaje que transmitía el régimen. Si un hombre daba un bofetón a su mujer no pasaba nada. Era hasta comprensible. ¡Algo habría hecho!

La dictadura del sistema franquista se transmitía así jerárquicamente de gobernantes a gobernados y del cabeza de familia a su mujer e hijos. Era una relación de mando y obediencia.
La mujer era ama de casa, madre y abnegada esposa. Su cometido principal era el cuidado de los hijos y la atención del hogar. Y este modelo contaba con el apoyo incondicional de la Iglesia católica quien, a través del púlpito y del confesionario, lo fomentaba e insistía en su idoneidad.

Se aconsejaba a la sufrida esposa que cuando llegara el marido a casa, la mujer no debía agobiarlo con problemas domésticos o de los hijos, sino atenderlo, ponerle las zapatillas, servirle algo de beber, y tras la cena… estar siempre dispuesta para que el jefe de la familia pudiera satisfacer sus deseos más íntimos. La esposa como “reposo del guerrero”.

Consejos de la Sección Femenina ( de FET de las JONS)

"Si tu marido te pide prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes". "Si él siente la necesidad de dormir, no le presiones o estimules la intimidad". "Si sugiere la unión, accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de una mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar".

Pilar Primo de Rivera, hermana de José Antonio, decía estas "lindezas" de la mujer:

"Todos los días deberíamos de dar gracias a Dios por habernos privado a la mayoría de las mujeres del don de la palabra, porque si lo tuviéramos, quién sabe si caeríamos en la vanidad de exhibirlo en las plazas".
"Las mujeres nunca descubren nada; les falta el talento creador reservado por Dios para inteligencias varoniles".
"La vida de toda mujer, a pesar de cuanto ella quiera simular -o disimular- no es más que un eterno deseo de encontrar a quien someterse".

Fuente de la cita : El País


Félix Medina, un aventajado alumno mío de la Escuela de Adultos, me habló de este anuncio. Merece la pena verlo .






16 comentarios:

  1. “Vamos, mujer muérete de asco que no pasa nada, que todo es por el bien de la patria y de la iglesia, y cuando mueras seguro que iras al cielo por gilipollas”.
    ¡¡¡¡¡¡¡Esta genial tu entrada!!!!!
    Un saludo Cayetano

    ResponderEliminar
  2. Es increíble que esto haya pasado en España hace, como quien dice, cuatro días.
    Gracias por tu comentario, Vangelisa.

    ResponderEliminar
  3. Patético, penoso, cutre, machista etc.....
    Menos mal que en pocos años esto ha cambiado y se ve arcaico. Aunque hay que mantener la guardia pues todavía queda mucho "TROLL" suelto y sin control.
    A bear hug.

    ResponderEliminar
  4. Gracias "inquisitormurciano" por tu comentario. Tienes razón en eso de que no hay que bajar la guardia, por si acaso.

    ResponderEliminar
  5. Impecable, Cayetano... Agradezco tu entrada!

    Esa estructura vertical, la sumisión, los consejos... por favor!... Qué impotencia da!

    Acá, entre nosotros y aprovechando que nadie nos lee... ¿realmente crees que se ha evolucionado tanto?... Si así fuera, la violencia doméstica y de género —por dar un ejemplo— sería una anécdota ¿no te parece?

    Besazos!


    P.D. No puedo ver los videos ahora porque estoy operando una radio que trasmite por internet, en cuanto pueda regreso, los veo y si surge, te comento algo. Abrazo y de nuevo... Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Se ha evolucionado afortunadamente, Mai Puvin. Lo que pasa es que hoy las mujeres son más libres, tienen trabajo y no soportan a un tirano que las mande. Eso muchos hombres no lo pueden asimilar. De ahí la violencia doméstica, por inseguridad personal.
    Un saludo y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  7. Desde luego el publicista de Soberano era un figura... y en lo referente a los malos tratos no hay que olvidarnos de los "crímenes de honor"... desde luego que época más triste...

    ResponderEliminar
  8. Amigo José Luis, aquélla era una época gris. como el "nodo". Y el publicista dirigía su mensaje a un tipo muy concreto de la España profunda.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Increible pero cierto. Verás, yo nací en 1960 y esas historias las recuerdo muy de pequeñín. Los anuncios de Soberano llegaron hasta bien entrados los 70. Eran tan típicos como los de Frixenet en Navidad. Siempre me llamaba la atención eso de que "es cosa de hombres". ¿Eso era ser un machote? ¿Un borrachuzo asqueroso?. Los comentarios de los manuales son de los años 40 y 50 y sobre todo de la Pilar Primo de Rivera (Vaya familia la de Don Miguel el jerezano, primer Dictador del siglo XX).
    El primer vídeo de la bola de cristal me recuerda a los coñazos (y retrógrados) radiofónicos de Radio Intercontinental por las tardes: La Señora Francis, todo un mito de la radiodifusión. La verdad que en treinta años a pesar de los pesares, podemos sentirnos contentos de nuestro avance porque, desde luego, partíamos de una situación tremenda. Bastante que no hayamos tenido un golpe sangriento o una nueva civil.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Sí, Juan, la verdad es que este país nuestro ha cambiado mucho en estos años. Demasiado para la época de la que veníamos: una España atrasada y cutre. Europa limitaba al sur por los Pirineos hasta hace poco.

    ResponderEliminar
  11. Estupendo post. Lo fuerte es que a día de hoy sigue habiendo madres que educan a sus hijas para que se casen con un buen hombre y les sirvan en todo lo que pidan y ellas en la casa con los niños y de esclava. Pero aún mas fuerte son las mujeres que les encanta esa vida !!! Todo es respetable.

    ResponderEliminar
  12. Siempre que uno sea libre para elegir...Lo malo era que en aquella época no había posibilidad de elección.

    ResponderEliminar
  13. Y lo peor de todo es que esta mentalidad no se borra de la noche a la mañana.
    Las que pasamos de los 40 años hemos tenido que batallar muy duro con nuestros maridos para hacerles comprender que no estamos dispuestas a soportar lo que nuestras madres consintieron. Y es que ellos vivían muy bien y ahora se les terminó el chollo y eso duele jejeje...

    Muy buena tu entrada, has reflejado fielmente cómo vivían las mujeres en esa época.
    Como siempre, es un placer entrar aquí y recordar o aprender cosas nuevas.

    Un abrazo,
    Julia

    ResponderEliminar
  14. Eres muy amable Julia. En efecto, nuestras madres tuvieron que soportar muchas humillaciones.
    En los años 60 se me quedó grabada una cosa para siempre. Yo iba de viaje en un tren de noche hacia Sevilla con mi madre. De repente,en medio de la noche, se encendió la luz del compartimento y un señor, me imagino ahora que era el revisor, pidió a mi madre los billetes y el permiso para viajar sin la compañía del marido. ¿Increíble? Lo curioso era que mi madre llevaba en efecto ese permiso. Es decir que era algo archisabido y corriente.
    Gracias por tu participación. Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. POR FAVOR DESEARÍA QUE ALGUIEN ME REMITIERA (LEY, NORMATIVA O ALGO POR EL ESTILO) REFERENTE A LA IMPOSIBILIDAD EN LOS AÑOS CUARENTA DE PONER A UN NACIDO EL APELLIDO DEL PADRE HABIDO EN UNA RELACIÓN EXTRAMATRIMONIAL CON UNA MUJER SOLTERA

    ResponderEliminar
  16. Califa: eso es más fácil que te lo pueda resolver algún abogado o alguien del mundo del derecho que tenga acceso a las leyes de la época. De todas formas, voy a indagar sobre ello y si encuentro algo te lo envío.
    Un saludo.

    ResponderEliminar