viernes, 17 de abril de 2009

La historia que fue y la que pudo ser


Breve resumen de la Segunda Guerra Mundial


Fuente de la imagen: Enzobook

Poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, la Alemania nazi había constituido con Italia y Japón un eje o alianza para repartirse sus zonas de influencia, espacio vital o áreas de expansión imperial: el eje Roma- Berlín- Tokio.

Con la invasión de Polonia por las tropas de Hitler, la virulencia y contundencia de sus ataques obedecieron a una estrategia de guerra- relámpago, encaminada a golpear duramente al enemigo en el menor tiempo posible, eludiendo la táctica de la guerra de desgaste, tan empleada en el conflicto mundial anterior, que resultó ser letal para las tropas alemanas.

En un principio, las victorias se sucedieron una tras otra a favor del Reich: campaña de Noruega, ofensiva oeste sobre Bélgica y los Países Bajos, ocupación de Francia... En la batalla de Inglaterra, la Luftwaffe alemana no pudo abatir la superioridad aérea británica, dejando el asunto pendiente para mejor ocasión. Después, junto a Mussolini, se inició con éxito la campaña de África. A continuación, la ocupación de Grecia y Yugoslavia. Después, el ataque a Rusia, la “Operación Barbarroja”. Y a partir de ahí, la suerte cambió para el Führer: derrota en Stalingrado, derrotas del Afrika Korps del general Rommel en el Alamein (Egipto), derrotas en el Pacífico del aliado nipón...

Los desembarcos aliados en Sicilia y Normandía, junto al avance decisivo del ejército soviético en el Este, actuaron a modo de rodillo y, poco a poco, los enemigos del Reich se hicieron dueños de la situación.

Tras la derrota de Mussolini y Hitler por los aliados, los norteamericanos pusieron punto final a la Segunda Guerra Mundial con el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki. Japón se rindió y los aliados ganaron la guerra.


La pregunta es la siguiente:


¿Qué hubiera ocurrido si el secreto atómico hubiera llegado antes a manos de Hitler que a los norteamericanos?


















6 comentarios:

  1. Intentando contestar a tu pregunta:

    Seguramente ahora todos tendríamos como segunda lengua el alemán y de optativa el italiano. Aunque a decir verdad, aquí en Formentera alemán e italiano (como bien sabes) son lenguas vehiculares desde hace mucho tiempo.

    salud
    mateos

    ResponderEliminar
  2. Muy buena respuesta. Y Franco se habría convertido en asistente del genocida alemán y dama de compañía del Duce.

    ResponderEliminar
  3. Desde un punto de vista latinoamericano, Argentina se hubiese convertido en la "Europa del Sur", y no Brasil la "Estados Unidos del Sur"...

    Y sí, probablemente el alemán sería la segunda lengua; el italiano, ya es optativo en varios colegios aquí.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. No te falta razón, Alfredo. La emigración italiana y también la alemana han sido importantes en tu país, eso sin contar a la "gallega".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Una pregunta complicada…Bueno, si eso hubiese ocurrido, pues su genocidio hubiese sido aun mayor. Y como Hitler soñaba con una raza aria, pues la verdad, puede que este mundo no fuera el que es… Hay por ahí una tabla en la cual se basa el movimiento nazi que se llama así: “La Mezcla de Sangre de las especies según la Teología Nazi/Evolucionista” pero me resulta violento ponerla. Búscala si quieres.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Ya conocía la tabla: una auténtica insensatez y nada de científica. Para los antropólogos y demás científicos que estudian la evolución de la especie humana dicen que sólo hay una subespecie a la que todos pertenecemos: homo sapiens sapiens.
    Saludos.

    ResponderEliminar