domingo, 14 de febrero de 2016

No todo van a ser flores


14 de febrero. Día de San Valentín. Ese día no todo fue amor…

En 1502, los Reyes Católicos ordenan expulsar de España a los musulmanes que no se conviertan al catolicismo.

En 1530 el conquistador español Nuño de Guzmán manda quemar en la hoguera a Tangáxoan Tzíntzicha, Cazonci o rey de Michoacán.

En 1556, es declarado hereje en Inglaterra el arzobispo de Canterbury, Thomas Cranmer y quemado vivo posteriormente.

En 1879 estalla la Guerra del Pacífico cuando las tropas chilenas cierran a Bolivia la salida al mar.

En 1918 se produce una ofensiva turca en Armenia.

En 1919, tras la Primera Guerra Mundial, tiene lugar la Guerra Polaco- Soviética.

En 1929, en Munich, las autoridades del lugar prohíben a Josephine Baker, afamada cantante y bailarina estadounidense, salir a escena por indecencia pública.

En 1929, Al Capone lleva a cabo en Chicago una célebre matanza contra una banda rival: la matanza del día de San Valentín.

Etc., etc.

No todo van a ser flores.

Fuente para la efemérides: Wikipedia.

38 comentarios:

  1. Las efemérides son tan caprichosas móviles como las nubes, que evolucionan y sólo nos sirven de referencia, pero no de referente. Entregar un ramo de flores en las manos de la amada el 14 de febrero y pasar de ella el resto de los días, es tan oportuno e inútil como seguir conmemorando doscientos años después el Día de la Independencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso lo mismo: es mejor celebrar una relación más a diario que cuando lo manden los grandes almacenes.
      Un abrazo, Paco.

      Eliminar
  2. Lo cual indica el camino que lleva la humanidad. El más conveniente para las manipulación emocional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y comercial. Todo un invento para el consumo en ciertas fechas.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. De hecho, el propio San Valentín fue ejecutado por orden del Emperador Claudio. No se sabe si fue el 14 de febrero, pero podría ser.

    Un saludo.

    PD. Yo soy mas de San Miguel que de San Valentín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también, por la cerveza. Cada uno es muy libre de celebrar lo que estime oportuno. Un tema muy personal. Yo soy bastante contrario a celebrar lo que me dicen los grandes almacenes que tengo que celebrar.
      Un saludo, Carlos.

      Eliminar
  4. Lo del "día de los enamorados" siempre me pareció una cursilada y, sin querer ofender a nadie, pelín hortera. No deja de ser una manipulación de quienes manejan los hilos del consumismo porque el amor si no es cosa de todos los días es que es poco amor.
    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podría estar más de acuerdo con lo que dices.
      Un saludo,Ambar.

      Eliminar
  5. Caramba, monsieur, se ve que no está usted de humor muy romántico. Claro que por lo que usted nos cuenta, menos lo estuvieron otros.

    Feliz San Valentín.

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, madame. Yo este día no lo celebro; pero tampoco me dedico a hacer la pascua al prójimo, como parece ser que era lo habitual en otros tiempos.
      Un saludo, Madame. Feliz "dimanche".

      Eliminar
  6. Tiene narices la prohibición a la Baker, porque en aquellos mismos dias, los cabarets de Berlín transgredían sistemáticamente la "buena moral burguesa" con sus espectáculos de transformismo.

    En fin un dia como otro cualquiera, con sus grandezas y sus miserias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, un día como cualquier otro. Bueno para unos, horrible para otros.
      Y lo de la doble moral, pues eso... ahí seguimos.
      Un saludo, Rodericus.

      Eliminar
  7. Mira por donde si hubieran elegido esta fecha el presidente en funciones y el aspirante,quizás tendríamos acuerdo y tu amigo Cayetano podrías unirla a este anecdotario, en el fondo sabemos son como dos tortolitos y hoy seguro que el recorte esquivo de mano se hubiera transformado en aun abrazo o piquito jejeje...
    Un saludo y gracias por estos aportes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estaría mal que nuestros amados políticos mostraran un poquito más de cariño al país y se pusieran de una vez de acuerdo. Y este día sería, como bien dices, el más indicado para ello.
      El perro verde: un saludo.

      Eliminar
  8. El día de san Valentín, el día de los enamorados: las efemérides nos recuerdan cuán enamorado de la barbarie está el ser humano.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la barbarie, del dinero fácil, del poder... amores poco recomendables.
      Saludos, amigo Francesc.

      Eliminar
  9. El 14 de febrero es un día como cualquiera...Está vez domingo, pero vale igual que fuese miércoles.


    Lo de Baker...muy triste...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino lo mismo que tú: un día corriente. El amor hay que demostrarlo los 365 del año (este 2016, 366).
      Un saludo, Manuel.

      Eliminar
  10. Un día como otro cualquiera. Hieles y bombones en la misma caja. Hay cosas que no cambian.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino igual. Hasta me repatea el día por la insistencia machacona de la publicidad que insta al consumismo.
      Un abrazo, Arantza.

      Eliminar
  11. ¡¡ Buenísimo el comentario de Francesc Bernadó!!

    Y lamentablemente que cierto...

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente que se enamora de cosas muy raras: el poder, hacer la puñeta al personal...
      Un abrazo, Myriam.

      Eliminar
  12. Cuando me recuerdan la matanza del día de San Valentín en Chicago, siempre me acuerdo de Jack Lemon y Tony Curtis escondidos tras uno de aquellos coches antiguos. Y luego, claro, de Marilin Monroe dando saltitos en el andén de la estación.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te acuerdas de secuencias agradables y no de la carnicería con sangre por todas partes. Eso siempre es positivo. Olvidar aquella matanza que tuvo que ser de lo más desagradable.
      Un saludo, DLT.

      Eliminar
  13. Tendemos a tener memoria selectiva y nos acordamos de lo bonito, así que no está de más que nos hayas contado que en esta fecha tan "entrañable" también había de todo menos amor. Feliz San Valentín (el de las flores y el amor) con un día de retraso :)

    Un abrazo, Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes por lo de la felicitación. En esta casa nos da un poco lo mismo. Jejeje.
      Un abrazo, Félix.

      Eliminar
  14. En mi caso también hay acuerdo tácito, ni siquiera hay que discutirlo, también nos da un poco igual, jeje
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier día es bueno para darse un homenaje. Hay más días que longanizas.
      Un abrazo, Félix.

      Eliminar
  15. Cayetano, no seas tan duro. Mira si un día sale a la luz una foto tuya deshojando una margarita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me puedo hacer el duro, porque rápido se me descubre el lado tierno. Jejeje.
      Ayer no hubo flores, pero nos fuimos con mis hijos a comer por ahí. Una excusa para estar juntos un rato.
      Saludos, Ana.

      Eliminar
  16. Ese día es como otro cualquiera y cuando toca hacer atrocidades la gente no se para a pensar en la fecha y la prueba la tenemos en todo esto que nos cuentas en esta entrada Cayetano. No todo es miel y flores en san Valentín.
    Un abrazo y gracias como siempre por compartir estas cosas.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las atrocidades, como bien dices, no entienden de calendarios.
      Ahí tienes la guerras. Cantidad de ellas comienzan en verano cuando la gente está de vacaciones, para fastidiar, como nuestra guerra civil o las dos guerras mundiales.
      Un abrazo, Puri.

      Eliminar
  17. El día de los enamorados debería ser todo el año, pero se inventan estas cosas con fines comerciales "diría yo". Una entrada estupenda Cayetano, algunas de las efemérides las conocía, pero gracias a ti ahora conozco más atrocidades hechas en 14 de febrero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y hay muchas más, por desgracia. Ni el amor ni el odio conocen de fechas.
      Un abrazo, Conchi.

      Eliminar
  18. Está claro que a ninguno de los protagonistas de las efemérides que relatas les pega el "Díceselo con flores".
    Lo que a mi me maravilla es con la facilidad que nos sumamos a estas "festividades" ya sean propias o ajenas. Cada año las tenemos nuevas, Halloween, Papa Noel, Black Friday y lo que nos echen.
    Está visto que la novelería la llevamos en la sangre.
    Un fuerte abrazo, Cayetano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos gusta mucho conmemorar cualquier cosa. Somos cíclicos y amamos repetir cada año las mismas chorradas. Lo malo es cuando se trata de cosas ajenas por completos a nosotros. Ahí es cuando la maquinaria publicitaria entra a saco para que mordamos el anzuelo.
      Un abrazo, Antonio.

      Eliminar
  19. Bueh! Las dos caras de la moneda! La fuerza del marketing! Ja! Sigo alejada de mi blog por distintas razones, espero volver pronto, pero aprovecho para dejarte un cálido saludo Cayetano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí seguimos, esperando la vuelta a la normalidad.
      Un saludo afectuoso, Patzy.

      Eliminar