sábado, 30 de mayo de 2015

Aniversario incendiario

Jerónimo de Praga

Tal día como hoy debe ser de festejo tanto para los pirómanos como para los fanáticos e intransigentes que se dedican a chamuscar al prójimo. 
Porque el 30 de mayo de 1416, en el Concilio de Constanza, la Iglesia Católica mandó quemar vivo a Jerónimo de Praga por salir en defensa del religioso reformista, Juan Hus, tildado de hereje. 
Y ese mismo día de 1431, Juana de Arco fue achicharrada viva por los ingleses en la localidad de Ruan (Francia) y en el marco de la Guerra de los Cien Años.
¿Qué tendrá el fuego  que tanto gusta a los exaltados de ayer y de hoy?

26 comentarios:

  1. Ya sabes amigo Cayetano, el fuego purifica. Mandémoslos al cielo que ya se encargará Dios de juzgarlos allí...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Catarsis por el fuego. Sacrificio, purificación... el humo se va al cielo y llega a los dioses. Hay que ser un auténtico h. de p. para achicharrar al personal.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Que se lo digan a los adoradores de Zoroastro que veneran el fuego. Sin embargo, no quemaban a nadie porque consideraban que contaminaba al fuego.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está bien. Yo al fuego también lo adoro, el de la chimenea. Tiene su encanto. Pero acabar como los "socarrats" no es de recibo.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Quien a fuego mata a fuego termina, (no es así, ya lo sé, pero sería aplicable)

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el consuelo que nos queda.
      Aunque muchos logran escaparse de la quema y del caloret.
      Saludos, Dissortat.

      Eliminar
  4. Bueno...Hoy es el día de la comunidad canaria...Será por eso que son volcánicas? ;D

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. El fuego es tan destructivo que tras su paso sólo quedan cenizas y a éstas se las lleva el viento. Ni rastro queda de lo quemado.
    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo nos quedaría el recuerdo de lo que fue y ya no es.
      Un saludo, Ambar.

      Eliminar
  6. deja, deja, Cayetano, a ver si ahora van a volver las hogueras a las plazas públicas con una afición tan exaltada como la que acude en masa a los estadios de fútbol. Quemar al personal, quemar libros, quemar iglesias. Por una parte y por otra el uso del fuego se ha generalizado a lo largo de la historia como forma de destrucción denigrante y salvaje.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la gente anda ahora algo quemada. Lo importante es no acabar churruscado.
      Un saludo, carmen.

      Eliminar
  7. Que hace desaparecer lo que se quiere destruir. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como Cartago por los romanos.
      Un saludo, Antorelo.

      Eliminar
  8. Como quemar en la hoguera es, en realidad, "quemar viva a una persona con fuego", me parece que lo que tiene "el fuego" para los "exaltados" que tú dices, es el tiempo y el dolor que le insumen al condenado morir por este método, lo que convierte en un método de ejecución "ejemplificador" para los observadores y "morbosamente satisfactorio" para el vengador que hubiera asumido el rol de "inculpar". Ni los animales adoptan esta actitud tan miserable. Ya sabes, sólo el hombre es capaz. Una vergüenza de ayer y de hoy. Saludos, Cayetano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y una manera de hacer desaparecer rápidamente al enemigo convertido en cenizas.
      Un saludo, Patzy.

      Eliminar
  9. Qué tendrá el fuego que inspira cosas tan tremendas. Claro que la mente humana alcanza el infinito cuando inventa crueldades. Cualquier cosa le sirve.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De pequeños nos decían que si andábamos con fuego nos mearíamos en la cama. Algunos parece que no aprenden.
      Saludos y feliz tarde.

      Eliminar
  10. Lo peor es que podríamos creer que eran cosas del pasado y no, no es así.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo vuelve. Nada pasa de moda, por desgracia.
      Un abrazo, DLT.

      Eliminar
  11. Buenas Cayetano no dire que sea malo del todo, pero ya lo decia tambien el inclito Javier Krahe " la hoguera , la hoguera , la hoguera es sensacional para librarnos de todo mal".
    La verdad es que el fuego siempre atrae a ese animal racional que es el ser humano esa necesidad de controlarlo todo hace que veamos en el fuego eso que creemos tener controlado pero que casi siempre percibimos que se puede descontrolar.
    El fuego es luz y calor dos factores por los que gracias a ellos podemos habitar en este planeta, y tambien por lo que lo estamos matando .
    La catolicisima religion cristiana siempre ha propagado la maxima del fuego " purificador. es la mejor medicina contra sus males (ateos relapsos , blasfemos etc)
    y si por casualidad cruzabas esa rayita te perderias en el fuego eterno del infierno para siempre. esto me lleva a pensar lo que podian decir y decian los Vikingos
    " entre el fio cielo y el comodo infierno ya sabeis donde me encontrareis en mi vida del mas alla .
    Sera la religion cristiana donde se quema a los vivos y a los muertos se les deja...
    que se pudran. Cuantos avances y sabiduria han terminado en la pira de la incongruencia.

    Un saludo Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un tema que da para mucho. El juego como fuente de vida y de muerte.
      Una fuerza tremenda que puede ser usada para hacer el mal.
      Un saludo, joxean.

      Eliminar
  12. Por que piensan que el fuego purifica, pero los que se queman son los demás.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fuego elimina bacterias, libros y personas. Destrucción total para que no haya "memoria".
      Un saludo, Valverde de Lucerna.

      Eliminar
  13. No se lo que tendrá el fuego... por ejemplo aqui por la zona de Alicante nos encanta, aunque para fines mucho menos nocivos la verdad, como son las Hogueras de San Juan... jejeje

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fuego entretiene, relaja, purifica, mata... a nadie deja indiferente.
      Un saludo, Jesús.

      Eliminar