lunes, 24 de noviembre de 2014

Una nueva dinastía


Noviembre de 1700. 
Se instaura en Versalles la dinastía Borbón de España, con la proclamación como rey de Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia, con el nombre de Felipe V. Algo que no va a gustar a los “austracistas” y provocará la Guerra de Sucesión. 
Felipe V sufría del mal de la "melancolía" y tenía depresiones y alucinaciones. Hoy sería diagnosticado posiblemente de "esquizofrenia paranoide".
La borbónica es la dinastía que actualmente ocupa la Jefatura del Estado en nuestro país, tras algunos breves paréntesis: el vacío de poder con la invasión de las tropas napoleónicas y la Guerra de la Independencia, la expulsión del trono y de España de Isabel II durante el Sexenio Democrático que culminó con la efímera Primera República, los años de la fallida Segunda República, la Guerra Civil y la dictadura del general Franco. 
Una dinastía que ha conocido, si bien recuerdo, tres restauraciones: con Fernando VII, Alfonso XII y Juan Carlos I. 
Para los amantes de las coincidencias históricas y de los juegos: 
El primero de los austrias fue Carlos I y el último Carlos II. El primero de los borbones fue Felipe V, ¿cuál será el último de la dinastía?

48 comentarios:

  1. La teoría del fin de la dinastía Borbón con Felipe VI sería para mí un verdadero gozo, y no pierdo la esperanza de ver proclamada una República Española antes de convertirme en un montón de gusanos.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  2. Estás de suerte, Dissortat, porque veo que tu comentario no desapareció como ha ocurrido con los de otros amigos. Ando con blogger a ver si hay alguna forma de recuperarlos.
    Aunque no soy monárquico, tampoco soy muy partidario de cambiar las reglas del juego en plena crisis porque sería un motivo más de inestabilidad (cambio de la forma de estado o de los límites territoriales del mismo. En la historia pasada nuestra la aventura acabó como el rosario de la aurora). Tampoco me fiaría de Presidentes de República del tipo de Aznar o Felipe González. La única ventaja es que si te sale "rana" lo puedes cambiar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata, querido don Cayetano, de poderlos cambiar si es necesario. A mí no va eso de que por tener un apellido u otro tengas derecho a sentarte hasta el fin de tus días en un trono, y eso que a este paso, los verdaderos apellidos dinásticos desaparecerán mezclados con los de vulgares plebeyas, como ha sucedido en casi todas las monarquías, incluida esta. Y por cierto, si este no era el momento para cuestionarnos el cambio de tipo de gobierno, ¿cuándo cree usted que puede serlo?

      Un saludo

      Eliminar
    2. Me inquietan los cambios drásticos en momentos de crisis. Creo que es mejor el debate sereno cuando las aguas estén calmadas. Es una opinión muy personal, claro.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Es de esperar que pronto las monarquias ,sea cual se la dinastía,ocupen el lugar que a esta altura de la historia del hombre debieran ocupar, un puesto en algún museo de artes decorativas o de antiguas costumbres.De paso ir meditando sacarse de encima a otras dinastías tan o mas peligrosas que los Borbones,Austrias o Windsor, me refiero los que recolectan EL BOTIN del trabajo y el esfuerzo del comun de los mortales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay dinastías de banqueros y de familiares de expresidentes que dan miedo.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. A mí me da igual que manden reyes, que republicanos, que dictadura islámica, que lo que sea. Siempre habrá unos que partan el bacalao y otros que estemos por debajo. ¿Alguien se cree que una república atará los perros con longaniza? Además, cuando se habla de república, ¿a qué se refieren? http://elartedelaestrategia.blogspot.com.es/2013/07/que-republica-me-estas-vendiendo.html

    En fin, que en esta España, desde tiempos de los romanos (y puede que antes) siempre ha habido caciques, mamoneos y demás historias. Así que si mañana desaparecen los Borbones y reinan los Iglesias, creo que al pueblo llano le va a dar lo mismo. En resumen, que cada cual se busque la vida, porque los que buscan el poder nunca miran para el pueblo, sean Austrias, Borbones, republicanos o su prima la del pueblo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aspiro a un mundo mejor y más justo en el que los sinvergüenzas estén más controlados, donde prime más el esfuerzo personal y el mérito que la herencia recibida, porque ya sabemos que es un defecto humano de siempre el abusar del poder o el meter mano en la caja común; pero hay que hacer leyes, pocas y justas, que eviten precisamente lo que está ocurriendo ahora mismo en nuestro país, donde ninguna institución se libra de la suciedad.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Ya sabes que ni la historia en general, ni la de España en particular, son "mi fuerte", a decir verdad, aprendo mucho aquí contigo y tus seguidores. Pero sí leo mucho sobre historia de Italia, y recuerdo que, en alguna de esas lecturas respecto de la muerte de Carlos IV, acaecida en Roma, su mujer, la hija del duque de Parma, había confesado en un documento que se conserva (es cierto?) que ninguno de sus hijos era hijo de Carlos IV, por ende, la dinastía Borbón había terminado con la muerte de su esposo. Tú me explicarás.
    Saludos, Cayetano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son cosas que se dicen pero que no están fehacientemente comprobadas. A saber. En todo caso hay algo que delata a los borbones y es su nariz, luego Carlos IV sí tuvo que ver y mucho -según creo yo- con los borbones actuales. Un saludo.

      Eliminar
  6. Mucho me temo que en esta vida mia no voy a tener tiempo de ver el fin del reinado borbón en esta España nuestra. Aahhh estos borbones, si sus alcobas hablaran...
    Un saludo republicano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy joven, Félix. El tiempo todo lo dirá, aunque como dije por ahí no sé qué es peor ¿Te imaginas a gente como Pujol o Rajoy u otros que hemos padecido de presidentes de la república?
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Claro está que el presidente de la Républica podría ser ya bien Aznar, Rajoy, Zapatero o el que fuera, no sería nada bueno. Pero yo me uno al pensamiento griego que denostaba la democracia en favor de la república. Y no lo decían por ideales, sino por comprobación empírica. Prefiero lo público y el poder de la ley a este sistema actual.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía al amigo Dissortat, los cambios drásticos en tiempos de crisis me inquietan (ya tuvimos una buena lección hace unas décadas). Es un debate que hay que hacer serenamente cuando las aguas estén calmadas. Sin pasión. Bastantes motivos de desestabilidad tenemos ya como para sumar más.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Hola Cayetano:
    No me importa la forma de estado en que se viva,siempre y cuando el jefe del estado sepa que está para servir y no para ser servido. Los políticos al parecer siempre piensan que llegan para ser servidos...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es uno de los problemas que tenemos hoy: el rey no es responsable de sus actos. Eso hay que cambiarlo. Y esa mentalidad de los políticos también. Olvidan que les pagamos el sueldo y que son servidores públicos.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Bueno, yo a esta etapa de monarquía, la última que padecemos la llamo "Instauración" o, en todo caso, "RE-instauración" porque no es la vuelta de la monarquía anterior sino una nueva, instaurada por obra y gracia del dictador Franco. La de Amadeo I también sería instauración. Aunque J.Carlos I fuese Borbón, no le correspondía a él legítimamente el título de Rey, usurpa el trono a su padre D. Juan de Borbón, príncipe de Asturias que, por su enemistad con el caudillo, fue apartado y su hijo lo traicionó (hay cartas muy duras entre padre e hijo). Franco se inventó aquello de "príncipe de España", título que sólo ha ostentado Juan Carlos. Luego llegó la COnstitución del 78 que siempre pongo el ejemplo de las cartas otorgadas del XIX porque, aunque fue ratificada en plebiscito, fue hecha por una oligarquía y sin posibilidad alguna de votar en contra pues se lanzó el mensaje de "o esto o el caos", no hubo oposición ni proceso constituyente popular, quizás no se pudo hacer de otra manera. Urge cambiar las cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como consecuencia de la crisis y de la política de choriceo político generalizado se tiende a revisar este periodo histórico que se inició en el 76. Como apuntan algunos analistas, no se desmontaron las estructuras anteriores, por lo que las viejas tradiciones de compadreo y corrupción pasaron del franquismo a la democracia.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Vete tú a saber... dónde estaremos mañana.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qui lo sa. En todo caso, la regeneración y el arreglo constitucional son tareas que conviene iniciar cuanto antes. Nos jugamos mucho.
      Un saludo.

      Eliminar
  11. Por cierto: el argumento típico del que tiene miedo a una república es que sería espantoso que un Aznar o un Pujol fuesen presidentes. El argumento se desmonta solo: ya han sido los presidentes. No se si me explico. En una monarquía parlamentaria el jefe del gobierno, más en el régimen actual, tiene casi el poder absoluto, no solo el ejecutivo sino el legislativo a través de su mayoría y las listas de partido y el control del judicial a través del CGPJ. ¿Qué diferencia hay con una república?: que hay una familia que vive del presupuesto pero que ni siquiera tiene funciones para intervenir en política.¿O es que acaso España no entro en la guerra de Irak?. ¿Sirvió la monarquía para parar esa intervención?. No. Es inútil. Por tanto no me importa que Aznar o Rajoy sean presidentes de la republica porque serían por voluntad popular y por otro lado si la república contiene separación de poderes no me preocupa el inquilino de la moncloa aunque no prefiera a esos energúmenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser una cuestión más bien de estética: un señor presidente de la República española -piensa en don Niceto o en Azaña- luciendo abdominales o fumándose un puro poniendo los pies encima de la mesa o diciendo eso de " a mí quién me tiene que decir las copas que yo me bebo"... como que da cosa.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. Carlos II no tuvo descendencia y eso acabó con la dinastía de los Austrias en España. La falta de herederos ocasionó una guerra porque los Borbones no eran los únicos en desear el trono de nuestro país. Eso es lo que sabemos, lo demás es ficción, deseos de cambio de unos y de continuidad de otros.
    Siempre originas polémica, Cayetano.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caso es que no era esa la idea, sino simplemente la de hacer una broma con el tema de los Carlos y los Felipes.
      Un saludo, Ambar.

      Eliminar
  13. Uys... la esperanza alegra mi corazón republicano. El caso es que el rey me cae bien y la reina... los actuales, me gustan, son guapos, que ya sé que no debería importar, pero si hay que verlos constantemente pues es importante, también parecen capaces y comprometidos, además lo tienen difícil después de todo lo que se fue descubriendo del campechano y el yerno... no sé, me inspiran simpatía... lo que no me gusta es que la jefatura del estado de un país teóricamente democrático se decida por nacimiento, sea vitalicia, encima y ni siquiera nos lo pregunten...

    Un abrazo, Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino lo mismo que tú. No soy monárquico, pero creo que ahora no es el mejor momento para cambios de esa naturaleza.
      Un saludo.

      Eliminar
  14. Hoy el borbón ha echado un cable a los cientificos e investigadores, no goza de mis simpatías pero mira por donde, este gesto me ha gustado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se tiene que volver a ganar a la gente después de cómo han dejado todo algunos como la hermana, el yerno o el padre con las cacerías de todo tipo. Tiene mucho trabajo por delante. Se la juega.
      Un saludo.

      Eliminar
  15. En Felipe parece dominar su genética sajona.
    Por lo demás estoy de acuerdo con Don Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los ciudadanos nos queda una tarea sumamente importante: exigir a quien quiera gobernar que haya transparencia y normas claras sobre ciertas cosas, porque ya sabemos que la cabra tira al monte.
      Un saludo.

      Eliminar
  16. Coincido con Adra en sus apreciaciones; no sé si en la naturaleza de mi corazón, que de momento me conformo conque siga latiendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en esto no soy nada radical. No soy monárquico, pero mientras haya decencia, tranquilidad y cuentas claras tampoco me da por echarme al monte. Así que habrá que esperar cómo evoluciona el asunto. Y desde luego, en épocas de crisis no es conveniente andarse con cambios que generen más intranquilidad. Nuestra historia nos enseña algunas cosas y debemos aprender de nuestros errores anteriores.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Gabon don Cayetano:
    Hablando de la mona/anarquia serian capaces las dos fuerzas politicas principales de este pais a aceptar una decision de dejar el trono de Felipe VI, ya que creo saber que el rey puede proponer pero no puede disponer (ejecutar) .
    El señor Felipe Borbon Schleswig-holsteing decidiera dejar su empleo actual y convertirse en un funcionario militar del estado aprobarian esa decision los politicos que tanto se escudan detrás de esa monarquia a la que tanto deben y que tanto les debe?.
    Al fin y al cabo esta mona/anarquia puede ser como el anuncio de un famoso insecticida “ la monarquia nace, se desarrolla y muere” nacio con un frances se subdesarrollo con un afrancesado y …?.
    1ª opcion- murio como sea pero cuanto antes
    2ª opcion- murio como nacio mal
    3ª opcion- murio consensuadamente y por medio de un referendun
    4ª opcion- ninguna de las anteriores
    5ª opcion- ______________________ (añadir lo que cada uno guste)
    Lo que mas me ha gustado es la manera de atar cabos y ese final colgado que a cada uno nos da que pensar.
    Seria bonito? si, seria necesario? si , seria Logico? Siii pero seria sobre todo que fuera multilateral confrontando pros y contras y en paz y sobre todo sin elementos “garantes” de esa desunion nacional que hasta ahora han mandado , han dispuesto y han gobernado este trozo de tierra paradisiaca convirtiendola en una jaula de grillos.
    Un saludo Cayetano:
    Pdt-Pero que sea ya que nos esta saliendo muy cara esta monarquia de “caras/duras”..
    ¡Dios pero que rico es el castellano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí viene bien eso de "nada es verdad ni mentira. Todo es según el cristal con que se mira."
      Un saludo, Joxean.

      Eliminar
  18. La ventaja de ola República es que a un presidente indeseable se le puede echar. Y es la única que veo con respecto a la monarquía. Comparativamente, es mal alto el presupuesto de la presidencia francesa que el coste de la monarquía española.

    Coincido contigo en que no es momento de buscar cambios, esperemos a acabar de cruzar el río, y una vez secos, ya veremos. . . .

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene por qué ser más cara una cosa que la otra. Todo depende de lo que el Parlamento acuerde. Los franceses - oh, lalá- tienen un nivel de vida más alto; aunque ahora van a tener que apretarse el cinturón.
      Un saludo.

      Eliminar
  19. Esperemos que sea cual sea el nombre del último miembro de la dinastía tarde en llegar, no tanto por mi tendencia borbónica, sino por mi tendencia en pro d ela monarquía en España. Dejémonos de experimentos que ya lo hemos intentado en dos ocasiones y nos ha salido el tiro por la culata.
    Y hablando de casualidades, si el rey Juan Carlos I se parecía a Carlos IV, resulta que el nombre de sus respectivos hijos empiezan por F (Felipe VI Y Fernando VII) y los dos tuvieron como herederas a mujeres. ¿Será Leonor igual que Isabel? Entonces después o durante su reinado república habemus.... o un Amadeo, que no creo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy monárquico, pero tengo mis prioridades. Ahora lo que prima es adecentar el país, acabar con la corrupción y con la crisis. Creo que en esa empresa podemos coincidir muchos. No soy partidario de abrir nuevas brechas entre los ciudadanos. Nuestra historia nos enseña que en épocas malas no conviene plantearse ciertas cosas. No renuncio a ello, pero ahora creo que no es el mejor momento.
      Un saludo.

      Eliminar
  20. Yo también podría firmar el comentario de Adra... y muchos más de los anteriores. Una jefatura de estado, aunque sea "representativa", que depende del nacimiento me parece contrario a mi ética más básica - y como no hay unos principios éticos universales, estamos en la misma.
    Por otro lado, los actuales reyes me pueden parecer hasta simpáticos, sobre todo cuando se ponen comprensivos con sus súbditos, la crisis y esas cosas del populacho. A lo mejor hasta los voto en las próximas elecciones.
    Saludos, Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver qué tal se portan. Sobre todo ahora que parece que el exmarido de la Leti está en Podemos. Algo de sensibilidad social quedará de la antigua relación. Digo yo.
      Un saludo.

      Eliminar
  21. Ja, ja, Cayetano, esa pregunta tiene trampa. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  22. Kaixo Cayetano:
    No la verdad no son tiempos para cambios y sobre todo de este calado , aunque discrepo de que los otros experimentos republicanos hayan salido mal el de la 1ª puede pero el de la 2ª fue cercenado sin llegar a probar si hubiera sido una republica de lo mas progresista viendo los vientos que corrian por Europa , y luego que hubiera pasado en el conflicto posterior.
    Aunque el corazon y parte del cerebro lo tenga republicano , pienso que si hubieramos de votar o decidir poner una monarquia la dotaria de un poco mas de poder ejecutivo y no como decoracion a un estado monocratico muy alejado de la calle, mas que esa monarquia que dice defender ( cuidate de los idus de marzo Caesar) dotaria a la monarquia de la cualidad del excepticismo (no de la democracia ) si no del ejecutivo elegido por los poderes facticos del estado.
    Una monarquia cercana al ciudadano (NO campechana , que todo se la sopla) si no cercana a los problemas del dia y con ese poder de ejecucion de intentar resolverlos con o sin la ayuda del ejecutivo, pudiendo apelar a las cortes en caso necesario sin menoscavo del ejecutivo , una monarquia consultiva y coejecutiva. Que se ganase el derecho a recibir esos dineros que ahora le damos. Una expecie de juez superior que pueda afear al gobierno como a la oposicion en bien del unico detentor de la soberania nacional: el pueblo, al que hay que consultar no solo para subir a fulano o mengano al poder si no para todo lo que se pueda plebiscitar.
    Uptopico si, pero podria ser real y a lo mejor funcionaba por que no?
    Un saludo Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bastante de acuerdo con tu planteamiento. Es bastante sensato.
      Un saludo.

      Eliminar
  23. Respondiendo a tu pregunta: ¡Felipe VI!!
    Pero que sea porque nosotros así lo queremos.
    Y que sea para eliminar la monarquía por una República que la mayoría quiera.
    Que no nos venga impuesto algún dictadorzuelo, o alguna otra dinastía real, por favor. Solo nos faltaba eso.

    Abrazos, Cayetano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo tendría sentido si fuera elección de los ciudadanos. Ya tuvimos una amarga experiencia con uno que usurpó el poder durante cuarenta años como para repetir otra vez lo mismo.
      Un abrazo, Enrique.

      Eliminar
  24. Aunque la teoría se presenta como buena, pero no creo que se colapse la monarquía no por el momento.

    Por otro lado república o monarquía todos es igual o peor porque hay mamoneo siempre, no hay cambio solo que en lugar de rey es un presidente y sus comparsas y cada cierto tiempo cambian

    Sería excelente una sociedad.libre e igualitaria sin opresión ni corrupción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La superviviencia de la monarquía en España depende del papel que juegue el nuevo rey de aquí en adelante. Si está a la altura o no de las circunstancias y sus desafíos. El pueblo español no es antimonárquico pero tampoco tendría un gran apego a la institución si esta no actúa como muchos esperan, con ejemplaridad y sensibilidad ante los problemas.
      Un saludo.

      Eliminar