viernes, 2 de mayo de 2014

El dos de mayo

El dos de mayo en Madrid, según Sorolla

Siempre que llega este día no tengo humor para celebrarlo. El dos de mayo es un día de liberación, el principio del fin de una pesadilla; pero también el inicio de muchos días amargos para los españoles que habían decidido darse una constitución. Con la derrota francesa se abrió para nuestro país una etapa oscura y decadente. En vez de una monarquía parlamentaria, aplaudimos el regreso del rey que nos iba a poner las cadenas, Fernando VII, el peor rey que ha tenido España jamás, quien restableció el absolutismo, las prerrogativas del clero y de la nobleza, derogando la Constitución liberal de Cádiz y resucitando la Inquisición. España siguió siendo un país analfabeto sumido en el atraso y en la pobreza. ¿De qué nos sirvió liberar el país de invasores? Lo que vino fue todavía peor: veinte años de absolutismo y de atraso social y económico.

23 comentarios:

  1. Hola Cayetano:

    Entiendo tus sentimientos. A veces, las fechas patrias hacen que se mezclen.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Como fecha, el 2 de mayo fue algo inédito en la historia: el primer levantamiento de un publo contra el mejor ejército de la época. Invadir España fue un grave error de Napoleón que pagó muy caro, error que remató con la invasión de Rusia.

    Por parte de España, es muy triste que semejante derroche de valor sirviera para poner en el trono a un rey impresentable. Pero parece ser que al publo le gustaba gritar "viva las cadenas", o eso no han contado.

    Y como el ser humano es muy bestia, la lección de derrotar a un gran enemigo para instaurar a una bestia parda en el poder se ha repetido en muchos paises: Atenas con los persas, la URSS con el invasión nazi, Vietnam con la invasión EEUU, Afganistán con todos sus invasores, el proceso de descolonización en todas las colonias europeas... y asi indefinidamente. Debe ser algo muy humano el librarse de un formidable enemigo y abrazar una tiranía.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Carlos Martín: la historia debe servirnos para aprender alguna lección. No quiero ni pensar en esos ingenuos independentistas que para librarse de la "tiranía" española corren el peligro de caer en otra tan mala o peor. Ya estamos cansados de ver casos de corrupción muy cerca de esos "padres de la patria".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Manuel: en una sensación agridulce. Alegría y pesar a un tiempo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. el famoso vivan las cadenas...pero tengo para mi que ningun pueblo es autenticamente libre si no es protagonista de los esfuerzos por liberarse.

    ResponderEliminar
  6. Otra mas, en la novela El Siglo de las Luces de Alejo Carpentier,creo que al terminar hay una pintura de ese día que condensa la novela que cuenta los años finales del siglo 18 y los principios del 19 ,con toda la esperanza revolucionaria ,marchas y contramarchas, miserias y glorias
    Fernando VII seguramente fue una miseria humana,pero José Bonaparte no representaba para España la libertad o el progreso

    ResponderEliminar
  7. Y mira que se derramó sangre para la liberación del yugo gabacho... todo para dar el pistoletazo de salida al aciago y nefasto siglo XIX español. No aprendemos, erre que erre la burra al trigo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Nando: de Pepe "Plazuelas" no es que me fiara yo tampoco demasiado, no; pero al menos no era un absolutista tan carca, antiguo y redomado como el felón, que fue capaz de traicionar a su propio padre. Con Fernandito no nos pudo ir peor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Félix: a veces creo que no tenemos demasiado remedio. Y que no aprendemos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Bueno, la verdad que siempre he pensado que los realeza debe existir solamente en los cuentos, que tal lisura que tienen ellos que el resto no? Yo no lo entiendo.

    ResponderEliminar
  11. Gary Rivera: antiguamente casi nadie se cuestionaba el asunto de la monarquía. Formaba parte de la tradición y de la historia de la vieja Europa. Hoy es un tema a debate, sobre todo porque en la sociedad actual no se entiende que haya cargos heredados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Ahora, la batalla de Madrid está entre González y la Espe. También sigue Madrid necesitando cierta liberación. ¿Será el año que viene?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Cierto, Cayetano, el pueblo luchó por un rey que no se lo merecía y además se celebra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Salir de Guatemala para meterse en Guatepeor es el sino de la historia con mayúsculas. Qué desmoralizador...

    Tendremos que volcarnos en la historia con minúsculas y disfrutar de lo cotidiano y de la gente que tenemos cerca, que al final es lo que importa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Francisco: habrá que "liberarse" un poco y pacíficamente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Valverde de Lucerna: la España "profunda", o la de "charanga y pandereta", que diría don Antonio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. La Fuensanta y el Antón: es nuestro único consuelo, la buena gente que nos rodea.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Y casi así seguimos,veamos algunas de las medallas otorgadas ayer.
    saludos

    ResponderEliminar
  19. Antorelo: no me extraña que no nos tomen en serio fuera del país.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. De todas formas, como estuve de vacaciones, te envío mi saludo...sea como sea...somos trabajadores. Abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Patzy: aquí son dos fiestas seguidas, la del trabajo y la de la comunidad de Madrid. El 1 y también el 2 de mayo, inmortalizado por Goya en sus cuadros.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Bueno, bueno, un ratejo de felicidad para visitarte, disfrutar de la entrada, brindar con algo rico... también y compartir opiniones amigas.
    Escrito desde un lugar al que mi corazón se alegra de pertenecer y donde los arroces están "que crujen". Besos.

    ResponderEliminar