viernes, 11 de octubre de 2013

Un país fuerte


 “España es el país más fuerte del mundo, lleva siglos tratando de destruirse a sí mismo y todavía no lo ha conseguido”. 

 Frase atribuida a Bismarck.

44 comentarios:

  1. Es como una piedra berroqueña, no se detruye y tampoco sirve para nada.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  2. Francesc Cornadó: a ver si por lo menos sirve para echar a los inútiles que nos gobiernan, aquí y allá.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Esperemos que tenga razón y no acabemos autodestruidos, como los mensajes del inspector Gadget.

    ResponderEliminar
  4. La Fuensanta y el Antón: habrá que "resetear" el país, como ya dijisteis en una ocasión.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Qué clara percepción. Pero poco a poco, se va consiguiendo. Solo se precisa un poco más de paciencia.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Resulta interesante, pero dado mi actual estado de ánimo solo puedo añadir eso de "palabras, palabras, palabras".
    No destruirse lo entiendo en este contexto como no parar de hacerlo continuamente, lo cual implica a su vez continuidad, que es el concepto básico que expresa Bismark.... por decir algo.
    Ya ves que de cuando en cuando me "asomo" para saludar a los amigos. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Joder, yo sabía que de algun lado nos llegaba esa herencia auto destructiva

    ResponderEliminar
  8. Para intentos de autodestrucción pocos ejemplos más tremendos que el representado por Alemania. Aunque no por Bismarck, desde luego.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Don Cayetano, usted ya sabe bien lo que pienso sobre el Estado Español. Solo una República Federal podrá salvarlo al final de ese destino que el gran Bismarck nos auguró.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  10. Al paso que vamos pronto lo conseguiremos.

    ResponderEliminar
  11. Hasta el infinito y más allá que diría Buzz Lightyear.

    Gran frase que dice mucho la que publicas.

    ResponderEliminar
  12. A como sigamos pensando que los demás resuelven nuestros problemas...

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
  13. Retablo: me imagino que el espectáculo sería tremendo. No imaginaba Bismarck lo que le iba a pasar a Alemania tras su marcha.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Madame: espero que tenga razón el Canciller y seamos de verdad indestructibles, a pesar de nuestros políticos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Emejota: espero que mejore tu estado de ánimo: La destrucción política es menos importante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. nando: y de los italianos. No lo olvides. Mira la que tienen liada. Así que te toca doble ración, más la propia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Dissortat: sería una solución desde luego, siempre y cuando no hagamos las mismas tonterías que durante la Primera República, con los cantones, el duro de Cartagena y todo ese lío.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Kassiopea: esperemos ser fuertes como decía el Canciller.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Eladio: o más allá "entodavía".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Manuel: de ilusiones también se vive. Un juego peligroso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. No le falta razón. Ahora bien, si se fijara en su país - Alemania -, creo que las conclusiones serían similares: guerra franco-prusiana, dos guerras mundiales perdidas...

    Y antes de todo lo expuesto, que es lo mas reciente, los principados alemanes a tortas entre ellos durante siglos.

    Los países europeos somos todos iguales. ¿Alguno se libra de ser unos Caínes y de intentar destruirse a si mismo?

    Saludos

    Carolus

    ResponderEliminar
  22. Pues lo siento por este señor Bismarck, pero no es España el único en esto de la autodestrucción, al menos, en esto, vamos parejos Argentina y España! Abrazo, Cayetano

    ResponderEliminar
  23. Igual algún día renace como el ave Fénix, bueno es una utopía como esa de la destrucción.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Carlos: no previó el futuro para su recién estrenado país. Cuando esto escribió -presuntamente- Bismarck todavía no había llegado la hora del desastre para Alemania. Faltaban dos guerras mundiales.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Patzy: pues parece ser que vas a tener razón.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Senovilla: seguro que renacemos, aunque sea con muletas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Esa autodestrucción creo que es innata en los humanos, no sólo en los humanos españoles. Como también considero que, ante las adversidades, nos hacemos fuertes y logramos resurgir casi siempre (esta vez lo tenemos complicado)
    Un besote.

    ResponderEliminar
  28. Personalmente creo que en el ánimo de los españoles está muy marcado el enfrentamiento entre dos facciones, pero no la idea de la propia inmolación. Simplemente ambos quieren imponer su idea de España destruyendo todo lo que hace el contrario, de manera que siempre nos mantenemos en un status quo de mediocridad.

    Muy interesante reflexión la de Bismarck. Gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  29. Detalles: resurgir lo vamos a hacer. Lo malo es que no sabemos en qué condiciones lo haremos, si con muletas o sin dientes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Anónimo Castellano: no te falta razón. Es algo que arrastramos de antiguo. Un país de caínes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Tendremos que tomar muchas vitaminas, pues las fuerzas se agotan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. No conocía la cita, que buena...y eso que tiene la ayuda de Dios.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Rosario: vitaminas, tranquilizantes y antidepresivos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Eduardo: y qué poco hemos cambiado para bien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Sólo puedo decir que, para provenir de un germano, la frase es totalmente acertada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  36. Carmen: y con la que está cayendo, más nos vale que el país sea fuerte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Lo que el Canciller de Hierro pensaba de España ya estaba asumido por los propios españoles en frase de Bartrina cuando dijo aquello de "Oyendo hablar un hombre, fácil es saber donde vio la luz del sol
    Si alaba Inglaterra, será inglés, si os habla mal de Prusia, es un francés
    y si habla mal de España es español.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Como sigamos insistiendo no sé yo, también somos muy tozudos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Sí, esa situación se produce, pero si me remito a lo poco que se de historia, el naufrago que es este país siempre encuentra una tabla de salvación. Esperemos que esto siga siendo así....

    ResponderEliminar
  40. DLT: así es. Mecachis. Me acabas de chafar una entrada con esos versos del señor Bartrina. Bueno, no; porque la pondré de todos modos. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Valverdedelucerna: y a tozudos y cabezotas no nos ganan ni esos germanos que la tienen cuadrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. David: tablas de salvación muchas, pero Dios nos libre de los "salvadores". Esos sí que me dan miedo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  43. Es estos ingleses (¿era inglés Bismark?) les encanta decir frases lapidarias. Con todo, parece que por esta frase no haya pasado el tiempo... Besazos, querido amigo.

    ResponderEliminar
  44. Isabel: alemán que es peor. Y lapidario, que no es poco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar