miércoles, 2 de octubre de 2013

Historias apócrifas. No se puede tener todo.


Aquel rey, victorioso en mil batallas, aparentemente feliz, amado y respetado por sus súbditos, rodeado de su séquito, con sus condesvizcondes y marqueses; sin embargo no conocía barón.



35 comentarios:

  1. aquel rey victorioso en mil batallas, me suena al oido como una canción que he escuchado..pero la memoria, mujer al fin,me ha traicionado.
    Tiro en google la frase y saltan San Fernando, Alejandro Magno y otros tantos,si tengo que caer en el sarcasmo digo que Alejandro si ha conocido BARONES

    ResponderEliminar
  2. Fonéticamente muy equívoco el asunto. Más complicado aún si se pronuncia en lugar de escribirse.

    Feliz día

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Es que los barones son muy suyos, y no se dejan engatusar fácilente. Por algo "barón" significa 'hombre libre'.

    Ingenioso juego ortográfico, je, je...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Nando: a Alejandro, a Julio César y a tantos otros les gustaba la carne y el pescado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Madame: ahí está la gracia del asunto, en el equívoco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. La Fuensanta y el Antón: ya veo que os estáis documentando a base de bien con motivo de la serie dedicada a la cerveza y aparece algún "barón" borracho perdido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. En otros tiempos no eran tan mirados con la sexualidad como ahora. Si estuvo en mil batallas, sabrá que todo agujero es trinchera...

    Saludos, Cayetano

    ResponderEliminar
  8. Carlos: y como era el rey pues, a ver, cualquiera le decía que no.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Ja, ja, ¿qué clase de adivinanza es ésta, cayetano? ¿Barón, varón..? ¿Conocía, no conocía? ¿Hablas de Ricardo corazón de león? Pero él sí conocía varón... Espero la solución al enigma. Besazos.

    ResponderEliminar
  10. Vale, pues ya me enteré. Lo que últimamente vengo rumiando es que al margen de la trinchera y tal, las clases más populares fueron las más miradas en esto de la diferenciación sexuada. Las cúpulas pasaban, y se iban de cópulas indiscriminadas. Religiones de inspiracion judaíca sentaron su "cátedra", pero claro las religiones también se crearon para el pueblo, para mantenerlo "dentro de un orden y no del otro".Besos.

    ResponderEliminar
  11. Jajajaja... Seguro que para más inri después lo llamaban "el casto"

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hay que reconocer que el sarcasmo que destila la frase es de primera. Desconocía lo que el Santo hacía con su vida privada.

    Muy interesante. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. El amigo Carolus me quitó el comentario...Mira tu que en tantas batallas hace falta descargar...

    Saludos Cayetano. Al principio pme perdí entre tanto título ;D

    ResponderEliminar
  14. ¡Ay, Cayetano, aquí hay una leve maldad homófona! Por supuesto que divertida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Isabel: una simple travesura. Vienen más. Eso de no tener ya alumnos me ha vuelto más juguetón e irreverente. Ya no tengo que dar ejemplo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Emejota: en realidad no me planteé nada a nivel consciente (el subconsciente es otra cosa). Un simple juego fonético- picarón.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Alma: no sé si el casto o, si fuera extremeño, "el castúo". Una broma fonética.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo: he puesto esa foto por ser la de un rey en una curiosa pose. No había intencionalidad aviesa contra él. Una simple travesura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Manuel: la guerra es la guerra, que decía el chiste.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Francisco: homófona sí, pero nunca homófoba. Una simple travesura. Y vendrán más. Eso de no tener responsabilidades ya como profe me da más libertad para hacer incluso un poco el gamberro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Fuese quien fuese, si se lo pudo permitir perfecto, y si se quedó con las ganas, pues lo lamento por él.

    Salud!

    ResponderEliminar
  22. Simpático el equívoco. Espero que sigas siendo "travieso".
    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
  23. Hay un buen libro sobre el tema: "Reyes sodomitas" de Miguel Cabañas Agrela...destaca, en la época moderna por ejemplo, Jacobo I de Inglaterra...o el último gobernante Medici Giangastone que gustaba de hacerse traer a su palacio de Florencia a jóvenes imberbes de fácil erección para su disfrute.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Dissortat: en el fondo no pensaba en nadie. Un simple juego fonético.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Ambar: se me hace muy difícil adoptar siempre un tono serio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Carolvs: en realidad no pensaba en nadie en concreto. Una simple travesura jugando con el lenguaje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Retable: un simple juego fonético.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. Cayetano, eres libre y feliz, me alegro mucho.
    Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Rosario: como el mar cuando amanece, que diría Nino Bravo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Hacer a pelo y a pluma significa ser buen cazador, ja,ja,ja. Y un rey que se precie lo es.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Jose Senovilla: para mí que no ejercía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Una travesura muy aguda.
    Es lo que tiene sentirse cómodo y relajado, es bueno divertirse con lo que nos gusta. Me da que tendremos muchas de estas. Un besote

    ResponderEliminar
  33. Muy bueno el juego de palabras, con el detalle ortográfico incluido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Valverde de Lucerna: una simple travesura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar