lunes, 21 de octubre de 2013

Historias semiapócrifas. Cría fama y échate a dormir.


Tras una breve visita protocolaria, el embajador británico le dijo a Francisco de Asís  ¿me puede indicar dónde está la salida?
A lo que el rey consorte le contestó:
"Creo que Isabel no está hoy en palacio."

43 comentarios:

  1. Desde la biblioteca y a toda pastilla solo se me ocurre sonreir y añadir por escrito: "puñetera fama" que todo el mundo la percibe menos uno mismo.... afortunadamente. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ahora que está de moda en la TV la serie "Isabel", hay que ver la diferencia entre la Primera y la Segunda (y no me refiero a las cadenas de TV, que también la hay). La nº 2 debía de ser un p...ón verbenero de mucho cuidado.

    Saludos, Cayetano, breve pero intenso post, define demasiadas cosas de ayer y de hoy

    ResponderEliminar
  3. Vaya, se ve que la expresión viene de antiguo. Imagino que Francisco de Asís alegaría sordera!

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes, Cayetano.

    Creo que los chascarrillos que se pueden sacar del reinado de Isabel II, dan para hacer un libro bastante grueso ilustrado por Valeriano Bécquer.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Ja,ja,ja, Sutil manera de conocer la forma de ser de Isabel.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. No siendo mal pensados, seguramente la intención fuera por indicarle algo visible como era la voluminosa corporeidad de su majestad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Este malentendido es de esos que, cuando te das cuenta de lo que has dicho, te pones más colorao que un ababol.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Emejota: y la fama de Isabelona traspasaba las fronteras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Carlos: lo mismo pasaba entre Carlos I y Carlos II, enormes diferencias, principio y fin de una dinastía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Madame: sordera y otras cosas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo Castellano: buenos y atrevidos dibujos los de los Bécquer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Jose Senovilla: muy sutil. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Francisco: pues bien mirado...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. La Fuensanta y el Antón: más que una ñora picante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Lo que pasa es que el embajador se lo dijo en mal castellano y él no le entendió...Pero siempre quedará a libre interpretación ;D

    Todavía me carcajeo ;D

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
  16. Que cosas tiene la vida, la llamaban La Isabelona, el elefante vestido de lentejuelas...
    Si la pilla sutataranieno Juanito la deja seca de un escopetazo.

    ResponderEliminar
  17. Siendo cortita, da para mucho tu entrada. No sabía yo que esta reina gozase de tal fama, y mucho menos que traspasara fronteras.
    ¡¡Hay que ver lo que aprendo contigo!! ¡Con el trabajo que me costaba aprender Historia! Siempre que te leo lo recuerdo y pienso que con un profesor así, hubiera sido mucho más divertido.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  18. Jejeje, muy agudo el de Asis, conocido como "el que meaba sentado", en alusión a su poca masculinidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Jaja, sabía que era un chiste viejo, pero no tanto.

    ResponderEliminar
  20. Manuel: va a ser eso, un problema de traducción.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Dapazzi: una familia muy peculiar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Detalles: para que a los chicos les guste la historia hay que meterles de vez en cuando algunos pildorazos simpáticos o anecdóticos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Valverdelucerna: me imagino que en la intimidad se dirían mutuamente "piropos" peores.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Carolvs: eso decían, que meaba en cuclillas. Pobre hombre, obligado a casarse con una mujer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Nonsei: ocurrencias que la historia nos pone en bandeja.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Gustavo Adolfo Bécquer y su hermano, el pintor Valeriano, publicaron “Los Borbones en pelota“, compuesto por casi 100 acuarelas pintadas por Valeriano con rimas y pies de foto de Gustavo. Son acuarelas pornográficas en las que intervienen la reina Isabel II de Borbón, Francisco de Asís de Borbón, miembros del Gobierno...
    Eran otros tiempos...

    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Así tenía a todos "los espadones" mosqueaos unos con otros, y así nos fue.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Tampoco Isabel estuvo callada con respecto a su "varonil" consorte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Javier: en efecto y algo subidas de tono para traerlas por aquí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Eduardo: alguno de esos "espadones", como el general Serrano, también se "benefició" de sus servicios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. DLT: todo lo contrario. Se quejaba mucho de ese marido impuesto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Jijiji, como se las gastaba Paquita...

    ResponderEliminar
  33. Bueno, tampoco se le podía pedir mucho a una mujer que, en nombre del trono, fue considerada adulta a los 13 años! "Quién mal comienza...", y Francisco lo sabía, vamos! Un abrazo, Cayetano.

    ResponderEliminar
  34. Adra Sólo: aquello debió ser un infierno. Que te obliguen a casarte tiene un pase; pero que lo hagan "contra natura"...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Patzy: y que la obliguen a casarse con un homosexual... Terrible para ambos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. A pesar de lo mucho que me gusta el humor, siempre que leo cosas del tipo que cuentas imagino la angustia y soledad del personaje cuando se entera de su mala fama. Como en este caso, difícil de vivir si es cierta, pero de no serlo, ¿cómo rebate un hombre algo así?
    Ignoro si alguno de los dos o un tercero implicado dejó testimonio escrito de la realidad de la pareja, o si las burlas sangrantes sólo eran chismes de laboratorio con interés político. Vamos, como hoy mismo.

    ResponderEliminar
  37. Ana Mª Ferrin: la de hoy es una ocurrencia imaginaria, aunque tiene un poso de verdad ya que son muchos los historiadores de prestigio que hablan tanto de la homosexualidad del consorte como de la promiscuidad de Isabel.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Muy agudo el chiste, pero habrá que decir en descargo de Isabel que no le toco en suerte un marido "satisfactorio"

    ResponderEliminar
  39. Ámbar: mal negocio hicieron los dos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Ámbar: mal negocio hicieron los dos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Una pregunta,visto la promiscuidad notoria de la occisa ¿ se puede determinar a ciencia cierta de quien desciende el actual monarca de España ?

    ResponderEliminar
  42. Nando: naturalmente. El actual rey sería el tataranieto de Isabel II y uno de sus amantes el militar Enrique Puigmoltó. No en balde, al sucesor de Isabel, Alfonso XII, le llamaban el "puigmolteco". Eso que ha ganado la sangre borbónica.
    Un saludo.

    ResponderEliminar