martes, 20 de septiembre de 2011

Machismo griego y mitología


De sobra es conocido el machismo entre los griegos del mundo clásico. La mujer siempre aparece infravalorada en relación al hombre.

Hasta su religión era machista. Veamos.

Al principio de todos los tiempos fue el Caos; de la masa informe o Caos, surgió la Tierra (Gea) y de ésta, Urano; de la unión de Urano y Gea saldrán los siete titanes; uno de ellos, Cronos, gobernará por un tiempo el universo. De Cronos y su hermana Rea nacerán tres dioses: Hades, Poseidón y Zeus, y tres diosas: Hestia, Démeter y Hera. Seis dioses en clamoroso empate, es decir, tres a tres. Tres "hombres" y tres "mujeres". Luego Hades marchó a ocupar otro espacio: tras derrotar a los Titanes, Hades y sus hermanos Poseidón y Zeus, sortearon las posesiones a ocupar, repartiéndose el mundo. Así, Zeus quedó dueño y señor de los cielos; Poseidón, de los mares y océanos y Hades recibió el reino del mismo nombre, el lugar al que los muertos van tras abandonar este mundo. Al irse Hades al inframundo abandonó su trono olímpico.

Desempate a favor de las mujeres: tres a dos.

Con lo machistas que eran los griegos esto no se podía tolerar: algo había que hacer.

Se fueron incorporando nuevos dioses, por parte femenina accedieron Atenea, Artemisa y Afrodita; por la masculina, Ares, Hermes, Hefesto y Apolo. Si no me equivoco: 6 y 6. Empate. Zeus se lo pensó y sustituyó a Hestia, la del fuego sagrado, por Dionisos, el dios del vino y el desenfreno, consiguiendo mayoría de varones en detrimento de las mujeres.

Dionisos

Está claro que el señor de los dioses no creía en la paridad. Además, eso de sustituir nada menos que a la diosa encargada de mantener el fuego sagrado por un impresentable y joven borrachín, el que fuera criado por el deforme Sileno, un viejo sátiro siempre embriagado, dará lugar a más de un comentario. No es para menos.

Machismo puro y duro el de la religión griega. Traerá cola. De aquellos polvos vienen estos lodos: machismo y religión se suelen llevar bien. No creo que haya muchas religiones en el mundo que supongan una excepción a la regla.

46 comentarios:

  1. Desde luego que los griegos eran bastante machistas y las mujeres eran menos que nada...con lo abiertos que luego eran con la homosexualidad y la pedofilia...claro que todo quedaba entre hombre (o jóvenes). Las mujeres para reproducir la especie y los hombres para la diversión y el buen vivir...una pena que aún muchos (incluso en España) piensen así.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Una curiosa visión de la mitología: nunca la miré desde ese ángulo. Pero sí, es cierto que no sólo la fuerza física, sino el saber, el conocimiento ha sido impartido preferentemente o en exclusiva al hombre y de esos palos este sombrajo. Saludos, Cayetano.

    ResponderEliminar
  3. Lo del machismo de la antigua Grecia se daba sobre todo en Atenas, donde las mujeres estaban siempre recluidas primero en casa del padre y luego con el marido. En Esparta la cosa cambiaba y la mujer gozaba de ciertos derechos, además al encargarse el estado de la educación de los hijos esto le permitía mayor libertad y podían realizar actividades públicas y además no iban a la guerra, había un dicho que decía "si los dioses te son propicios te harán nacer hombre en Atenas o mujer en Esparta"

    ResponderEliminar
  4. El machismo, tan típico de las religiones en general y tan típico en las sociedades mediterráneas en particular.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Magnífico razonamiento, si señor.
    De donde se deduce que Júpiter debió pensar: "Jooooder íios, con lo que nos gusta la juerga y las pesadas estas,con excepción de Afrodita que "sta güena" y no piensa demasiado, no nos dejan irnos de farra. Ahora verás, como soy el que manda, me deshago la aburrida tregua, o empate, y nos vamos de parranda".
    ¡Y es que al factor masculino, solar, le gusta lo propio: el juego, las amantes, la progenie y la diversión! Ja,ja, luego viene Saturno y les da hijas, "pa fastidiar." Beso.

    ResponderEliminar
  6. Carolvs: así que lo de "la mujer, la pata quebrada y en casa" no es un invento ibérico.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Lo de los griegos en relación a las mujeres era antológico. Lamentablemente aún tienen muchos discípulos dispuestos a seguirlos hasta el final aunque solo sea en eso.

    Feliz semana, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Francisco: está claro que para bien o para mal ahí andan nuestros orígenes culturales.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. José Luis: es cierto. Paradójicamente, la democracia ateniense era más machista que el régimen militarista espartano.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Juan: debe ser que el Mediterráneo influye poderosamente en ello. Algo muy curioso sin duda.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Emejota: y porque no había "fúmbol", que si no...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Pues sí...pero al menos no era una trinidad de varones y algunas de las diosas mandaban lo suyo y cuando se ponían puñet Heras :) eran de temer, que se lo pregunten a Hércules...yo creo que salimos perdiendo cuando los cambiamos :D

    Me ha gustado mucho el post, Cayetano

    ResponderEliminar
  13. Madame: en efecto, muchos discípulos a los que les conviene ese reparto de papeles.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Alma: o a los troyanos por el despecho de una diosa. Eran tremend@s.

    ResponderEliminar
  15. Curioso...
    Otro punto de vista de la mitología.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Arantza G.: de aquellos polvos vienen estos lodos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Los griegos eran machistas, y los romanos, y los fenicios, y los vikingos y los musulmanes...¿hay alguna civilización que no lo sea? ¿Qué pocos pueblos creen en una diosa? Todas las religiones monoteistas tienen un dios masculino, y así seguimos. Buen planteamiento de partida, Cayetano, aprovechable para las clases de Cultura Clásica y de Cambios sociales. Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Paco: pues sí que resulta difícil encontrar culturas no machistas, sobre todo y como dice Juan a orillas del Mediterráneo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Pues tienes toda la razón, Cayetano. De la religión primigenia, la prehistórica, aquella en que dominaba la Diosa Madre Tierra símbolo de un hipotético matriarcado en el mundo visible, se pasó a una sociedad dominada por el macho y a una religión idem de idem.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Carmen: o sea que podemos decir que el progreso de la humanidad trajo también muchas lacras como el machismo o la guerra. Nada hay como el "buen salvaje", que diría el amigo Rousseau.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Hola Cayetano:

    Todavía el Olimpo griego tiene algunos seguidores...que se dejarían la piel por ser mayoría y aplastar a las mujeres....

    Y pregunto yo: Estos machistas no recuerdan que nacen de una mujer?...O se les olvida?...

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Sí, Manuel, pero algunos tratan a sus madres como criadas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Delicado punto de vista aunque lleno de razones ciertas.

    Repasando la etapa de la Reconquista, descubrí el valor de las mujeres en la Edad Media y desde ese día cambió mi concepto sobre el machismo, ese que uno piensa que estaba instaurado desde siempre hasta que llegó la democracia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Si la sociedad fuera matriarcal, otro gayo nos cantaría. ¿Ves? En mi casa manda mi Fuensanta y nos va estupendamente.

    ResponderEliminar
  25. Será muy machista la mitología griega, pero muy hermosa.

    ¡Un abrazo y enhorabuena por la boda de tu hijo! ¡Mis mejores deseos!

    ResponderEliminar
  26. Me gustan estas lecciones...
    Y que verdad eso de el poder de los "dioses" hombres y como se las ingeniaban para "ladear" a las "diosas" mujeres...
    Así les fue, así nos va...
    ¡Qué poco hemos cambiado!....
    Besicos

    ResponderEliminar
  27. No conozco ninguna religión, por lo menos las más seguidas, que defienda o postule la igualdad entre sexos, sin ir muy lejos el apóstol Pablo considera que las mujeres están en una situación de inferioridad y deben obedecer a los hombres, de ahí la situación de las mujeres en la iglesia católica, cuando menos los anglicanos pueden ordenar mujeres, pero son situaciones excepcionales.

    ResponderEliminar
  28. Pues sí, es para gritar de Pan-ico, otro semidiós, un sátiro persiguiendo ninfas por el bosque al son de su flauta. Que poco ha cambiado el mundo. Un abrazo Cayetano.

    ResponderEliminar
  29. Senovilla: un tema en efecto "delicado", pero de gran arraigo en ciertas culturas a pesar de estar en el siglo XXI. Muchos pueblos no han abandonado aún su Edad Media.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Como debe ser, Antón. La autoridad es la autoridad. Si yo te contara...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Dissortat: coincido contigo. La mitología es hermosa, además de imaginativa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Cabopá: muy machistas estos griegos, pero de boquilla. Ya verás como alguna diosa despechada se las ingenia para liarla. Ver Troya. Jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Valverde de Lucerna: los anglicanos en este tema están a años luz de los vaticanistas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. DLT: no sé si me da más miedo el sátiro persiguiendo mozas cual Harpo Marx o las tres diosas acosando a Paris para que dijera cuál era la más bella. Se lio la de Troya, nunca mejor dicho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  35. Qué cierto, cayetano. Ya quedó claro desde el principio, cuando ese "reparto" del mundo se lo hicieron sólo entre los dioses varones. Es la dictadura del patriarcado.

    Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

    ResponderEliminar
  36. Amiga Isabel, sin caer en tópicos fáciles: el mundo es y fue muy machista, pero cuando una mujer sale mala no hay nada peor en el mundo (¿Te suena?)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Te deseo un feliz fin de semana.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Disancor: igualmente. Buen finde.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. En el cristianismo empieza a cambiar la corriente, me enterado que Lucifer es hembra.

    Saludos

    ResponderEliminar
  40. Eduardo: pues vaya consuelo. Otra más que se une al cortejo de mujeres perversas en la religión cristiana. Eva abrió el camino (nuestra Pandora particular)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Vale, vale pero vamos cambiando.
    Saludos amigo, desde mi Librillo

    ResponderEliminar
  42. Rosario: despacito, despacito... Dentro de otros ocho mil años ya habrá menos machismo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  43. Hola Cayetano, muy buen tema, las madres no debemos fomentar el machismo, empieza a veces, diciendo que quieren que el primer hijo sea varon, y despues que venga otro, para que se crien juntos. Pero ya se esta terminando eso de que si es hombre todo esta bien.
    Saludos

    ResponderEliminar
  44. Isthar: en efecto, no solo hay machistas entre los hombres. También entre las mujeres.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  45. ¡Excelente blog, Cayetano!

    De los griegos, judíos y romanos heredamos el machismo del cristianismo y de nuestro querido idioma castellano... o ¿me equivoco?

    Para colmo hablan de la igualdad de "géneros" cuando tendría que ser de sexo pues género es un accidente gramatical. Nuestra Presidenta se pasa de la raya y dice: "Todos y todas" para no ser machista.
    Desde Adán y Eva se impuso el machismo y no hay quién lo erradique... ¡Ya casi nos acostumbramos a ello!... jeje

    Un abrazo transoceánico, profe.

    ResponderEliminar
  46. Marta: bienvenida a esta tu casa y gracias por tus palabras. En efecto, somos el resultado de una herencia cultural para bien y para mal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar