viernes, 5 de diciembre de 2014

La historia no está escrita, pero tiende a repetirse.


Napoleón cruzando los Alpes. Obra de Jacques- Louis David 


La historia no la escriben los dioses.
Ni se conjugan los astros para dirigir nuestros destinos.
El devenir histórico no está trazado de antemano.
Los acontecimientos a lo largo de los tiempos no se deben a la casualidad ni a los caprichos del azar.
Pero llama poderosamente la atención, cuando nos ponemos a estudiar momentos importantes de la historia, que existen repeticiones, coincidencias concretas, como si la humanidad reincidiera cada cierto tiempo en una sucesión de estructuras o hechos de tipo cíclico. Por eso se habla de los ciclos en la historia. Y hay todo un cortejo de historiadores de renombre que insisten en ello (Spengler, Toynbee…).
Hoy traigo una idea que desde hace mucho me viene llamando la atención.
Y es la sucesión de tres formas de estado que se dan en la historia de forma consecutiva con cierta frecuencia:

MONARQUÍA          REPÚBLICA           IMPERIO

Una detrás de otra. 
Observamos en muchos casos cómo esas tres formas de estado se dan  en ese orden, como si se tratara de un ciclo obligado.


Ejemplos:

Grecia y Roma  en tiempos clásicos:
  
Las dos empiezan con monarquía, siguen con república o "democracia"  y de esta pasan a un sistema imperial (Alejandro Magno e Imperio Helenístico/ emperadores romanos)

Francia:

Monarquía de Luis XVI – Luego, Revolución y República – A continuación, Imperio napoleónico.
Después, tras la derrota de Napoleón,  repite el mismo esquema: restauración monárquica (Luis XVIII, Carlos X) – Revolución: II República (tras reinado de Luis Felipe de Orleans) - Segundo Imperio Francés (Napoleón III).

EEUU:

Colonias de la Corona Británica (Jorge III) en la costa este de América del Norte – Independencia de las colonias y República- Expansión de los EEUU por todo el territorio americano. Imperialismo (Doctrina Monroe).

Rusia:

Monarquía zarista –  Después, la revolución bolchevique (Formación de la URSS: Unión de Repúblicas, etc)- Imperio de Stalin tras la Segunda Guerra Mundial (Países satélites de Europa, "democracias populares" controladas por Rusia  y extensión de la Guerra Fría por el mundo).

Alemania:

Tras su unificación favorecida por la monarquía (Kaiser  Guillermo I y después Guillermo II) y la derrota en la Primera Guerra, viene la República de Weimar y tras ella el ascenso de Hitler con sus sueños de construcción imperial (III Reich).


 (También habrá excepciones y/o matizaciones a este modelo. Eso lo dejo para los comentarios y para la parte segunda que pondré en unos días)

40 comentarios:

  1. Maquiavelo también escribió sobre el tema http://elartedelaestrategia.blogspot.com.es/2011/02/revoluciones-esta-todo-inventado.html

    Otro ejemplo sobre lo que citas es el caso de China, pero pasó de tener emperador a ser una república, de ahí a una revolución y luego a imperio. Pero ellos siempre se han considerado como el Imperio del Centro.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maquiavelo era un sabio. Y los chinos van camino de un gran imperio.
      Un saludo, Carlos Martín.

      Eliminar
  2. Y en la Historia del Arte la sucesión de estilos se encadenan casi de la misma forma: clasicismo y barroco, y vuelta a empezar. Con las vanguardias se puede decir que se ha roto el esquema porque ahora ya no sabemos qué es arte y qué no lo es. O incluso se puede dividir el arte en dos categorías: figurativo abstracto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el barroquismo suele coincidir con una etapa de desmoronamiento del imperio, como pasaba en la España del siglo XVII o en el Helenismo.
      Un saludo, Carmen.

      Eliminar
  3. Realmente es curioso comprobar cómo se repiten los ciclos una y otra vez, sin que la experiencia parezca ser suficiente para corregir pasados errores y encauzar debidamente el rumbo de los acontecimientos. Pero esto que nos cuenta usted sobre las tres formas de Estado es verdaderamente curioso. Nunca me había detenido a considerarlo, pero resulta llamativo, en efecto.

    Feliz fin de semana largo.

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me llamó la atención el esquema tan repetitivo. Debe ser que estamos condenados a repetir la historia.
      Un saludo, madame.

      Eliminar
  4. Hola Cayetano:

    Si somos el único animal que tropezamos 20 veces con la misma piedra, y seguimos sin aprender de nuestros propios errores.

    España también fue Imperio...Ahora impera la corrupción...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel: sin duda, las que citas, son razones "imperiosas".
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Bien, acertada reflexión. Y hablando de ciclos Spengler era una de los postulardores de las 4 premisas que acaban cumpliéndose en prácticamente todas las ciilizaciones -por no decir todas-:
    - Inicio
    - Expansión
    - Florecimiento
    - Decadencia y fin
    * Italia: Monarquía (Humberto y Victor Manuel III), Mussollinni y Républica post-IIWW

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Spengler era un lince. Resulta curioso, como comentaba con Carmen, que en este esquema la etapa de decadencia suele venir acompañada de barroquismo en la expresión artística. Sumamente curioso.
      Un saludo, Félix.

      Eliminar
  6. Es probable que estos ciclos se deban a la naturaleza del ser humano, siempre en competencia con sus semejantes, luchando por el poder que le asegura la autoridad y el bienestar. El egoísmo, la envidia, la codicia, la ambición, etc. son características naturales de los humanos que les guían en la búsqueda del poder. Cuando lo consiguen, lo fortalecen, lo expande, etc. Los demás, la multitud dominada, movida por “hambre, odio, miedo” busca su liberación. Cuando la obtiene, es provisional y para unos pocos, los que ocuparan el lugar del poder; se cambia una autoridad corrupta por otra, que con el tiempo, en las siguientes generaciones, se corrompe también y la historia se repite.
    Saludos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser que sea así. Y que la historia sea una mera proyección de nuestras virtudes y de nuestras miserias. De ahí la tendencia a repetirse.
      Muchas gracias por el comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Discrepo del doctor, España también era corrupta cuando era imperio, de hecho creo que era incluso "más" corrupta, si eso es posible :) No me inspiran muchas simpatías los imperios, pero si me gustaría ver la III :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, Adra, no son términos excluyentes. España ha tenido corrupción en todas las épocas como norma. Durante el bienio conservador de la II República tuvimos el caso de la ruleta fraudulenta "estraperlo", un chanchullo como la copa de un pino.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. La corrupción forma parte de la condición humana y, en mayor o menor medida, de todos los sistemas políticos.Se da o se ha dado en todos los países con distinta proporción. La ventaja de la democracia liberal es que la corrupción se puede denunciar y, con mayor o menor éxito, perseguir. Esto no ocurre en los sistemas despóticos y totalitarios. Un caso como el del estraperlo hoy apenas sería citado en los periódicos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso casi nunca nos enterábamos de los casos que hubo durante la era franquista, salvo Sofico, Matesa... que fueron muy sonados. La corrupción es una constante en nuestra historia. Lo que habría que pedir a los políticos es un conjunto de medidas contundentes que la eviten o que la reduzcan al máximo, nada de prescibir delitos, nada de puertas giratorias, penas severas para que no se vayan de rositas, etc.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Está más que claro el carácter cíclico de la historia de los países.
    Lo que abunda en la idea de que somos más necios que otra cosa al repetir una y otra vez errores pasados.
    No obstante, quiero pensar que aunque solo sea a nivel personal, hay mucha gente que pretende aprender y ser cada vez mejor. No hablo de la clase política, claro.

    Abrazos, Cayetano!!

    PD: A nosotros nos toca República ¿no? Jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si nos tocará República o una democracia más decente, pero lo que no vamos a tener es imperio. La plaza está ya cogida.
      Un abrazo, Enrique.

      Eliminar
  10. Nunca se me había ocurrido pensar en que la repetición de los sistemas de gobierno tuviera una cadencia cíclica. Creo que faltan las Dictaduras como forma de gobierno ( no todas tuvieron un espíritu imperialista) que sufrimos hace años en nuestro país y que siguen sufriendo todavía en algunos estados. Nada nuevo bajo el sol.

    Saludos Cayetano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi, casi haces la entrada próxima. Va de eso que comentas, más o menos: sueños imperiales que acaban en una simple dictadura, como la que aquí padecimos. Una variante. Imperio y dictadura se suelen llevar bien.
      Un saludo, Ambar.

      Eliminar
  11. Tuve un profesor que hablaba en términos parecidos a los citados de por Félix, Hablaba de globos se empiezan a hinchar a expandir hasta que explotan, justo en el momento en el que hay otro que comienza a hincharse.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia muchas veces es eso: globos que revientan. El estallido es directamente proporcional a la resistencia del globo al hincharse. Miedo me dan los que aguantan demasiado sin reventar.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. Buenas reflexiones. Supongo que en el fondo, a pesar de todos los avances tecnológicos, los seres humanos nos seguimos moviendo por los mismos intereses y deseos, de ahí el carácter cíclico de tantas ideas y hechos. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es. No cambiamos apenas aunque los tiempos sean otros.
      Un saludo.

      Eliminar
  13. recuerdo que habia un profesor que hablaba de la curva sinusoidal de la historia y que algunas cosas se repiten. Y sin ir muy lejos! aqui en Peru en menos de 25 años las cosas empiezan a repetirse! como si todos hubieramos olvidado las burradas del pasado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las que refleja, por ejemplo, "Conversación en la Catedral" o las que hizo el señor Fujimori.
      Un saludo.

      Eliminar
  14. Simplemente tropezamos y tropezamos en la misma piedra. Y repetimos y repetimos los mismos modelos y con los mismos errores. A igual situación, igual solución...Aprendemos poco e innovamos menos.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es nuestro sino: repetir las mismas tonterías.
      Un saludo, Detalles.

      Eliminar
  15. Como el ajo.
    "Rezo para que mi nieto no repita mis errores"
    Besos.
    Buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo que me gusta el ajo, aunque repita.
      Un abrazo, Arantza.

      Eliminar
  16. Buena teoría Cayetano. Existe otra teoría conocida como la caída y sucesión de los imperios, a saber, Imperio Macedónico-->Roma-->Imperio Carolingio-->Monarquía HIspánica-->Imperio colonial británico-->Neo-imperialismo yankee.

    PD: la teoría clásica se detiene en España.

    Us saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre las caídas o la teoría incompleta versa la siguiente entrada, donde se verá por qué en España no se completó el ciclo.
      Un saludo, Carolvs.

      Eliminar
  17. El paso a dar debería ser la República pues ya tuvimos una democracia y actualmente tenemos el imperio de PP.
    Un abrazo.
    Elperroverde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No era una "república bananera"?
      Un abrazo para El perroverde.

      Eliminar
  18. Entonces siguiendo es secuencias, si queremos llegar a tener un imperio, antes hay que pasar por la III República, aunque en nuestro caso después de imperio nada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que esa secuencia es válida sobre todo para tiempos antiguos. El imperio lo quiso montar Franco pero no le dejaron.
      Un saludo.

      Eliminar
  19. La verdad es que estudiaré en profundidad tu idea, tratándola de aplicar a nuestra relativamente "joven" democracia (después de tantos años de dictaduras). Pero me temo que algo puede fallar, porque ahora se supone que en Argentina tenemos una Presidente electa (democracia), que se cree reina (monarquía) y pretende perpetrarse en el poder, junto a sus hijos y secuaces, vaya a saber por cuanto tiempo más (imperio del susto). Si, ya sé, ya sé, siempre nos salimos del molde!!! Jaja! Abrazo, Cayetano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El esquema es válido sobre todo para la historia que ya pasó. Lo de ahora es diferente. Y si es Argentina o España de lo que hablamos... para qué contar.
      Un abrazo, Patzy.

      Eliminar
  20. La historia se escribe sobre un serrucho, con sus picos y sus valles. Detrás de momentos de esplendor y crecimiento, el hombre decide echarlo todo por tierra.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que no tenemos remedio como especie. Siempre la acabamos jorobando.
      Un abrazo, Javier.

      Eliminar